Concurso Preventivo Rechazan Incidente de Revisión Por No Haber Probado El Acreedor la Causa de la Emisión de los Pagarés

by Dra. Adela Prat on marzo 29, 2015

CONCURSO  PREVENTIVO:

RECHAZAN  INCIDENTE  DE  REVISIÓN  POR  NO  HABER  PROBADO

EL  ACREEDOR, LA  CAUSA  DE  EMISIÓN  DE  LOS  PAGARÉS.  

-Expediente Nº 7671/2014-

“Raineri, Irma Yudith s/Concurso Preventivo s/ Incidente de Revisión

por  la  concursada  al  crédito  de  Ariza, R. L.” – CNCOM –  SALA  D – 

17/03/2.015.

Buenos Aires, 17 de Marzo de 2.015.-

I. La  concursada  apeló  la  sentencia  de  primera  instancia, que  rechazó  la  revisión

que   promovió  contra  la  decisión  que  admitió  un  crédito  a  favor  del  Señor

Roberto Lucas  Ariza.-

II.(a) Debo  comenzar  por  recordar  que  cuando, como en el caso-, se  trata  de  un

crédito  con  fundamento  en  pagarésse  tiene  reiteradamente  dicho  que  la  condición

de portador legitimado  no  justifica sin más-,la admisibilidad  de  la  acreencia, sino

que sobre  el  insinuante recae la  carga de declarar y probar su causa, esto  es  las

circunstancias  determinantes  del  acto  cambiario  del  presunto  deudor,  si  el

portador tiene su beneficiario inmediato, o de su endosante si el documento circuló.

(CNCom., en pleno,  26/12/79,”Translínea S.A.c/Electrodinie S.A“,LL1980A332,

y ED Tº VI520).

(b).No  le  basta  al  acreedor  con  acompañar  dichos  instrumentos  sino  que,  tiene

que  indicar  y  describir  en  qué  circunstancias  se  negociaron,”dónde  y  por  que

motivo, y aunque  luego  se  requiera  de  una  prueba  documental  incontrastable  y

acabada de esos hechos, para bloquear  el  reconocimiento  de  legítimas  acreencias

así  instrumentadas, sí  se  exige  un  marco  indiciario  sólido  demostrativo  de  

las  circunstancias  determinantes  de  la  creación, o –en su caso-, transmisión   

del  Título.

Se insiste. Si  la  insinuación  se  intenta  con  un  documento  que  pudiere  tener

fuerza  ejecutiva  en  una  acción  individual(vgr.,cheque, pagaré, etc.), ese título

no  es  idóneo  en  el  proceso  colectivo  para  acreditar  per  se  dichos  extremos,

sino  que  en  tal  caso, el  acreedor también  debe  dar  cuenta  del  origen  del 

crédito, recae  sobre  dicha parte  el  onus  probandi  de  demostrar  los  extremos

fundantes  de  su  posición

Ello  aún  cuando, el  pretenso  acreedor  cuente  con  una  sentencia  de  trance  

y  remate porque (se  contrasta  que,  como  regla),los  derechos emergentes de  

un  pronuciamiento  que  no  reviste  carácter  material,  sino  formal, no  

resultan  suficientes  por  sí  mismos  para  obtener  una  verificación.

(c). Le  cabe  a  los  Magistrados  juzgar  la  causa  del  crédito  invocada  y

considerar, valorar  y  meritar,  de  igual  modo, y mediante  un  equilibrado

análisis,  de  la  posición  de  los  litigantes  y  los  elementos  de  juicio  rendidos

en  la  causa,  para  evitar  que, en  el  marco  de  un  proceso  universal  medie  

exageracioón  ficticia  del  pasivo, otorgando  apariencia  de acreedor  a  quién  

no  lo  es-, impedir  la  licuación  de  las  deudas, o  la  protección  malentendida

de  un  deudor, liberándolo  de  sus  obligaciones  legítimamente  contraídas.

III. A criterio  de  esta  instancia,  los  elementos  de  juicio  colectados de  modo

alguno-, brindan  razón  suficiente  a  quién  dijo  ser  el  acreedor.

(a) A pesar de las numerosas oportunidades procesales que tuvo el interesado,

interesado, resulta  sugestivo  que  aquél  no  haya  explicado  de  manera  

precisa, cuál  ha sido  la  causa  del  libramiento  de  veintidós (22) pagarés

cada  uno  de  U$S 1.080.-

En efecto, es  que  si  bien  puede  concederse  que  no  era  menester  que

brindara  esa  información en el Juicio Ejecutivo que promovió, lo  cierto  es

que  de las constancias de ese proceso, no  surgen  referencias  al  motivo  de  

la  emisión  de  los  documentos.-

Otro  tanto  ocurre  con  el  legajo verificatorio, en  tanto  el  pretenso  acreedor

se  limitó  a  sustentar  su  posición  con  exclusiva  base  en  la  sentencia  dictada

en  el  referido  proceso  ejecutivolo  cual como  ha  quedado  esclarecido-,  no

resulta  suficiente  a  los  fines  de  justificar  debidamente  la  existencia  del

crédito  de  que  se  trata.-

En  definitiva,  las  únicas  referencias  que  pueden  encontrarse  son,  por

un  lado,  las  que  efectuó  el  denunciado  al  prestarse  de  modo  espontáneo

en  sede  penal, donde  manifestó  que:los  pagarés  que  fueron  reclamados

en  sede  comercial…”;  o  en  el  presente  trámite,  en  donde  tras  negar

la  concursada  la  existencia  de  causa  de  los  pagarés, el  pretenso  acreedor

insistió  en  que  “…le  prestó (a  aquélla),  las  sumas  de  dinero  que  constan

en  los  pagarés  que  se  ejecutan…”

Pero  es  indudable  que,  estas  breves  y  genéricas  menciones,  esto  es,

sin  brindar  mayores  precisiones  a  ese  respecto,  no  puede  tenerse

por  cumplida  la  carga  de  explicitar  la  causa  de  esos  actos  cambiarios.

En  otros  términos  se  advierte  que  el  sedicente  acreedor  se  limitó  a  esgrimir

la  portación  de  los  pagarés  en  cuestión  o  el  dictado  de  la  sentencia  de

de  trance  y  remate,  pero  nunca  llegó  a  describir, con  la  suficiencia  que  

con  la  suficiencia  que  un  proceso  universal  impone  un  proceso  universal  

impone,  cuáles  habrían  sido  las  circunstancias  en  que  se  emitieron  esos

documentos.-

(b). De  todos  modos,  y  aún  desde  una  prespectiva  más  estricta  y  para

ofrecer  una  más  amplia  respuesta  jurisdicciona  a  los  litigantes, pudiera

considerarse  que  dichas  expresiones  son  eficaces  para  precisar  el  negocio,

que  dio  lugar  al  libramiento  de  los  pagarés, lo  cierto  es  que,  cupo a  quién

dice  ser  acreedor, demostrar  con  elementos  de  juicio  expresos,

en  un  marco  indiciario  sumariamente  sólido-,  la  existencia  de  aquélla

operatoria, esto  es,  el  préstamo.-

Y, a  este  respecto, cabe  recordar:que  quién  manifiesta  haber  efectuado  un

Mutuo, debe  dar  cuenta  de  la  entrega  material  del  dinero  o  de  la  salida  de

de  su  patrimonio  de  las  sumas  implicadas  y  de  su  transferencia  a  beneficio

del  solvens“.

Tampoco  pudo  demostrar  que, –en función de su nivel de ingresos-, contaba

con  fondos  suficientes  para  prestar  las  sumas  comprometidas  en  el  negocio,

habida  cuenta  los Informes  brindados  por  la  AFIP, como  por  distintas

Entidades  Bancarias  o  similares  Oficiales.-

(c)Por  lo  hasta  aquí  expuesto  y  siguiendo  el  temperamento  adoptado  por  la

Sala  en  casos  análogos  al  presente, habrá  de  admitirse  el  recurso.-

IV. Por  ello, se  RESUELVE:

I. Revocar  la  sentencia  apelada,  y  

II. Dejar  sin  efecto  la  verificación  del  crédito  insinuado.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: