-Inversión De La Carga De La Prueba-Corte De Mendoza Confirma Sentencia Que Responsabiliza a “YPF SA” Por La Salinización Del Agua Del Pozo De La Parte Actora-Se Debe a La Actividad Petrolera y La Demandada No Acreditó Haber Probado Su Falta De Responsabilidad-

by Dra. Adela Prat on noviembre 7, 2017

-INVERSIÓN  de la CARGA de la PRUEBA-

CORTE  de  MENDOZA  SIGUIENDO  un  PRECEDENTE  RESPONSABILIZA  a  YPF SA

por  la  SALINIZACIÓN  del  AGUA  del  POZO  en  el  Inmueble  de  Propiedad del  Actor

***Sostiene  que  YPF  SA  debió  acreditar  su  Falta  de  Responsabilidad  en  la  Cuestión***

***Debe  abonar  al  Actor  los  daños  y  perjuicios  ocasionados.Reformula  cálculo  de  Lucro

cesante***

 

 

-Autos  caratulados:

“Gioachini,  Adolfo  c/ YPF  SA  s/Daños y Perjuicios”

-Tribunal:  –Suprema  Corte  de  Justicia  de  Mendoza

-Sala:  -I-

-Fecha:  24/08/2016.

-Cita:   –IJCDLXXXIII80

 

 

-SUPREMA  CORTE  de  JUSTICIA  de  MENDOZA-

 

Mendoza,  24  de  Agosto  de  2016.

A N T E C E D E N T E S

 

A  fs. 40/62  YPF S.A. interpone recurso extraordinario de inconstitucionalidad en contra de

la resolución dictada por la Tercera Cámara de Apelaciones en lo Civil,Comercial y Minas de

la Primera Circunscripción Judicial

 

Se  admite  el  recurso  deducido  y  se  ordena  correr  traslado  a  la  parte  contraria, quien

contesta  solicitando  su  rechazo  con  costas.

 

Posteriormente  se  agrega  el  dictamen  del  Sr.  Procurador  General  del  Tribunal.

 

De conformidad con lo dispuesto en el art.160 de la Constitución de la Provincia, se plantean

las  siguientes  cuestiones  a  resolver:

Primera cuestión:¿Es  procedente  el  recurso  de  inconstitucionalidad  interpuesto?

Segunda cuestión: En  su  caso, ¿qué  solución  corresponde?

Tercera cuestión: Costas.

 

la  Primera  cuestión  el  Dr. Alejandro  Pérez  Hualde  dijo:

 

I. Relación  de  la  causa.

Los  hechos  relevantes  son,  sintéticamente,  los  siguientes:

 

1.El  actor  demanda  a  YPF  S.A.  a  fin  de  que  se  le  abonen  los  daños  producidos  por  la

salinización del pozo situado en su propiedad,la que atribuye a las malas prácticas petroleras

realizadas por la demandada.Relata que se dedica al cultivo de vides y se encuentra rodeado

de pozos petroleros, cañerías de oleoductos y piletas de evaporación o infiltración.

 

Invoca la responsabilidad extracontractual del demandado fundada en los arts.1113 y 1109 del

Código Civilhoy derogado-.Ofrece como prueba los expedtes. administrativos Nº 226.016/00,

1105C9903834,  834F00  y  224538 de la DGI.

 

II.-Sentencia de Primera Instancia-

 

Hace lugar a la demanda interpuesta por el actor, por la suma de $ 2.264.279.

Concluye que del análisis de la pericia química y de agronómica surge que el agua que usa el

actor para el riesgo de sus cultivos tiene un alto grado de salinidad y conductividad que hace

que aquella no sea apta para la mayoría de los cultivos.

Atribuye la responsabilidad a la actividad petrolera desplegada por la demandada en la

zona de Ugarteche.

 

Consideró que si hay incertidumbre científica en relación a la contaminación invocada por el

actor, debe aplicarse elprincipio precautorio que coloca la carga de la prueba acerca de la

existencia del vínculo causal con el daño y la actividad,en  el  plano  de  una  comprobación

relativa y obliga a la Empresa YPF, probar científicamente la falta de conexión causal.

 

-Recurso-

Apela  la  demandada  YPF S.A.”.

 

-Sentencia  de  Cámara  confirmada  por  la  Corte-

 

A fs.1723/1745 admite parcialmente el recurso interpuesto por YPF S.A. modificando la

sentencia anterior en cuanto a los montos indemnizatorios,  dejando  subsistente  la 

responsabilidad  de  la  demandada.

Recordó que el Perito Agrónomo sostuvo que la presencia de sodio  no  es  propia  de  la

agricultura;  pero  sí  de  la  actividad  minera  y  petrolera.

Los Estudios que la demandada acompañó no pudieron tener el control de la contraria,

por  lo  que  no  pueden  prevalecer  sobre  las  pericias  o  experticias.

 

El  perito  ingeniero  en  petróleo  explicó  que  el  agua  de  purga resultante de la

actividad petrolera tiene alta salinidad por el contenido de cloruro de sodio y que esas

aguas  contaminan  los  acuíferos  y  son indiscutiblemente riesgosas (citado en la

sentencia).

 

Finalmente destacó que en la década del 90 si bien se controló la explotación petrolera,

hay  un  retardo  en  la  remediación  que  afectó  seriamente  las  aguas.

 

*La pericia del Ingeniero Agrónomo  no  fue  impugnada  ni  observada por YPF S.A.

por lo que se aprecia como “consentida”.

 

*A YPF S.A. titular de una actividad riesgosa para el Medio Ambiente y para bienes de

terceros,estuvo en mejores condiciones  de  probar  la  inocuidad de sus acciones.

 

*El Juez de 1ª Instancia rebate con solvencia los argumentos del Perito Ingeniero en

petróleo.Afirma que éste no despeja el tema.Además  en  el  expte. administrativo

226016, surge que se han constatado diversos incumplimientos de YPF S.A.:

 

(i) Que se han encontrado caños abiertos en diversos pozos abandonados;

(ii) Que el pozo U72 (cercano al inmueble del actor) es considerado unpasivo

ambiental vigente” y que se encuentra dentro del Programa de saneamiento“;

 

La Cámara sostiene que los reclamos dedaño emergente”  y  “lucro cesante se

funden en este último rubro,siempre que se trató de producción óptima frustrada,

no de producción existente deterioriada.

 

Estima que el lucro cesante reclamado y probado debe limitarse a los años 2001,

2002   2003  porque  se  requieren  120 días de regadíos para remediar la si-

tuación y se trata de una (1) cosecha anual.Considerando la pérdida de producción

del  70%  durante  esos  3  años  respecto  al  rinde  óptimo,conforme el pre

cio del quintal  acreditado en  2014  (Fecha de la Sentencia) y  deduciéndole  el

costo  de  producción  del  40,50%,  arriba  a  una  ganancia  neta  frustrada

de  $ 826.436,48.

 

-Precedente-

Muy recientemente, con fecha 4/7/2016,esta Corte se expidió en un caso de características

similares al presenteal dictar sentencia en los autosMaestroeni, José c/ YPF SA s/daños 

y perjuicios“,oportunidad en la cual atendió el reclamo de daños de un propietario de una

finca de la zona de Ugarteche,ocasionados por la actividad petrolera desplegada por YPF

daños traducidos en la salinización de las aguas de un pozo del actor.

 

Allí sentenció que la acción debía acogerse por aplicación de los principios generales del

Derecho de Daños y el artículo 1.113 del Código Civil vigente en ese momento.

 

-Análisis  del  caso  concreto-Importante

 

“Esta sentencia debe resolver si resulta arbitraria la sentencia que considera que debe

probar la Empresa petrolera por encontrarse en mejores condiciones  que  el dueño de

la finca afectado por la contaminación del acuífero,que la actividad hidrocarburífera

no ha producido la contaminación del acuífero denunciadarazón  por  la  cual

si  ello  no  ocurre,  debe  responder  por  los  referidos  daños.

 

De esta forma, el problema probatorio se resuelve a favor del sujeto débil procesal,

por imperio de las nuevas orientaciones(*).

Asimismo, el concepto de la carga de la prueba ha visto exceptuada su aplicación en

situaciones donde las cuestiones debatidas exigen echar mano de presunciones le

gales y judiciales, y más actualmente se ha visto flexibilizado en concreto con

la “teoría de las cargas probatorias dinámicas”(**).

 

“Resulta razonable imponer la carga de la prueba a la demandada,en una acción

por daño ambiental individual,producido por contaminación de agua, por estar

en mejores condiciones que la actora para probar sus afirmaciones,dado que la

demandada se dedica a la actividad petrolera, de  manera  profesional,

y cuenta  con  técnicos  expertos  en  la  materia.

 

Asimismo se ha propuesto como útil la prueba producida en otros juicios, con

el debido control de la otra parte, y se ha afirmado también  la viabilidad de

que  el  Juez  funde  su  criterio  en  base  a  probabilidades.(***).

 

Por todo ello,se entendió que no resultaba arbitraria la sentencia que pre

sumía que la contaminación de los pozos de la actora, se debe a la actividad

petrolera realizada en la zona,que imponía a la demandada la carga de pro-

bar o demostrar lo contrario, debido a las siguientes circunstancias:

 

(i)Los incumplimientos de la accionada a las normativas ambientales en

las  locaciones  cercanas  al  inmueble  de  propiedad  del  actor.Tal como se

analizó en “Mastroeni” existen exptes administrativos con numerosa can-

tidad de prueba sobre las deficiencias ambientales en que incurrió  YPF SA.

 

(ii)El mal manejo de las aguas de purga y desechos de su actividad tiene la

virtualidad  de  producir  la  salinización  de  las  aguas  y  de  los  suelos;

(iii)El  Perito  agrónomo  acreditó  que  el  manejo  del  suelo  por  parte

del  actor  es  el  correcto;

(iv)Se han encontrado elementos de traza en agua en algunos pozos de

la zona y materiales tales como el estroncio;

(v)Las  pericias  demuestran  que  el  agua  de  los  pozos  presenta  una

alta  conductividad  eléctrica;

(vi)Existen  informes  técnicos  que  indican  como  muy  probable  que

la  alta  conductividad  de  los  pozos  se deba  a  la  actividad  petrolera

en  la  zona.

 

-S E NT E N C I A-

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente,la Sala 1ª de la Excma.

Suprema Corte de Justicia de Mendoza,fallando en definitiva,resuelve:

 

I.Rechazar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la parte

demandada;

II.Confirmar la decisión obrante a fs. 1723/1745 dictada por la Tercera

Cámara  de  Apelaciones  en  lo  Civil Comercial  y  Minas,  de  Paz  y

Tributario  de  la  Primera  Circunscripción  Judicial;

III.Imponer  las  costas  de  esta  instancia  a  la  recurrente  vencida.

(art. 36.1 del CPCC).

IV. Regulación de honorarios.(arts13, 15  y  31  de  la Ley  3641).

Notifíqueseofíciese.

 

 

 

-Citas-

(*)”Del Paradigma de la Certeza al Paradigma de la Incertidumbre como Criterio

de Decisión Judicial en Materia Ambiental de Ernesto Kamada, 15/06/2012.

 

(**) “Código Procesal Civil de Mendoza“, Coord. Horacio G. Gianella, Edit. La

Ley, Buenos Aires, 2005, págs.168/169.

 

(***) Cfr. Augusto M. MorelloNéstor A. CafferattaEdit. RubinzalCulzoni,

1ª edición2004, pág. 240.

 

(iv) Incumplimientos  comprobados  de  la  demandada:

(a) Acta Nº 1864del 4/11/2000=Derrame de gasoil en la periferia de

las  locaciones;

(b) Acta Nº 1866=comprueba la existencia de una represa abandonada

con afloramiento;

(c) Acta Nº 767=Observa que vieja Locación de pozo con una pileta de

infiltración en desuso con abundante petróleo seco,petróleo con agua

dulce y sin remediación;

(d)Los 22 pozos relevados no cumplen con la Resolución 5/95 de la

Secretaría de Energía, según la Dirección de Policía de Agua.

 

(v) Fundamento del rechazo del Recurso de Inconstitucionalidad:

Se ha sostenido que el Recurso de inconstitucionalidad tiene carácter excepcional.

Por ellolas causales se interpretan restrictivamente, evitando que la Corte se con-

vierta en una tercera instancia ordinaria, y contraviniendo, de ese modo todo, el

sistema recursivo (L.S. 223176).

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: