Contrato de Obra Pública Quiebra de la Empresa Contratista Seguro de Caución La Cámara Confirmó la Sentencia que Rechazó la Excepción de Prescripción contemplada en el Art. 56 de la Ley 24.522

by Dra. Adela Prat on enero 7, 2015

CONTRATO  DE  OBRA  PÚBLICA.  QUIEBRA  DE  LA  EMPRESA  CONTRATISTA.SEGURO  DE

CAUCIÓN.LA  CÁMARA  RECHAZÓ  LA  EXCEPCIÓN  DE  PRESCRIPCIÓN  CONTEMPLADA  EN

EL  ART. 56  DE  LA  LEY  24.522

 

Causa  Nº  3141/2006  –  “Sociedad  del  Estado  Casa  de  Moneda  c/  Cooperativa  de  Seguros  Navieros

LTDA.  s/  proceso  de  conocimiento”  –  CNACAF  –  SALA  I  –  21/08/2014  (elDial.com – AA8C55)

 

La  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Civil  y  Comercial  Federal  –  integrada  por  los  Jueces  de  Cámara 

Sra.  Dra.  Clara  María  do  Pico,  Sr.  Dr.  Rodolfo  Eduardo  Facio   y   Sr.  Dr.  Carlos  Manuel  Greco  –

resolvió:

Destimar  los  agravios  de  la  parte  demandada,

Confirmar  la  sentencia  apelada;

Rechazó  la  excepción  de  prescripción,

 

Modificare  la  sentencia  en  lo  que  concierne  al  límite  que  dispuso  al  resarcimiento,

Aplicar  al  crédito  la  tasa  pasiva  promedio  que  publica  el  BCRA,

desde  la  fecha  de  rescisión  contractual,  e

Imponer  las  costas  a  la  demandada  vencida.

 

El  Sr.  Juez  preopinante,  Dr.  Rodolfo  Facio  señaló: ” La  Sociedad  de  Estado  Casa  de  Moneda  promoviò  deman-

da  contra  la  Cooperativa  de  Seguros  Navieros  Ltda  SA,  en  su  carácter  de  FIADORA  SOLIDARIA   del  contrato

de  obra  pública  que  firmó  con  la  empresa  “Construcciones  Taddia  SA”,  con  la  finalidad  de  obtener  el  cobro

de  la  suma  de  $  233.892,77,  con  más  intereses  y  las  costas  del  proceso.

 

Aclaro  que  “la  firma  constructora,  TOMADORA  DEL  SEGURO,  fue  citada  como  tercero  en  el  proceso  a  requeri-

miento  de  la  parte  demandadad  e  informó  que  el  24/02/2003  si  dispuso  la  APERTURA  DEL  CONCURSO

PREVENTIVO  y  el  03/05/2006,  el  Juez  comercial  DECRETÓ  su  QUIEBRA.

 

El  Sr.  Juez  de  primera  instancia  RECHAZÓ  la  excepción  de  prescripción  opuesta  por  la  de-

mandada  y  la  condenó  al  pago  de  la  suma  reclamada,  más  intereses.

Dispuso  que  los  intereses  corrían  desde  el  momento  de  la  rescisión  contractual.

Informó  que  la  rescisión  contractual  fue  efectuada  el  20/06/2000.

Prescisó  que  el  monto  de  condena  no  podría  ser  superior  al  límite  establecido  en  las  pólizas.

Impuso  las  costas  a  la  demandada  vencida.

 

Para  decidir  de  ese  modo  sostuvo  que:

1.  La  precripción  contemplada  en  el  art.  56  de  la  Ley  24.522  requiere,  para  su  operatividad,  la  existencia

de  un  ACUERDO  HOMOLOGADO,  extremo  que  no  se  verifica  en  el  caso,

2. De  acuerdo  con  lo  dispuesto  en  la  norma  mencionada,  y  toda  vez  que  el  juez  del  concurso  informó  con

fecha  24/02/2003,  se  dispuso  la  apertura  del  Concurso  Preventivo  y  con  fecha  03/05/2006  se  decretó  la

quiebra  de  la  Firma  Constructora,  no  resulta  aplicable  el  plazo  de  prescripción  allí  previsto,

3. A  diferencia  del  CONTRATO  DE  SEGURO  TÍPICO,  que  da  cuenta  de  una  relación  bilateral  y  autónoma

caracterizada por  una  serie  de  cargas  que  pesan  sobre  el  asegurado,  en  el  contrato  de  CAUCIÓN  la

obligación  que  asume  el  asegurador  frente  al  asegurado  no  es  autónoma  ni  accesoria,

4. El  asegurador  se  obliga  al  pago  de  una  suma  de  dinero  por  el  mero  incumplimiento  del  tomador  de  la

póliza,

5.  En  las  “Condiciones  Generales”  estipuladas  en  las  pólizas  Nºs  33966  y  33967  surge  que  “la  precripción

de  las  acciones  contra  el  Asegurador  se  producirá  cuando  prescriban  las  acciones  del  Asegurado  contra  el

Tomador,  de  acuerdo  con  las  disposiciones  legales  y  contractuales  aplicables (art. 8 póliza  de  Cond. Grales),

6.  Se  aplica  al  caso  el  plazo  de  prescripción  de  10  (diez)  años  conforme  Art.  4023  del  Código  Civil,

7. El  Asegurador  debe  garantizar  al  acreedor  el  pago  de  una  indemnización  en  el  caso  de  que  el  Tomador

no  realice  la  obra  o  no  cumpla  con  el  suministro  o  servicio  convenido,

8. Tras  examinar  las  estipulaciones  contenidas  en  las  pólizas  de  seguro  surge  que  ante  el  incumpli

miento  del  Tomador  del  seguro,  y  luego  de  resultar  infructuosa  la  intimación  extrajudicial,  la  parte  actora

se  encuentra  habilitada  para  accionar  contra  la  Aseguradora,

9. De  las  Actuaciones  Administrativas  surge  que  Construcciones  Taddia  S.A  sólo  cumplió  con  el  25,94

del  contrato  celebrado,

10.  Del  Pliego  de  Bases  y  Condiciones  Particulares,  en  su  apartado  4º  (ítem 13),  surge  con  claridad  las

exigencias  preferentes  al  sistema  de  provisión  e  instalación  de  aire  acondicionado;  y  éstas  no  fueron

cumplidas  por  la  Firma  Constructora,

11. La  propia  demandada  detalló  los  Equipos  que  propuso  para  el  cumplimiento  de  la  obra, los  que,  del

simple  coteho  de  les  exigencias  requeridas en  el  el  Pliego  de  Bases  y  Condiciones,  se  advierte  que  no

cumplen  con  las  expectativas  técnicas.

 

-Recurso

La  parte  actora “Sociedad  de  Estado  Casa  de  Moneda”  expuso  los  siguientes  agravios:

(i)  La  sentencia  reconoce  que  la  “Cooperativa  de  Seguros  Navieros”  debe  ingresar  intereses  por  mora,

sin  embargo,  limita  su  percepción  hasta  el  límite  establecido  en  las  pólizas  de  seguros  nºs  33966  y  33967,

(ii)  Los  intereses  por  mora  se  originan  como  consecuencia  de  que  la  demandada  no  asumió  en  tiempo  y

forma  las  consecuencias  jurídicas  de  su  responsabilidad,

(iii)  El  pronunciamiento  desconoce  la  naturaleza  jurídica  del  CONTRATO  de  GARANTÍA,  AVAL  o  FIANZA,

en  tanto  no  corresponde  limitar  cuantitativamente  el  riesgo  que  origina  la  mora  de  la  Aseguradora

hasta  el  límite  de  los  importes  previstos  en  las  pólizas,

(iv)  No  surge  de  las  previsiones  contenidas  en  las  pólizas   que  la  Aseguradora  se  encuentra  exenta  del

pago  de  los  intereses  por  mora,  más  aún  cuando  ello  es  consecuencia  natural  del  incumplimiento  que

originó  su  accionar.

 

Sentencia  de  la  Cámara

Los  Jueces  de  Cámara  señalaron  que  cabe  poner  de  resalto  que  de  las  Condiciones  Generales  de  las

pólizas  nºs  33966  y  33967  surge  que `la  prescricpión  de  las  acciones  contra  el  Asegurador,  se  producirá

cuando  prescriban  las  acciones  del  Asegurado  contra  el  Tomador,  de  acuerdo  con  las  disposiciones  legales  y

y  contractuales  aplicables´. Esta  Sala  ha  examinado  en  varias  ocasiones   planteos  que  presentan  analogía

con  el  que  ofrece  la  parte  demandada.  En  esos  casos,  este  Tribunal  expresó  que  el  actor  se  encuentra

obligado  a  mantener  viva  la  acción  contra  el  Tomador  del  seguro,  para  pretender  demandar  a  la  Cía

Aseguradora  ya  que,  de  conformidad  con  la  cláusula  transcripta,  la  prescripción  de  la  acción  relativa  al

concursado  Tomador  del  seguro  produce  la  prescripción   de  la  acción  contra  la  Cía  Aseguradora.

A  partir  de  dichas  premisas,  se  advierte  que  el  planteo  no  puede  prosperar,  en  tanto  la  acción  de  la  parte

actora  para  demandar  no  se  encuentra  prescripta.”

 

Más  adelante  afirmaron  que  “El  efecto  prescriptivo  se  produce  sólo  en  un  supuesto  de  Concurso

Preventivo  exitoso,  esto  es  el  que  no  se  frustra  terminando  por  desestimiento  o  quiebra

indirecta”

En  suma,  el  planteo  de  prescripción  no  puede  ser   acogido”.

 

“La  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  cabe  recordar  ha  dicho  que  `los  contratos  deben  celebrarse,

interpretarse  y  ejecutarse  de  buena  fe  y  de  acuerdo  con  lo  que  las  partes  verosílmilmente  entendieron  o

pudieron  entender,  obrando  con  cuidado  y  previsión,  y  este  principio  cardinal  de  buena  fe  informa  y

fundamenta  todo  nuestro  ordenamiento,  tanto  público  como  privado,  al  enraizarlo  en  las  más  sólidas

tradiciones  éticas  y  socliales  de  nuestra  cultura (Fallos: 330: 1649), y  que  uno  de  los  principios  rectores

en  materia  contractual  `consiste  en  considerar  al  Pliego  de  Condiciones  como  la  ley  de  la  Licitación o

Ley  del  contrato,  pues  es  en  él  donde  se  especifican  el  objeto  de  la  contratación  y  los  derechos

y  obligaciones  del  licitante,  de  los  oferentes  y  del  adjudicatario,  con  las  notas  de  aclaración  que  corres-

pondan´(Fallos: 327: 277). (del  texto  de  la  sentencia).

 

Más  adelante  la  sentencia  reza  “si  tal  como  afirma  la  parte  demandada  el  Pliego  consignaba  información

INCORRECTA  –que,  supuestamente,  frustraría  el  cumplimiento  del  contrato  correspondería  a  la  Firma

Constructora  solicitar  algunas  de  las  múltiples  instancias  del  procedimiento  contractual  las  aclaraciones

pertinentes  y  no  lo  hizo“.

 

Respecto  de  la  empresa  constructora,  los  camaristas  afirmaron  que  tuvo  o  debió  tener  pleno  conocimiento

de  las  disposiciones  del  Pliego  y  de  los  concretos  alcances  materiales  de  las  obligaciones  asumidas.   La

magnitud  de  los  intereses  en  juego  le  impone  actuar  de  manera  de  prever  cualquier  eventualidad  que  pudiese

incidir  negativamente  en  el  resultado  económico  del  contrato (Fallos:  324:4199), adoptando  a  este  efecto  las

diligencias  apropiadas  que  exigían  las  circunstancias  de  persona,  tiempo  y  lugar  y  si  la  oferente  incurrió

en  error  al  interpretar  las  cláusulas  contractuales,  éste  provendría  de  un  acto  propio  que  impide  su

invocación  (Fallos: 330:1649)”.

 

La  pericia

La  impugnación  del  peritaje  debe  tener  tal  fuerza  y  fundamento  que  evidencie  la  falta  de  competencia,

idoneidad  o  principios  científicos  en  que  se  funda  el  dictamen.  Ello  es  así  porque  cuando  el  dictamen

pericial  comporta  la  necesidad  de  una  apreciación  específica  del  saber  del  perito,  para  desvirtuarlo  es

imprescindible  valorar  elementos  que  permitan  advertir  fehacientemente  el  error  o  el  insuficiente

aprovechamiento  de  los  conocimientos  científicos  que  deben  tener  por  su  profesión  o  título  habilitante.

Asimismo,  el  cuestionamiento  de  una  pericia  realizada  por  un  profesional  de  determinada  rama  del

saber  requiere  necesariamente  que  se  señalen  cuáles  son  los  hechos  inexactos  en  los  que  dicha  pericia

se  funda  y  cuáles  son  los  errores  científicos  en  los  que  el  perito  ha  incurrido.  Ello  puede  hacerse

demostrando  la  inexactitud  de  los  hechos  y  rebatiendo  con  apoyo  suficiente  aquellos  errores“.

(del  texto  de  la  sentencia)

 

Más  adelante  puntualizaron  que dada  la  claridad  de  los  antecedentes  reseñad0s,  que  fueron  categóricos,

en  poner  de  resalto  el  incumplimiento  de  la  Firma  Constructora  y  contratista,  y  la  falta  de  elementos  de

convicción  idóneos  que  permitan  poner  en  dudas  las  conclusiones  del  peritaje,  debe  desestimarse  el

planteo“.

 

Ello  así  porque  la  obligación  de  la  Aseguradora  encuentra  su  fundamento  en  un   SEGURO  de  CAUCIÓN,

cuya  finalidad  es  garantizar  a  favor  de  un  tercero  – el  garantizado   el  incumplimiento  del  Tomador,  de

una  manera  expeditiva,  habida  cuenta  del  origen  de  esta  figura,  que  aparece  como  un  sustituto  de  una

CAUCIÓN  REAL  en  poder  del  comitente(Fallos: 321:3334).

 

Asimismo  dijeron  que  “el  objeto  del  CONTRATO  de  CAUCIÓN  es  garantizar  a  un  tercero  beneficiario  de

las  consecuencias  de  los  posibles  incumplimientos  del  Tomador,  vinculado  con  un  contrato  anterior.  El

instituto  garantiza  al  acreedor  de  una  obligación  que  su  deudor  cumplirá  lo  pactado;  el  Asegurado  tiene

otro  responsable  que  le  incorpora  una  responsabilidad  autónoma,  pertenece  a  los  CONTRATOS  DE

GARANTÍA,  cuyo  objeto  es  la  elimininación  del  riesgo  de  mora“.

 

El  carácter  expeditivo  y  la  eliminación  del  riesgo  de  mora  que  constituye  el  objeto  del  SEGURO  de

CAUCIÓN  fue  desvirtuado  por  la  conducta  de  la  parte  demandada  que,  tras  ser  intimada  en  múltiples

ocasiones  mediante  Carta  Documento  (CD),  aún  no  ha  cumplido  con  su  obligación.  De  las  claúsulas

de  las  Condiciones  Generales  de  la  póliza  surge  que  `Una  vez  firma  la  resolución  dictada  dentro  del 

ámbito  interno  del  Asegurado,  que  establezca  la  responsabilidad  del  Tomador  por  el  incumplimiento  de  las

obligaciones  a  su  cargo,  el  Asegurado  tendrá  derecho  a  exigir  al  Asegurador  el  pago  pertinente,  luego  de

haber  resultado  infructuosa  la  INTIMACIÓN  EXTRAJUDICIAL  de  pago  hecha  por  aquél,  no  siendo  necesa-

ria  otra  interpelación  ni  acción  previa  sobre  sus  bienes(apartado  6º).  Y  que  el  apartado  7º  dice  que

reunidos  los  recaudos  establecidos  en  la  claúsula  6,  el  siniestro  quedará  configurado  y  tendrá  como  fecha

cierta  la  de  recepción,  por  parte  del  Asegurador,  de  la  documentación  pertinente,  debiendo  el  Asegurador

hacer  efectivo  al  Asegurado  el  importe  garantizado  dentro  de  los  15  días ( del  texto  de  la  sentencia)

 

Parte  resolutoria  de  la  sentencia

La  parte  demandada  debe  satisfacer,  además  de  la  suma  asegurada  por  el  incumplimiento  de  la

Empresa  Constructora  –  $  233.892,77 -,  los  intereses  previstos   en  el  artículo  622  del  Código  Civil

en  tanto  éstos  constituyen  una  consecuencia  inmediata  y  necesaria  del  incumplimiento  de  la  obligación,

y  cuyo  objeto  es  compensar  la  imposibilidad  en  la  que  se  vio  inmerso  el  Asegurado  de  aplicar  al  capital

adeudado  por  la  Aseguradora  en  una  inversión  generadora  de  renta”.

 

NOTAS  AL  PIE:

a)Art. 56  Ley  24.522.”El  pedido  de  verificación  tardía  no  debe  deducirse  por  incidentes,

mientras  transcurra  el  trámite  de  la  presentación  en  concurso.”

 

b)”El  contratista  realizó  la  “visita  a  obra”,  ofertó  y  aceptó  la  orden  de  compra

sin   formular  objeción  alguna”.

 

c)“El  23  de  octubre  de  2013,  en  el  Concurso  Preventivo   de la  Empresa  constructora,  la

Sociedad  Estatal  verificó  un  crédito  a  su  favor  por  la  suma  de  $  217.740″ 

 

d)El  contrato  era  la  provisión  del  servicio  de  remodelación  de  un  local  de  640 metros  

cuadrados,  que  pasará  a  formar  parte  del  Sector  Offset  rotativo,  para  instalar  una  máquina

impresora  rotativa  Offset,  formato  variable,  MULLER  MARTINI  Concept (…)

 

e)El  plazo  de  ejecución  de  la  obra  inició  el  1  de   septiembre  de  1999. El  9  de  septiembre  de

ese  año  la  Firma  Constructora  presentó  una  nota  en  la  que  manifestó  que  el  Sector  donde  debían  realizarse

los  trabajos  no  se  encontraba  liberado  en  su  totalidad  y  solicitó  que  se  contemplara  esa  circunstancia  ante

una  eventual  demora  en  los  trabajos.”

 

f) “Sin  embargo, el  “Área  de  Ingeniería  de planta”  manfiestó  el  14/09/1999, que  la  Empresa  dispone

desde  la  fecha  de  inicio  de  la  obra  de  la  totalidad  del  Taller  de  Ofsset  rotativo”.

 

g) “El  ingeniero  sostuvo  que  los  Equipos  que  propuso  la  Empresa  Constructora  no  cumplían  con  las

exigencias  del  Pliego“.

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: