Derecho a la Imagen:Reconocen Daño Moral a Favor de una Persona Cuya Enfermedad Nombre y Apellido Fueron Difundidos Por un Programa de Televisión

by Dra. Adela Prat on febrero 4, 2015

DERECHO  A  LA  IMAGEN:

RECONOCEN  DAÑO  MORAL  A  FAVOR  DE  UNA  PERSONA

CUYA  ENFERMEDAD,  NOMBRE  Y  APELLIDO  FUERON

DIFUNDIDOS  POR  UN  PROGRAMA  DE  TELEVISIÓN

 

Expte.  Nº  90.226/09 – “B., B. C.  c/ América  T.V.S.A.  y  Otro  s/

Daños  y  perjuicios” –  CNCIV  –  SALA  G  –  27/11/2014. (elDial.com.

AA8CE8)

 

–  I  -Sentencia  de  primera  instancia-

La  sentencia  de  primera  instancia,  hizo   lugar  a  la  demanda  por  daños

y  perjuicios  y  condenó  al  pago  de  $ 35.000,  más  intereses y  costas.

Para  así  decidir, el  pronunciamiento  sostuvo  que  se  había  demotrado

que  las  demandadas  habían  difundido  por  un  programa  de  televisión

la  enfermedad que  padecía  y  la  imagen  y  el  nombre  y  apellido  de

la  demandante.

Adujo  que  tal  acto  de  difusión,  había  implicado  una  flagrante  violación 

del  derecho  a  la  intimidad  y  a  la  imagen,  ya  que  la  enfermedad  que

padecía  pertenecía  a  su  espera  íntima.

 

Añadió,  que  se  había  probado  el  malestar  que  le  había  generado  el  hech0

y  los  testigos  que  habían  declarado  habían  acreditado  tanto  que  la  enferme-

dad  había  sido  desconocida  por  vecinos  y  conocidos  como  que  discriminada 

después  de  la  propalación  de  la  noticia.

Explicó  que  la  cláusula  del  contrato  por  el  cual  el  productor  E.G. S.R.L.

se  comprometía  a  matener  indenme  a  A.  TV.  S.A.  no  era  oponible  a

la  actora.

El  fallo  fue  apelado  por  la  demandante  y  por  la  empresa  emisora.

La  primera  reclama  el  incremento  de  lo  acordado.

 

–  II  –  Sentencia  de  la  Cámara  Nacional  Civil

Los  Jueces  de  Cámara  afirmaron  que: “Al  estar  consentida  la  atribución  de

la  responsabilidad,  hemos  de  abocarnos  al  agravio  de  la  actora  relativo  al

del  daño  moral  reconocido“.

 

“Respecto  a  la  reparación  del  perjuicio  extrapatrimonial prevista  en  el

Art. 1.078  del  Código  Civil  sabido  es  que  está  dirigida  a  compensar  los 

padecimientos, molestias  e  inseguridades, únicamente  desde  el  plano  espi-

ritual  y  el  grado  de  menoscabo,  para  mostrar  en  qué  medida  ha  queda-

do  afectada  la  personalidad  y  el  sentimiento  de  autovaloración“.

 

“Para  estimar  pecuniariamente  tal  reparación, falta  toda  unidad  de  medida,

pues  los  bienes  espirituales  no  son  mensurables  en  dinero. Sin  embargo,

al  reconocerse  una  indemnización  por  éste  concepto,  no  se  pone  un  pre-

cio  al  dolor  o  a  los  sentimientos,  sino  que  se  trata  de  suministrar  una

compensación  por  este  concepto  a  quién  ha  sido  injustamente  herido  en  sus

afecciones  íntimas“.

 

“Si  la  indemnización  en  metálico  no  puede  por  sí  restablecer  el  equilibrio

perturbado  del  bienestar  de  la  víctima,  puede  sin  embargo,  procurarle  la

adquisición  de  otros  bienes  que  mitiguen  el  daño“.

 

“Este  Tribunal  ha  recordado  que  la  determinación  del  daño  no  se  halla  suje-

ta  a  parámetros  objetivos,  pues  las  aflicciones  se  producen  en  el  ámbito  es-

ritual  de  la  víctima,  por  lo  que,  su  valoración  debe  efectuarse  según  la

cautelosa  discrecionalidad  del  Juzgador  ceñido  a  considerar  la  situación

personal  de  aquélla“.

 

“El  Código  Procesal  consagra  la  directiva  mencionada  en  el  Art. 34,inc.4º,

que  impone  a  los  Jueces  el  deber  de  respetar,  en  el  pronunciamiento  de

sentencias  definitivas  o  interlocutorias,`el  principio  de  la  congruencia´, y

en  el  Art.163, inc. 6º,  según  el  cual  la  sentencia  definitiva  debe  contener

`la  decisión  expresa,  positiva,  y  precisa  de  conformidad  con  las  pretensio-

nes  deducidas  en  el  juicio´,  declarando  el  derecho  de  los  litigantes  y  conde-

nando  o  absolviendo  de  la  demanda  y  reconvención,  en  su  caso, en  todo o

en  parte.”

 

“Este  límite  de  la  pretensión  ha  sido  libremente  expresado  por  la  actora,

y  nadie  mejor  que  ella, debería  poder  reconocer  la  entidad  del  daño moral

invocado, que  se  le  podría  haber causado.Adviértase  que  las  citadas  normas

procesales  prohíben  a  los  Jueces  otorgar  más  de  lo  debido (ultra  petita),

puesto  que  la  limitación, como  se  ha  visto, reviste  en  nuestro  ordenamiento

jurídico  jerarquía  constitucional“.

 

Al  monto  de  condena, se  le  han  de  añadir  intereses  desde  la  fecha  de

la  propalación  de  la  noticia. 1

Por  lo  que  resulta  de  la  votación  de  que  instruye  el  acuerdo,

SE  RESUELVE:

I. Confirmar  la  sentencia  apelada, en  cuanto  al  monto  de  condena,

II. No  imponer  costas,  por  no  haber  mediado  contradictorio,

III.Devueltas  que  sean  las  actuaciones,  se  proveerá  lo  pertinente  a  fin

de lograr  el  ingreso  de  la  tasa  de  justicia (Art. 13  y  concs.  Ley  23.898).

 

——————————————————————————————–

   1.Intereses  a  la  tasa  activa  cartera  general  (préstamos)  nominal  anual,

vencida  a  treinta  días  del  Banco  Central  de  la  República  Argentina,

prevista  en  el  fallo  plenario  “Samudio,  de  Martínez,  Ladislaa  c/

Transportes  Doscientos  Setenta  S.A.  s/  daños  y  perjuicios”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“El  Código  Procesal  consagra  la  directiva  del  Art. 34, inc.4º,  que  impone

a  los  jueces  el  deber  de  respetar,  el  `principio  de  la  congruencia´,  y

el  Art. 163, inc. 6º,  la  sentencia  definitiva  debe  contener:”la  decisión

expresa  y  precisa  de  conformidad  con  las  pretensiones  deducida  en  el

juicio, declarando  el  derecho  de  los  litigantes  o  condenando  o  absolviendo

de  la  demanda  y  reconvención,  en  su  caso,  en  todo  o  en  parte“.

 

“Este  límite  de  pretensión  ha  sido  expresado  por  la  actora  y  nadie  mejor

que  ella,  debería  poder  reconocer  la  entidad  del  daño  moral  invocado,

que  le  podría  haber  causado. Adviértase  que  las  citas  de  normas  procesales

prohíben  a  los  Jueces  otorga  algo  más  de  lo  pedido  (ultra  petita),

puesto  que  la  limitación,  como  se  ha  dicho,  reviste  en  nuestro

ordenamiento  jurídico  jeraquía  constitucional.” 2

 

Por  lo  que  resultación  de  las  votación  que  instruye  el  acuerdo  que  antecede,

SE  RESUELVE:

I.  Confirmar  el  monto  asignado,  que  es  el  peticionado  por  el  actor,

II.  No  imponer  costas,  por  no  haber  mediado  contradictorio,

III.  Devueltas  que  sean  las  actuaciones  se  proveerá  lo  que  pertinente  a

fin  de  lograr  el  ingreso  de  la  tasa  judicial

 

________________________________________________________

1º.Arts.  163,  inc.  5º,  165,  386,  456,  477  y  cc. del  Código  Procesal,  y

arts.  1.078,  1083  y  cc.  del  Código  Civil, Cám. Nac. Civil,  esta  Sala,

L.  488.078,  del  6/11/07  y  sus  citas.

 

2º.Art.  163,  inc. 6º  del  Código  Procesal, Arts. 17  y  18  de  la  C.N.

 

2º. cf.  Palacio,Lino,Derecho  Procesal  Civil,  Ed. Abeledo  Perrot,

T. I.,  pág. 259  y  su  cita,  Cám.  Nac.  Civil,  esta  Sala,  L. 411.330  del

04/05/05  entre  muchos  otros.

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: