Derecho Del Consumidor-Condenan a Una Entidad Bancaria a Abonar Daños y Perjuicios a Un Cliente Que Fue Objeto De Un Asalto Armado Fuera De La Sede De La Sucursal Donde Había Extraído Pesos y Dólares-El Banco Privado Como Profesional Se Encuentra Impedido De Alegar Caso Fortuito o Fuerza Mayor Como Situaciones De Imprevisión-

by Dra. Adela Prat on noviembre 9, 2017

-LA  CÁMARA  INCREMENTA  LOS  MONTOS  DE  CONDENA  EN  CADA RUBRO  e

INCLUYE  DOS  RUBROS  QUE  HABÍAN  SIDO  DESESTIMADOS  EN  1ª Instancia.

CONDENA  por  “DAÑO  PUNITIVO” ( art. 52 bis Ley Nº 24.240,texto Ley 26.361)-

*El  Deber  de  Seguridad  del  Banco  es  central   principal  y  no  accesorio (art.

42º  de  la  C.N. y  arts. 6º, 8º y 40º de  la  LDC)*

*Cáracter  de  Profesional   del  Banco.Ley  de  Entidades  Financieras.Obligación de

contar  con  divisorios  entre  las  Cajas  y  la  línea  del  público.

 

 

 

-Autos caratulados:

“Peyru, Héctor E. c/Banco de Galicia y Buenos Aires SA s/Daños y Perjuicios”

-Tribunal: –Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil

-Sala:  “K”

-Fecha:  18/09/2017.

-Cita: –IJCDLXXXII452

-Sumario-

1.Corresponde hacer lugar a la demanda de daños interpuesta por el actor en virtud del robo

con arma de fuegodel que fue víctima en la vía públicaluego de efectuar una operación en

una Sucursal del Banco demandado,en tanto que las pruebas aportadas permite responsabilizar

a la Entidad accionada, por violación de deber de seguridad previsto en el art.42º de la C.N. y

en los arts. 5º y 6º de la LDC 24.240, máxime cuando la relación jurídica existente entre las

partes, conlleva un deber de seguridad objetivo por parte del Banco demandado frente al

cliente y su incumplimiento trae aparejada responsabilidad objetiva“.

 

2.El Código Civil y Comercial de la Nación,en su art.1484, establece que las disposiciones re-

lativas a los Contratos de Consumo son aplicables a los Contratos Bancarios de conformidad

con lo dispuesto en el artículo 1093, del Código Civil y Comercial de la Nación.

 

3.En la relación de consumo el sistema hace recaer la obligación sobre el Proveedor, en tal

sentido y en relación específica al deber de seguridad que se desprende del art.42 de la CN

y de los arts. 5º, 6º y 40º de la Ley Nº 24.240, se ha sostenido que se trata de una obligación

central de carácter principal y autónomo a diferencia del rango de accesorio o secundario

que como deber de conducta se entendía emanado del principio rector de la buena fe  del

art.1198 del C.C.,erigiéndose en un derecho de los consumidores y usuarios, que trasciende

la  mera  expectativa  objetivamente  generada.

 

4.El banco privado, como profesional y protagonista de la planificación de sus funciones,

se encuentra impedido de alegar, en  generalel  caso  fortuito  o  de  fuerza  mayor como

situaciones  de  Imprevisióndado que  debe realizar  una  mayor evaluación de riesgos,

lo  que  permite  advertir  los  inconvenientes  propios  de  su  actividad.

 

-CÁMARA  NACIONAL  de  APELACIONES  en  lo  CIVIL-

Sala K

 

Buenos  Aires,  18  de  agosto  de  2017.

El Sr. Juez de Cámara, Dr. Ameal  dijo:

I.Contra la sentencia de primera instancia apelaron la demandada y la actora.

El respectivo traslado fue contestado.

 

II.  A N T E C E D E N T E S

El actor promovió demanda de daños y perjuicios a raíz del robo del que fuera víctima

el 04/08/2009 en la vía pública, luego de efectuar una operación bancaria en la sucur-

sal 21Colegiales-, del Banco de Galicia y Buenos Aires S.A.

 

Adujo que concurrió a dicha Sucursal alrededor de las 14:30 horas a fin de retirar una

suma de dinero en efectivo de una cuenta de titularidad de su esposa  y  realizar  una

compra  de  dólares  estadounidensesretirando las sumas de $ 13.600 y U$S 3.800.

 

Sostuvo que, tal como se desprende del DVD acompañado a la demanda, la atención

en  la  Entidad  bancaria  fue  lenta  y  caótica.Las diversas Cajas en las que se podía

operar carecían de divisores o inhibidores de visión y las largas filas impedían

un  verdadero  control  de  la  operatoria.

 

Finalizada la operación se retiró del Banco con el dinero en efectivo indicadosupra

y  abordó  el  automóvil  marca  Peugeot  205, dominio … de propiedad de su esposa

dirigiéndose al domicilio de su sobrina (NP) sito en Vuelta de Obligado Nº………..

a  fin  de  entregarle  el  dinero  que  había  retirado.

 

Cuando arribó al lugar,detuvo el rodado frente al acceso del garage del domicilio de

su sobrina, pudiendo observar que sobre la vereda de enfrente se detuvo una motoci-

cleta de gran cilindrada, con dos personas de sexo masculino.El  acompañante se ba-

jó rápidamente portando un arma de fuego.Luego se aproximó a la ventanilla del ro-

dado,se arrodilló mostrándole el arma, y lo amenazó diciéndole dame la guita que

recién sacaste del Banco o te mato“.

 

Justo en ese momento,bajó su sobrina.El delincuente que conducía la moto arrancó,

pasando por delante del automóvil,subió a la vereda y la arrinconó contra el vehículo,

al tiempo que le gritaba dale toda la plata o le disparo a ella“.Seguidamente,sintió

una explosión y un gran impacto en el interior de su cabeza,quedando muy aturdido,

advirtiendo que metían las manos dentro del saco que llevaba puesto.

 

Tras el hecho,los delincuentes se dieron a la fuga y una persona que se encontraba en

el lugar dio aviso a la Policía y solicitó una ambulancia debido a que el actor se encon-

traba herido de bala en el maxilar y semi inconsciente,siendo trasladado a la Clínica

Los Arcos“.

 

-Síntesis de la contestación de demanda-

El Banco demandado expone que: “De acuerdo con lo afirmado por Swiss Medical en

sus notas de Enfermería,lo manifestado por los testigos en el marco de la causa penal

y lo que surge del Informe Técnicobalístico,    se puede concluir que difícilmente el 

actor haya recibido el disparo de un arma de fuego calibre 9 mm directamente en

su rostro y a corta distancia“.

 

“De lo expuesto,se entiende que no se trató de una salidera bancaria, ya que fue

a varias cuadras del Banco y el actor habría concurrido a su domicilio particular.

 

Manifestó que el Banco de Galicia y Buenos Aires SA no puede suplir una responsabi-

lidad indelegable del Estado Nacional y como medidas de seguridad  sólo puede

tomar Personal de Seguridad,proveer garitas de vigilancia y actualmentepor norma-

tiva del Banco Central de la República Argentina-,colocar paneles divisorios en-

tre la línea de Cajas y el público,no  pudiendo  prever  ni  extender  medidas de

seguridad  y  vigilancia  fuera  de  la  misma  y  a  varias  cuadras  de  distancia.

 

Alegó que la Ley Nº 26.637 de Entidades Financieras,no resulta aplicable al caso,

toda vez que, no sólo es posterior al hecho de autos, sino que no es posible

extender la responsabilidad de las Entidades fuera del ámbito material  en que

se desempeña  la  actividad.

 

Y en cuanto a la normativa de protección al consumidor (arts.5º y 6º) manifiesta

que no se puede sostener que el derecho a la salud y a la integridad física estén

asidos a la regularidad del servicio financiero y  por  tanto, a cargo de las

entidades  que  lo  prestan.

 

III. -Sentencia  de  primera  instancia-

El Sr. Juez de grado, luego de analizar los elementos de juicio obrantes en la causa,

tuvo por probado los extremos invocados en la demanda y no habiendo la accionada

acreditado una causa ajena que la exonere de responsabilidad,hizo lugar parcial-

mente a la demanda de daños y perjuicios,condenado al Banco de Galicia y Bs As SA

a abonar al actor, dentro de los diez (10) días de notificada de la presentebajo aper-

cibimiento de ejecución,la suma de $ 184.000 y U$S 3.500intereses y costas.

 

IV. Agravios

Contra  dicha  decisión  se  alzan  ambas  partes.

La  demandada  cuestiona  la  responsabilidad  atribuidacomo  el  monto  concedido  en

concepto  de  daño moral“.

Considera que el Sr.Juez de grado no fundamenta en el fallo, la razón por la que concluye

que el Banco al suministrar un servicio bancario debió responder por el hecho de un terce

ro  por  quién  no  debe  responder,perpetrado en la vía pública  y  lejos  de  la  sede  de la

sucursaldonde  la  entidad  no  tiene  posibilidad  alguna  de  actuar. Sostiene  que  el

robo  es  un  hecho  imprevisible  y  los  recaudos  adoptados  por  su  parte  fueron  confor-

me  con  la  normativa  aplicable  al  momento  del  suceso.

 

V.La actora,por su parte,apela las partidas indemnizatorias otorgadas por incapacidad

física“, “daño psíquico y tratamiento psicológico“, “daño moral” y  “reintegro de sumas

robadas como asimismo la desestimación de los rubros lucro cesante“,”daño punitivo

y “gastos de seguridad privada“.

 

VI. -Fundamentos  de  la  Sentencia  de  Cámara-

Dado que la pieza cuestionada (expresión de agraviosda cumplimiento con lo dispuesto x

el art.265 del Código Procesales que será desestimada la pretensión de declarar desierto

el recurso de apelación interpuesto por el actor.

 

Atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación(Ley nº 26.994

y su modificatoria Ley Nº 27.077),de conformidad con lo previsto en su art. 7º y teniendo en

cuenta la fecha de los hechos ventilados en autos,resultan de aplicación al caso las normas del

Código Civil de Vélez.

 

La  ley  aplicableentonceses  la  ley  vigente  al  momento  de  la  constitución  de  la  rela-

ción  jurídicacuyas  consecuencias  se  encuentran  agotadas.

 

VII.”El hecho delictivo que dio lugar a la presente litis y del que fuera víctima el actor está

acreditado a través de los distintos elementos de juicio obrantes en la causaque  han  sido

valorados ampliamente por el Sr.Juez aquo y que permiten tener por demostrado  que  el

04/08/09,a las 11:36 aproximadamente,el actor,luego de adquirir U$S 3.500 en efectivo

del banco de la demandada,y retirarse de la entidad referida,resultó víctima de un violento

robo, en circunstancias  en  que  aguardaba, a  bordo  de  un  vehículo  Peugeot  205,  que

su  sobrina  bajara  desde  su  casa  a  fin  de  entregarle  el  dinero.

 

“A  ello se  refiere  la causa  penal  nº 39.577/09  que tramitó ante la Fiscalía Nacional en

lo Criminal de Instrucción Nº 28 caratulada NN robo con armas, dam: PeyrúHéctor E.”

y  donde  el  Subinspector  interviniente  relató  que  el  día  del  hecho  a  las  12:00  horas

aproximadamente, al  llegar  al  lugar  (Vuelta de Obligado Nº…)  pudo  observar  que  un

automóvil  marca  Peugeot  205, color  verde, dominioestacionado,encontrándose en su

interior  una  persona  de  sexo masculino  que  le  refirió  los  hechos  en  la  forma vertida

en  la  demanda, dando  cuenta  asimismo  de  los  dichos  de  la  sobrina  del  actor.

 

VIII.Por tales consideraciones, y si mi voto es compartido propongo:

I.Modificar  la  sentencia  recurrida  incrementándose  los  montos  acordados en concepto

de incapacidad física“,”daño  psíquico y gastos de tratamiento” y “daño moral” a  las  su-

mas  de  $ 100.000,  $ 140.000,  $ 30.000  y  $ 90.000;

II.Revocarla  haciéndose  lugar  al  rubro lucro cesante” y “costo de seguridad privada“,

por  las  cantidades  de  $ 20.000  y  $ 28.000  con  más  intereses  a  computarse conforme

pautas  establecidas  por  el  aquo;

III.Imponer  en  concepto  de  daño  punitivo  en  beneficio  del  actor,una  multa  de  pe-

sos $ 100.000  en  los  términos  del  art. 52 bis de  la  Ley Nº 24.240 (texto Ley Nº 26.361);

IV.Confirmar  en  todo  lo  que  decide  y  ha  sido motivo  de  agravios;

V.Imponer  las  costas  de  Alzada  a  la  recurrente  sustancialmente  vencida (art.68,CPCC).

 

Los Dres. Hernández  y  Álvarez,por las consideraciones y razones aducidas por el Dr.Ameal

votan  en  igual  sentido  a  la  cuestión  propuesta.

———————————————————–

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: