Revocación de la Resolución 131/2008(de la C.N. de D. de la C.) Por Incompetencia del Órgano Emisor.Corresponde Dictarla a la Secretaría de Comercio y a la C.N. de D. de la Competencia

by Dra. Adela Prat on abril 20, 2015

REVOCACIÓN  DE  LA  RESOLUCIÓN  131/2008(C.N. de D. de la C.)  POR  

INCOMPETENCIA  DEL  ÓRGANO  EMISOR.CORRESPONDE  DICTARLA  A  LA

 SECRETARÍA  DE  COMERCIO  Y  A  LA  C.  N.  DE  D.  DE  LA  COMPETENCIA.

RESUELVEN  QUE  NO  ES  NECESARIO  LA  INTERVENCIÓN  DE  LOS  TRABAJADORES

EN  CUANTO  LA  LEY  IMPONE  LA  INTERVENCIÓN  DE  LOS  SINDICATOS.

CSJ 94/2.012  (48-F) c/ CS1

Recurso de Hecho

“Federación Única de Viajantes de la Rpca. Argentina y otro c/Yell Argentina

S.A. s/cobro de salarios” – CSJN – 07/04/2.015.-

La Corte Suprema de Justicia de la Nación con el voto de sus Ministros  SresDres.  

Ricardo Luis Lorenzetti, Carlos S. Fayt, Juan Carlos Maqueda y de la Sra. Dra. Elena I.

Higton de Nolasco dictó la siguiente SENTENCIA:                                                                            

I. Hacer lugar al Recurso de Queja,

II. Declarar procedente el Recurso Extraordinario, y

III. Dejar sin efecto la sentencia apelada. Con costas.

A.-Sentencia de la C.N.A.del Trabajo dejada sin efecto-

La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, al confirmar la sentencia

de primera  instancia, rechazó la demanda, promovida  por  la  F.U.V.R.A. y  por  la 

Asociación de Vendedores de la Industria, Comercio y Servicios, con el objeto de que la

demandada les abonase el `aporte patronal´ destinado  al  Fondo  de  Investigación  y

Perfeccionamiento Gremial  y  Profesional.

Ello así por estar previsto en el Art. 30 de la CCT 308/75de  Viajantes  de  Comercio-,

en relación con CIENTO CUARENTA Y DOS (142) trabajadores categorizados  como

Auditores  Comerciales Externos y,  por  lo  tanto,  se  los  `excluyó´ de  las  disposicio-

nes  de  la  citada  Convención  Colectiva  del  Trabajo.

Para resolver como lo hizo, la Sala consideró que:”las Entidades Sindicales, carecían de

legitimación para obtener una decisión sobre el punto discutido, ya que no actuaron en

ejercicio de un Mandato (expreso o tácito), de los trabajadores involucrados“.-

Sostuvo que: eran estos últimos, como sujetos de cada Contrato de Trabajo, los únicos

habilitados para discutir el encuadramiento en un determinado `régimen jurídico´ del

vínculo que habían  creado en ejercicio de la autonomía privada“(considerandos 1º y 2º)

El  Dictamen  al  que  adhiere  la  Corte  expresa: “la  Cámara,  sostuvo,  en síntesis, que

la procedencia  de  la  acción  requiere  la  intervención  de  los  Trabajadores.

Y  continúa  expresando: “el  Tribunal  entendió  que  las  Entidades  reclaman  en  base

a  su  `representatividad´ que  no  les  ha  sido  reconocida  y  con  sustento  en  un

CCT  cuya  aplicación  global  a  142  trabajadores  indicados en  el  escrito  de  inicio,

no  puede  predicarse  en  forma  abstracta“.(del  Dictamen de  la P.F.).

3º) Las recurrentes impugnan el fallo con base en la existencia de `cuestión federal´,

de  arbitrariedad  y  de  gravedad  institucional, dado  que  la  sentencia  le  impide

incorporar  a  su  Patrimonio  los  recursos  necesarios  para  cumplir  con  sus  objetivos

como  Asociación  Sindical,  afectando  su  derecho  a  la  propiedad.(Art.17,C.N.).

Sostienen que lo resuelto `contradice´lo dispuesto en los Convenios de la OIT  Nros. 87,

y 98,(Art.75, inc. 12 de la C.N.), afecta  su  derecho  a  la  negociación  colectiva (Art.14

bis de la  C.N.) y desconoce  el  carácter  de  fuente  del  Derecho  del  Trabajo, de  los

Convenios Colectivos.

Afirman, que  demandaron  en  su  carácter  de  Administradores  del  Fondo  creado

por el  CCT  celebrado  oportunamente   y  homologado  por  la  Autoridad  de  Aplicación-,

en representación de un `interés colectivo´, por  lo  que  es  un  contrasentido  exigir la

conformidad  de  los  Titulares  de  los  Contratos  de  Trabajo,  como  condición  para

la  admisibilidad  de  la  pretensión.

Entienden  afectada  la  garantía  de  acceso  a  la  justicia.

B. -Sentencia de la Corte de la Nación-

4º) “Que,  si  bien  el  Recurso  Extraordinario  se  invoca  por  diversas  causales  de

descalificacion del  fallo,  se  aprecia  que, en lo sustancial -, las  apelantes  impugnan

por arbitrario  lo  resuelto  en  materias  de `derecho común´como  son  las  atinentes

al  alcance  de  la  representatividad   sindical  y  a  la  aplicación  de  disposiciones con-

-tenidas  en las CCT-, que, como regla, son ajenas a la instancia del Art.14º de la Ley 48.

Sin embargo, la  consideración  de  los  agravios  resulta  procedente  en  el  caso, de

manera  excepcional, por cuanto la decisión prescinde de dar adecuado tratamiento 

a  la  controversia, de  acuerdo  con  los términos  en  que  fue  planteada  por  las

partes, derecho  aplicable  y  la  prueba  rendida.(Fallos: 327:  5224  y 5438328533).

5º) “Que, en efecto, se  advierte  que  las  argumentaciones  de  la  Cámara  con respecto

a  la  falta  de  legitimación  de  las  Entidades  Sindicales  para  articular  el  reclamo, van  

más  allá  del  cuestionamiento  específico  llevado  a  su  conocimiento.

Este último, se  hallaba  referid`únicamente´ a  lo  examinado  en  origen  sobre  la

calificación  de  las  tareas  del  colectivo  de  trabajadores,  en  relación  con  el  cual  se

requirió  el  pago  del  Aporte  Patronal“.

“La Cámara, pues, carecía  de  facultades  para  expedirse  sobre  el  tema  que, por otra

parte, no  formó  parte  de  la  discusión, ya  que  al  integrarse  la  litis,  la  demandada  

no  opuso  defensa  alguna  vinculada  con  los  alcances  de  la  representación  invocada   

por  las  actoras,  ni  solicitó  que  los  empleados  involucrados  fuesen  citados  a  juicio“.

6º)”Que, sin perjuicio de que,  lo  señalado  constituye  motivo  suficiente  para  invalidar

el  fallo, se  estima  apropiado  observar  que, en lo que atañe a la sustancia de la decisión,

el Tribunal de Alzada no se hizo debido cargo del planteo de las actoras.

Se fundó en que, su aptitud para reclamar como lo hicieron derivada de su condición

de Asociaciones Gremiales con Personería Gremial-. No obstante, en  virtud  de  la  cual

se hallaban facultadas para defender los intereses colectivos del Sector.

“Al respecto,  la  Cámara  omitió  ponderar  que  se  encontraba  acreditado  que  ambas

organizaciones cuentan con Personería Gremial, por lo que, están legalmente habilitadas

para ejercer la Representación de los Trabajadores que se desempeñan como Viajantes

de Comercio y de la Industria (y a los Jubilados de esa Actividad en el caso de la Federa-

-ción-) en toda la República Argentina“.

“No podía desconocerse, entonces,  que  las  demandantes  gozaban  del  derecho  de

defender  y  representar  los  intereses  colectivos  del  Sector.(Art. 31, inc. ade la Ley

23.551),función  que, según  lo  ha  enfatizado  esta  Corte,  constituye  una  de  las  más

relevantes que  la  Ley  reconoce  a  los S indicatos.(Fallos: 326:2150 y causa Asociación

de Trabajadores  del  Estado s/Acción  de  Inconstitucionalidad“, scia.del 18/6/2013).

7º) “Que, por otro lado, se advierte que, el  Tribunal  de  Alzada  tampoco  reparó  en

que, en  razón  de  la  Personería  Gremial  que  detentan, la  Ley  reconoce  también  

a las actoras el derecho a contituir Patrimonios de Afectación.(Art.31,inc. d,  de  la

Ley 23.551), circunstancia  sumamente  relevante  para  la  adecuada  solución  del

litigio, ya  que  justamente  la  Contribución  Patronal  reclamada  tiene  por  finalidad

la  formación  de  un  Fondo de  tales  características (afectado  a  la `Investigación  y

Perfeccionamiento  Gremial  y  Profesional´, Art. 30  de  la  Convención  Colectiva  del

Trabajo 308/75)”.

8º)”Que, por lo demás, se  aprecia que el fallo apelado impuso la actuación de las

Asociaciones  Gremiales  peticionarias  de  una  condición  que  no  está  establecida

en  la  norma  aplicable“.

Ello  es  así, pues  se  les  exigió  contar  con  el  consentimiento  de  los  trabajadores,

cuando  la  Reglamentación  sólo  impone  tal  requisito  a  los  Sindicatos, cuando

asumen  la  defensa  de  los  intereses  individuales  de  sus  representados, pero  no

cuando, como en este caso,  procurar  salvaguardar  intereses  colectivo.(Art. 22º, 

del  Decreto  467/88,  reglamentario  de  la  Ley  23.551).

“Se  han  puesto  en  discusión  los  alcances  del  Art. 58,  de  la  Ley  Nº 25.156,  en

cuanto  a  sí  de  su  contenido  propio  puede  derivarse  la  atribución  invocada  por

la  Comisión  Nacional  de  la  Competencia, para dictar  la  resolución  anulada,  que

fue  encuadrada  en  lo  dispuesto  por  el  Art. 35, de  la  misma  Ley.”

“La  primera  de  las  normas  citadas  dispone: “Derógase  la  Ley  Nº 25.156.   No

obstante  ello,  las  causas  en  trámite  a  la  fecha  de  entrada  en  vigencia  de  la

presente  Ley  y….

continuarán  tramitando  de  acuerdo  con  sus  disposiciones  ante  el  Órgano  de

Aplicación  de  dicha  norma,  el  que  subsistirá  hasta  la  constitución  y  puesta  en

funcionamiento  del  Tribunal  Nacional  de  Defensa  de  la  Competencia“.

Asimismo,  entenderá  en  todas  las  causas  promovidas  a  partir  de  la  entrada

en  vigencia  de  esta  ley: Constituido  el  Tribunal,  las  causas  serán  giradas  a  éste,

a  efectos  de  continuar  con  la  substanciación  de  las  mismas“.(Ley 25.126,Art.58)

“Por  su  parte,  el  Art.  35, de la  misma  Ley  establece: El  Tribunal  en  cualquier

estado  del  procedimiento  podrá  imponer  el  cumplimiento  de  condiciones  que

establezca  u  ordenar  el  cese  o  la  abstención  de  la  conducta  lesiva“.-

“Cuando  se  pudiere  causar  una  grave  lesión  al  Régimen  de  Competencia, podrá

ordenar  las  medidas  que  según  sus  circunstancias  fueren  más  aptas  para  prevenir

dicha  lesión.  Contra  esta  resolución,  podrá  interponerse  recurso  de  apelación  con

efecto  devolutivo,  en  la  forma  y  términos  previstos  en  los  Arts. 52  y  53. En  igual

sentido  podrá  disponer  de  Oficio  o  a  pedido  de  parte  la  suspensión,  modificación

o  revocación  de  las  medidas  dispuestas  en  virtud  de  circunstancias  sobrevinientes

o  que  no  pudieron  ser  conocidas  al  momento  de  su  adopción“.-

“En  varios  precedentes  el  Tribunal  ha  precisado los  alcances  de   la  pimera  norma

citada  en  el  considerando  anterior, en  orden  a  las  atribuciones  que, con  carácter

transitorio,  corresponden  a  la  Comisión  Nacional  de  Defensa  de  la  Competencia

y  a  la  Secretaría  de  Comercio,  respectivamente“.-

“Esos  antecedentes que  no  han  sido  objeto  de  un  estudio  detallado  en  la

resolución  impugnada-, revelan  una  clara  y   consistente  posición  de  esta  Corte  que

distingue  las  tareas  de  investigación,  instrucción  y  asesoramiento,  transitoriamente

a  cargo  de  la  Comisión,  y  la  actividad  resolutiva  que,  en  tanto  no  se  constituya

el  Tribunal  Nacional  de  Defensa  de  la  Competencia,  corresponde  a  la  Secretaría

de  Comercio.(Fallos: 330: 2527,   331: 781,  334: 1609, 335:  335: 14-S  y  CSJ,  in  re:

(47A9,  “AMX  Argentina“,  resuelta  el  30/12/2.012, Fallos:  779 : 2111).

“Entre  otras  potestades,  se  ha  hecho  una  referencia  explícita  a  la  atribución  del

Secretario  de  Comercio  de  disponer: “el  cese  o  abstención  de  la  conducta  imputada“.

(Fallos: 330 : 2527  y  334: 1609, considerando  7º,  último  párrafo),  mención  que  no

fue  tenida  en  cuenta  por  el  Tribunal   a  quo  cuando   interpretó   que  el   ejercicio

de  las  potestades  del  Art. 35.”

“Se  han  puesto  en  discusión  los  alcances  del  artículo  58  de  la  Ley  25.156,  en

cuanto  así  de  su  contenido  puede  derivarse  la  atribución  invocada  por  la  Comisión

Nacional  de  Defensa  de  la  Competencia  para  dictar  la  resolución   anulada,  que  fue

encuadrada   en  lo  dispuesto  por  el  Art. 35,  de  la  misma  Ley“.

“La  primera  de  las  normas  citadas  dispone: “Derógase  la  Ley  22.262.No  obstante

ello,  las  causas  en  Trámite  a  la  fecha  de  entrada  en  vigencia  de  la  presente  ley,

contnuaraán   tramitando  de  acuerdo  con  sus  disposiciones  ante  el  órgano  de

aplicación  de  Justicia   norma,  el  que  subsistirá  hasta  la  constitución  y  puesta  en

funcionamiento  del  Tribunal   Nacional  de  Defensa  de  la  Competencia. Asimismo,

enetenderá  en  todas  las  causas  promovidas  a  partir  de  la  entrada  en  vigencia  de  esta

Ley.Constituído  el  Tribunal   las  causas  serán  giradas  a  éste  a  efectos  de  continuar

con  la  substanciación   de  las  mismas”(Ley  Nº 25.156, Art. 58).

“Por  su  parte,  el  Art. 35  de  la  misma  ley  establece: El  Tribunal   en  cualquier  

estado  del  procedimiento  podrá  imponer  el  cumplimiento  de  condiciones  que  

establezca  u   ordenar  el  cese  o  la  abstención  de  la  conducta  lesiva. Cuando  se  

pudiere   causar  una  grave  lesión  al  régimen  de  competencia,  podrá  ordenar  las  

medidas  que  según  las  circunstancias  fueren  más  aptas  para  prevenir  dicha  lesión. 

Contra  esa  resolución  podrá  interponerse  recurso  de  apelación  con  efecto  

devolutivo,  en  la  forma  y  términos  previstos  en  los  artículos  52  y  53.” En  igual

sentido  podrá  disponer  de  oficio  o  a  pedido  de  parte  la  suspensión,  modificación  o

revocación  de  las  medidas  dispustas  en  virtud   de  las  circunstancias  sobrevinientes  o

que  no  pudieron  ser  conocidas  al   momeno  de  la  Solicitud.” 

“Esa  exégesis  es  insuficiente  porque  no  ha  tenido  presente  que,  de  acuerdo  con  el

régimen  de  la  Ley  Nº  22.262,  entre  las  atribuciones  de  la  autoridad  ejecutiva  se

incluyeron  las  de  disponer:  a) que  no  se  innove  respecto  de  la  situación  existente,

b) Ordenar  el  cese  o  la   abstención  de  la  conducta  imputada“.

(Art. 26, incs.  a  y  b  de  la  Ley  22.262); ratificado por la Ley Nº 24.307(Art. 29),

autorizó  el  ejercicio  de  la  Competencia  de  los  incisos  a  y  b  del  Art. 26  de  la  Ley

Nº 22.262 en  cualquier  estado  de  la  causa”  y  que  al  referirse  dicha  Norma

ampliatoria  de  Competencia  a  la  Autoridad  de   Aplicación  de  la  misma  sin  hacer

distinciones,  podía  inferirse  razonablemente  que  ello  aludía  al  Secretario  de

Comercio,   extendiéndole  potestades  cuyo  ejercicio  la  Ley  ya  le  había  otorgado

(Art.  26  incs.  a,  y  b  de  la  Ley  22.262)  y  no  a  la  Comisión  Nacional   de  la  

Competencia  y  b  de  la  Ley  22.262) a  la  que  la  Ley  referida  no  le  confería

ninguna de  esas  atribuciones“.

“En  conclusión  y  por  los  fundamentos  expresados, corresponde  confirmar  la

sentencia  recurrida  en  lo  concerniente  a  la  revocación,  por  incompetencia,  del

Órgano  emisor  de  la  Resolución  131/09  de  la  Comisión  Nacional  de  Defensa  de

la  Competencia“.

“La  reciente  Ley  26.156, –no  resulta  aplicable  en   cuanto  a  que  su  entrada  en

vigencia   se  produjo  con  posterioriodad  al  dictado  de   Resolución  aquí  imptugnada.

por  ello,  se  hace  lugar  a  la  Queja, se  declara  admisible  el  Recurso  Extraordinario  y

se  revoca  la  sentencia  apelada“.

Por  todo  lo  expuesto,  corresponde  admitir  la  Apelación,  pues  la  sentencia

recurrida  no  constituye  derivación  razonada  del  Derecho  vigente  con  aplicación

a  los  hechos  comprobados  de  la  causa  lo  que  impone  su  descalificación  como

acto  jurisdiccional  válido.(Art. 14, Ley Nº 48).

Por  ello,  y  lo  concordemente  dictaminado  por  la  señora  Procuradora  Fiscal

subrogante,  se  hace  lugar  a  la  Queja,  se  declara  procedente  el  Recurso

Extraordinario  y  se  deja  sin  efecto  la  sentencia  apelada.Con costas.

C.-Aspectos  relevantes  del  Dictamen  de  la  Sra. Procuradora  Fiscal-

“La  Asociación  Viajantes  Vendedores  de la  República  Argentinacomo  Entidad

de  Primer  Grado, cuenta  con  Personería  Gremial  y  representa  a  la  Categoría

de  trabajadores  que  se  desempeñan  como  Viajantes  de  Comercio  y  de  la

Industria(…)con  zona  de  actuación  en  todo  la  Argentina“.

En  cuanto a la  Federación  Única  de  Viajantes  de  Comercio  de  la  R.A., tiene

personería  gremial  como  Entidad  de  Segundo  Grado  y  agrupa  a  las Asociaciones

de  todo  el  país, que acreditan  estar  formadas  exclusivamente  por  Viajantes  y

Jubilados  de  esa  actividad, con  igual  zona  de  actuación  territorial  que  la  antes

mencionada“.

“La  Autoridad  de  Aplicación  dispuso  que  los  Empleadores  comprendidos  en  el

CCT  308/75  deberán  actuar  como  Agentes  de  Retención  del  aporte  en  estudio,

respecto  del  Personal  incluido  en  la  misma“.-

“La  Cámara  no  pudo  desconocer  que  ambas  Asociaciones  cuentan  con  Personería

Gremial  y  que,  como  talestienen  derecho  a  representar  los  intereses  colectivos

de  los  trabajadores  Viajantes  de  Comercio  comprendidos  en  su  ámbito  personal

de  actuación.(cf.  inc. a, Art. 31,  Ley  23.551)“.-

“La  Cámara  no  ha  valorado  como  es  menester  que  la  defensa  del  interés  colec-

-tivo  es  una  de  las  funciones  principales  de  las  Entidades  Sindicales  y  que  su

alcance  deriva,  entre  otras  normas,  de  los  Arts.  2º, 3º, 5º, 23  y  31  de  la  Ley

Nº 23.551.Así  lo  ha  reconocido  la  Corte  en  el  marco  de  una  Acción  de  Amparo,

cuando  sostuvo  que  “no  aparece  como  indebida  la  legitimación  procesal  que  se

le  ha  otorgado  al  Sindicato  amparista, Asociación  que  cuenta  con  personería

gremial,  y  por  lo  tanto,  encargada   de   representar   frente   al   Estado   y   los

Empledores,  tal  el  caso  de  autos,  los  intereses  individuales  y  colectivos  de  los

trabajadores.(Fallos: 326 : 2150)”.

“Las  consideraciones  efectuadas  por  el  a quo  en  orden  a  la  falta  de  legtimación

de  las  Entidades  Sindicales  y  a  la  necesaria  intervención  de  los  trabajadores,

exceden  el  planteo  del  Recurso  concedido,  ya  que  tanto  la  sentencia  de

Primera  Instancia  como  el  recurso  interpuesto  por  la  Actora,  versaron  sobre

la calificación  de  las  tareas  cumplidas  por  los  dependientes  cuyos  aportes  se

reclaman“.

“Repárese  que  la  demandada  no  interpuso  la  defensa  de  falta  de  legitimación

activa  de  las  Entidades  reclamantes,  ni  ha  requerido  la  citación  a  juicio  de  los

trabajadores“.

“El  a quo  tampoco  tuvo  en  cuenta  que  la  norma  reglamentaria  requiere  el

consentimiento  de  los  trabajadores,  únicamente  para  el  caso  de  que  se  trate

de  conflictos  que  versan  sobre  intereses INDIVIDUALES (cf. Art. 22, Decreto

Nº 467/88)”.

“En  suma, la Cámara  no  ha  valorado  como  es  menester  que  en  la  Causa

se  ha  trabado  un  conflicto  de  INTERESES  COLECTIVOS, formulado  por  la

Entidad  Sindical  de  Primer  Grado  y  la  Federación  que  la  nuclea, ambas  con

personería  gremialen  calidad  de  Administradoras  del  Fondo  mencionado  y

con  el  fin  de  que  se  cumpla  con  la  retención  y  posterior  depósito  del  aporte

creado  por  la  norma  convencional, en  ejercicio  de  los  derechos  que  le  reconoce

el  marco  legal(cf. incs.  a  y  c  Arts. 31 y 38  Ley  23.551)”.

“(…Por  todo  lo  expuesto,  opino  que  debe  hacerse  lugar  a la  Queja,  declarar

procedente  el  Recurso  Extraordinario,  dejar  sin  efecto  la  sentencia  apelada,  y

disponer  la  restitución  de  las  actuaciones  al  Tribunal  de  origen  para  que,  por

quién  corresponda,  se  dicte  un  nuevo  pronunciamiento  con  arreglo  a  lo  expuesto.

Buenos  Aires,  8  de  octubre  de  2.014.-

Fdo: Irma  Adriana  García  Netto.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: