Impuesto a La Ganancia Mínima Presunta-La Cámara Coincide Con El Tribunal Fiscal Nación En Cuanto Revocó La Resolución AFIP-DGI Determinativa De Oficio De Aquel Gravamen-Precedente CSJN “Hermitage”-

by Dra. Adela Prat on octubre 9, 2017

LA  ACTORA  ACREDITÓ  LA  INEXISTENCIA  DE  GANANCIA  MÍNIMA

PRESUNTA  en  los  términos  del  precedente  CSJN  “HERMITAGE” –

***Importancia  del  Dictamen  Pericial  Contable***Debe  revocarse  el

ajuste  pretendido  por  el  Fisco  Nacional***

 

-Expediente Nº  6.402/2016-

-Autos  caratulados:

“Fideicomiso  Santa  Teresa  c/ DGI  y  otro  / Recurso  Directo”

-Tribunal:  –Cámara  Contencioso  Administrativo  Federal

-Sala:  V

-Fecha:  06/2017.

-Cita: –www.abogados.com.ar

-Sumario-

Impuesto  a  la Ganancia  Mínima  Presunta.Determinación de

oficio, con  multa  por  defraudación  e  intereses. Contrato de

Fideicomiso.Acreditación de la inexistencia de  renta mínima

presumida  por  la Ley  del  gravamen. Precedente CSJN  in

re: “Hermitage“.Confirma resolución  que  revocó  la

resolución (AFIPDGI).

 

-CÁMARA  CONTENCIOSO  ADMINISTRATIVO  FEDERAL-

Buenos  Aires,    de  junio  de  2017.

Vistos  y  Considerando:

Los  Sres.  Jueces  de  Cámara,  Dres.  Guillermo  F.  Treacy  y  Pablo

Gallegos  Fedriani  dijeron:

 

I.La  Sala  C, del  Tribunal  Fiscal  de  la  Nación hizo  lugar  al  recurso  de

apelación  interpuesto  por la  Firma Fideicomiso  Santa  Teresa y revocó

la Resolución Nº 14/11 (DV NRR1), dictada por el Fisco Nacional  (AFIP 

DGI).Impuso  costas  por  su  orden.

 

Por  conducto  de  la  citada  resolución  administrativa,la Administración

determinó de oficio el Impuesto  a  la  Ganancia  Mínima  Presunta  de

la  actora, por los períodos fiscales 2004, 2005 y 2006, con más  intereses

y le aplicó la multa por defraudación por el período fiscal 2004, (arts. 46

y 47, inc. d) y e) de la Ley Nº11.683) y difirió el tratamiento de la sanción

para los períodos fiscales 2005  y  2006 (cfr. art. 20,Ley Nº 24.769).

 

Para decidir como lo hizo, el tribunal de grado recordó queel objeto que

subyace  al  contrato de Fideicomiso  bajo  análisis  es  la  adquisición del

predio y la realización de las obras de urbanización, no la mera entrega

en garantía de los aportes dinerarios que realizó el Fiduciante“.  En  este

sentido,destacó que las constancias de la causa debían ser analizadas a

la luz de lo resuelto por la CSJN en la causa Hermitage SA“(Fallos:333

:993).A partir de ello, consideró que a través del dictamen pericial  (fs.

172/174 y 209/211la actora había acreditado que durante los períodos

fiscales impugnados no se produjo la ganancia mínima presumida por 

la  ley  del  gravamen.

 

Por esta razón,aquel resultaba confiscatorio y violaba el principio de

legalidad,en los términos indicados por el Máximo Tribunal en el prece-

dente antes citado.Impuso las costas por su orden.

 

II.A fs.255/257 la parte actora interpuso recurso de apelación y fundó

sus agravios,los que fueron contestados por la demandada a fs. 269/73.

 

En su memorial cuestionó la imposición de costas por su orden,ya que al

haber resultado vencedora consideró que las costas debían ser soportadas

por la demandada vencida.Además, alegó que frente al dictado del citado

precedente de la CSJN,su contraria no se había allanado y mantuvo en

pie su pretensión.

 

III.A fs266 apeló el Fisco Nacional (AFIPDGI) y  expresó  agravios  a

fojas  294/296.

 

Allí,se agravió en cuanto a que la resolución apelada  acogió el recurso de

la actora,ya que a su entender-, aquella no logró acreditar  “con  las

pruebas que produjo, que efectivamente la renta presumida por la ley no

haya existido”.Ellotoda  vez  que su parte desconoció y  se opuso

a la agregación del dictamen pericial contable  producido en el Incidente

de Litigar sin Gastos.Aclaró que la actora había desistido de esa prueba

y quepor ese motivo la resolución apelada resultaba arbitraria.

 

Luego describió el circuito comercial desarrollado por la actora y el mo-

do por el cual a su entender-, se produjo la renta gravada.

Además,cuestionó las conclusiones a las que arribó el Tribunal Fiscal con

respecto a la mencionada pericia.Citó  dictámenes de  Asesoría Técnica

en apoyo a su postura.

 

IV.A fs. 317/320 dictaminó el Fiscal General de Cámara y reseñó lo

expuesto por la CSJN en las causasHermitage” y “Diario Perfil SA

(del 11/2/14) y “Mera Miguel Ángel“(19/3/14).En ese sentido,puso de

resalto que lo resuelto en tales precedentes, se basó en circunstancias

fácticas y probatorias obrantes en c/causa en torno a la comprobación

de la renta presumida legalmente en cada caso.  Por ese motivo,

sostuvo  que  ésta  era  una cuestión  ajena  a  su  competencia.

 

V.Conforme surge de lo expuesto,los agravios del Fisco Nacional relativos

a la improcedencia de la agregación del dictamen pericial y la omisión de

la actora en desvirtuar la presunción de la renta mínima gravada,

en los términos  de Hermitage“,Fallos:333: 993, remiten al análisis de

circunstancias  fácticas y probatorias verificadas en la presente causa.

 

Con respecto a esta materia,esta Cámara destacó que el carácter limitado

del recurso previsto en el art.86, incb),Ley 11.683  en  lo  que  al  punto

respecta.En efecto, es dable estar en principio-, a las conclusiones 

del Tribunal Fiscal  sobre  los  hechos  probados.(*)

 

“Sin embargo,dicha regla general puede ceder no sólo cuando se haya

omitido sustanciar o incorporar al proceso determinados hechos o material

probatorio conducente para resolver la cuestión en debate, sino ante

supuestos de arbitrariedad, ilegalidad o irrazonabilidad  en  la

apreciación  de aquéllos (esta Salain re: “Del Buono“,del 15/03/07).

 

“En otras palabras,el recurso impetrado no da acceso a una instancia

ordinaria  que  haga  posible  una  nueva  decisión  sobre  la 

prueba  y  sobre  la  conclusión  a  la  que  dicho  órgano  jurisdiccional

hubiera  arribado  al  ponderarla,salvo supuestos  de error manifiesto

(esta Sala, “Amadeo Camogli y Ciminari SC“,del 1/11/07)situación  que

aquí  no  se  verifica.

 

V.1.Cabe destacar que no asiste razón a la recurrente  en cuanto alega

que el Tribunal Fiscal no poseía facultades para incorporar el dictamen

pericial realizado en el marco del Beneficio de Litigar sin gastos,en el que

intervinieron las mismas partes.Ello así,debido a que el art.164 de la Ley

nº 11.683prescribe que el Tribunal Fiscal de la Nación impulsará de oficio

el procedimiento teniendo amplias facultades para establecer la verdad de

los hechos y resolver el caso independientemente  de lo alegado por 

las partes”.

 

En efecto, se ha dicho que la misión encomendada a dicho Tribunal, no

sólo constituye un requisito indispensable de una decisión jurisdiccional

justa, dictada con arreglo  a la verdad jurídica objetiva, sino también 

computada  la  naturaleza de derecho público, no disponible, que revisten

las obligaciones tributarias (Fallos: 290:195).Por ello, la interpretación

de dichos dispositivos procesales no puede prevalecer sobre la

necesidad  de  dar  primacía  a  la  verdad  jurídica  objetiva, de

modo que su esclarecimiento se vea turbado por un excesivo rigor formal,

incompatible con un adecuado servicio de justicia y el las reglas del debido

proceso,máxime cuando la necesidad de acordar prevalencia a la primera

reconoce base constitucional (arg. art. 18, de la C.N.,Fallos:339:444).

 

“A partir de ello, en tanto que el Tribunal Fiscal está llamado a establecer

la verdad jurídica objetiva se infiere que no existía  impedimento alguno

para que éste incorporara el dictamen pericial elaborado en el Incidente de

Litigar sin Gastos.Máxime ello, en cuanto a que no está controvertido

que ese proceso estaba integrado por las mismas partes los  peritos 

propuestos  por ambos litigantes participaron en su elaboración y

arribaron a conclusiones coincidentes en cuanto a los resultados

contables de la actora durante los períodos fiscales involucrados.

 

En función de las conclusiones arribadas por los expertos, la actora sostuvo

que “los  puntos de pericia propuestos en el Incidente de Litigar sin Gastos

inciden y son suficientes para resolver también la cuestión de

fondo” a la luz de la doctrina sentada en la causaHermitage“.Por tales

motivos,desistió de la producción del único punto de pericia que había

ofrecido en su recurso.A partir de ello, el tribunal aquo tuvo por agregado

el dictamen pericial  y corrió traslado al Fisco Nacional.Ahora bien,

este último se limitó a oponerse a su agregación al Expte., ya  que

nada  aporta  a  la  resolución de la presente  causa”  y  no  realizó

crítica  fundada  de  las  conclusiones  allí  arribadas.

 

“En este sentido, la postura asumida por la parte no resulta suficiente

para revocar la sentencia apelada, toda vez que el tribunal de grado tenía

el deber de perseguir la verdad objetiva, dio participación a la ahora

recurrente en la producción de la prueba y puso en su conocimiento los

resultados allí arribados.  Por tales motivos, no resulta procedente

el agravio de la demandada relativo a la arbitrariedad de la resolución

apelada.

 

V.2.Sentado ello, cabe recordar que en el precedente Hermitage“, la

CS declaró la inconstitucionalidad del Impuesto sobre la Ganancia

Mínima Presunta,  cuando las circunstancias de la causa acreditaran

la ausencia de esa renta mínima presumida por la ley del gravamen.

 

En este sentido,el Tribunal Fiscal de la Nación estimó quelos peritos

contadores designados a propuestas de la  partes, ilustan el Estado de

Flujo de Efectivo,efectuando el detalle de los orígenes de los Fondos

por los respectivos períodos y en qué fueron aplicados.    De  la

información brindada surge que el total de los montos aportados

por los beneficiarios fue aplicado al pago del terreno, obras de

infraestructura y otros gastos relacionados,es decir, la totalidad

de los Aportes fueron iguales al costo del Emprendimiento, y que al

momento del traspaso al Consejo de Propietarios,no se consignan

fondos al cierre o para el período 2004, se  observa  una  ínfima

diferencia,la  que  los  expertos  atribuyen  al  redondeo  entre  

Ingresos  y  Egresos.

 

Por tales motivos, en  función  de  la  doctrina  sentada  en  el  citado

precedente  de  la  Corte  Suprema,  el  tribunal  de  grado  concluyó

que  debía  revocarse  el  ajuste  pretendido  por  el  Fisco  ya  que

con la  prueba  rendida en autos se  ha  acreditado  que  la  renta

presumida  por  la  ley  no  ha  existido  en  cabeza  del  fidei

comiso  recurrente”.

 

Cabe  destacar  que  resulta  procedente aceptar  los resultados

arribados  en  el dictamen pericial tal como lo hizo el Tribunal

Fiscal de la Nación,  ya  que  no  se  evidencia  que  las  

conclusiones  allí  alcanzadas  presenten  errores  

manifiestos.(arg.Fallos: 331:2106).

 

Por  tales  motivos, en  tanto  no  existen  elementos  de  mérito

que  justifiquen  una  nueva  decisión  sobre  la  prueba (cfr.art.

86, inc. b),Ley 11.683),corresponde  estar  a  las  conclusiones

alcanzadas  por  el  Tribunal  Fiscal, en  el  sentido  de  que  la

actora  logró  demostrar  la  falta  de  ganancia  mínima

presunta  en  los  términos  de  “Hermitage“.(Fallos333 :

993).

 

VI. Por  las  razones  que  anteceden, corresponde  rechazar

el  recurso  de  apelación  interpuesto  por  la  demandada,

y  confirmar  la  resolución  de  fs.  249/252, en  cuanto

revoca  la  resolución  administrativa  apelada.

 

En  lo  que  concierne  a  la  distribución  de  las  costas  en  el

orden  causado,también  se  debe  confirmar  lo  decidido  por

el aquo, ya  que  las  particularidades  del  caso y ausencia de

jurisprudencia  uniforme,   pudieron  generar  expectativas

razonables  en  la  demandada  acerca  del  éxito  de  su

pretensión.(arg. art.68,2da. parte del CPCCN).

 

VII.      De  acuerdo  con  las  consideraciones  que  anteceden,

corresponde  rechazar  los  recursos  de  apelación  interpuestos

por  ambas  partes  y  confirmar  la  resolución  apelada  con

costas  de  Alzada  en  el  orden  causado  en  atención  al  modo

en  que  se  decide (art. 71del  CPCCN).

 

El  Sr. Juez  de  CámaraDrJorge  F. Alemany  adhiere  en

lo  sustancial  al  voto  que  antecede.

 

Atento  lo  expuesto,  el  Tribunal  RESUELVE:

Rechazar los recursos de apelación interpuestos

por el Fisco Nacional  (AFIPDGI)  y  por

Fideicomiso Santa Teresa” y confirmar el decisorio

apelado,con  costas de esta Alzada en el orden causado.

(cfr. art.71,  del  CPCCN).

 

Fdo.:

Guillermo  F.  TREACY.

Jorge  F.  ALEMANY.

Pablo  GALLEGOS  FEDRIANI.

————————————-

fideicomiso  recurrente”.

 

 

 

 

 

 

-CITAS-

(*)Cfr. Sala I, in re: “Merlino Automotores SA“, del 12/03/09; Sala II,

in re: “Frigorífico Marejada SA“,del 29/12/09; Sala IV, “Agropecuaria

Laishi SA“,del 15/04/10; esta Sala, in re: “Del Buono,Jorge Luis“,del

15/03/2007, entre otros.

actora

SA”

respecto

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: