Concurso Preventivo e Incidente de Revisión Club de Futból

by Dra. Adela Prat on octubre 10, 2014

LA  SUPREMA  CORTE  JUSTICIA PCIA.,  BS. AS.   RECHAZÓ  EL  RECURSO  EXTRAORDINARIO

INTERPUESTO  por  CLUB  ATLÉTICO  INDEPENDIENTE.

 

Quedó  FIRME  la  SENTENCIA  de  Cámara, que hizo  lugar al  INCIDENTE  de  REVISIÓN del Crédito.

 

–  Concurso  Preventivo  del  Club.

 

–  Crédito  por  “primas” Temporada 2003/2004,  con  Intereses,  hasta  el efectivo PAGO.

 

Autos:  C.  116.679  –  “Morales,  Hugo  Alberto  c/  Club  Atlético  Independiente  s/  Incidende  de  Revisión”    SCBA  –  27/08/2014.-                   Publicado  por  elDial.com AA8A9A,  con  fecha  09/10/2014.

 

La  Suprema  Corte  de  Justicia  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires    integrada  por  los  Sres.  Jueces  Dr.  Daniel                       Fernando  Soria,  Dr.  Juan  Carlos  Hitters,  Dr. Luis  Esteban  Genoud  y  Dr.  Eduardo Julio  Pettigiani dictó la                       siguiente  SENTENCIA

Por  lo  expuesto  en  el  ACUERDO  que  antecede,  se  rechaza el  Recurso Extraordinario  interpuesto por la                   accionada,  con costas (Art.  289  CPCC)

“El  depósito  previo  de  $  52.950,  efectuado  a  fs.  (…),  queda  perdido  (Art.  294  CPCC).

 En  el  cuerpo  de  la  Sentencia  de  la  SCBA,  aunque  no  en  la  parte  resolutoria,  dice:

Corresponde  CONFIRMAR  la  Sentencia  atacada, en  cuanto resolvió  que  el  Contrato suscripto entre las partes             el  día  25/07/2003, resulta  plenamente `válido´ y  oponible  a  la  accionada;  que  la  “prima”  reviste  carácter                                   remuneratorio  y  en  tanto  hizo  lugar  al  Incidente  de  revisión,  y  declaró  `admisible´- con  carácter                    `privilegiado´-                        el  crédito  adeudado  en  concepto  de  `prima´”.    

 

I.   El  caso

El  actor  celebró  un  Contrato  con  el  Club  Atlético  Independiente,  inscripto  ante  la  A.F.A.  y  otro  Convenio  no             registrado,  en  el  cual,  el  Club  se  obligó  a  pagarle  al  actor  en  concepto  de  prima  – por  la  Temporada  2003/               2004  (período  del  25/07/2003  al  30/06/2004)     la  suma  de  $ 529.500.

Lo  antedicho,  consta  en  el  Contrato  agregado  al  Expediente  Laboral.

El  presente caso,  tramitó  en  el  Concurso  Preventivo  del  Club  citado.

El  actor  – Jugador  de Fútbol  Profesional-   intentó  verificar  ese  crédito  en  el  Concurso.

 No prosperó  la verificación  de  ese  crédito.  Le  sigu  un  Incidente  de  Revisión.

 

 

II.  Sentencia  de  Cámara  Primera  de Apelación Civil  y  Comercial  de  Lomas de Zamora  que  QUEDA  FIRME.

 

La  Cámara  de  Lomas  de  Zamora  acogió  parcialmente  el  Recurso  de  Apelación  interpuesto  por  el  incidentista,                   y  REVOCÓ  lo  resuelto  por  la  Sra.  Juez  de  Primera  Instancia  en  lo  Civil  y  Comercial  Nº 5,  en  cuanto

dispuso  que  los  intereses  debían  correr  hasta  la  fecha  de  presentación  en  concurso(27/07/2005), ordenando                    que  debían   devengarse  hasta  la  fecha  del   efectivo  pago  de  los  créditos  adeudados.

 

En  cambio,  la  Cámara  DESESTIMÓ  el  Recurso  de  Apelación  deducido  por  el  Club  Atlétivo Independiente,                            y   CONFIRMÓ  lo  resuelto  por  el  Juzgado  de  Primera  Instancia  en  lo  Civil  y  Comercial  nº  5,  en  cuanto                       hizo  lugar  al  Incidente  de  Revisión  planteado,  en  el  marco  del  Concurso  Preventivo  de  la  accionada,  por                     Hugo  Alberto  Morales,  por  el  CRÉDITO  de  $  529.500  adeudado  en  concepto  de  PRIMA,  rubro  al  que                             RECONOCIÓ   carácter  salarial,  declarándolo   PRIVILEGIADO  en  los  términos  del  Art.  246  Ley  24.522 LCQ.

 

I.1.  En  lo  que  respecta  al  fondo de  la  cuestión,   resolvió  el  Tribunal  que  –  tal  como  lo  había  decidido  la                       Sra.  Juez  de  grado –   el  contrato  privado  suscripto  entre  el  Sr.  Morales  y  el  Club  demandado  –  que  no                       fue  registrado  ante  la  AFA  Asociación  del  Fútbol  Argentino,  en  las  condiciones  exigidas  por  los  Arts. 3 de                                  la  Ley  20.160  y  8  del  CCT  430/75 debía  reputarse  válido,  habida  cuenta  que  el  `incumplimiento´ de               la                     obligación  de  registración,  NO  resultaba  OPONIBLE  al  trabajador.

 

Fundó  su  decisión  en  la  doctrina  legal establecida  por  la SCBA  en  el  precedente:  L.  80.076.  “García  c/                   Club  Atlético  Aldosivi”  (scia.  12/12/2007),  en  cuanto  se  resolvió:

Ante  la  concurrencia  de  normas,  que  regulan  de  modo  diverso  las  consecuencias  jurídicas  del  incumplimiento                              de  un  recaudo  FORMAL  -(de  un  lado,  los  citados  Art. 8  CCT  430/75  y  3  de  la  Ley  20.160;  del  otro,                                 el  Art.  49  LCT)-   corresponde  desplazar,  al  amparo  de  la  regla  de  la  norma  más  favorable,  por  lo  que                         la  deficiente  registración  del  Contrato  suscripto  entre  el  Club  y el  Futbolista  porfesional,  no  puede  volverse                         contra  el  trabajador“.

 

Añadió  que  la  normativa  aludida,  debe  ser  `interpretada´ en  consonancia  con  los  principios,  que  protegen  al                      trabajador,  y  no  con  base  en  aquéllos  que  dificultan  los  fines  perseguidos  por  la  Ley.

 

Explicó,  asimismo,  que  –en  el  marco  del  Estatuto  Profesional  y  la  CCT  aplicable  al caso  la  ausencia  de                     registración  del  Contrato  ante  la  AFA,  no  puede  acarrear  la  `nulidad´ del  Contrato.  (…).

 

Sentado  lo  expuesto,  el  Tribunal  resolvió  Confirmar  también,  que  lo  decidido  en  el Convenio  no  registrado                             en  concepto  de  `prima´,  debía  considerarse  como  un  crédito  `remuneratorio´,  y  por  tanto,  amparado  por                   el  privilegio  del  Art.  246  LCQ.

 

Sobre  esa base,  la  Cámara  concluyó  que  correspondía  CONFIRMAR  la  Sentencia  de  grado,en  cuanto  declaró                           la   VALIDEZ  del  Contrato  celebrado  entre  el  Sr.  Morales  y  el  Club  CONCURSADO,  que  NO  fue  registrado                        ante  la  Asociación  del  Fútbol  Argentino. 1

 

–  Recurso

Club  Atlético  Independiente,  en  el  Recurso  Extraordinario  de  Inaplicabilidad  de  Ley,  denuncia  violación                                          del  Art.  242   del  “Reglamento  General  de  AFA”  y  de  la  doctrina  legal  que  identifica. 2

 

III.  Sentencia  de  la   Suprema  Corte  de  Justicia  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires

 

El  vocal  preopinate,  Dr.  Genoud  señaló,  que  “debiendo  confirmarse  el  carácter`remuneratorio´ atribuído  a  la                      prima”  en  la  Sentencia  de  Cámara,  corresponde  ratificar  la  conclusión  en  cuanto  consideró,  en  el  marco                     del  Concurso  Preventivo  de  la  accionada,  que  el  crédito  respectivo,  se  encuentra  amparo  por `privilegio´,                            en  los  términos  del  Art.  246,  ap.  1,  Ley  24.522  de  Concursos  y  Quiebras“.

 

Más  adelante  añadió  que  no  obsta  a  ello,  el  subsidiario  argumento  recursivo,  afincado  en  que,  aún  de                                reconocersele  naturaleza  salarial,  no corresponde  asignación  de `privilegio´ alguno,  en  tanto  el  importe                                 reconocido  al  actor,  en  concepto  de  `prima´,  EXCEDE  en  mucho,  el  contenido  alimentario  del  salario,                                  que  es  la  razón  de  ser  del  privilegio”.

 

Insistió  el  Magistrado  más  allá  de  que  –  con  prescindencia  de  su  importe -,  el  carácter  alimentario,  es                               ontológicamente  constitutivo  del  salario,  como  contraprestación  del  trabajo  dependiente   (arg.  Arts.  21  y                                  103,  LCT),  la  distinción  que  formula  la  quejosa,  TAMPOCO  encuentra  respaldo  en  la  Normativa  Concursal                                   aplicada  en  la  Sentencia.”

 

Destacó  que   de  la  Sentencia  de  Cámara  se  desprende  que  son `créditos  privilegiados´,  las  remuneraciones                      y  cualquier  otro  crédito  derivado   de  la  relación  laboral,  sin  que  se  haya  establecido  allí,  limitación  alguna,                                            en  función  de  la  `cuantía´ de  tales  acreencias.”  (Art.  246,  ap. 1,  Ley  24.522).

 

Dejó  en  claro  que  “no acierta  la  quejosa, en cuanto  denuncia violación  de  la  doctrina  legal  establecida  en  la                 causa  “Abramovich” (scia.  06/10/1998),  en  cuanto  resolvió  que  `los  contratos `privados´  –  o  sea  sin                           registrarse  en  la   AFA  –  celebrados  entre  Jugadores  de  Fútbol  y  las  Entidades  Deportivas  de  Fútbol, son nulos           de `nulidad  absoluta´ por  disposición  expresa  del  Art.  3º, Ley  20.160,  si  modifica  o  altera, el  contenido  del                   registrado  en  la  AFA“.

 

Ello  así, porque  dicha  doctrina  fue  modificada  por  este  Tribunal,  al  fallar  la  Causa  “García” (scia. 12/12/03)                        en  la  cual  se  estableció  la  doctrina  legal   actualmente  VIGENTE  sobre  la  materia  debatida,  que  fue  aplicada               al  caso,  tanto  en  el  fallo  de  Primera Instancia (fs…),  como en la  Sentencia  de  Cámara  (…)  y  porque  en  este                             caso  se  ha  probado  un  contrato  privado  o  paralelo con  contraprestaciones `diversas´ a  las  pactadas  en  el                   contrato  registrado.”

 

III.1.  Postura  de la  Sentencia  respecto del Régimen Concursal

 

Luce  en la Sentencia definitiva y firme tampoco  le  asiste  razón  a  la  concursada,  en  cuanto  postula  que el                                criterio  establecido  en  la  causa  L.  80.076,  `García´,  resulta  inaplicable  a  la  accionada,  en  su  condición  de                             concursada”.

 

Afirma  la  impugnante  que  dicha  doctrina  no  es  aplicable  a  `los  Clubes  que  se  encuentran  en  Concurso                                Preventivo´,  toda  vez  que `concurren  otros  intereses,  además del de las  partes  involucradas´ “.

 

El  Sr.  Juez  preopinante  Dr. Genoud  replicó  semejantes  argumentos  son  estériles  para  conmover  lo  resuelto                                                                       por  el  Tribunal  de  Segundo  grado.  Esto  se  debe  a  que  el  recurrente  ni  siquiera  se  ha detenido  a  refutar  los                                    argumentos  de  la  Cámara,  en  cuanto   señaló  que  la  aplicación del  precedente  `García´,  no  va  en  modo                                alguno,  en  desmedro  de las pautas  de  los  procesos  universales,  ya  que  la `pars  conditio  creditorum´ exige  el                 respeto  a  los  Acreedores”.

 

Y  también  sostuvo  “…la  diferenciación  que  pretende  efectuar  la  recurrente    entre  los  empleadores …….                         concursados  y  los  no  concursados –   no  encuentra  respaldo  legal  alguno,  ni  en  la  legislación  concursal ..                                 vigente  que  en  modo  alguno,  excluye  a  los  sujetos  concursados  del  ámbito  de  aplicación  de  las  normas                       actuadas  en  el  caso -, ni  en  la  normativa  laboral..”

 

Concluyó,  sobre  este  aspecto  corresponde  confirmar  la  Sentencia de  Alzada, (…)  en  tanto  hugar  al  Incidente               de Revisión planteado,  y  declaró `admisible´ – con carácter  privilegiado (Art.  246  ap. 1  Ley 24.522)  el  crédito                   adeudado  al  actor  por  la  Concursada,  en  concepto  de  `prima´”.

 

En cuanto  al tema de  los  Intereses, la  Suprema Corte  confirmó  lo decidido  en la Sentencia  de la Cámara,  en                       cuanto  determinó  que  los  intereses  deben  devengarse “hasta  la  fecha  del  efectivo pago  de  los  créditos,  y                                no  hasta  la  fecha  de  la  presentación  en  concurso  (Art. 19 Ley 24.522).”

 

Se  fundamentó  en  que  las  acreencias  de  los  trabajadores, deben quedar  EXCLUÍDAS  del  criterio  general                                         contemplado  en  el  citado  Art.  19,  Ley 24.522” 

III.2.  La  Cuestión  Normativa  Laboral

En  el  presente  caso,  coexisten  el Estatuto  del Jugador Profesional de Fútbol (Ley 20.160),con el CCT 430/75,                   y  el  Art. 49  de  la  LCT,  Ley,  ésta,  posterior  al  Estatuto.

 

Mientras  el  Art.  3º  de  la  Ley  20.160,  sanciona  con `nulidad  absoluta´,  la  omisión de  registración del Contrato                              en  la  AFA; por  otra  parte,  el  Art.  49  de  la  LCT, consagra  la `inoponibilidad´ al  trabajador, de los vicios de             forma.

 

En  razón  de  ello,  la  SCBA  declaró  incompatible el  régimen  jurídico  del  Estatuto  Profesional (Ley  20.160),                 con  las  disposiciones  de  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo  20.744 (Art. 2º, primer párr. ), y  asimismo  interpretó                  que  el  Art. 49  de  la  LCT (en  cuanto  prescribe  que  el  incumplimiento  de  la  forma  instrumental,  exigida  por                    el  Estatuto  Profesional,  no  es  oponible  al  dependiente  o empleado), resulta  MÁS  FAVORABLE  al  trabajador,                         que el Art.3  del  Estatuto (que  establece  la  nulidad  absoluta  de  cualquier  Contrato  o  Convención,  que                                      modifique,  altere  o  desvirtúe  el  contenido  del  registrado).

 

De  esa  manera,  la  S.Corte  resolvió  estar  al  principio  de  la  `primacía  de  la  realidad´, que  también  impera  en                      la  materia (Art  39  Constitución  Prov. Bs. As.,  Causa  “García”)

 

Porque  el  Art.  3º  del Estatuto  Profesional,  no  puede  ser  aplicado `en  perjuicio´del  actor, debiendo estarse no                  obstante  el  vicio  de  forma  a  la  realidad  de  lo  acordado  en el CONVENIO  que  NO  fue  registrado”.

 

En  ese  esquema,  y  al  amparo  de  regla  de  la  norma  más  favorable  prevista  en  el  Art. 9º LCT,  la  SCBA                   concluyó  que  el  Art.  3º – últ. párr. – Ley 20.160,  resulta  DESPLAZADA  por la más favorable (Art. 49LCT), y                              en  consecuencia,  la  deficiente registración del contrato  no  puede  volverse  contra  el trabajador.” 

 

 

Conclusión

La  Suprema  Corte  Provincial,  confirmó  la  Sentencia  de Alzada, en  cuanto  desestimó  el  Recurso  de  Apelación                      deducido  por  la  accionada  y  ratificó  lo  resuelto  en  Primera  Instancia,  en  tanto  hizo  lugar  al  Incidente de                       Revisión  planteado,  y  declaró  `admisible´ –  con  carácter  privilegiado –  el  cdito  adeudado  al  actor,  por la                             Concursada,  en  concepto  de  prima.

 

Rechazó  el  Recurso  Extraordinario  de  Inaplicabilidad  de  Ley,  deducido  por  el  Cub.  Con  costas.

Asimismó  confirmó  la  sentencia  en  lo  que  a  la  fecha  de  cómputo  de  los  Intereses. Se  devengarán  hasta  la                   fecha  del  efectivo  pago  del crédito,  y  no  hasta  la fecha de  la  presentación  en  concurso(27/07/2005), cuestión                 que  había  sido  motivo  de  agravio  por  la   concursada,  en  cuanto  consideró  que  la  Cámara,  se  había                       apartado  de  Ley  de Concuros  y  Quiebras (Art. 19)

 

El  Art. 19  dispone  que  los  intereses,  se  ven  suspendidos,  por  la  presentación  en  concurso.

Sin  embargo,  confirmó  la  postura  doctrinaria,  que  excluye  las  deudas  laborales,  del  principio general,                                             contemplado  en  el  Art.  19  LCQ.

 

_____________________________________________________________________________ 1.  Cabe  añadir  que  la  mara  de  Lomas  de  Zamora  describió:  la  remuneración de los Futbolistas Profesionales,                       está  compuesta  por  diversos  ítems,  siendo  uno  de  ellos,  la  “prima  de  contratación”. La  misma consiste,   en   un                 monto  que  se  acuerda  entre  las  partes,  por  el  solo  hecho  de  suscribirse  el  Contrato.

Afirmó el Tribunal, que  si  bien dicho rubro,  es  de  carácter `discrecional´ complementario, cuando  aparece  pactado,              adquiere  carácter  de  regular  e  integra  la  remuneración,  aún  cuando  `no´ hubiera  sido  inscripto  en  el       Registro  respectivo.

 

2. Recurso  deducido  por  el  Club  ante  la  SCBA.

Alega  que  la  Cámara  violó  el  Art.  242  del  “Reglamento  de  la  AFA”,  en  cuanto  prescribe  que  Será  nulo,                                        y  sin  ningún  efecto  o  validez  ante  la  AFA.,  que  la  Autoridad Administrativa  o  Judicial, cualquier  contrato  o convención  que  desvirtúe,  modifique  o  altere  el  contenido  del  contrato  registrado  en  la  AFA.”

(i)  A  pesar de la  claridad de la norma, la Cámara reconoció  la validez del Contrato, y la existencia  del crédito

(ii) “Tampoco  es  correcto  el  argumento  fundado  en  que:  ambas  partes,  tenían  la  potestad  de  registrar  el                           convenio  traído  por  el  incidentista,  si  la  concursada  no  lo registró  no  puede  valerse  de  ello,  para invocar                         su  nulidad.”

(iii) El  Club  refiere  que  la  registración,  es`imposible.Ello  así, porque no  fueron  realizados en los Formularios                           correspondientes.  La  conducta omisiva  del deudor,  no  puede  tener  por  consecuencia, incorporar  al  Pasivo, una                   supuesta  acreencia,  derivada  de  contrato  nulo.”

(iv)  Reconocer la validez  al contrato  privado  no registradoante la AFA,  vulnera  la  doctrina  de  esta  misma  Corte,                             en  la  Causa  Abramovich  c/  Rácing  Club  Asoc. Civil” (scia. 06/10/1998).  En  esa  causa,  en el  mismo  supuesto,                      la  Corte  declaró  NULO de Nulidad  bsoluta,   el contrato.

(v)  “Si  bien  fallo  de  esta Corte  “García c/ Club Atlético  Aldosivi”  (scía.  12/12/2007),   revirtió  la  doctrina  del   caso”Abramovich”,  convalidando  los  Convenios  Privados No Registrados,  dicha  doctrina no  resulta  aplicable,                   a  los  Clubes  que  se  encuentran  en  Concurso  Preventivo.”

(vi)  “El  Art.  49  LCT,   sólo  determina  que  el  vicio  de  forma `no´es  oponible  al  trabajador,  lo  que  en  modo                             alguno  supone  que  el  acto  (contrato  privado no registrado, nulo según Estatuto de Futbolistas  Profesionales),                                        resulte  válido.”

(vii)  “Por  otra  parte, el  Art. 49  LCT.,  no es  aplicable  al caso, toda vez  que  la  falta  de  inscripción  del  Contrato                 en  la  AFA,  no  constituye  un  `vicio  de  forma´.”

(viii)  “El convenio no registrado, NO  es  un  `acto  del  empleador´,sino un Convenio Bilateral,  cuya  inscripción,               pudo  haber  sido  solicitada  por  el Jugador.”

(ix)  “El  precedente  “García”,  se  basó  en  un  presupuesto  fáctico  `inexistente´ en  el  caso:  los trabajadores  allí                     accionantes,  percibían  sumas  `en  negro´ en  concepto  de  remuneración.”

(x)  “La  doctrina  legal  citada,  no resulta  aplicable  a  un Club  concursado  preventivamente,  en  cuyo  caso,  deben             considerarse  los  intereses  de  los  restantes  acreedores,  a  quiénes  NO  PUEDE  IMPONERSE,  la  inclusión  EN EL                          PASIVO  de  deudas  derivadas  de  un  Contrato  “nulo”.

(xi)  “Subsidiariamente,  para  el  caso  que  se  desestime  el  agravio  antecedente,  critico  que  se haya  reconocido                     carácter  remuneratorio   al  rubro  “prima”  y  que,  sobre  esa  base,  se  le  haya  asignado, carácter  privilegiado,  al               crédito”.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: