Resuelven Que Subsiste la Supensión de la Primera Asamblea Pero No Se Extiende a la Decisión Tomada en la Segunda Asamblea Salvo Que en el Juicio en el Que Ésta Habría Sido Impugnada Fuera Decidido lo Contrario

by Dra. Adela Prat on marzo 2, 2015

RESUELVEN  QUE  SUBSISTE  LA  SUSPENSIÓN  DE  LA

PRIMERA  ASAMBLEA,  PERO  NO  SE  EXTIENDE  A  LA

DECISIÓN  TOMADA  EN  LA  SEGUNDA  ASAMBLEA,

SALVO  QUE  EL  JUICIO  EN  EL  ÉSTA  HABRÍA  SIDO

IMPUGNADA,  FUERA  DECIDIDO  LO  CONTRARIO.

LIQUIDACIÓN  SUBSIGUIENTE  DE  LA  SOCIEDAD.

Autos:  “F., J. R. c/ Molto  Gas  S.A.  y  otros  s/  ordinario”  – 

CNCOM  –  SALA  C  –  19/12/2.014 – (elDial.comAA8D4E)

La  Sala  C  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial,

integrada  por  los  Jueces  de  Cámara  Sres. Dres. Eduardo R. 

Machín,  Juan  R.  Garibotto  y  la  Sra. Dra.  Julia  Villanueva

resolvió:

I.Hacer  lugar  al  recurso  de  apelación  y

II. Declarar  que  la  suspensión  dispuesta  respecto  de  la  primera

instancia  subsiste,  pero  no  se  extiende  a  la  decisión  tomada  en

la  Asamblea  del  05.08.2.014,  salvo  que  el  juicio  en  el  que  ésta

había  sido  impugnada  fuera  decidido  lo  contrario,

III.  Imponer  las  costas  por  su  orden  en  atención  a  las

particularidades  de  de  la  cuestión.

-Sentencia  de  primera  instancia-

La  sentencia  dictada  en  primera  instancia  rechazó  la  pretensión  de

que  fuera  declarada  abstracta  la  suspensión  cautelar  de  la  disolución

decidida  por  la  recurrente  en  la  Asamblea  celebrada  el  7.5.2.013.-

Esa  decisión  de  disolver  la  Sociedad  fue  adoptada  con  sustento  en

lo  dispuesto  en  el  Art.94inc.1º de  la  Ley  19.550,  esto  es  por

voluntad  mayoritaria  de  sus  socios.-

Con  posterioridad,  la  Asamblea  volvió  a  reunirse  el  5.8.2.014,

decidieron  nuevamente  disolver  la  sociedad.-

No  obstante,  ésta  vez  lo  hizo  con  la  invocación  de  que  la  Sociedad

se  encontraba  incursa  en  la  causal  prevista  en  el  Art. 94, inc. 5º  de

la  referida  Ley,  esto  es,  pérdida  total  de  su  capital  social.-

La  demandada  invocó  lo  actuado  en  la  última  Asamblea  a  efectos

de  requerir  que  se  declarara  abstacta  la  Medida  Cautelar  dictada

con  motivo  de  la  primera.-

-Sentencia  de  la  Cámara  Nacional  Comercial-

IILa  dilucidación  exige  ciertas  presiciones

Los  Jueces  de  Cámara  señalaron  que:”Estamos  aquí  ante  dos

Asambleas  distintas,  en  las  que,  si  bien  en  ambas  se  decidió

disolver  la  Sociedad,  así  se  procedió  con  sustento  en  diversas

causales“.

Es  claro,  que  la  suspensión  dispuesta  en  la  primera  no  puede

entenderse  compresiva  de  la  segunda,  pues,  se  trata  de  decisiones

distintas,  adoptadas  con  base  en  causales  también  diversas.-

La  Sala  inicialmente  decidió  aquélla  suspensión  por  considerar,

en  razón  de  los  fundamentos  que  explicó,  que  no  era  dable

descartar  que  los  socios  que  había  conformado  la  voluntad  social

en  esa  ocasión,  se  hallaban  incursos  en  el  conflicto  de  intereses

que  allí  se  indicó  sumariamente.-

Lo  así  juzgado,  no  obstaba  a  que,  si  la  sociedad  detectaba  con

posterioridad  otra  causal  de  disolución, no  pudiera incluso  debiera

declararla.-

En  la  segunda  reunión,  se  juzgó  configurada  una  causal  que, de

haberse  efectivamente  producido aspecto  sobre  el  cual  esta  Sala

no  se  pronuncia-,  sería  susceptible  de  comprobación  objetiva  y,

por  su  naturaleza,  también  susceptible  de  poner  en  serio  riesgo

no  sólo  el  funcionamiento  regular  de  la  Sociedad,  sino  también

los  intereses  de  terceros.-

III. De  otro  lado,  resulta  conducente  destacar  que  cada  una  de  esas

decisiones  asamblearias  dieron  o  podría  dar  lugar  a  acciones  de

impugnación  autónomas (Art. 251 LS).-

Debe  plantearse en  su  caso  la  viabilidad  den  proceder  en  los

términos  del  Art. 252 LS,  sin  que  la  suspensión  de  una  decisión

asamblearia  dispuesta  en  un  juicio  puede  sin  más  trasladarse  a

la  decisión  cuestionada  en  el  otro.-

Cada  impugnación  debe   en  este  especto,  como  en  otros-,  seguir

su  propio  curso, puesla  versosimilitud  en  el  derecho  prima  facie

demostrado  con  respecto  al  vicio  imputado  en  la  primera  decisión,

nada  predica  acerca  de  que  corresponde  decidir  sobre  el  aspecto

con  respecto  a  la  segunda.-

De  ahi,  que  no  sea  necesario  declarar  abstracta  la  cautelar  ya

decretada:  esa  cautelar  subsiste  respecto  de  lo  decidido  en  la

primera  Asamblea,  pero  de  ello  no  se  deriva  que,  si  se  hubiera

configurado  una  causal  de  disolución  diferente  y  la  Sociedad  la

hubiera  declarado, esa  declaración  no  deba  sutir  efectos  propios.-

Si  tal  supuesto  se  configurara,  es  claro  que  la  liquidación  subsi-

guiente  a  esa  segunda  decisión  de  disolver, devendría  inexorable,

salvo  que  ella  fuera  objeto  de  una  nueva  suspensión  decidida  en

el  curso  de  acción  que,  en  su  caso,  tal  nueva  decisión

hubiera  detonado.-

Por  lo  expuesto,  SE  RESUELVE:

Hacer  lugar  al  recurso  articulado,y  con  tales  alcances,  declarar  que

la  suspensión  dispuesta  respecto  de  la  primera  Asamblea  subsiste,

pero  no  se  extiende  de  la  decisión  tomada  en  la  Asamblea  del

5.8.2.004,  salvo  que  el  juicio  en  el  que  ésta  habría  sido  impugnada

fuera  decidido  lo  contrario.-

Así  se  resuelve.-

Costas  por  su  orden,  en  atención  a  las  particularidades  del  caso.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: