Invalidez de un Testamento Otorgado en el Extranjero

by Dra. Adela Prat on noviembre 21, 2014

CÁMARA  DE  SAN  ISIDRO  CONFIRMÓ  LA  INVALIDEZ  DE  UN  TESTAMENTO  OTORGADO  EN

EN  EL  EXTRANJERO -REPÚBLICA  DE  VENEZUELA-

 

Luego  del  dictado  de  la  Declaratoria  de  Herederos  a  favor  de  la  hija  del  causante,  una  mujer  se

presentó  en  el  juicio  sucesorio,  solicitando  su  incorporación  como  heredera  testamentaria,  sobre  la

base  de  un  Testamento  ológrafo  otorgado  en  la  República  de  Venezuela.

El  Juez  declaró  inválido   dicho  documento. La  Cámara  confirmó  la  sentencia.

 

Conclusión:

Un  testamento  otorgado  en  el  extranjero   República  de  Venezuela es  inválido,  pues  quien  lo  presentó

para  obtener  una  ampliación  de  la  Declaratoria  de  Herederos  “no  cumplió  la  carga”  de  probar  que cumplía

las  formas ordinarias  de  testar  por  testamento  público,  ológrafo  o  cerrado  ya  que  se  trata  de  un

documento  privado  realizado  a  máquina  por  una  abogada  y  firmado  presuntamente  por  el   

causante.

 

 

Autos:“B.,  G.  S.  s/  Sucesión  testamentaria” –  Cámara  Pra.  de  Apelaciones  en  lo  Civil  y  Comercial

de  San  Isidro  –  Sala  I  –  28/08/2014.- 

 

       -La  Sala  I  de  la  Cámara  Civil  y  Comercial  de  San  Isidro   integrada  por  los  Jueces  de  Cámara  Sr.  Dr. 

Carlos  E.  Ribera  y  Sr.  Dr.  Hugo  O.  H.  Llobera  resolvió: 

-Confirmar  la  sentencia  apelada  dictada  a  fs….  en  todo  lo  que  fue  materia de  agravios.

-Imponer  las  costas  a  la  Sra.  A.  M.  en  su  condición  de  vencida. (Art.  68  C.P.C.C.)

 

– I – El  caso

La  hija  de  la  causante  (Sra. S. A. B.) obtiene  Declaratoria  de  Herederos  a  su  favor.

Posteriormente  se  presentó  la  Sra.  M.  A.  L.  solicitando  su  incorporación  como  heredera  testamentaria.

Para  ello,  invocó  un  Testamento  otorgado  en  la  República  de  Venezuela.

 

El  Testamento  fue  otorgado  por  Escritura  Pública  protocolizada  y  legalizado

tanto  en  Venezuela  como  en  la  Cancillería  Argentina.

 

– II –  Sentencia  de  Primera  Instancia.

La  Sra.  Juez  “a  quo  resolvió  declarar  inválido  el  Testamento.

 

Para  así  decidir,  la  Magistrada  consideró  que  no  se  acreditó  que  el  Testamento  haya  sido  otorgado  de

conformidad  con  la  normativa  vigente,  en  el  lugar  de  su   otorgamiento – Rpca.  de  Venezuela- 

  pese  a  lo  ordenado  en  autos  y  al  tiempo  transcurrido  desde  el  inicio  de  las  actuaciones  (10  años).

 

–  Recurso-

La  Sra.  M.  A.  L.  interpuso  Recurso  de  Apelación.

 

Se  agravia  por  entender  que  era  innecesario  acreditar  el  Derecho  Extranjero.

Explica  que  no  era  su  intención  aplicar  la  Ley  venezolana.

Que  la  única  por  la  que  pidió  su  aplicación,  fue  para  que  se  determine  su  legítima.

Ello  así  porque  la  Ley  de  ese  paíz  permite  testar  hasta  el  80%  y

sólo  reconoce  un  20%  a  los  herederos  forzosos.

 

– III –  Fundamentos  de  la  Sentencia  para  confirmar  la  de  la  anterior  instancia

 

El  Sr.  Juez  de  Camara  Dr.  Ribera  señaló  que  “la  hija  de  la  causante  –Sra. S. A. B. manifestó  haber  suscripto

en  la  Rca.  de  Venezuela   el  04/04/2000,  Boleto  de  Compraventa  del  inmueble  sito  en  el  Partido  de  Vicente

López  y  solicita   se  excluya  ese  inmueble  de  la  herencia”.

 

–  Prueba  producida-

-(i)Exhorto  diplomático  a  la  Rca.  de  Venezuela.

objetivo:   que  informe  si  por  ante  aquel  país  de  inició  Sucesión  de  la  causante.

-(ii)  Exhorto  a  los  fines  de  que  se  informe  el  estado  de  rendición  de  cuentas  iniciado  por  la  causante

a  su  hija,  en  jurisidicción  local. (fs.54/56)

(iii)  Reiteración  Exhorto  diplomático (fs.  178  vta.)

objetivo: se  informen  los  inmuebles  existentes  a  nombre  de  la  causante  en  Venezuela.

 

–  Medida  Cautelar  a  favor  de  la   heredera  testamentaria-

A  pesar  de  ambas  partes  solicitaron  medidas  cautelares,  sólo  la  obtuvo  la  Sra.  M. A. L.

Tal  cautelar  posteriomente  fue  dejada  sin  efecto  por  no  haber  cumplido  con  la  caución  real.

 

-Examen  de  la  Normativa  por  la  Sala-

El  Sr.  Juez  de  Cámara  preopinante  Dr.  Rivera  en  primer  término  se  acupó  del  texto  del  Art.  3.283  C. Civil.

Al  respecto  dijo  “el  art.  3.283  regula  la  sucesión  por  el  derecho  local  del  último  domicilio  del  causante,

sean  los  sucesores  nacionales  o  extranjeros,  atribuyendo  la  competencia  de  los  Jueces  Locales.”

 

Asimismo  recordó  “el  Art.  3612  que  expresamente  establece  que  el  contenido  del  Testamento,

su  validez  o  invalidez  legal,  se  juzga  por  el  domicilio  del  testador  al  tiempo  de  su  muerte”.

 

Al  referirse  a  la  competencia  el  Magistrado  destacó  que  “frente  a  la  determinación  de  la  competencia  de  la

justicia  argentina  para  conocer  en  el  proceso  sucesorio,  es  el  Magistrado   actuante  quien  tiene  las

atribuciones  para  apreciar  si  se  ha  probado  debidamente,  la  ley  aplicable,  para  declarar  válido,

en   cuanto  a  sus  formas,  el  testamento  otorgado  en  el  extranjero” (CNCiv.  Sala  “C”, “Isleño, Nilda

s/sucesión  testamentaria“,  del  20/11/2000)”.

 

Respecto  de  la  cuestión  de  la  forma,  aludió  a  los  Arts.  3234  y  3635.

“En  ambos  se  sienta  el  principio  general  de  la  ley  del  lugar  de  otorgamiento  de  Testamento,

ya  sea  celebrado  en  el  país  o  en  el  extranjero.”.

En  cuanto  al  Art.  3636  dijo: “autoriza  además  el  testamento  hecho  por  un  argentino  ante  una

Autoridad  diplomática.”

(ministro  plenipotenciario,  encargado  de  negocios  o  cónsul  de  nuestro  país)  y  dos  testigos ,

domiciliados  en  el  lugar,  señalándose  debidamente  por  la  legación  o  consulado.”

 

Al  referirse  a  la  inscripción  del  testamento  en  Argentina  regulado  en  el  Art.  3637  dijo  que  detalla  los

pasos  reglamentarios  y  que  la  inscripción  será  a  través  del   Juez  del  último  domicilio  del  causante”.

 

Posteriomente  añadió:  “Para  nuestro  Código,  el  testamento  en  acto  escrito,  celebrado  con  las  solemnidades

de  la  ley,  por  el  cual  una  persona  dispone  del  todo  o  parte  de  sus  bienes  para  después  de  su  muerte.

“y  el  modo  de  adquirir  los  bienes  del  causante  está  consignado  en  los  Arts.  3410  a  3413  del  Cód.

 Civil,

que  se  aplican  tanto  a  los  sucesiones  regidas  por  las  leyes  de  la  República  o  como  por  las  leyes

extranjeras.”

 

Conforme  ello,  para  poder  disponer  de  los  bienes  del  causante,  la  Sra.  M. A. L.,  debió  justificar  el  título,

ya  que  no  nos  encontramos  frente  a  un  testamento  ológrafo,  tampoco  a  una  Escritura  Pública cfr.

el  Art.  979   del  Cód.  Civil,  sino  que  se  trata  de  un  Testamento  en  el  cual  se  usó  un  procedimiento

mecánico  y  hasta  fue  redactado  por  un  abogada(fs…).

 

En  tal  sentido  opinó:  “la  personalización  ínsita  en  la  gráfica  del  testador  no  se  logra  con  un  régimen

-como  el  de  la  máquina  de  escribir-,  en  el  cual  los  caracteres  alfabéticos  se  encuentran  estandarizados

mediante  un  sistema  industrial,  que  impide  reconocer  por  su  misma  lectura  y  reconocimiento  de  los

rasgos  de  la  escritura  del  testador.”

 

“Por  ello,  primero  la  interesada  debió  probar  el  cumplimiento  de  las  formas  ordinarias  de  testar

contempladas  en  el  Testamento  Público,  el  Testamento  Ológrafo  o  el  Testamento  Cerrado  (Art. 3622, Cód. Civil),

lo  que  no  ha  sucedido  en  autos,  motivo  por  los  cual  los  agravios  no  pueden  prosperar“,  aseguró.

 

Acto  seguido  destacó  que  por  otro  lado  la  validez  del  testamento  siempre  fue  un  tema  presente

a  lo  largo  del  proceso  y  ello  no  puede  sorprender  a  la  impugnante  en  este  estado  procesal,  ya  que  ella,

al  solicitar  se  amplíe  la  Declaratoria  de  Herederos,  requirió  se  libre  oficio  a  la  Embajada  de  Venezuela

en  nuestro  país,  a  los  fines  de  que  el  Cónsul,  en  su  carácter  de  representante  legal  de  la  Rpca.  de  V., 

se  expida  acerca  del  porcentual  del  que  puede  disponer  o  testar  un  causante  que  tiene  a  su  vez  un

heredero  forzoso,  de  manera  que  no  fue  sólo  para  que  el  Funcionario  se  expida  sobre  el  porcentaje  de  la

legítima  como  manifiesta  al  fundar  sus  agravios“.

 

– Carga  de  la  Prueba-

El  Dr.  Ribera  manifestó  “la  validez  del  testamento  sí  estaba  cuestionada  y  la  impugnante  tenía  la  carga

de  probar  que  el  Testamento  era  válido,  en  cuanto  a  sus  formas  extrínsecas  e  intrínsecas, ya  que  se  trata

de  un  documento  privado  redactado  a  máquina  por  una  abogada:  Dra.  C. T.,  y  firmada  presuntamente

por  el  causante,  no  siendo  suficiente  la  registración  acompañada  a  fs  (…),  donde  aparecen  nombres

de  (2)  testigos  sin  precisar  sus  datos  personales,  quienes  tampoco  fueron  ofrecidos  como  tales  en

estos  obrados  para  abonar  la  firma  del  causante“.

 

Sobre  este  mismo  tema,  puntualizó:  “el  Art.  13  del  Código  Civil  dispone la  aplicación  de  leyes  extranjeras

en  los  casos  que  este  Código  la  autoriza,  nunca  tendrá  lugar  sino  a  solicitud  de  parte  interesada,  a

cuyo  cargo  será  la  prueba  de  la  existencia  de  dichas  leyes”.

“La  nota  al  Art.  13  expresa:  `la  ley  extranjera  es  un  hecho  que  debe  probarse´,  de  manera  que,

en  un  testamento  que  no  es  ológrafo,  ni  fue  redactado  por  Escritura  Pública,  la  carga  de  probar  su

existencia  incumbe  a  la  interesada,  lo  que  no  se  verifica  en  estos  obrados,  como  señala  la  Magistrada  en

la  resolución  impugnada“.  (del  voto  del  Sr.  Juez  de  Cámara  Dr.  Ribera)

 

Al  voto  del  Dr.  Carlos  E.  Ribera  adhirió  el  Dr.  Hugo  O.  H.  Llovera.

 

-Conclusión  de  la  Sentencia-

La  Sala  I  de  la  Cámara  Primera  de  Apelaciones  en  lo  Civil  y  Comercial  de  San  Isidro  resolvió  confirmar

la  sentencia  de  grado  que  había  declarado  inválido  el  Testamento  otorgado  en  la  República  de  Venezuela.

 

Impuso  las  costas  de  ambas  instancias  a  la  Sra.  M.  A.  L. – heredera  testamentaria–  en  su  condición  de

vencida.

_____________________________________________________________________________

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: