Despido Justificado: Rechazan la Demanda del Empleado que Había Sido Despedido Por Abandono del Puesto de Trabajo. La Prueba de las Cámaras de Seguridad

by Dra. Adela Prat on noviembre 17, 2014

DESPIDO  JUSTIFICADO:  RECHAZAN  LA  DEMANDA  DEL  EMPLEADO  QUE  HABÍA  SIDO  

DESPEDIDO  POR  ABANDONO  DEL  PUESTO  DE  TRABAJO

 

-INJURIA  LABORAL  y  PÉRDIDA  DE  CONFIANZA.

 

-Autos:  “G.,  C.  A.  c/ Deheza  S.A.  S/ Despido”  – CNAT  –  SALA  II  –  29/08/2014.

 

La  Sala  II  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo   con  el  voto  de  los  Jueces  de  Cámara  Sr.  Dr.  Miguel  Á.  Mazza  y  Sr.  Dr.  Miguel  Ángel  Pirolo  resolvió:

-1º)  Confirmar  la  sentencia  de  Primera  Instancia  en  todo  cuanto  fue  materia  de  recurso;

-2º)  Imponer  las  costas  de  la  Alzada  a  cargo  de  la  parte  actora.

 

-I-  El  caso  planteado

 

El  Sr.  C. A. G.,  se  desempeñan  como  operario  de  playa  de  una  Estación  de  Servicio. Turno  noche

“Deheza  S.A”  fue  su  empleadora  y  propietaria  de  la  Estación  de  Servicio  donde  trabajaba  el  actor.

El  día  03/05/2011  el  trabajador  fue  sancionado  por  la  negativa  injustificada  a  despachar  combustible

a  un  cliente.

El  23/10/2011  reitera  esa  conducta.

En  esa  oportunidad,  abandonó  su  puesto  de  trabajo  e  indicaba  a los  clientes  que  no  había  combustible.

Por  esas  razones,     la  Empresa  empleadora  decide  despedir  al  trabajador.

 

Lo  despidió  con  causa  el  mes  11/2011  por  pérdida  de  confianza,  invocando  que  el  23/10/11  se  retiró

de  su  lugar  de  trabajo,  dejó  clientes  sin  atender  y  afectó  los  intereses  económicos  de  su  empleador.

 

-II-  Sentencia  de  Primera  Instancia  que  fuera  confirmada  por  la  Cámara

 

La  Sra.  Juez  a  quo  Dra.  Díaz  Aloy  rechazó  la  demanda  deducida  por  el  empleado.

Consideró  probado  el  hecho  que  se  imputó  al  actor  -trabajador-  en  el  telegrama  rupturista.

Estimó  gravemente  injuriosa  la  conducta  del  trabajador,  por  lo  que  resolvió  declarar  `justificado´ el  

despido  decidido  por  la  Empresa  “Deheza   S.A.”.

 

Para  así  resolver,  la  Sra.  Juez  de  Primera  Instancia  sostuvo,  que  los  testimonios  rendidos  dieron  cuenta  que

el  día  23/10/2011   durante  el  turno  de  la  noche-,  el  actor  se  retiró  de  la  Playa  de  Servicio  de  la

  demandada,   donde  prestaba  tareas,  como  playero,  ingresó  al  Minimercado  ubicado  en  el  predio  de  la

empresa  y  que  desde  allí  hizo  señas  a  los  clientes  que  se  acercaban  a  la  Playa  de  Servicio  indicándoles

 

que  no  había  combustible.

 

-Por  otra  parte,  consideró  acreditado que  el  mismo  día  23/10/11,  la  Estación  de  Servicio  contaba  con  la

existencia  de  V-Power  Diesel.

-Además,  estimó  relevante  la  sanción  aplicada  al  actor  el 3/05/2011  por  un  hecho  similar:  se  negó  a

despachar  combustible  a  un  cliente,  por  causa  injustificada.

-En  definitiva,   estimó  que  tratándose  de  un  operario  de  playa   -cuya  función  era  el  expedio  de  cumbustible-

la  negativa  a  hacerlo  y  la  consiguiente  pérdida  económica   que  le  produjo  a  la  empresa  por  ser  una 

conducta  reiterada,  constituyó  un  incumplimiento  grave,  que  justificó   exonerar  de  responsabilidad

indemnizatoria  a  la  Empresa  demandada.

 

-Recurso-

Contra  esa  sentencia, el  trabajador  interpuso  Recurso  de  Apelación.

-Refiere  que  en  relación  a  la  venta  de  combustible  el  23/10/11,  la  Sra.  Juez  a  quo  yerra  al  considerar  que  el

informe  resulta  favorable  a  la  postura  de  la  demandada,  pues  corrobora  que `no´ hubo  ningún  tipo  

de  combustible  durante  todo  el  día  en  ningún  turno.

– Que  la  Magistrada  viola  el  principio  protectorio  del  Art.  9  L.C.T.  al  resolver  que  le  asistió  razón  a  la

demandada  en  su  decisión  rescisoria.

Que  no  relacionó  la  falta  de  venta  de  combustible  las  24  horas  del  día  23/10/2011.

– Porque  todos  los  testigos  basaron  sus  dichos  en  un  “video”  que  les  exhibió  la  Empresa.

-Que  ninguno  de  los  testigos  trabajaba  con  él  y  no  estuvieron  presentes  cuando  ocurrieron  los  hechos

sobre  los  que  declararon.

-Por  último  se  agravia  por  el  rechazo  de  la  multa  prevista  en  el  Art.  80  L.C.T.

 

-III-  Fundamentos  de  la  Sentencia  de  la  Cámara

 

Los  Sres.  Jueces  de  Cámara  reiteraron  el  argumento  de  la  Sra.  Juez  de  grado,  en  cuanto  a  que  el  día

23/10/2011  la  Estación  contaba  con  la  existencia  de  combustible  V Power  Diesel.

 

– Importante  Prueba-

  La  cámara  de  seguridad  instalada  en  la  estación  de  servicio,  registró  la  inconducta  del  actor.

Quedó  registrado  el  lapso  entre  las  22  horas  del  día  23/10/2011  y  la  1,15  horas  del  24/10.

 

-Prueba  Testimonial- 

La  Sala  II   valoró   las  declaraciones  testimoniales  de  los  Sres.  M., T.,  C.  y  M.

Las  declaraciones  fueron  coincidentes  en  que  durante  la  noche  del  23/10/2011  sí  había  existencia  de

combustible  diesel  y  que  el  actor  hacía  señas  de  que  no  había  combustible.

Los  testimonios  fueron `impugnados´ por  el  trabajador.

Fundamentó   la   impugnación  en  que  los  testigos  eran  empleados  de  la  demandada,   con  una  antigüedad

que  oscila  entre  los  10  y  20  años.

 

Los  Magistrados  señalaron  que  “el  apelante `no´ indica  en  el  recurso,  qué  pruebas  comprobarían  tal

aseveración  (…)  resultando  inatendible  la  crítica,  porque  no  hay  razón  para  dudar  de  las  afirmaciones  de

los  testigos“.

En  tal  sentido  destacaron  que  la  circunstancia  de  que  los  testigos  basaran  sus  dichos  en  las  imágenes

de  las  cámaras  de  seguridad  de  la  demandada,  lo  cierto  es  que  `no´ cuestionó  en  su  hora  la  autenticidad

de  la  filmación(…)  como  así  tampoco  se  advierte  alguna  razón  fáctica  o  jurídica  para   desestimar

este  extremo  probatorio,   máxime  teniendo  en  cuenta  que  los  testigos  fueron  categóricos  al  describir

la  conducta  del  actor“.  

 

Asimismo  afirmaron  que  resulta  relevante  eu  el  actor  `no´ probara  la  razón  invocada  para  abandonar

su  puesto  de  trabajo,  es  decir  que  no  hubiera  ningún  tipo  de  combustible  para  despachar (…)”

 

Finalmente  los  camaristas  dejaron  claro  que  “la  demandada  sólo  reconoció  la  falta  de  naftas;  pero  no

que  no  hubiera  otros  combustibles  para  vender  o  que  existiera  alguna  razón  para  no  ofrecer

los  demás  servicios  de  playa  (…) tales  como  aceites,  refrigerantes  o  atención  personal  en  la  limpieza

de  vidrios  o  medidas  de  fluídos  de  los  vehículos“.

 

-Otra  prueba  que  faltó-

Se  refieren  los  Magistrados  a  que  “el  trabajador  tampoco  probó  que  haya  recibido,  en  su  caso,  

la  autorización  de  un  Superior  Jeráquico  para  abandonar  la  playa.”

 

Conclusión  de  la  Cámara-

La  Sala  II  de  la  Fuero  Nacional  del  Trabajo  resolvió  confirmar  la  sentencia  que  desestimó  la  demanda

del  trabajador  en  procura  del  pago  de  las  indemnizaciones   legales.

 

Ello  así,  porque  declaró  que  el  despido  decidido  por  la  empresa  es  justificado.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: