La Cámara Confirma la Multa Impuesta a Una Empresa Prestataria del Servicio de TV por Cable por Haber Informado a los Consumidores un Aumento de Cargos con Caracteres Tipográficos Inferiores a 1,8 Milímetros de Altura

by Dra. Adela Prat on enero 19, 2015

LA  JUSTICIA  CONFIRMA  LA  MULTA  IMPUESTA  A  UNA

EMPRESA  PRESTATARIA  DEL  SERVICIO  DE  TV  POR  CABLE

POR  HABER  INFORMADO  A  LOS  CONSUMIDORES  UN

AUMENTO  DE  CARGOS,  CON  CARACTERES  TIPOGRÁFICOS

INFERIORES  A  (1,8)  MILÍMETROS  DE  ALTURA.

 

Se  reduce  la  multa,  porque  es  la  sanción  máxima  de  la  escala  legal,

y  en  dos  (2)  oportunidades  anteriores,  por  igual  monto,  fue  reducida.

 

 

Causa  Nº  1278/2011 – “Cablevisión  S.A.  c/  DNCI – Disp 743/10 (Expte: S01:198797/10)

s/ recurso  directo  Secretaría  de  Comercio”  –  CNACAF  –  SALA  I  –  16/09/2014.

(elDial.comAA8C68)

La  Sala  I  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Contencioso  Administrativo

Federal  –  integrada  por  los  Jueces  de  Cámara,  Sres.  Dres.  Rodolfo  Eduardo  Facio  y

Carlos  Manuel  Grecco,  y  la  Sra.  Dra.  Clara  María  do  Pico – resolvió:

-Confirmar  la  sentencia  apelada,  en  cuanto  a  la  tipificación  de  la  infración,  y

-Modificar  la  sentencia  en  cuanto  al  monto  de  la  multa,  que  se  reduce  a  la

suma  de  $ 1.000.000.-

-Imponer  las  costas,  en  el  orden  causado.

 

-El  caso-

“Cablevisión  S.A.”  interpone  recurso,  contra  la  Disposición  Nº  743/2010,

por  la  que,  la  Dirección  Nacional  de  Comercio  Interior (DNCI),  le  impuso  la  sanción  de

MULTA  de  $ 5.000.000,  por  infracción  al  Art.  4º  de  la  Ley  24.240,  y  1  de  la  resolución

de  ex  Secretaría  de  Industria, Comercio  y  Minería,  en  razón  de  haber  suministrado  infor-

mación  a  los  clientes  del  AUMENTO  de  CARGO  del  Servicio  de  TV  por  Cable,  a  partir

de  Junio  de  2010, utilizando CARACTERES  TIPOGRÁFICOS  inferiores  a  1,8  mm  de  altura

 

–  II  –  Resolución  de  la  DNCI.-

Para  resolver,  la  DNCI  sostuvo  que:

1. El  Sector  de  Metrología  de  la  Dirección  de  Lealtad  Comercial  informó  el  tamaño

de  las  letras  mayúsculas  de  menor  altura  presentes  en  los  textos  cuestionados

era  de  1,3  mm;  en  tanto,  las  insertas  en  el  documento  de  fs.  11,  medían  1,2  mm.,

2. La  pericia  MÉTRICA  fue  reiterada  en  presencia  de  la  Firma  imputada,

3.  El  incumplimiento  verificado  de  las  disposiciones  de  la  resolución  Nº 906/   

08,  violenta   el  deber  de  información,  que  estable  el  Art. 4º  de  la  Ley  24.240,

4.  Como  correlato  del  deber  del  proveedor,  existe  el  derecho  inalienable  de  información  de

los  usuarios  y  consumidores,  que  goza  de  la  garantía  constitucional (Art. 42  de  la  C. N.),

5.. La  impunidad  de  la  sancionada  sólo  puede  encuadrarse  en  la  aplicación  de  una  excusa, 

que  no  es  admitida  por  ninguna  norma  legal.

-Recurso-

Apeló  la  actora.

 

– III – Sentencia  de  la  Cámara  de  Apelaciones-

Los  Jueces  de  Cámara  señalaron  que  “El  deber  de  información  está  reconocido  en  el  Art.  42

de  la  Constitución  Nacional“.

En  tal  sentido  destacron  que “La  Res. (S.C.I.) y M nº 906/08, expresa  en  sus  CONSIDE-

RANDOS:`el  derecho  de  información  tiene  estrecha  relación  con  la  TIPOGRAFÍA  y  demás 

caractereses  de  los  textos  contractuales  y  resultan  de  suma  importancia  para  la  FÁCIL 

LECTURA  y  COMPRENSIÓN  del  CONTENIDO  NEGOCIAL´”.

 

A  lo  antedicho  añadieron  que “La  tipografía  también  es  importante,  por  el

EVENTUAL  PERJUICIO  que  puede  significar  PARA  LOS  CONSUMIDORES“.

 

Luego  de  transcribir  el  texto  del  Art.  de  la  Ley  24.240,  los  camaristas  remarcaron  que “La 

sumariada  no  demostró  que  la  utilización  en  el  texto  de  información  a  los  con-

sumidores,  de  características  tipográficos  DE  MENOR  ALTURA  a  1,8  mm,  no  

dificulta  la  lectura,  ni  acreditó  que  esos  requisitos  “extras”,  que  fija  la  Disp. 906/

08,  NO  ASEGURA  EL  DERECHO  de  los  CONSUMIDORES(Art.1º), a  una  información

`veraz,  detallada,  eficaz  y  suficiente´”.

 

Respecto  del  deber  de  los  Proveedores  afirmaron  que “Deben  brindar  a  los  consu-

midores,  la  información  sobre  el  AUMENTO  de  PRECIOS  del  servicio,  debiendo  

cumplir  con  las  disposiciones  reglamentarias  de  TV  por  cable,  y  aire  codificado“.

Ello  así, “en  tanto  establecen  que `…la  vigencia  de  las  presentes  condiciones,  salvo  en  

aquellos  casos  donde  se  haya  pactado  por  escrito  una  vigencia  distinta,  es  mensual

y  se  renueva  sucesivamente,  en  forma  autómatica,  por  iguales  períodos´”.

 

 

“`Antes  del  comienzo  de  cada  período,  la  empresa  podrá  ofrecer  NUEVAS  CONDICIONES,  que

se  reputarán  aceptadas  por  el  cliente  con  el  PAGO  de  la  FACTURA´”.

 

-conocimiento  del  consumidor-

Al  respecto  los  Magistrados  remarcaron  que  “Sin  perjuicio  de  que,  los  consumidores  al  tiempo

de  perfeccionar  el  contrato,  hubieran  conocido  las  dificultades  para  fijar  un  precio

definitivo,  o  las  características  definitivas  de  la  prestación  del  servicio  en  cuestión,  dicha

circunstancia  no  implica  entender,  que  la  modificación  del  precio  de  los  consu-

mos,  no  genera  derechos  y  obligaciones  a  las  partes,  máxime  que  las  cláusulas  

contractuales  prevén  la  posibilidad  del  cliente  de  no  aceptar  el  aumento  de  precio  y  dar

por  culminado  el  servicio“.

 

-importancia  del  derecho  de  información-

Se  lee  en  la  sentencia  que  “Admitido  que  la  información  es  una  herramienta  esencial  para

el  comportamiento  que  debe  asumir  el  usuario  frente  a  los  cambios  o  modificaciones  de

precios  del  servicio  y  que  existe  el  deber  legal  del  proveedor  de  informar  a  los 

clientes  de  dichas  modificaciones  con  arreglo  a  las  disposiciones  reglamentarias,

LO  CIERTO  ES  QUE,  TANTO  LA  AUSENCIA   DE  INFORMACIÓN,  como  su  cumplimiento  

defectuoso,  son  actos  violatorioa  de  dicha  obligación”. (del  texto  de  la  sentencia). 

 

– la  razón  de  la  multa-

Conforme  surge  de  la  sentencia a  la  sumariada  se  la  sanciona  porque,  la  Autoridad  de

Aplicación  PUDO  VERIFICAR  que  había  incumplido  los  requisitos  reglamentarios,   

utilizar  el  texto  caracteres   tipográficos  de  menor  altura;  y  no  exime  su  responsabilidad

que  la  Autoridad  de  Aplicación  HAYA  RECONOCIDO  que  existió  la  información,  ya  que  LA

INFRACCIÓN  LA  CONFIGURÓ  LO  POCO  LEGIBLE  del  texto  utilizado,  que  implicó  un  quiebre

de  confianza  y  colocó  al  consumidor  en  una  situación  de  riesgo (que  es  el  factor  objetivo  de  

atribución  autónoma  de  responsabilidad)”.

 

-no  se  requiere  comprobación  daño  concreto-

Así  surge  de  la  sentencia,  agregando  que  tampoco  se  requiere “de  un  beneficio  al  

proveedor,  ya  que  se  le  imputa  una  INFRACCIÓN  ADMINISTRATIVA,  PARA  CUYA

CONFIGURACIÓN  SE  REQUIERE  COMPROBAR  que,  el  infractor  no  cumplió  con  la    

conducta  que  le  fue  impuesta  jurídicamente”.

 

Concluyendo  los  camaristas  afirmaron  que  “La  intencionalidad  o  la  falta  de  ella,

tampoco  influye  en  la  configuración  de  la  infracción,  y  la  sola  verificación  de  

los  hechos,  hizo  nacer  su  responsabilidad,  pues  se  trata  del  incumplimiento  de  lo  pres-

cripto  por  la  ley,  según  una  apreciación  objetiva“.

 

-conclusión  de  la  sentencia-

“En  el  caso,  para  establecer  la  razonabilidad  del  quántum  de  la  sanción,  cabe  considerar:

(i)  el  perjuicio  ocasionado a  los  usuarios,  por  la  falta  imputada  –que  es  relevante  ya  que

se  encuentra  involucrado  el  aumento  del  cargo  del  servicio  de  TV  por  cable-,

(ii)  la  posición  en  el  mercado  de  la  empresa  – que  ya  es  conocida-,  y

(iii)  la  reincidencia  relativa  a  la  Ley  24.240…,  y

(iv)  las  multas  anteriormente  impuestas  a  la  empresa  por  el  MONTO  MÁXIMO  de  pesos

$  5.000.000 mediante  las  resoluciones  (DNCI)  405/10  y  648/1o,  fueran  reducidas-  con-

fundamento  en  exceso  de  punición  a  las  sumas  de  $  300.000  y   $  380.000,  respectiva-

mente,  por  la  Sala  V  (causa  nº  22.667/10, “Cablevisión  S.A.  c/  DNCI Disp. 648/2010,

pronunciamiento  del  17  de  abril  de  2.012).

 

Por  esta  razón,  la  Sala  I  de  la  CNACAF  resolvió:  reducir  la  multa  a  $ 1.000.000.-

 

———————————————————————————————————–

  1.Artículo  49  de  la  Ley  24.240:  “… para  la  aplicación  y  la  graduación  de  las  multas,

deben  ser  tomadas   en  cuenta  las  siguientes  pautas:

1. la  cuantía  del  beneficio  obtenido,

2. el  grado  de  intencionalidad,

3.  la  gravedad  de  los  riesgos  o  de  los  perjuicios  sociales  derivados  de  la

infracción  y  su  generalización,

4.  la  reincidencia,  y

5. las  demás  circunstancias  relevantes  del  hecho.

Se  considerará  reincidente  a  quién,  habiendo  sido  sancionado  por  infracción  a

la  ley,  incurra  en  otra  dentro  del  término  de  cinco (5) años.

 

   2.Detalles:

   (i). Las  cuestiones  quí  debatidas,  son  sustancialmente  analógas  a  las  que  esta  Sala

examinó  en  la  causa  “Cablevisión“,  con  pronunciamiento  del  05/03/2013.

   (ii). La  repetición  de  la  pericia  se  realizó  en  la  audiencia,  observando  el  instrumento,

mediante  un  MICROSCOPIO  MONOCULAR  AUTO  ILUMINADO,  marca  Focus.

(iii). Las  presentes  actuaciones  fueron  iniciadas  con  la  denuncia  de  PROCONSUMER,

(Asociación  de  Protección  de  Consumidores  del  Mercado  Común  del  Sur

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: