Por la Vía del Amparo al Derecho a la Salud, la Corte de Justicia de Salta Dejó Sin Efecto una Resolución Municipal que Habilitó Un Local Bailable al Lado de Una Clínica

by Dra. Adela Prat on septiembre 27, 2014

DERECHO  a  la  SALUD.  CSJ  de  Salta  dejó  sin  efecto  la  Resolución  del  Intendente  de  San  José

de  Betán  (Pcia.  de  Salta)  que  Habilitó  un  Local  Bailable  al  lado  de  una  CLINICA.

 

ACCIÓN   de   AMPARO  que   había   sido   desestimada   por  la   Justicia  de  Grado.

 

Resguardo   a  la   tranquilidad   que  requieren   las   Instituciones  Sanitarias.

 

 

Expte.  Nº  CJS   37.007/14 –  “Clínica  9  de  Julio  c/  Municipalidad   de  San  José  de  Metán  –  Amparo –     Recurso   de   Apelación”  –  CSJ  de  SALTA  –  10/09/2014.  Fallo  publicado   por  elDial.com   AA8A38  con                 fecha  26/09/2014.

 

La  Corte   de   Justicia   de  Salta  –  integrada   por  los   Ministros   Dr.  Guillermo   A.  Posadas,   Dr.  Guillermo   A.  Catalano,   Dr.   Abel   Cornejo,   Dr.  Sergio  Fabián  Vittar,   Dr.  Guillemro  Félix  Díaz,   Dra.  Susana  G.  Kauffman de  Marinelli   y    Dr.  Ernesto  R.  Samsón  -,  por  el  voto  de  la  mayoría,  `resolvió´:

 

I.  Hacer  lugar   al   recurso  de  apelación  interpuesto  por  la  Actora  y,  en  su  mérito,  `revocar´  la  Sentencia  de   fs.  (…),   dejando  sin  efecto  la  Resolución  nº  1800/13,   dictada   por   el   Intendente   de   San   José  de  Metán,   quién   deberá   adecuar  su  decisión    en   este   caso  –   a  los  términos   del   Art.  7º  de   la   Ordenanza   nº  2521/2003,    modificada   por   Ordenanza   nº   2866/2006,    en  el   PLAZO   de   30   días    desde          notificado  de   la   presente.   Con    COSTAS    en    ambas     Instancias.

II.  Mandar   se    registre   y   se    notifique.

 

–  La  Sentencia   revocada   por   la  Corte  de   Justicia   de  Salta

 

La  Sentencia   de   grado  `rechazó´  la   Acción   de   Amparo,   interpuesta   por  la  Clínica   9   de  Julio,  con        el   fin   de    que    se   ORDENE    a   la    MUNICIPALIDAD   demandada,   que   PROHÍBA   la    Apertura   o   funcionamiento   del  `Local  bailable´,   destinado   a    espectáculos   públicos,   musicales,   etc.,   ubicado           sobre  la  calle  Belgrano  Nº 54,  de  la  Ciudad  de   San  José  de  Metán.

 

La  finalidad   de  la  medida  denegada,  consiste   en   proteger  el  `derecho  a  la  salud´de  sus  pacientes  internados,   invocando  para   ello,   lo   dispuesto   en   la   Ordenanza  nº  2521/03   y   su   modificatoria  Ordenanza  nº  2866/2008,  en  cuanto  prohíbe  la  habilitación  de   este  tipo  de  emprendimiento,  a   una   distancia   menor  a  150  metros  de  una  Clínica.   Manifestó   que  no  sólo   no  se  respeta  la  distancia  con   respecto  a  la  Clínica   actora,   sino   que,  además,  se  encuentran  dentro  del  área  restringida,  la  Escuela          de  Manualidades  Manuel  Belgrano  Nº  156   y   el   Salón  de  cultos   Iglesia  Universal“.

 

–  Recurso

Contra   dicho   pronuncimiento,   la  Actora   dedujo  Recurso  de  Apelación.

Manifiesta   al  agraviarse,  que   de   las   pruebas   aportadas, surge   la  `morosidad´  y  el  `agotamiento´         del   trámite  en   sede   administrativa,   habiendo   debido   inclusive  –  interponer   un   AMPARO  por  MORA.

 

Agrega  que  la  Administración   reafirmó   su  `intención´  de   mantener   el   Local   bailable,               contrariando   las  ORDENANZAS   vigentes,   lo   que   hace   inútil   e   inconducenteel   “reenvío”  de  la   cuestión,   a  los  procedimientos   administrativos   YA   CONCLUÍDOS   con   la   Resolución   nº   1800/13,        quedando   demostrado,   que  el   único  remedio  legal  apto,   para  la  protección   de   sus   derechos,                       es  el  AMPARO.

 

Afirma   que   el   Municipio  `soslaya´  la   aplicación   de   la  Resolución   nº   2521/2003   que   regula   los   Espectáculos      públicos,   y   su   Modificatoria   Ordenanza    nº   2866/2006   QUE   PROHÍBE    habilitar  Locales   de   esta   naturaleza   cuando   se   encuentren   a   150   metros   de   Centros   Asistenciales  con   Internación,   Clínicas,   Sanatorios,  Hospitales,   Salas  velatorias,   Asilos,   Establecimientos  de  Enseñanza   Primaria,  Secundaria,   Salas   de   Nivel   Inicial,   Cultos  o   cualquier   otra  Actividad   que   resulte   `incompatible´   con   la  del   Espectáculo  Público,  que   se   determine   por     Reglamentación  (cfr.  art.  1º  de  la  Ordenanza  nº  2866/06),   a  excepción   de   aquellos    Locales   que   a   criterio   de   la  Autoridad   de   Aplicación  `no   generen        molestias´   a   particulares   y   cumplan  con   todos   los   requistos   establecidos   en   la   Ordenanza.  Con   esta   disposición  se  da   por   sentado,   que   a   una   menor   distancia,   se   produce   la  `afectación´  de   los   internados      por   un   entorno   de   ruidos   y   vibraciones  que   cualquier  Local  bailable  puede  ocasionar.

 

 

–  Sentencia   de   la   Corte   de  Justicia   de  Salta  (voto  de  la  mayoría)

 

  I.        Por  qué  procede  la  Acción  de  Amparo

 

Los  Magistrados del  Alto Tribunal  de  la  Provincia  de  Salta  recordaron  el  texto  del   Art.  87  de  la   Constitución  de  la  Provincia,    en   virtud  del  cual   la  Acción  de   Amparo   procede   ante   acciones                     u  omisiones   ilegales  de  la  Autoridad  o   particulares,  resctrictivos   o   negatorios,   de   las   garantías   y    derechos  subjetivos  –  explícita  o  implícitamente    allí   consagrados“.

 

En  tal   sentido,   añadieron   que   la   viabilidad   de  esta   Acción,   requiere,   la   invocación   de   un                  derecho  indiscutible,   cierto,   preciso,   de   jerarquía   constitucional;  pero  además  –  que  la               conducta   impugnada   sea   manifiestamente   `arbitraria´  o   `ilegítima´,   y  que   el   daño  `no  pueda´      evitarse  o  repararse  por   medio   de    otras   vías,  adecuadamente   (cfr.  esta  Corte,   Tomo   61:917;              64:137;  65:629;   127:315,  entre  otros)

 

Sentado   lo  anterior,  los  Jueces  de  la  Corte  de  la  Provincia,  puntualizaron   que  “la   exclusión   de   la                       acción   de   amparo,   por   la   existencia   de  otros   recursos   administrativos   o   judiciales,  no  puede            fundarse   en  una  apreciación  meramente   ritual,  toda  vez  que  la  institución  tiene  por  objeto,  una          efectiva  `protección´ de   derechos,   más   que  una   ordenación   o   resguardo   de   competencias (Fallos,  299:358;    308:2068;   320:1339)

 

Concluyendo  la  argumentación,   remarcaron  que  “no  cabe  extremar  la   aplicación  del  principio,  según                      el   cual,  el  amparo  no  procede   cuando   el  afectado   tiene  a  su  alcance,  otra  vía  –  Judicial  o  Administrativa           a   la  cual  acudir,   pues   los   propios  valores   en   juego,  y   la   urgencia   del   caso,   se   contraponen            en   el   ejercicio   de  soluciones   de   esa   índole.”

 

Desde  este  punto  de  vista,   el  voto  de  la  mayoría,   resolvió   que   desde   las   constancias   de  autos,                 no   surge   que   el   amparo,   deba   ser   excluído,  como   proceso   apto,   para   determinar   si   con   la   conducta   impugnada   se   afecta   o   no,   en   el  caso  concreto,   el   derecho   invocado.”

 

 II.      Naturaleza  de  los  derechos  en  discusión

 

Tras  rememorar  todo  la  problemática   explicada  por  la  actora,  el  voto  de  la  mayoría  señaló  en   la  acción               incoada  en  autos, `no   se   discuten  `sólo   derechos   de   índole   administrativa,  `sino  – esencialmente  –           el  derecho  a  la  salud  de  los  pacientes  internados,   en  las  instalaciones  de  la  Actora.”

 

Por lo tanto,  concluyeron  que  “alegándose   la   vulneración   de   un   derecho  fundamental  del   hombre,                           protegido  por  la  Constitución  Nacional,   Tratados   Internacionales   de   Derechos   Humanos   y    la                               Constitución  Provincial,    la  respuesta   jurídica   debe   ser   rápida   y  expedita.”

 

Citaron  la  obra  de  Sanmatino,  `Principios  Constitucionales   del   Amparo  Administrativo´,  Lexis  Nexis,       2003, pág.  50,   donde  el  autor  escribió:  “el  daño  a  derechos  fundamentales  y  que,  como  tales,  hacen  a  la                           propia  dignidad  de  la  persona,   exigen   una   respuesta   Jurisdiccional   inmediata,  rápida  e  impostergable

 

  III.      Derecho  a   la   salud

 

La  Sentencia  de  la  CJS  abunda  en  citas  legales.   Textualmente   reza:  “el  derecho  a  la   salud,            integra  el  católogo  de Derechos Humanos,   del    Art. 12  del `Pacto Internacional  de  Derechos Económicos,                           Sociales  y  Culturales´;    del  Art.   de  la `Convención  Internacional   sobre   la   Eliminación   de                                        Todas   las   Formas   de   Discriminación   Racial´;    del  Art. 12   de   la  `Convención   Internacional   sobre                                    la  Eliminación    de   Todas   las   Formas   de   Discriminación   contra   la   Mujer´;     del   Art. 24   de  la                                       `Convención   sobre   los   Derechos   del  Niño´;   del   Art. 25   de   la `Convención   Internacional   de                                     Derechos   de   las   Personas   con   Discapacidad´,   y   eArt. 26  de  la `Convención  Americana  sobre                             Derechos  Humanos´”

 

 

 –  Voto  en  disidencia  de  los  Dres.  Guillermo  A.  Catalano  y  Ernesto  R.  Samsón

 

I.     El  Sentenciante  no  valoró  la  prueba,  ni  se  pronunció  sobre  la  cuestión  de  fondo.

Los  Sres. Jueces  del  Alto  Tribunal  de  Salta,  advirtieron  que  “…al  decidir   el   rechazo   de  la  presente  acción                      por  cuestiones  formales,   el   sentenciante   no   valoró   la   prueba   agregada   al   Expediente,   ni   se   pronunció                     sobre   la   cuestión   de   fondo  (…). Tampoco   estimó   los   argumentos   de  la   amparista   en  cuanto   sostuvo                         en    su   escrito   introductorio,   la  inexistencia   de   un  medio  judicial   más  idóneo,  atento  a  que  la  demora                             que  se  produciría  en la  espera  de  una  Resolución   Administrativa,   `impediría´  la   tutela   efectiva   de                         los    derechos   en   juego,   en   atención   a   la   `imposibilidad´  de   convivencia,   en   un   lugar   de   alto   grado                      de   molestia,   tanto  para   el   Personal   Médico,   Asistentes,   Personal   de   Enfermería   e   Internados,  situación                   que    –  aseveró  –   requiere   de   una   solución   urgente.”

 

II.     Necesidad   de  que   las   Partes  citen  como  Tercera  a  la  Titular  del  Local  bailable.

Refiriéndose   a  la  Sentencia   apelada,   los  Dres.  Catalano  y  Samsón,   tras  afirmar  que   dicha  resolución                              incurrió  en   ritualismo   formal   excesivo,  al  rechazar   la   acción,   añadieron  por otro lado se advierte,                                que   peca   de   sobrada   generalidad   e   imprecisión,   la   afirmación   del  Tribunal   a  quo   en   el   sentido                              que   resulta  `imprescindible´  un  remedio   procesal   de   conocimiento  `más   pleno   y   más   profundo,                                 con   mayor   amplitud   probatoria   y   con   la   participación    de   todos   los   afectados  (la  Clínica   y   demás                       vecinos)   e   implicados   (el  particular  que   explota  el  Local  bailable  y   las   Autoridades   Administrativas                                encargadas   de   controlar   y   otorgar,   las   Habilitaciones),   toda  vez   que   acude   en   general,   a  un  aspecto                      objetivo,   sin   ninguna   apreciación   de   las  características   del   caso  concreto   (…)”

 

Tras  puntualizar   que  no   es   necesaria   la  participación   procesal   de   otros   vecinos   ni   de   otras                                            Autoridades   Administrativas,  y  dejando   claro   que  la   legitimación   pasiva,   sólo    corresponde   a   la                                         Municipalidad   demandada,    añadieron   que,   en  todo   caso,   “podría   ser   tenida   como   Tercera                                               interesada –  en   los   términos   del   Art.  90  inc.  1º  de  CPCC  la   Titular   del   Local   bailable., …                                              lo   que   implica   que   su   participación   procesal,   sólo   puede   surgir   por   pedido   fundado   de  algunas                               de   las   partes  o   de   la   eventual   interesada   y   `no´  decidida   de  oficio.”

 

III.       Propician  que  previamente  debe  producirse  la   Prueba

Los   Magistrados   sostuvieron   que  “el  rechazo   de   la  Acción   de   Amparo,   se   decidió  prematuramente,                         sin   producir   prueba   que   se  considere   pertinente   y   útil“,   motivo   por   el  cual,   consideraron   acertado,           “revocar  la   sentencia   de   grado,   y   ordenar   que   vuelvan   los  autos   al   Juzgado   de   Origen,                               a  fin   de  que,   previa  producción  de  la  prueba,   se   pronuncie   sobre   la  cuestión   sustancial   propuesta          por  la   amparista.”

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: