La Corte de la Provincia de Buenos Aires Sentenció que No Procede la Dispensa de la Competencia Territorial en la Relación Financiera de Consumo

by Dra. Adela Prat on febrero 2, 2015

LA  CORTE  SUPREMA  DE  BUENOS  AIRES

RESOLVIÓ  QUE  NO  PROCEDE  LA  DISPENSA  DE

LA  COMPETENCIA  TERRITORIAL  EN  LA  RELACIÓN

FINANCIERA  DE  CONSUMO.

deja  sin  efecto  plenario  de  la  provincia

aplica  precedente  “Cuevas”  de  la  CSJN

-relación  de  consumo  encubierta  bajo  la  forma  de

un  título  ejecutivo

 

C.  117.245 – “Crédito  para  todos  S.A. c/ Estanga, Pablo

Marcelo,  Cobro  ejecutivo”.- SCBA –  03/09/2014. 

La  Suprema  Corte  de  Justicia  de  la  provincia  de  Buenos  Aires

integrada  por  los  Jueces  SrDr. Juan  Carlos  Hitters, Sr. Dr.

Héctor  Negri,  SrDr. Luis  Esteban  Genoud,  SraDra. Hilda   

Kogan,  SrDr.  Eduardo  Julio  Pettigiani,  SrDr.  Eduardo 

Néstor  de  Lazzari dictó  la  siguiente  SENTENCIA:

I.  Hacer  lugar  al  recurso  extraordinario  de  inaplicabilidad

de  ley,

II. Revocar  la  sentencia  impugnada, dejándose  sin  efecto  el

el  fallo  Plenario  dictado.

Remítanse  los  autos  a  la  Cámara  de  origen  para  que  inte-

-grada  como  correspondea,  dicte  un  nuevo  pronunciamiento

con  arreglo  a  lo  aquí  se  decide.

III.Imponer  las  costas  a  la  ejecutante  vencida.(Arts. 68, 69,

y  289, C.P.C.C.).

ANTECEDENTES

La  Cámara  de  Apelación  en  lo  Civil  y  Comercial,  Sala  II  del

Departamento  Judicial  de  San  Martín  revocó  la  decisión  del

Juez  de  primera  instancia  que  a  su  turno  declaró  de  oficio

la  incompetencia  para  conocer  en  estos  obrados.

Se  interpuso  por  el  Señor  Fiscal  General  Departamental, el

recurso  extraordinario  de  inaplicabilidad  de  ley.

Oído  el  señor  Suprocurador  General,  dictada  la  providencia

de  autos  y  encontrándose  la  causa  en  estado  de  pronunciar

sentencia, la  Suprema  Corte  resolvió  votar  la  siguiente:

CUESTIÓN:
¿Es  fundado  el  recurso  extraordinario  de  inaplicabilidad

de  ley?

VOTACIÓN

A  la  cuestión  planteada, el  señor  Juez  doctor  Hitters  dijo:

I. La  sociedad  actora  promovió  juicio  ejecutivo  contra  el

Sr.  P. M. E.,  en  base  a  un  pagaré librado  por  $ 476  en

el  que  fijó  domicilio  la  ciudad  de  San  Miguel,  Provincia

de  Buenos  Aires.

Antes  de  concretarse  la  intimación  de  pago  y  citación  de

remate  y  en  razón  de  que  el  domicilio  real  del  ejecutado

denunciado  al  accionar  no  pertenecía  a  la  jurisdicción

territorial  del  organismo interviente, el  iudex  a  quo  consi-

deró  necesario  realizar  un  nuevo  análisis  concerniente  a

la  competencia  del  organismo  a   su  cargo.

Reparando  en  las  circunstancias  personales  de  las  partes

y  las  caracteríticas  de  la  operación  de  crédito  instrumentada

en  el  título  llevado  a  ejecución  en  especial  el  monto

reclamado  estimó  encontrarse  ante  una  dación  de  crédito

para  el  consumo  conforme  el  art. 36, de  la  Ley  24.24o.

En  consecuencia  declaró de  oficio  su  incompetencia  para

conocer  en  las  actuaciones, conf. SCJN  en causa  C.109.305

(“Cuevas“), sent. del  1IX2010.

Previo  a  abordar  la  apelación  interpuesta  por  la  actora

contra  esta  decisión, la  Cámara  de  Apelación  departamental

dictó  conforme  el  art. 37  de  la  Ley  5.827, un  fallo  plenario

que  resolvió:
“…1º)Declarar  susceptible  de  Plenario  el  presente  caso.

2º) Fijar  como  doctrina  que  no  corresponde  inhibirse  de

oficio  en  las  cuestiones  patrimoniales  en  el  marco  del  juicio

ejecutivo  basado  en  un  título  abstracto  en  circunstancias

en  las  cuales  no  habiéndolo  planteado  el  demandado  es  de

especial  dificultad  cuestionar  la  relación  jurídica  subyacente…”

 

Posteriormente,  la  Sala  Segunda  de  la  Cámara  Departamental

revocó  la  declaración  inoficiosa  de  incompetencia, basándose

basándose  en  el  sentido  y  fuerza  vinculante  del  plenario.

(conf. Art. 37, inc. f), Ley 5.827).

 

II. Contra  esta  última  decisión, el  Sr. Fiscal  departamental,

interpone  recurso  extraordinario  de  inaplicadilidad  de  ley,

en  el  que  se  agravia  –en  suma  por  la  violación  de  la

doctrina  legal  sentada  en  la  mencionada  causa  (“Cuevas“).

 

III. Adelanto  que  la  impugnación  debe  prosperar.-

 

1) En  base  a  una  plataforma  fáctica  análoga  a  la  presente,

esta  Corte  resolvió,  en  Cuevas“,  que  los  jueces  están  au-

tizados  a  declarar  de  oficio  la  incompetencia  territorial  a

partir  de  la  constatación (mediante  elementos  serios  y  

justificados)  de  la  existencia  de  una  relación  de  consumo.

No  obstante  la  probibición  legal  de  debatir  aspectos  ajenos

al  título  en  los  procesos  ejecutivos (Art. 542, inc. 4º, CPCC),

la  obligatoriedad  demanda  de  la  doctrina  legal,vino  a  im-

poner  a  los  Jueces,  el  deber  de  indagar  la  faz  causal  del

reclamo,  para  determinar  la  competencia  por  razón  del

territorio.

De  constantarse  la  existencia  de  una  relación  de  consumo

subyacente  en  la  ejecución   deben  los  mismos  resolver,

aún  de  oficio  conf. Art.  36  Ley  24.240. Caso  contrario,

corresponderá  remitirse  a  los  preceptos  generales  en  la

materia.

La  doctrina  que  surge  del  precedente  citado,  no  se  cris-

liza  en  una  solución  establecida  por  esta  Corte  para  fi-

jar  a  priori  el  organismo  que  debe  conocer  en  la  causa.

 

Más  allá  de  las  limitaciones  propias  de  los  procesos  de

ejecución,  que  impiden  debatir  aspectos  ajenos  al  título,

cuando  la  pretensión  ejecutiva  reconoce  arraigo  en  una

relación  de  financiación  para  el  consumo, es  posible  in-

terpretar  la  regla  procesal,  de  modo  compatible  con  los

principios  de  la  Ley  24.240 (Arts. 1,  2,  36  y  37).

 

Y  ello  de  poder  arribar  a  la  solución  que  proteja  la

finalidad  tuitiva  de  grupos  consumidores  postergados  y

vulnerables,  como  ocurre  con  los  usuarios  y  consumidores.

Por  virtud  de  esta  lectura  armonizante,  los  Jueces  se 

hallan  habilitados  a  declarar  de  oficio  la  incompetencia

territorial  a  partir  de  la  constatación,  mediante  elementos

serios  y  adecuadamente  justificados  en  la  especie  la

multiplicidad  de  procesos  de  idéntico  tenor  iniciados  por

el  accionante  dedicada  de  modo  profesional  al  préstamo  de

dinero  para  el  consumo  y  la  circunstancia  de  ser  las

personas  físicas  las  destinatarias  de  dichos  créditos-,  de

la  existencia  de  una  relación  de  consumo  a  la  que

refiere  el  Art.  36  de  la  Ley  24.240 (conf. Ley  26.361)”

(Dr.  de  Lázzari,  según  su  voto)

 

La  garantía  de  una  tutela  judicial  efectiva  se  impone  con

mayor  fuerza  en  el  ámbito  del  de  derecho  del  consumidor.El

art. 42  de  la  Constitución  Nacional  y  el  art. 38  de  la  Constitu

ción  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires  aseguran  una  protección

especial  a  los  intereses  de  los  consumidores  y  usuarios  genera

dos  en  la  relación  de  consumo  garantizando  su  defensa…”

 

“…La  Ley  de  Defensa  del  Consumidor,  con  su  modificatoria,

la  Ley  26.361,  articulan  un  sistema, que sobre  esa  base  constitu

cional,  penetra  en  todas  las  aristas  del  ordenamiento  y  condiciona

premisas  y  principios  hasta  entonces  pacíficos  en  el  campo  del

derecho  privado  internacional (Dr. de  Lazzári,  según  su  voto).

El  Art. 4º  tercer  párrafo  del  Código  Procesal  Civil  y  Comercial

dispone  que  en  los  asuntos  exclusivamente  patrimoniales  no  

procederá  la  declaración  de  incompatencia  de  oficio,  fundada

en  el  terriorio. Si  bien  este  pasaje  no  está  contenido  en  el  Art. 4

Procesal  Civil  y  Comercial  de  la  Provincia,  es  la  consecuencia  

de  la  autorización  de  prórroga  de  la  competencia  exclusivamente 

territorial  en  asuntos  patrimoniales  que  autoriza  el  art. 1.”

 (Dr.  de  Lázzari,  según  su  voto)

 

Cuando  las  relaciones  de  consumo  han  sido  instrumentadas

mediante  el  otorgamiento  de  títulos  ejecutivos,  en  los  que  el

acreedor  habitualmente  incorpora  una  constancia  según  la  cual

queda  pactado  un  lugar  de  pago  distinto  del  domicilio  del  deu

dor,  determinado  la  competencia  de  un  Tribunal  que  es  su  do

micilio  real,  con  el  sustento  de  la  literalidad  y  abstración  del

título  y  en  la  imposibilidad  del  análisis  causal  en  el  marco  de

la  Ley  del  Consumidor,  afectando  su  derecho  de  defensa,

que  queda  retaceado“.(Dr.  de  Lázzari,  según  su  voto).

 

El  Art. 3º  de  la  Ley  de  Defensa  del  Consumidor  prevé  la

integración  normativa  del  régimen  de  protección  al  consumidor 

y  la  preeminencia  sobre  otras  reglas  legales  eventualmente

aplicables,  por   el  carácter  de  orden  público  que  su  Art. 65

establece…”

 

De  allí  que,  cuando  se  esté  en  presencia  de  una  relación  de

consumo, la  normativa  cambiaria  es  inaplicable  en  todo  

lo  que  resulte  incompatible,  pues  la  disciplina  de  los  títulos

de crédito, no  puede  desvirtuar  la  efectividad  de  las  normas

tuitivas  del  consumidor.”(Dr. de  Lázzari,  según  su  voto).

 

El  Cód. Procesal  autoriza  la  prórroga  de  la  competencia

territorial  en  las  cuestiones  netamente  patrimoniales,  mediando

acuerdo  de  partes.Pero  según  el  Art. 1  del  Código  Civil  las

convenciones  particulares  no  pueden  dejar  sin  efecto  las  leyes

en  cuya  observación  estén  interesados  el  orden  público  y  las

buenas  costumbres…”.

Y   la  regla  de  la  competencia  del  Art. 36  de  la  L.D.C.

se  incluye  en  esas  disposiciones, vinculadas  con  la  garantía  

constitucional   del  Juez  natural(Art. 18, Const.  Nac)”

 

Una  relación  de  consumo  no  conforma  una  relación  patrimonial

sino  que  en  ella  hay  una  concepción  particular  de  la  sociedad  

y  del  mercado, cuyo  modelo  de  contrato  no  es  el  concebido

por  el Código  Civil  ni  por  el  Cód.  de  Comercio,  sino  que  esta

 relación  se  teje  entre  fuertes  y  débiles.  De  allí  que  en  la

relación  de  consumo  no  es  permitida  la  dispensa  de  la

competencia  territorial(Dr.  de  Lázzari,  según  su  voto).

 

En  el  juicio  ejecutivo  no  es  posible  concluír  en  la  existencia

de  una  relación  de  consumo,  sobre  la  base  de  los  elementos

que  se  desprenden  del  título  y  de  las  propias  actuaciones. A

la  calidad  de  las  parte  involucradas, determinadas  constancias

del  documento,  la  habitualidad  de  la  promoción  de  ejecuciones

similares  y  diversos  elementos  que  conduzcan  a  obtener  una 

sunción  en  tal   sentido.Esa  labor  puede  y  debe  tener  lugar

de  oficio  por  el  Juez“.(Dr.  de  Lázzari,según  su  voto)

 

El  Dr.  Hitters  votó  en  disidencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: