Derecho a la Salud: La CSJ de Salta Ordenó al Instituto Provincial de Salud la Cobertura a Favor de un Menor Discapacitado de las Prestaciones Futuras, un Estudio Genético Molecular Más Pasajes y Estadía Para el Menor y dos Acompañantes

by Dra. Adela Prat on enero 29, 2015

 

DERECHO  A  LA  SALUD:

LA  CJSALTA  ORDENÓ  AL  INSTITUTO  PROVINCIAL

DE  SALUD  LA  COBERTURA  A  FAVOR  DE  UN  MENOR

DISCAPACITADO  DE   PRESTACIONES   FUTURAS,  UN

ESTUDIO  GENÉTICO  MOLECULAR   Y  PASAJES  Y  ESTADÍA.

 

OBRA  SOCIAL IMPOSICIÓN  DE  COSTAS  A  LA  DEMANDADA.

 

 

Expte. Nº CJS 37.378/14 –  “R., A. L.; G., J. H.  en  representación

de  su  hijo  menor  c/  Instituto  Provincial  de  la  Salud  Mental

de  Salta(I.P.S.)  s/  amparo- recurso  de  apelación- CSJ de Salta-

01/12/2014  (elDial.comAA8C63)-

 

La  Corte  de  Justicia  de  Salta  –  integrada  por  los  Sres  Jueces  Dr.  Gui-

llemo  A.  Posadas;  Dr.  Guillermo  A.  Catalano;  Dr.  Abel  Cornejo;  Dr.  Ser

gio  Fabián  Vittar;  Dr.  Guillermo  F.  Díaz;  Dr.  Ernesto  R.  Ramón  y  Dra.

Susana  G.  Kauffman  de  Martinelli  –  dictó  la  siguiente  SENTENCIA:

I. Hacer  lugar  al  recurso  se  apelación,  y

II. Revocar  la  Sentencia  y  disponer  que  el  Instituto  P.  de Salta

brinde  cobertura  integral  al  menor  discapacitado R., H. G. mediante  las

acciones  de:

(i).  prevención,  asistencia,  promoción  y  protección  de  su  salud,

 (respetando  las  prestaciones  básicas  de  la  Ley  24.901,conforme  se  com

prometió  en  su  presentación),

(ii). cobertura  de  la  práctica,

(aconsejada  por  el  Hospistal  Ramos  Mejía),

(iii). abonar  pasajes  y  estadía  para  el  menor  y  dos  acompañantes,

(iv).  brindar  la  prestaciones  futuras  justificadas  que  indique  su

médico  tratante,

(v).  control  y  auditoría  por  parte  de  la  demandada,

(respetando  el  principio  de  no  interrupción).

III. Revocar  el  punto  II  de  la  sentencia, 1

(en  cuanto  impone  las  costas  a  los  actores  e  imponerlas  en  su  totali-

dad  en  ambas  instancias,  a  la  demandada).

IV. Disponer  la  supresión  de  la  identificación  de  los  actores  y

del  menor  representado  en  toda  copia  para  PUBLICIDAD  de  la  sen-

tencia,  sustituyéndola  por  sus  iniciales.

V. Mandar  se  registre  y  notifique.

 VI.  punto  II  revocado, dice  lo  siguiente:

Primer  párrafo:

“2º)  Que  a  tenor  de  lo  dispuesto  por  el  Art.87 de  la  Constitución  de

la  Provincia,  la  acción  de  amparo  procede  ante  actos  y  omisiones  ile-

gales  de  la  Autoridad  o  de  particulares,  restrictivos  y  negatorios  de  las

garantías  y  derechos  subjetivos  explícita  e  implicítamente  allí  consagra-

dos.La  viabilidad  de  esta  acción  requiere,  en  consecuencia,  la  invoca-

cación  de  un  derecho  indiscutible,  cierto,  preciso,  de  jeraquía  constitucio-

nal,  y  además  que  la  conducta  impugnada  sea  manifiestamente  arbitra-

ria  o  ilegítima,  y  que  el  daño  no  pueda  evitarse  o  repararse  adecuada-

mente  o  por  otras  vías.

 

–  I  -La  sentencia  de  la  anterior  instancia-

Esta  sentencia  resolvió  tener  al  Instituto  Provincial  de  Salud  de  Salta,

por  allanado  a  la  demanda,  en  cuanto  a  la  cobertura  integral  del 

menor  discapacitado  R., H. G.,  e  impuso  las  costas  en  un  60%  a  la

demandada  y  en  40%  a  los  actores.

Para  así  decidir,  el  Sr.  Juez  del  amparo,  sostuvo  que  si  al  contestar  la

demanda, la  obra  social  asumió  una  determinada  postura,  en  el  curso

del  proceso  la  modificó  en  forma  sustancial,  y  que  se  avino  a  dar  una

cobertura  más  que  integral,  por  lo  que  estimó  ajustado  a  derecho,  im-

poner  las  costas  como  se  dijo  supra“.

 

– II -Sentencia  de  la  Corte  de  Justicia  de  Salta-

Los  Jueces  integrantes  del  Alto  Tribunal  de  la  Provincia  de  Salta

estimaron  que:”El  amparista,  según  constancias,  es  un  menor  discapa

citado,  por  lo  que  resulta  aplicable  la  Ley  Nº 24.901,  que  instituye  

un  sistema  de  prestaciones  básicas  en  Habilitación  y  Rehabilitación  

de  personas  con  discapacidad  y  en  virtud  de  tales  previsiones,    la

Provincia  de  Salta  ha  instituido,  a  través  de  la  Ley  nº 7.600,  un  sis-

tema  en  concorsancia  con  aquélla (Art.  1º)“.

 

“En  tal  sentido,  esta  Ley  dispuso  que  el  I.P.S.S.  queda  obligado  a  la

atención  integral,  de  acuerdo  con  un  Nomenclador  Especial  (Art. 2º),

respetando  las  prestaciones  básicas  según  la  Ley  Nacional,  la  que  en

su  capítulo  IV,  arts.  14  a  18,  las  califica  en:

(i)  prestaciones  colectivas,

(ii) de  rehabilitación,

(iii)  educativas,

(iv)  terapeúticas  educativas,  y

(v)  asistenciales,

iluminadas  todas  por  el  preceptuado  en  el  art.  1º  que  contempla  a-

cciones  de  prevención,  asistencia,  promoción  y  protección  de  perso-

nas  con  discapacidad,  siendo  su  objetobrindarles cobertura  integral-“

 

Más  adelante  manifestaron  que:”La  sentencia  dictada  por  el  Juez  a

quo  condena  a  la  demandada,  a  otorgar  las  prestaciones  ofrecidas  por

por  ella,  esto  es:  honorarios  del  Dr. G. $ 1.000  cada  6 meses,  terapia 

ocupacional  $ 864  por  mes,  maestra  integradora: $ 2.805,12  por  mes,

acompañante  terapeútico  $ 3.012,80  por  mes,  más  transporte  en  re-

mis  $ 2.367.20. Si  bien  la  propuesta  en  que  se  basa  la  condena   ha

sido  aceptada  en  la  Audiencia,  el  representante  de  la  actora  ratificó

allí  lo  peticionado  en  la  demanda  bajo  la  denominación  de “Trata-

mientos  Futuros”,  rubro  al  que  la  demandada  se  opuso  y  al  que

no  hizo  lugar  el  fallo  recurrido“.

– tratamientos  futuros-

Afirmaron  que: “… la  sentencia  rechaza  los  tratamientos  futuros  y  obli-

ga  al  amparista  a  renovar  sus  pedidos,  cuando  ya  existe  un  diagnós-

tico  y  pronóstico  consolidados, respecto  de  la  enfermedad  del  ni-

ño  y  sólo  resta  continuar  con  aquéllos  según  las  prescripciones  del

médico  tratante“.

 

“En  ese  contexto, se  observa  que  la  sentencia  recurrida  no  advierte

que  la  salud  del  amparista bien  supremo  a  proteger  quedaría  en  un

eventual  estado  de  riesgo,  pues  la  falta  de  cobertura  a  lo  que  en  el

futuro  prescriban  los  facultativos  que  lo  atiendan,  vulnera  ese  dere-

cho  constitucional, el  que  sólo  puede  ser  preservado, en  el  caso,  me-

diante  la  vía  excepcional  elegida“. (texto  de  la  sentencia).

-conclusión  de  la  sentencia-

En  tal  sentido,  el  Alto  Tribunal  de  la  Provincia  de  Salta  concluyó:

“… debe  tenerse  en  consideración  que,  la  condena  a  la  demandada  a

cubrir  en  forma  íntegra  todas  las  pretensiones  que  requieran  la  aten

ción  de  las  dolencias  del  amparista,  y  que  sean  prescriptas  por  los

profesionales  tratantes,  no  excluye  ni  afecta  las  facultades  de  control

y  de  dirección  de  la  obra  social  demandada.1

 

“Respecto  de  la  imposición  de  costas,  cabe  considerar  que  la  acción

no  tiene  un  fin  patrimonial,  sino  la  cobertura  integral  del  tratamiento

del  amparado,  y  que  la  distribución  dispuesta  por  el  a  quo  no  se

funda  en  el  allanamiento  al  que  se  alude,  razón  por  la  cual  resulta  

inoficioso  analizar  la  oportunidad  y  extensión  del  mismo.Por  el  con-

trario  el  fallo  sustenta  la  imposición  de  las  costas  en  la  actitud  de

los  amparistas  en  relación  a  la  condena  de  futuro,  valorando  el  venci

miento  parcial  sobre  el  punto. Siendo  ello  así,  y  por  la  forma  que

aquí  se  resuelve,  corresponde  revocar  tal  distribución  e  imponerlas

en  su  totalidad  y  en  ambas  instancias,  a  la  demandada“. 

—————————————————————————————–

  1. “En  efecto,  tales  prestaciones  deben  estar  debidamente

justificadas  y  ser  oportunamente  requeridas  al  Instituto  Provincial

de  Salud,  recurriendo  a  los  trámites  normales  y  ordinarios  exigibles,

para  el  caso, momento  en  el  cual  éste  podrá  ejercer  dichas  prerroga-

tivas  legales.Ello  sin  perjuicio, de  advertir  a  la  demandada  que  al  mo-

mento  de  evaluar  la  procedencia  de  su  autorización,  debe  tener  pre-

sente  lo  aquí  decidido  y  sus  fundamentos“.

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: