Fianza del veinticinco por ciento del Valor del Bien Embargado a Prestar por el Tercerista de Mejor Derecho

by Dra. Adela Prat on septiembre 25, 2014

TERCERÍA  de  MEJOR  DERECHO.  Artículo  98  del  Código Procesal  Civil  y  Comercial  de la Nación.

 

La  Cámara  Nacional   Comercial  confirmó  la  Sentencia   que  EXIGIÓ  una  FIANZA  a  la  tercerista.

 

Facultad   del  Juez   de   exigir  Fianza,  para   responder   a  eventuales   perjuicios,   producidos  por  la  

SUSPENSIÓN   del   PROCESO  PRINCIPAL.  

 

 

Autos  caratulados:   “P.,  O.  A.  R.  c/  P. D.,  R. L.  y  otro   s/  Ejecutivo   s/   Tercería  de  Mejor  Derecho  promovida   por   ( C.,   M.  G.)   –   CNCOM   –   SALA  B   –   30/06/2014.

 

La   Sala   B   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   Comercial  –  integrada   por   las   señoras   Jueces   Dra.   Matilde   E.   Ballerini,   Dra.   Ana   I.   Piaggi   y   Dra.   María  L.  Gómez  Alonso   de   Díaz   Cordero    resolvió:

 

Desestimar   el    Recurso   de   Apelación   interpuesta   por   la   tercerista.

Confirmar   la   providencia   que   exige   una  Fianza   de   $   30.000,   a  la   tercerista  que   alega  `mejor   derecho´.

 

 

La  Sentencia   dictada   por   la   Sala  B   se   refiere   al    artículo   98   del   C.P.C.C.N.

Dicha   norma   condiciona   la   admisibilidad    de   toda   “tercería”,   al   cumplimiento   de   un   requisito   específico:   la  prueba,     mediante    instrumentos   fehacientes  o   en   forma   `sumaria´,  de  la  `verosimilitud   del   derecho´  en  que  se   funda;   o   la   prestación   de   fianza,   para   responder   por   los  PERJUICIOS   que   pudiera   producir   la    suspensión    del    proceso   principal.

 

Luce   en   la   sentencia   que   sin   perjuicio   de   la  documentación   anejada   por   la  tercerista,   al   promover   este    Incidente,   se   requiere   de   un   marco   probatorio   `más   amplio´  –   que   ha   de  producirse  –  durante   el   cual  corresponde   la   fijación   de   la  FIANZA.” 

 

Verosimilitud   del   derecho

Al   respecto,   las   Sras.   Jueces   de  Cámara   señalaron  que  el   examen   acerca   de   la   verosimilitud   del   derecho,   para   pronunciarse    sobre   la   admisibilidad    o   no   de   una   tercería,   debe   ser   realizado   con   criterio   de    equilibrio,   evitando   cercenar   tanto   la   `garantía   de   defensa   en   juicio´,   como  dar   curso  a  una  acción    `desprovista´  de   seriedad,   que   resultaría   un   factor   obstruccionista   del   proceso   principal.”  

 

Fianza

En   tal  sentido   las  Magistradas   puntualizaron  allí   aparece   la   facultad   que  le  asiste   al   sentenciante,  de  exigir  `fianza´  que   menciona    el    artículo    98   del   C.P.C.C.N.,   para   responder   de   los   `perjuicios´ que   pudiere   producir   la   suspensión   del   proceso   principal   ( conf.   CNCom.,   Sala  A.,   in  re   L.  S. E.  s/  tercería   de   dominio en   autos  P.,  S.  c/  F.  Motorsport  SRL“,  del   29/02/2008 ).

 

Sentado  lo  anterior,   consideraron   que  “la  fianza  tiene   por   finalidad,   garantizar  a   los  demandados,  los  perjuicios   que    pudiera    causar   una   demanda    improcedente”,   motivo   por   el   cual,   resolvieron   que   “resulta   razonable,    fijar   su   cuantía   en   el   25%   del   valor   del    bien,   que   se   pretende   `desafectar´,       de  modo  que   cubra,   los   eventuales    honorarios   y   daños   que   podría   provocar,   la   demora   en    ejecutarse  el   remate”

 

Conclusión

La  Sala  B  desestimó  el  Recurso  de  Apelación,   interpuesto   por  la  tercerista,  contra   la   resolución  que   fijó   una   fianza   de   $  30.000   (que  representa   el   25%   del   valor   del   bien ),     para   garantizar  de      eventuales   perjuicios,   que  podría   ocasionar   la  demora   en   llevarse   a   cabo  la   subasta  del  bien   embargado.

 

Confirmó  el   pronunciamiento  de  la  anterior  instancia.

_____________________________________________________________________________ Código  Procesal  Civil  y  Comercial  de  la  Nación

Tercerías

Fundamento  y   oportunidad

Artículo   97.   Las   tercerías  deberán  fundarse  en   el   dominio  de  los  bienes  embargados  o  en  el  derecho   que   el    tercero    tuviere    a   ser   pagado   con   preferencia   al   embargante.

La   de   dominio   deberá   deducirse  antes   de   que   se  otorgue  la   posesión   de   los   bienes.   La  de  mejor  derecho,   antes    que   se   pague   al   acreedor.

Si   el   tercerista  dedujere  la   demanda  después  de   diez  (10)   días   desde   que  tuvo   o   debió  tener   conocimiento     del    embargo,   o    desde   que  se   rechazó   el   levantamiento   sin   tercería,   abonará   las   costas   que   originare    su    presentación,   aunque   correspondiere  imponer   las   del   proceso  a   la  otra   parte,  por  declararse  procedente    la   tercería.”

 

Admisibilidad.  Requisitos.   Reiteración.

Artículo   98.  No   se   dará   curso   a  la   tercería,   si   quien   la   deduce   no   probare,   con   instrumentos   fehacientes    o    en   forma   sumaria,   la   verosimilitud   del   derecho  en   que   se   funda.

“No   obstante,   aún   no  cumplido   dicho  requisito,   la  tercería   será   admisible,   si   quien   la  promoviere   diere  fianza   para   responder   de   los   perjuicios,  que   pudiese  producir  la   suspensión   del   proceso     principal.

Desestimada   la   tercería,   no   será   admisible   su   reiteración,   si   se   fundare   en   título   que   hubiese  poseído y conocido   el   tercerista   al   tiempo   de   entablar    la   primera.

No   se   aplicará   esta   regla,   si   la   tercería   hubiese   sido   admitida   sólo   por   falta   de   ofrecimiento   o   constitución   de   la   fianza.”

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: