En una Relación Laboral Clandestina Eximen de Responsabilidad al Director Suplente

by Dra. Adela Prat on enero 5, 2015

EN  UNA  RELACIÓN  LABORAL  CLANDESTINA  EXIMEN  DE  RESPONSABILIDAD  AL   

DIRECTOR  SUPLENTE

 

SD  19622 – Expte. 30.511/2009/CAI – “Picardi,  Néstor Antonio  c/ Petroan  S.A.  y  otros  s/ despido”

CNTRAB – SALA  IX –  26/09/2014. (publicado  por  elDial.com AA8B8O)

La  Sala  IX  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  con  el  voto  de  los  Sres.  Dr.  Álvaro  E.  

Ballestrini  y  Dr.  Roberto  C.  Pompa  –  resolvió:

1)  Modificar  la  sentencia  de  grado  y

2) Rechazar  la  demanda  incoada  contra  A. C. A,

3) Dejar  sin  efecto  la  imposición  de  costas.

 

– I –  El  caso  concreto

El  actor  ingresó  a  su  trabajo  con  anterioridad  a  la  fecha  en  que  aparece  registrado  por  la  empleadora.

Se  desempeñaba  como  viajante  de  comercio  en  un  vínculo  laboral  clandestino.

Demandó  a  la  Sociedad  Anónima  empleadora  y  al  Director  Suplente.

Ante  la  falta  de  regularización  de  la  relación  laboral,  el  actor  se  dio  por  despedido.

La  sentencia  de  primera  instancia  hizo  lugar  a  su  reclamo.(Arts.  9,  10  y  15  LNE)

 

– II – La  sentencia  de  Cámara

Los  Dres. Ballestrini  y  Pompa  señalaron  que  En  lo  que  concierne  a  la  cuestión  de  índole  procesal

esgrimida  en  tono  a  la  declaración  de  rebeldía  decretada  por  lo  actuado  en  la  audiencia  de  absolución

de  posiciones  la  sociedad  demandadada  y  la  codemandada  Sra.  E. I. F. de A., cabe  destacar  que  tal  decisión

se  encontró  fundada  sobre  la  base  de  incumplimientos  por  parte   de  los  codemandados  a  las  normativas

que  rigen  el  acto“.

 

En  tal  sentido  destacaron  que En  efecto, la  codemandada  física  no  asistió  a  la  audiencia  y  no  esgrimió

causal  alguna  que  la  justifique  y  es  sabido  que  por  tratarse  de  un  acto  personal  no  podía  ser

reemplazada.

En  tanto  que  respecto  de  la  sociedad  el  decreto  encontró  respaldo  en  la  ausencia  de  acreditación  por

parte  de  quién  compareció  invocando  representación  de  que  se  encontraba  designado  en  los  términos

del  art.  87  de  la  Ley  19.550,  con  facultades  para  dicho  acto“.

 

A  lo  antedicho  el  Dr.  Balletrini  anadió: “en  lo  que  respecta  a  las  cuestiones  ventiladas  en  torno  al

fondo  del  asunto,  expondré  a  continuación  la  solución  que  estimo  adecuada.

En  tal  sentido  consideró  que  asiste  razón  a  los  apelantes  acerca  de  que  los  términos  de  los  escritos

de  responde  de  los  codemandados  físicos,  no  permiten  inferir  un  reconocimiento  de  los  términos  de  la

demanda  con  los  alcances  que  fueron  otorgados  en  el  fallo  recurrido“.

 

Más  adelante  aseguró  “considero  que  la  denuncia  del  inicio  aparece  respaldada  no  sólo  por  la  doble

presunción  que  emerge  de  la  rebeldía  en  que  incurrió  la  sociedad  demandada  tanto  al  no  contestar  la

demanda,  como  al  inasistir  a  la  audiencia  confesional,  sino  también  por  los  elementos  colectados

soslayados  en  el  fallo  anterior-,  que  dan  cuenta  que  la  prestación  del  actor“.

 

“En  efecto,  tanto  de  la  prueba  testifical,  como  de  la  informativa,  se  advierte  acreditado  el  ingreso  del

actor  con  anterioridad  a  la  fecha  en  que  aparece  registrado  por  la  empleadora   según  compulsa  efectuada

por  la  perito  contadora-,  así  como  por  la  calidad  de  viajante  de  comercio,  y  las  comisiones  y  ventas

efectuadas  a  los  clientes  según  se  denunció  en  la  demanda“, afirmó.

 

“Sobre  la  base  de  las  presunciones  emergentes  de  las  rebeldías  mencionadas,  así  como  del  detalle  de  las

operaciones  verificadas  por  el  perito  contador  pendientes  de  cancelación  a  favor  del  actor,  es  que  considero

respaldada  la  decisión  adoptada  en  el  fallo  recurrido  acerca  de  la  irregularidad  registral  en  que  se

mantuvo  el  vínculo  y  la  justificación  del  actor  al  colocarse  en  situación  de  despido  indirecto  y  su  derecho

a  percibir  los  rubros  y  montos  allí  liquidados (considerando 3).

 

-La  responsabilidad  del  Director  Suplente

El  Sr. Juez  preopinante  sostuvo  que  “en  lo  que  respecta  a  la  responsanbilidad  personal  endilgada  a

la  Sra.  E. I. F. de  A.,  considero  que  los  argumentos  que  expone  para  exonerarse  de  condena  resultan

insuficientes,  en  la  medida  que  ha  quedado  acreditada  su  calidad  de  Presidente  de  la  sociedad  en  la

época  en  que  se  mantuvo  el  vínculo  laboral  con  el  actor,  por  lo  que  no  podía  desconocer  las

irregularidades  respecto  del  mismo  y,  es  más,  tampoco  invocó  haberse  opuesto  a  ello  de  manera

expresa,  lo  que  autoriza  a  aplicar  las  disposiciones  de  los  arts.  54, 59  y  274  de  la  Ley  19.55o,  como

se  decidió  en  la  sentencia  recurrida“.

 

-caso  donde  el  Director  Suplente  es  responsable-

El  Magistrado  de  Cámara  remarcó  que  “sin  embargo,  respecto  del  disendo  expuesto  por  el  Sr. A. C. A.,

considero  que  le  asiste  razón  en  la  medida  de  que  el  mismo  sólo  ostentó  el  cargo  de  Director  Suplente”  

y   que  de  las  constancias  de  causa  no  surge  una  intervención  personal  en  el  vínculo  laboral  habido  entre  el

actor  y  sociedad  demandada.  Sobre  el  particular  destaco  que  el  testigo  Hosch único  compañero  de  trabajo

que  declaró  en  autos  manifestó  que  quienes  daban  las  órdenes  eran  A. A.  y  G. G.  y  que  A.C. A.  jamás  lo

vio  trabajar  en  la  empresa,  todo  lo  cual  permite  inferir  que  por  su  falta  de  intervención  no  resulta  alcanza-

do  por  las  disposiciones  legales  antes  mencionadas,  razón  por  la  cual  aconsejo  que  sea  excluído  de  condena“.

 

“En  consecuencia,  de  compartirse  lo  antes  expuesto,  aconsejo  modificar  el  fallo  anterior  y  rechazar  la

demanda  contra  A. C. A.  y  confirmarla  en  lo  demás  que  resuelve  respecto  de  las  otras  codemandadas“.

sentenció.

 

-conclusión  de  la  sentencia-

Finalmente  dijo  “de  compartirse  lo  antes  expuesto,  aconsejo  modificar  el  fallo  anterior  y  rechazar  la

demanda  contra  A. C. A.  y  confirmarla  en  lo  demás  que  resuelve  respecto  de  las  otras  codemandadas“.

 

-costas-

Por  la  forma  en  que  se  resuelven  los  restantes  recursos,  aconsejo  imponer  las  costas  de  alzada  a  la

sociedad  demandada  y  a  la  codemandada  E. I. F. de  A.  en  forma  solidaria.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: