Quiebra La Cámara Admitió la Legitimación de la AFIP en un Incidente de Revisión de un Crédito por Aportes Previsionales Insinuado con Carácter Condicional por ese Organismo

by Dra. Adela Prat on enero 6, 2015

QUIEBRA.  LA  CÁMARA  ADMITIÓ  LA  LEGITIMACIÓN  DE  LA  AFIP   EN  UN  INCIDENTE  DE

REVISIÓN  DE  UN  CRÉDITO  POR  APORTES  PREVISIONALES  INSINUADO  CON

CARÁCTER  CONDICIONAL  POR  ESE  ORGANISMO

 

22430/2014 – “A.F.I.P.  c/ Han  Young  Kye  s/ otros  –  quiebra  s/ indidente  de  revisión  por  A.F.J.P.”  –

CNCOM  –  SALA  E  –  15/09/2014

 

– I-  El  caso  concreto

La  A.F.I.P  logró  el  decreto  de  quiebra  del  Sr.  Han  Young  Kye.

A.F.I.P.  promovió  un  incidente  de  revisión  de  un  crédito

por  aportes  previsionales,  que  habían  sido  insinuados  con

carácter  condicional.

La  sentencia  de  primera  Instancia  rechazó  el  incidente

de  revisión.

-Apeló  la  AFIP.

Se  agravió  del  rechazo  del  incidente  de  revisión.

 

– II – Sentencia  de  la  Sala  E

Admitió  parcialmente  el  incidente  de  revisión.

Los  Magistrados  expresaron  sobre  ese  asunto  se  ha  explicado  la  CSJN  en  la  sentencia

del  08/08/11  dictada  en  los  autos  “Scalise,  C.  s/  concurso  preventivo  s/indidente  de

revisión  promovido  por  la  AFIP.”  en  que  revocó  la  sentencia  de  Cámara”.

 

En  tal  sentido  destacaron  que:”el  Máximo  Tribunal  estimó  que  la  decisión  que negó

legitimación  a  la  AFIP  para  solicitar  la  verificación  condicional  de  un  crédito  

sobre  la  base  de  la  inexigibilidad  de  los  aportes  previsionales  –sin  efectuar  un 

análisis  pormenorizado  del  derecho  vigente  en  la  materia  no  constituye  derivación 

razonada  del  mismo”.

 

A  lo  antedicho  añadieron  que  “la  Ley  24.241,  vigente  a  los  hechos  reseñados  en

la  demanda,  creó  el  Sistema  Integrado  de  jubilaciones  y  pensiones,  y  dispuso  que

están  obligatoriamente  comprendidos  en  él,  las  personas  físicas  ma-

yores  de  18  años  que  por  sí  solas,  conjunta  o  alternativamente  con  otras,

asociadas  o  no,  ejerzan  habitualmente  en  la  República  cualquier  actividad

lucrativa  que  no  configure  una  relación  de  dependencia (Art. 2º, inc. h)“.

 

Respecto  a  los  afiliados  autónomos  señalaron  que  “prescribe  la  Ley  24.241,

que  los  afiliados  autónomos  tienen  el  deber  de  depositar  los  aportes  obligatorios  a

la  orden  de  la  S.U.S.S. (art. 8,  10 inc. c),  11  y  13  inc. b);  sin  que  obste  a  tal 

oblitoriedad  la  circunstancia  de  estar  comprendidos  en  otro  régimen  jubilatorio

nacional,  provincial,  o  municipal,  ni  el  hecho  de  gozar  de  cualquier  jubilación,

pensión,  o  retiro;  ni  tampoco  el  ejercicio  simultáneo  de  una  actividad, salvo

en  los  casos  que  expresamente  determina”(arts. 2,  inc. b),  5  y  ccs.)

 

 

 

Acto  seguido  señalaron  que de  igual  forma  estaba  regulada  la  cuestión  en  los

arts. 8,  10  inc.  c),  11  y  13   inc.  b);sin  que  obste  a  tal  obligatoriedad  la  circunstancia

de  estar  comprendidos,  además,  en  otro  régimen  jubilatorio  nacional,  provincial,

o  municipal,  ni  elm  hecho  de  gozar  de  cualquier  jubilación,  pensión  o  retiro;  ni

tampoco  el   ejercicio  simultáneo  de  una  actividad,  salvo  en  los  caso  que  expre-

samente  determina (arts. 2, inc.b),  5  y  ccs.)

 

Continuando  con  la  argumentación  añadieron  quede  igual  formaestaba  regulada

la  cuestión  en  los  arts.  2,  6,  10  y  41  inc. b  de  la  Ley  18.038  que,  si  bien  ha  sido

derogada  por  el  art.  168  de  la  Ley  24.241,  se  aplica  supletoriamente (art. 156,

Ley  24.241).

 

Añadieron  que  “la  obligatoriedad  del  ingreso  de  los  aportes  previ-

sionales  se  refería  -a  contratio  sensu  a  la  Ley  24.476,  la  cual  en  su

art. 1  dispone  que  los  trabajadores  autónomos  no  pueden  ser  compelidos 

ni  judicial  ni  administrativamente  al  pago  de  los  importes  devengados

hasta  el  30/9/93“.

 

Por  otro  remarcaron  que  “el  art.  16  de  la  24.241  dispone  que  `el  régimen

previsional  público  es  un  régimen  de  reparto  asistido  basado  en  el  prin-

cipio  de  la  solicaridad,  cuyas  prestaciones  son  financiadas  con  los  aportes

personales  de  los  afiliados  en  él  comprendidostrabajadores  en  relación  de

dependencia  y  autónomos  entre  otros  recursos.(v. arts.  16,  18,  30 –texto  según

Ley  26.222y  82  de  la  Ley  24.241)”.

 

Finalmente  dijeron  que  “aún  cuando  se  sostuviera  que  la  Ley  18.038  

no prevé  la  potestad  persecutoria  del  Fisco, el  decreto  507/93 (ratificado 

la  Ley  24.447)  otorgó  a  la  DGI  las  atribuciones  para  la  aplicación,

recaudación,  fiscalización  y  ejecución  judicial  de  los  recursos  de  la

seguridad  social  correspondientes  a  los  régimenes  nacionales  de  jubilaciones

y  pensiones  de  trabajadores  en  relación  de   dependencia  o  autónomos, entre

otros(art. 3,Decreto 507/93).  Funciones  éstas  que  mediante  los  decre-

tos  618/97  y  863/98   fueron  transferidas  a  la  AFIP:”

 

Se  lee  en  la  sentencia  que  el  contexto  normativo  reseñado,  permite

concluír  que  los  aportes  previsionales  de  los  trabajadores  autó-

nomos  son  obligatorios  y  que  el  cumplimiento  del  pago  de  los  mismos

no  impide  sólo  acogerse  al  beneficio  jubilatorio, sino  que,  estando  involucra-

do  el   financiamiento  del  sistema  previsional – que  es  solidario-,  la

AFIP  se  encuentra  legitimada  para  reclamar  judicialmente  su  pago”.

 

Conlusión  de  la  sentencia

La  Sala  E  admitió  los  agravios  y  verificó  un  crédito  a  favor  del  recurrente,

por  la  suma  de  $  46.759,84  con  privilegio  general  y  por  la  suma  que  

deberá  calcular  la  Sindicatura  en  concepto  de  intereses  reclamados  y  con

carácter  quirografario,  una  vez  y  media  la  tasa  activa  B.N.A.

 

La  Sala  E  resolvió  admitir  parcialmente  el  recurso  y  revocó  la  sentencia 

apelada  con  los  alcances  señalados;  imponiendo  las  costas  de  ambas  instancias

en  el  orden  causado  en  atención  a  las  particularidades  de  la  cuestión  y  la  forma  en

que  ha  sido  resuelta(CPr: 69).

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: