Quiebra Directa Decretada con Base en un Crédito Posterior a la Homologación del Acuerdo en el Concurso Preventivo. La SCBA Resolvió que el Plazo de Caducidad Previsto para Procesos Falenciales se Aplica a la Ineficacia en los Juicios Concursales

by Dra. Adela Prat on septiembre 24, 2014

La  SUPREMA  CORTE  de  JUSTICIA  de  la  PROV.  de  BS.  AS.  REVOCÓ  la  SENTENCIA

de   la   Cámara   de   Bahía   Blanca.

 

FALLÓ  a  FAVOR  de  la  ESCRITURACIÓN  de  un  FUNDO  RURAL,  de  la  “ahora”  FALLIDA.

 

COMPRAVENTA  realizada   DURANTE  el  TRÁMITE  del  CONCURSO  PREVENTIVO.

 

 

Autos:  C.  108.547 – “Eugster,  Ángel  s/  Incidente  de  Escrituración  en:  `Barroso,  María  Elvira  s/ Pedido   de   Quiebra´”   –   SCBA  –   27/08/2014.   Fallo  publicado  para  suscriptores  de   elDial.com,  con  fecha  23/9/14.

 

La  Suprema  Corte  de  Justicia  de  la  Provincia  de  Buenos  Aires    con  el  voto  unánime  de  los  Sres.  Magistrados  Dr.   Daniel   Fernando  Soria,   Dr.  Luis  Esteban  Genoud,    Dr.  Eduardo   Julio  Pettigiani   y   Dr.  Eduardo  Néstor  De  Lázzari  –  dictó  la  siguiente   SENTENCIA:

 

Por  lo  expuesto  en  el  ACUERDO   que  antecede,  oído  el  Sr.  Subprocurador  General,   se  hace  lugar   al   Recurso  Extraordinario  de  Inaplicabilidad  de  Ley   interpuesto,   se  “revoca”   la  Sentencia   impugnada  y,   en   consecuencia,   se  “remiten”   los   autos   al   Tribunal   a  quo,   para  que  debidamente   integrado,   dicte  NUEVO  pronunciamiento,   de    acuerdo   con   las   pautas   señaladas.

Las   costas   se   imponen   a   la   vencida.   (Art.  289  C.P.C.C.).

El  depósito  previo   efectuado,   deberá  restituírse   al   interesado.

 

La  Sentencia   revocada  por   la   SCBA

 

La  Sala  I  de  la  Cámara  Primera   de  Apelación  en  lo  Civil  y  Comercial   del  Departamento   Judicial   de  Bahía  Blanca,   “confirmó”   el   fallo   de   primera  instancia 1   que   había   rechazado   el   Incidente  de  Escrituración    promovido  por   Ángel  A.  Eugster  en  la  QUIEBRA   de  M.  E.  Barroso,   respecto   de  una  FRACCIÓN   de  CAMPO de  propiedad   de   la   fallida  (Sra.  Barroso),   ubicado   en   el  Partido   de  PUÁN,   Provincia   de   Buenos  Aires.

 

Para   así   resolver   a  diferencia   del  Magistrado   de  origen   que  se  pronunció  por   la  `inidoneidad´ de  la  Vía  elegida  por  el  Incidentista  decretó   DE  OFICIO   la   Ineficacia   Concursal   del   Acto  de  COMPRAVENTA  del               fundo  rural,   celebrado   entre   la   fallida  y  el  incidentista,    con  sustento  en  lo  normado  por  el  Art.  17  de  la    Ley  de  Concursos  y   Quiebras.

 

Interpretó  que  más  allá   de  no   poder  soslayarse   el   proceso  de  verificación   y,  que  en  el  caso  se  hallen  cumplidos  los   requisitos   establecidos   por   el   Art.  146  de  la  ley  concursal,  juzgó    al  igual  que  el  a  quo –  que  en  rigor  el   Boleto   de  Compraventa   fue   otorgado  cuando   la  Vendedora   se   encontraba  tramitando   el  Concurso  Preventivo,   por  lo  que  era  necesario   contar   con   AUTORIZACIÓN   JUDICIAL   prevista   por   el   Art.   16  de   la  LCQ,  siendo   por   ende,   inoponible  el   Contrato,   en  función  de   los   Arts.   17   y  121  de  la  Ley  24.522.

 

Recordó  que  la  tramitación   del  Concurso   Preventivo   quedó   desplazada   por   la   Apertura   de   una  Quiebra  “directa”   a   pedido   de   un   Acreedor   por   causa   o  título   posterior.

 

De   lo  previsto  en  el   Art.   121  LCQ   señaló   que   surge   que   “sólo”    los   actos   de   administración   ordinaria,   o   los   que   excediéndole,    han   obtenido   la  necesaria   autorización   judicial,   quedan   exentos   de   la   sancn   de   ineficacia.

 

A   ello   añadió   que   `no   puede´  invocarse   la  buena   fe,   ante   la  publicación   de   edictos.   Y   si   bien   consideró   que   el   incidentista,   HIZO   UN  DEPÓSITO   para   garantizar   el   pago   de   los  Acreedores  Verificados    y   los   gastos   predecibles    de   la   Quiebra,   advirt   que  la   CANTIDAD   era   INSUFICIENTE,   por   lo   que  `no´  quedaba   a   salvo   el   PERJUICIO    resultante   de   los   Acreedores   admitidos   y   los   del   Concurso,   situación   que   justificaba    la   declaración   de  INOPONIBILIDAD.  

 

Recurso

Contra   dicho   pronunciamiento   se   alza   Eugster  a   través  del   Recurso   Extraordinario   de   Inaplicabilidad   de   Ley,   que   funda   en   el   quebranto   de   los   Arts.,   16,  17,  118,   119,   120,   121,   124  y   126   de   la   Ley   24.522.  Denuncia   absurdo  con   tergiversación   de   las   reglas   de   la   `sana   crítica´  en   la   interpretación  de  la   composición  del   ACTIVO   concursal. 2

 

Fundamentos  de  la  Sentencia  de  la  SCBA  para  revocar   la  Sentencia   de  la  Cámara  

 

El   Sr.   Juez   preopinante   Dr.   Genoud,   señaló   que  si   la  Alzada   declara   en   el   proceso   falencial   la  `ineficacia´  del   acto   por   inoponibilidad   a  los   acreedores,   en   función    del   Art.   17,   párr.  1º   de   la   Ley   24.522   (ineficacia   de   `pleno   derecho´),   con   remisión   al   Art.   16,   (actos    sujetos   a  `autorización   judicial´),   es  decir,   evaluando   la   eficacia   de   un   acto   llevado   a  cabo   durante   el   Concurso   Preventivo   que `no´   culminó   en  la  Quiebra,   mal   pudo   entonces   soslayar   también   la   APLICACIÓN   del   Art.  124   del  mismo   cuerpo   legal,   pues,   de   lo   contrario,   la   tarea   evaluativa   quedaría   inconclusa.”

 

En   tal   sentido   añadió   que   “si   en  rigor,   el  problema   para   acceder   a   la   pretensión   del   INCIDENTISTA,   radica   en   que   la   compraventa   concertada   e   instrumentada   en  el   Boleto   invocado,   lo   fue   encontrándose   la  Vendedora   concursada,   y   sin   que   requiriera   autorización   judicial,   que   le   imponía   el   Art.   16   2da.  parte,  párr.   1ro   de  la   LCQ”,    constatado   el   VENCIMIENTO   del   plazo   para   el   ejercicio   de   las   Acciones    de   Recomposición   del    Patrimonio  (Art.  124),   no   queda   más   que   evaluar   la   concurrencia   de   los   REQUISITOS   impuestos   por   el   Art.  146,   para   viabilizar   el   pedido.

“…en   particular,   en   lo  relativo  a  la  buena  fe   del   adquirente,   pues  lo  que  se  resuelve   en  la  presente,   desplaza  la  referencia  que,   sobre   tal   instituto   (pero  a   otros   efectos) ,   expusiera   la  Alzada.”  (Dr.  Genoud,   según  su   voto).

 

Asimismo,    compartió   lo   señalado   por   autorizada  doctrina,   en  el   sentido   de   que   la  ineficacia  oficiosa   prevista   en   el   Art.  17  LCQ,   `no´  puede   quedar   circunscripta   a   los   confines   del   proceso   concursal   PREVENTIVO     durante    cuyo   transcurso   se   efectivizó   el  acto   de  compraventa     pues   es   en   una   eventual   quiebra   ulterior,   donde    el   sistema    de   inoponibilidad    cobra   sentido   y   utilidad,    resultando   absurdo   que    una   falencia   posterior   viniera   a  tornar   invulnerable   el   acto   infractor,   cuya   existencia   no   fue   incluso   advertida   en   ese   concurso    antecedente,   al   no   haberse   requerido   la  pertinente   autorización   judicial.”

 

Conclusión   del   voto   del   Dr.  Genoud

El   Sr.  Juez   de   la   SCBA   sostuvo   que   corresponde   declarar   procedente   el   Recurso   Extraordinario   interpuesto,   y   “dejar   sin   efecto”   la   Sentencia   impugnada,   debiéndose   remitir   los   autos   a   la   instancia,   para   cumplir   con   lo   dispuesto   y   abordar   las   cuestiones   planteadas   en   el   sentido   indicado.  

 

Voto  del  Dr.  Soria

El  Dr.  Soria   adhirió   al  voto  del  Dr. Genoud  en   cuanto  a   la  remisión   al  Dictamen   del   Subprocurador  General.

Asimismo,   puntualizó   que   la   cuestión   de   autos,   en  ambas   instancias   de   grado,   reputa   que  la   declaración   de   ineficacia   concursal   de   los   actos   prohibidos,  o  sujetos   a   autorización   judicial   contemplados   en   el   Art.  16   de   la   Ley   24.522   (conf.  sanción  del   Art.  17  de  la  citada  ley),   se   encuentra   `alcanzada´  por   el   plazo   de   caducidad    perentorio   e   improrrogable   de   tres  (3)   años,  previsto  en   el   Art.   124  de  la  LCQ” 3

 

“Tal   exégesis  – de   otra   parte -,   se   ve  corroborada   por   la   regla   sentada    en   el   Art.  121   de   la   Ley   24.522,   que    a   contrario   sensu  –   determina   que   los   actos   realizados   durante   el   Concurso  Preventivo,  sin   requerir   la  `previa´   autorización   judicial,   quedan   sujetos   al   sistema   de   inoponibilidad   falencial.”

 

Los  señores   Jueces   doctores   Pettigiani   y  De  Lázzari,   votaron   por  los   mismos   fundamentos   del   señor   Juez   doctor  Genoud.

 

Conclusión

 

La   Suprema   Corte   de   la   Provincia   de   Buenos  Aires  (SCBA)  hizo  lugar   al   Recurso  Extraordinario  de  Inaplicabilidad   de   Ley,   interpuesto   por   el   incidentista,  y   revocó   la   Sentencia  de  la  Cámara  de  Apelaciones  Civil  y  Comercial  de  Bahía   Blanca.

 

La  sentencia  revocada   por   la  SCBA,  había   declarado `de  oficio´ la  INEFICACIA  concursal,  de  la  operación  de   COMPRAVENTA   realizada   por   el   incidentista  y   la   `ahora´ fallida.  La   sentencia  de  Cámara,  se  fundamentó  en  que  la  compraventa   del  inmueble,   se  realizó  `sin´ la   autorización  judicial,  que  impone  el  Art.  16  de  la  Ley  Nº 24.522.

La  Cámara  declaró  la  `ineficacia  concursal´ con  sustento  en   lo  normado   en  el   Art.  17  de  la  LCQ.

 

La  Compraventa   se   llevó  a  cabo,   durante   el  trámite   del  Concurso  Preventivo  de  la   propietaria   de  la  fracción    de  campo.   Concurso  que  no  culminó  en   quiebra;  la  que  fue  decretada, (quiebra “directa”) con   base   en  un  crédito  posterior  a   la  homologación  del   concurso   preventivo.

 

Para  revocar  aquella  Sentencia  de  Cámara,   los  Magistrados  de   la  SCBA,   adhirieron  al  Dictamen  del   Subprocurador  General,  quién  manifestó  la  posibilidad  de  asimilar   la  situación  de  inoponibilidad  a  los  acreedores  de  los  Arts.  16  y  17  de   la  Ley  24.522 (para  el  concurso)  a  la   prevista  por  el  Art. 118    (para  la quiebra),  pues  ambas  son   ineficacias  `de  pleno  derecho´considerando  adecuado  acudir  a  la `integración´   de los  Arts.  16  y   17  de  la   Ley  24.522.

Y  por  razones  de  “analogía”  (Art. 16  del  Cód. Civil)  el  Suprocurador  dictaminó  que  el  plazo  de  caducidad  de           tres(3)   años   del  Art. 124  de  la  LCQ  (previsto  para  la  quiebra)  se  aplica  también  a  las  ineficacias  en  los  Juicios   Concursales.

 

En  consecuencia,  la  ineficacia  fue declarada  por  la  Cámara,  cuando  ya  estaba  vencido,  con  creces,   el  plazo  de  caducidad,  previsto  por  la  citada  norma,  para  el  ejercicio  de  las  acciones  de  recomposición  patrimonial.

Evaluaron   el  cumplimiento  de  los  requisitos  previstos  en   el  Art.  146  Ley  24.522   y  resolvieron  que  correspondía  declarar   procedente  el  incidente  de  escrituración,  iniciado  por  el  comprador.

El  Tribunal  deberá  dictar  nueva  Sentencia,  conforme  el  criterio  de  la  Suprema  Corte  Provincial.

 

En  consecuencia

 

 

 

_____________________________________________________________________________ 1.  Asimismo,   el  Sr.  Juez   de   Primera  Instancia,   entendió,  que   el  pago   del  precio   de   la  Compraventa   NO  había   sido  cancelado   en   su   totalidad,   razón   por   la   cual,  –  no   habiendo   transcurrido   el    proceso  de   verificación  -,  Eugster  solicitó   directamente   la   escrituración   por   vía  incidental  -,   ni   cumplimentado   las   condiciones    contractuales   que   permitirían   hacer   viable   el   levantamiento   de   la   INHIBICIÓN   GENERAL   de   Bienes   que   pesa   sobre   la   quebrada,   al   solo   efecto   de   escriturar   en   el   proceso   de  quiebra;   la   acción   intentada   resulta   improcedente.

 

2.  La   motivación   fundante   del   Recurso   Extraordinario   reside   en   la   violación   de  los   Arts.  17   y   124   de   la   Ley   24.522   y   en   la  errónea   aplicación   del   Art.  146  de   la   misma   ley.

Considera   que  los   supuestos   contemplados   por   estas   normas,   son  inaplicables   a   los   supuestos   de   QUIEBRA  DIRECTA,   como    el   de   autos.

Advierte  –  además    que   la   declaración   de   ineficacia  concursal,   ha   sido   dictada   ya   consumado   el   plazo   de   caducidad   del   Art.   124  LCQ,   al   haber    transcurrido   seis   (6)   años   desde   la   SENTENCIA   de   QUIEBRA.

Reconoce   que   si   bien   a   partir   del   juego   de   los   Arts.  121   y   119  de   la  Ley   24.522,    los   actos   de  disposición,  otorgados   durante   la   existencia   del   concurso   preventivo   sin   la   autorización   judicial   conferida   en   los  términos   del    Art.   16,   pueden   ser   declarados   ineficaces,   ello   es   A   CONDICIÓN   de   que   dichos   actos   hubiesen   sido    otorgados   en   el   Concurso  Preventivo   que   precedió   a  esa   falencia,   esto  es,   en   el   CONCURSO   Preventivo   que    desemboca   en   QUIEBRA    INDIRECTA,   por   aplicación   del   `principio   de   unicidad´  del    procedimiento.

Insiste   en   que   después   de   haberse   declarado    la   QUIEBRA   en   forma   DIRECTA,   todos   los  Acreedores  quedan    sometidos   a   las   disposiciones   del   Art.   77    y    siguientes    de   la    Ley   24.522,   y   sólo   pueden   ejercer  sus   derechos   sobre   los   bienes   en   el   modo   previsto   en   la   misma   (en  el   caso,    Arts.   118   a   120)

Aduce   el   `vicio   de  absurdo´  en    la    apreciación   de   las   constancias   de   la   causa,   afirmando   que   las   sumas   DEPOSITADAS   en    autos,   fueron    suficientes   para   desinteresar   a   los   Acreedores,   no   habiendo   perjuicio  computable   que    justifique   la   declaración   de   inoponibilidad.

 

3.  DEL   DICTAMEN   del   SUBPROCURADOR   GENERAL

El   Dr.  Juan  Ángel  De   Oliveira   sostuvo   que   si   bien   es   cierto   que   las   ineficacias   concursales   no   tienen   previsto,   de  manera    expresa,   un   plazo   de   caducidad,    así   como   que   el   Art.   124  de   la   Ley   24.522,   no   consigna   su   aplicación   a   lo   ocurrido   durante   el   Concurso   Preventivo,   también   lo   es   que   no   puede   ser   concebible   que   dicha   declaración   no   esté   sujeta  a   plazo  de  extinción,   so   pena   de   caer   en  preocupante   y   grave   inseguridad   jurídica   en   el   tráfico   comercial.”

 

“…siendo   posible   asimilar   la   situación   de   inoponibilidad   a  los   acreedores,   contemplada   por   los   Arts. 16  y  17   de   la   Ley  24.522   (para   el   concurso)   a   la   prevista   por   el   Art.   118   de   la  misma   ley   (para  la   quiebra)     la   común    característica   de   tratarse   de   ineficacias  `ipso  iure´,  justifica   el   parangón  -,

“dable   es   acudir   a   la   integración   de   las    normas   citadas   en   primer    término,   y   por   ostensibles   razones   de   analogía,    conforme   el     Art.   16   del   Código   Civil,  “opinar”  que  el   plazo   de   caducidad   de   tres  (3)   años,   previsto   en   el   Art.   124   de   la   LCQ   para   los   procesos   falenciales,  se   aplica   a   las   ineficacias   en   los   juicios   concursales.”

 

“…el   plazo   de   tres   (3)   años   contemplado   en   el   Art.   124   de   la   Ley   24.522,  está   referido   específicamente   a   la   declaración   de   ineficacia   concursal   que   ha   sido   dictada  de  oficio,   como   se   advierte   en   el   sub  judice.”

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: