Resuelven que el Plazo Para la Invocación de Dolo por el Concursado Respecto de un Crédito Declarado Judicialmente Verificado Debe Computarse en Días Hábiles Judiciales

by Dra. Adela Prat on febrero 13, 2015

CONCURSO  PREVENTIVO:

RESUELVEN  QUE  EL  PLAZO  PARA  LA  INVOCACIÓN  DE  DOLO

POR  EL  CONCURSADO  RESPECTO  DE  UN  CRÉDITO

DECLARADO  VERIFICADO  POR  RESOLUCIÓN  JUDICIAL

DEBE  COMPUTARSE  EN  DÍAS  HÁBILES  JUDICIALES.

aplicación  de  la  norma  genérica del Art. 273, inc. 2º, Ley 24.522

 

33286/2013-“Obra Social del Personal Gráfico(O.S.P.G.) c/

Poligráfica Del Plata S.A. s/ordinario” – CNCOM -SALA  F –

04/11/2014 (elDial.comAA8D17)

– sentencia  de  primera  instancia-

La  concursada  pretendió  que por  haber  mediadio  dolo,  se  deje

sin  efecto  la   resolución  que  declaró  verificado  un  crédito.

La  sentencia  de  grado,  acogió  el  pedido  de  su  contraria,

y  decretó  la  caducidad  de  la  acción.

Ello  así, por  haber  sido  promovida  luego  de  expirado  el  plazo

del  artículo  38  de  la  LCQ.

-Recurso

Apeló  la  parte  actora.

-sentencia  de  la  Cámara  Nacional  Comercial-

Los  Sres.  Jueces  de  Cámara  señalaron  que:   “El  quid  de  la

cuestión  traída  a  conocimiento  pasa  por  la  interpretación  del

Art.  38  de  la  Ley  Nº  24.522“.

A  lo  antedicho  añadieron  que:  “Concretamente,  si  el  plazo  de

90 (noventa)  días  al  que  alude  la  norma (que  corre  desde  la 

fecha  en  que  se  dicta  la  sentencia  que  ordena  el  Art. 36  de

la  misma  ley), se  cuenta  por  días  corridos  o  por  días  hábiles

judiciales“.

 

Afirmaron  que: “No  pasa  inadvertido  que  hay  quiénes  consideran

que  se  trata  de  un  plazo  que  debe  computarse  por  días  corridos,

al  emparentárselo  con  la  pérdida  de  un  derecho  dotado  de

acción  y  con  el  ejercicio  de  una  facultad  procesal. 1

“Empero,  no  necesariamente  todos  los  plazos  que  corresponden

al  ejercicio  de  derechos  sustanciales  deben  efectuarse  por  días

días  corridos  2, ya  que  el  mismo  ordenamiento  de  fondo habilita

el  acaecimiento  de  otra  posibilidad,  al  reglar:...siempre  que  en

las  leyesno  se  disponga  de  otro  modo…” (art. 29  del  Código

Civil.)

En  tal  sentido  remarcaron  que:  “A,  a  juicio  de  este  Tribunal,

aparece  determinante  de  hecho  de  encontrarnos  en  el  marco de

una  acción  prevista  dentro  de  un  ordenamiento  que  establece

una  regla  al  respecto. En  efecto,  el  Art.  273  inciso  2º  de  la  Ley

Nº  24.522, dispone  que:`….En  los  plazos  se  computan  los  días  

hábiles  judiciales,  salvo  disposición  expresa  en  contrario…´”.

“En  tal  marco,  armonizando  las  pautas  legales  desde  una  inter-

pretación  contextual,  parece  razonable  concluir  que  el  plazo 

del  Art. 38  LCQ  deba  computarse  en  días  judiciales,  al  no 

escapar  al  régimen  general  establedio  en  el  mismo  cuerpo  

legislativo, que  lo  regula“. 2

“Colorario  de  lo  expuesto,  se  resuelve:

a) Estimar  el  recurso  de  apelación,  y

b) Revocar  la  sentencia  de  primera  instancia.

Costas  de  ambas  instancias  en  el  orden  causado,  atento  la

opinabilidad  que  suscita  la  materia  tanto  en  doctrina  como  en

jurisprudencia.(Art. 68:2,CPCCN)  y

c) Encomendar  a  los  funcionarios  responsables(conf.Art.14 de  la

Ley  23.898) el   proveimiento  del  petitorio  formulado  por  la

parte  respecto  de  la  exención  del  pago  de  la  tasa  judicial.-

Fdo:  Rafael  F.  Barreiro.-  Juan  Manuel  Ojea  Quintana.-

La  Doctora  Alejandra  N. Tevez  no  interviene  en  la  presente

decisión  por  encontrarse  en  uso  de  licencia.(Art. 109  del

Reglamento  para  la  Justicia  Nacional).

—————————————————————————–

                             1. Heredia, Pablo, Tratado  Exegético  de  

Derecho  Concursal“, ed. Abaco, 2000, T. I., págs. 789  y  ss.

 2. Junjent  Bas, Francisco Molina  Sandoval,

Carlos, “Ley  de  Concursos  y  Quiebras  Comentada“, Abeledo

Perrot, Buenos  Aires, 2011, T. I.,p. 306.

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: