La Cámara Comercial Declaró la Nulidad de la Citación por Cédula a Reconocer Firma y del Mandamiento de Intimación de Pago Debido a Incertidumbre Generada por la Diversidad de Domicilios Probados del Ejecutado

by Dra. Adela Prat on diciembre 22, 2014

LA  CÁMARA  NACIONAL  COMERCIAL  DECLARÓ  LA  NULIDAD  DE  LA  

CITACIÓN  POR  CÉDULA  PARA  RECONOCER  FIRMA  Y  DEL  MANDAMIENTO

DE  INTIMACIÓN  DE  PAGO.

 

Gran  incertidumbre  generada  por  la  diversidad  de  domicilios  del  ejecutado  y

acerca  de  si  dichos  actos  cumplieron  la  finalidad  para  la  que  fueron  ordenados.

 

 

 

Autos:”Nuevo  Banco  de  Santa  Fe  S.A.  c/ Funes,  Gerardo  Martín  s/  Ejecutivo  

s/  Ejecutivo”  –  CNCOM  –  SALA  C  –  13/11/2014

 

– I –  El  caso  planteado

El  el  marco  de  un  juicio  ejecutivo  se  libró  cédula  para  notificar  el  traslado  de

la  demanda. 

Y  citación  para  reconocer  su  firma.  

Con  posterioridad  y  atento  el  resultado  negativo  de  la  notificación,  el   Sr.  Juez 

ordenó  se  libre  un  mandamiento  de  intimación  de  pago,  a  ese  mismo  domicilio.

El  mandamiento  de  intimación  también  dio  resultado  negativo.

Ambos  actos  procesales  se  cumplieron  en  el  domicilio  registrado  del  ejecuta-

do  en  el  Registro  Nacional  de  las  Personas. 

Tal  domicilio  coincide  con  el  mencionado  en  el  contrato  que  dió  base  a  esta 

demanda  ejecutiva.

Existen  otras  constancias  que  dan  cuenta  de  un  domicilio  distinto  al  

anterior.  Así  por  ejemplo: 

1. El  segundo  informe  proveído  por  la  CNE  –Cámara  Nacional  Electoral-;

2. El  informe  enviado  por  la  Administración  Federal  de  Ingresos  Públicos  (AFIP);

3. El  DNI  del  demandado, y

4. Las  boletas  de  servicios  públicos (gas  y  electricidad)

Los  cuatro (4)  domicilios  informados  lo  ubican  al  demandado,  en  cierto  Partido  de

la  Provincia  de  Buenos  Aires. 

El  actor  apeló  la resolución  que  lo  tuvo  por  notificado.

Sostuvo  que  la  notificación  es  nula,  por  no  coincidir  con  su  verdadero  domicilio.

 

 

–  II –  Sentencia  de  la  Cámara  Nacional  Comercial 

La  Sala  C  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial  –  integrada  por  los

Jueces  Sra.  Dra.  Julia  Villanueva,  Sr.  Dr.  Eduardo  R.  Machin  y  Sr.  Dr.  Juan  R.

Garibotto  –  resolvió:

-Hacer  lugar  a  la  apelación,

-Revocar  la  resolución  de  primera  instancia,

-y  declarar  la  nulidad  de  notificación  por  cédula  y  del  mandamiento  y  de  to-

dos  los  actos  procesales  que  han  consecuencia  de  la  notificación. 

-Con  costas  por  su  orden  en  las  dos  instancias.

 

Los  Jueces  de  Cámara  argumentaron: “cuando  se  trata  de  indagar  la  validez  del  

acto  notificatorio  del  traslado  de  la  demanda,  correspondar  otorgar  preferencia

al  temperamento  que  mejor  resguarde  la  garantía  de  defensa  en  juicio”.

 

Ello  así  en  atención  a  la  importancia  que  para  el  desarrollo  del  proceso  ad-

-quiere  una  correcta  notificación  de  la  demanda, significación  que  se  infiere  de  la

exigencia  de  que  ella  no  puede  ser  tácita(conf. Art. 339 CPCCN) 

 

 

Los  Magistrados  de  la  Sala  E  invocaron  el  predecente  de  la  CSJN  en  los  autos:  

Costa  de  Gallino,  Clara  del  Carmen  s/sucesorio”  del  21/5/01,  donde  se  sostuvo  que

 “…el  acto  procesal  de  notificación  del  traslado  de  la  demanda  reviste  una

particular  significación,  ya  que  se  trata  de  resguardar  garantías  

constitucionales  del  debido  proceso  y  de  defensa  en  juicio,  al  tiempo  de  la

constitución  de  la  relación  procesal. 1

 

Invocaron  otro  precedente  de  la  CSJN  donde  se  sostuvo:”…las  decisiones  deben

ser  adoptadas  previo  traslado  a  la  parte  contraria,  es  decir, dándole  la  oportunidad  de

hacer  valer  sus  defensas  en  el  tiempo,  lugar  y  forma  previstos  en  las  leyes  procesales

respectivas“.  2

 

Sostuvo  la  Corte  Suprema  que  “…dada  la  particular  significación  que  reviste  la  

notificación  del  traslado  de  la  demanda en  tanto  de  su  regularidad  depende  la

válidad   constitución  de  la  relación  procesal  y  la  efectiva  vigencia  del   principio  de 

bilateralidad– cabe  inferir  la  existencia  de  un  perjuicio  por  el  solo  incumpli-

miento  de  los  recaudos  legales,  solución  que  se  compadece  con  la  tutela  de  la

garantía  constitucional  comprometida,  cuya  vigencia  requiere  que  se  confiera  al

litigante  la  oportunidad  de  ser  oído,  y  de  ejercer  los  derechos  en  la  forma  y  con

las  solemnidades  que  establecen  las  leyes  procesales“. 3

 

Acto  seguido,  los  camaristas  señalaron: “a  los  fines  de  la  declaración  de  nulidad

de  la  notificación  del  traslado  de  la  demanda,  es  innecesario  que  el  nulidicente

acredite  la  ocurrencia  del  perjuicio,  en  tanto  éste  surje  evidente  de  su

imposibilidad  de  contestar  en  término  la  pretensión”.  4 

 

-II-1.  La  solución  dada  por  la  Sala  C

Ante  la  diversidad  de  domicilios  informados  los  Magistrados  afirmaron:  “más  allá  de  

las  constancias  oficiales  sobre  el  domicilio  del  demandado   – las  que  por  otra   

parte  difieren  entre  sí-,  lo  fundamental  es  buscar  la  verdad  objetiva,  que  es  el

norte  de  todo  proceso  civil(CSJN, 18/9/1957  en  Colalillo,Domingo  c/Cía  de  Seguros

España  y  Río  de  la  Plata“).

 

Finalmente  concluyeron: “…  hay  que  darle  preeminencia  a  la  búsqueda  del  

verdadero  domicilio  real  del  emplazado, y  en  el supuesto  de  incertidumbre,

jerarquizar  por  sobre  todo  la  defensa  en  juicio,  sin  perder  de  vista  que  la  inter

pretración  de  la  normas  procesales  no  puede  prevalecer  sobre  la  necesidad  de  conferir

primacía  a  aquélla  verdad, de  modo  su  esclarecimiento  se  vea  turbado  por  un

excesivo  rigor  formal”. 

 

En  consecuencia,  resolvieron  hacer  lugar  a  la  apelación  y  declarar  la  nulidad

de  ambas  notificaciones, y  de  todos  los  actos  procesales  que  han  sido  consecuencia

de  ellos,  incluyento  la  sentencia  ejecutiva.

 

Ello  así  porque  la  diversidad  de  domicilios  se  añade  que  no  se  puede  determinar  si,  

en   las  fechas  de  las  notificaciones,  el  demandado  se  domiciliaba  realmente  donde  fue

nofificado.

Se  generó  entonces,  una  situación  de  gran  incertidumbre  acerca  de  si  dichos

actos  cumplieron  la  finalidad  para  la  que  fueron  ordenados.

Tal  duda  impuso  que  la  Sala  invalidara  tanto  la  citación  a  reconocer  firma,  y 

el  mandamiento  de  intimación  de  pago.

_________________________________________________________                 1.  CSJN, Asistencia  Integral  de  Medicamentos  c/ Cámara  Argentina  de  Especialidades

Medicinales,   CSJN  –  10/11/09.

2.  CSJN,  Costa  de  Gallino,  Clara  del  Carmen  s/  Sucesorio“,  21/05/01,  con  cita  de

Fallos: 306:467,  246:73.

3.  CSJN,  Esquivel,  Mabel  A.  c/  Santaya, Ltda,  20/08/96.

4.   CNCiv.,  Sala  G,  29/11/01,autos:Reffino  Salgueiro,  Rosa  Esther  c/  Franco  Chena,

Graciela  s/  Escrituración“.

 

                                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: