Call Center La Sala VIII Revocó la Aplicación del CCT para Telefónicos a un Empleado de Call Center

by Dra. Adela Prat on septiembre 9, 2014

CRÉDITOS  LABORALES.    MODIFICACIÓN  de  la  TASA  de  INTERÉS

a   partir   de   la   vigencia   del   ACTA  2601   CNTRAB.    21/05/2014.

 

Sala  VIII  CNTRAB : “la  modificación  de  la  tasa  de  interés,  no  afecta  los  efectos  propios  de  la  cosa  

juzgada,   ni  deja  en  estado  de  indefensión  al  deudor”

 

Expte. ../2009  –  “S.,  R.  A.  c.  Telefónica  de  Argentina  S.A.  y  Otro  s.  despido”  –  CNTRAB  –  SALA  VIII  –  30/06/2014.

 

La  Sala  VIII  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  –   con   el   voto   de   los   Sres.   Jueces   Dr.   Luis  Alberto  Catardo   y   Dr.   Víctor   Arturo   Pesino  –   resolvió:

 

1)  Confirmar  la  Sentencia  apelada,  en   cuanto   pronuncia   condena   contra   la   demandada  `Sur  Contact  Center  S.A  y  `Telefónica  de  Argentina  S.A.´ y  fijar  el  capital  nominal  en  $  5.277,10,  al  que  accederán  

intereses,   establecidos   en   grado,   corregidos  de  conformidad  con  el  presente  pronunciamiento;

 

2)  Confirmar  la  condena  a  la  entrega  de  la  totalidad  de  los  Certificados  que  prevé  el  Art.  80  de  la

L.C.T.,  respecto  de  la  demandada  “Sur  Contact  Center  S.A.”,  bajo  apercibimiento  de  astreintes;

3)  Eximir  a  la  demandada  `Telefónica  de  Argentina  S.A de  la  condena  a  la  entrega  de  los  Certificados;

4)  Dejar  sin  efecto  los  pronunciamientos  sobre  costas  y  honorarios;

5)  Imponer  el  90%  de  las  costas  del  proceso  al  Actor  y,  el  10%,   a  las  demandadas.

 

I.   Sentencia  de  Primera  Instancia  sólo  confirmada  en  dos  aspectos  por  la  Excma. Cámara

 

La  Sentencia  de  Primera  Instancia,  hizo  lugar  a  la  demanda  deducida   contra  Telefónica  de  Argentina  S.A.”  y   “Sur  Contac  Center  S.A.”

Para  así  decidir,  la  Sra.  Juez  a  quo,  hizo  mérito  del  plexo  probatorio  colectado  en  autos,  y  concluyó  que:

“Había  mediado  `interposición  fraudulenta´  en  los  términos  del  Art.  29  de  la  L.C.T.”

 

Asimismo,  aplicó  al  empleado  del  Call  Center  Sur  Contact  Center S.A.”,   el   CCT   547/03E   Telefónicos.

 

Consideró  `acreditadas´ las  causales  por  las  que,  el  accionante  se  colocó  en  situación  de  despido (despido  indirecto).

Aplicó  la   multa  a   favor  del  empleado,  prevista  en  el  Art.  8º  de  la  Ley  de  Empleo  Nº  24.013.

 

 

II.    Sentencia  de  la  Sala  VIII  de  la  Cámara  Nacional  del  Trabajo

 

El  Sr.  Juez  preopinante,  Dr.  Luis  Alberto  Catardo,  trató   en   conjunto   los   Recursos   de  Apelación   interpuestos   por  las   sociedades   demandadas,   y   por   el   actor.

 

II.1.  Da  la  razón  a  las  Sociedades  demandadas  en  cuanto  al  “encuadre  legal”  de  la  relación  laboral

 

El  Sr.  Juez  de  Cámara,  Dr.  Catardo  dijo:  Asiste  razón  a  las   demandadas,  en  cuanto  impugnan   el  encuadre   convencional  de  la  relación   laboral

 

Sostuvo  que  “la  actividad  principal  de  `Sur  Contact  Center  S.A.´  no  es  la  de  Telecomunicaciones,  como  `sí´ lo  es  la   de  `Telefónica   de   Argentina   S.A

 

Destacó  que  `Telefónica´   “tiene  por  objeto  la  prestación,  por  cuenta  propia  o  de  terceros  o  asociada  con  terceros,     de    servicios    públicos    de    telecomunicación.

 

En  cuanto  a  `Sur  Contact  Center´,  y   conforme   el   Informe   Contable  y  de   los  términos  de  la  contestación  de  demanda,  el  Magistrado  señaló  que  “ la  actividad  desarrollada  es  la  explotación  comercial  de  todo   lo  relacionado   con   el   ramo   de   la   publicidad   o   propaganda,   pública  o  privada;   la   programación  y   ejecución   de  campañas   de   promoción  y  propaganda   de  toda  índole,   servicios   puerta  a   puerta;   comercialización   y   consultas   y   atención   telefónicas  y/o   por    cualquier   otro  medio   masivo   de   comunicación;   creación,  produccción   y   comercialización  de    films  publicitarios   y   la   realización    de    cualquier   otra   actividad   relacionada   con   la   materia   publicitaria.”

 

II. 1.1.   Convenio  Colectivo  aplicable  a   Empleados   de    Sur  Contact  Center   S.A.

 

Una  vez  determinada,  la   actividad  principal  de  cada  una  de  las  Empresas  demandadas,  el  Sr.  camarista  destacó   que   las   Empresas   mencionadas   son   distintas,   titulares    de   Establecimientos   independientes    entre   sí,   con    unidades    de   gestión    autónomas (…)   lo   que  ´excluye´  la   aplicación    del   Convenio   firmado    por   Telefónica,   a

los    empleados   de   `Sur  Contact  Center  S.A.´(en  igual  sentido   “Andrade,  Cristian  Hernán  c.  Atento  Argentina  S.A.   y   otro“,   scia.  del    16/10/2008).

 

En  consecuencia,   el  Dr.  Catardo  propuso  detraer   del  capital  de  condena,   las   sumas   reconocidas   en  grado,   con   sustento   en   el   CCT   547/03E   y   confirmar   la   Categoría   de   Vendedor  B,   de   acuerdo    con   el    CCT  Nº   130/75   para  Empleados   de   Comercio.

 

II.2.   No  están   acreditadas    las   causales   del   despido   indirecto.

 

Por  todo   lo  expuesto,  el   Sr.   Juez  de  Cámara   votante  en  primer  término,   señaló   que  “no   encuentro   acreditadas las   causales   por   las    que   el   accionante   se  colocó   en   situación   de   despido  (Arts.   66,   242   y   246   L.C.T.)

Por   ello   propició   dejar   sin   efecto   las   indemnizaciones   admitidas.

 

Respecto  de  las   indemnizaciones   de   los   Arts.   2º   de   la   Ley   25.323   y   15  de   la   Ley   24.013,   el   Dr. Catardo  destacó    la   “inadmisibilidad    de   esas    agravaciones,    toda    vez  que   las   disposiciones   previstas   en   la   norma,    alcanzan   a   partidas   indemnizatorias   (Arts.  232,   233   y   245   de   la   L.C.T.)  que   resultan   `inexistentes´   para    este     pronunciamiento”

 

II.3.   Propició   revocar  la  aplicación   del  Art.   29  de la  L.C.T. 

 

Se   lee  en  la   Sentencia   de  Cámara  “habiéndose   determinado   que  el   trabajador   prestó   servicios  en  el   Establecimiento  que   alquilaba   la   demandada   Sur“,   y    no   el   propio   de   “Telefónica”,   considero   que   no   resultan   aplicables   al   caso,   las   previsiones    contenidas    en   el   art.   29   primer   y  segundo   párrafo   de   la    L.C.T.  –  contrario    a   lo    decidido   en    grado  -,   por  lo  que   propongo    se   revoque   lo   decidido   sobre   el   punto.”1

 

II. 4.   Aplicación   del   Art. 30  de  la   L.C.T.

 

Haciendo   aplicación   del   principio   `iuria   novit   curia´,   el  Sr.   Juez   dijo:  “sin   perjuicio   de   ello,   en   esta    línea,   entiendo   que   la   situación   fáctica   de   autos,   encuadra   en   las   prescripciones   del   Art.   30   de   la   L.C.T.,    norma    ésta    invocada   por   la   parte   actora,      en   su    presentación   inicial,   y   cuyo   alcance     fue   negado   por   la    codemandada     `Telefónica´,   habiendo   quedado     entonces     a   resguardo   el   principio   de   inviolabilidad   de   la   defensa   en   juicio.”

 

“Para  que  nazca   la   responsabilidad   de   una   Empresa   por   las  obligaciones    laborales   de  otra,   en  los   términos   del   Art.  30  de  la   L.C.T,    es   menester    que   ésta   contrate   o  subcontrate   servicios  que   complementen   su   actividad   normal”   afirmó   el   Sr.   Juez   preopinante.

 

 

En    tal   sentido   añadió  “Telefónica   de   Argentina   S.A.   contrató   el  servicio   de  aspectos   o   facetas   coadyuvantes    de   su   actividad  normal   y   específica,   de    manera   que   si   se   ha   servido   a   un   tercero   para   prestarlos,    debe    responder  ` solidariamente´   en   los  términos    del   Art.   30   de   la   L.C.T.”2

 

II.5.   Intereses

 

Textualmente,   el    voto   del   Dr.   Catardo   expresa:   Con   fecha   21   de  mayo   del  corriente   año,   la  Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo,   mediante   Acta   2601,   adoptó,    para   corregir   los   créditos   laborales,   la   tasa   de  interés   nominal   anual   que   el   Banco   Nación    aplica    para   `préstamos´  de   libre   destino

En   la   misma   reunión,   se  estableció  que   la   nueva   tasa   sería   aplicable   para   los   Juicios   sin  sentencia,  en   la    inteligencia    de   que,   en   los   que   ya   hubiere   recaído   pronunciamiento,   aplicar    retroactivamente,   la    nueva    tasa,   afectaría   la   cosa   juzgada”

Es   claro    que   la   Cámara   adoptó   una    nueva   tasa   de   interés   a  partir   del   21/05/2014,   lo    que,   en  definitiva,   no   implicó   más   que   un   sinceramiento  con   las   diferentes   variables   de   la   economía,   frente   a   una   tasa   evidentemente    desactualizada.”

“Los   índices   oficiales   revelan   un   notorio   incremento   en   el   costo   de   vida    (superados    ampliamente    por   otras   Entidades    que   relevan   los   mismos   datos)    y   esta   circunstancia ,   que   se   trasluce   asimismo  en   las   Negociaciones    Salariales,   impone   a   los   Jueces   el    deber   de   revisar    esta   cuestión,    por   resultar    inequitativo   mantener    la   tasa   de   interés,   cuyo   sentido   es  el   de   compensar   la   mora   y   penar   la   demora   en   el   pago   de   créditos   laborales.

 

“Aplicar   la   nueva   Tasa,    a   partir   de   su   vigencia,    simplemente   implica   mantener   la   obligación   originaria   corregida   tan   sólo   en    la   expresión   nominal,   permitiéndole   conservar   el    sentido   con   el   que   fue   fijada   en   la  Sentencia.   De    otro   modo,   los   acredores   verían   notoriamente   reducidos   sus   créditos, afectándose   directamente   su    derecho   de   propiedad.

 

La   modificación   de   la  tasa   de   interés  a   partir   de   la   vigencia   del   Acta   2601,   no   afectaría  los   efectos    de   la   cosa   juzgada,   ni   dejaría   en    estado   de   indefensión   al   deudor,   sino    simplemente   adecuaría   los    efectos   del    pronunciamiento,    al   contexto    actual,   al    cual    no   se   habría   arribado   si   la   deudora   hubiera   cumplido   sus    obligaciones    en   tiempo   propio.”

 

Corresponde   establecer  que   la   tasa   fijada   en  grado   regirá  hasta   el  21   de   mayo   de   2014,   fecha   a  partir   de  la   cual,  se  utilizará   la  tasa   de   interés   nominal   anual   que   el   Banco   Nación  aplica   para   préstamos   de   libre    destino,   plazo  49   a   60   meses.”

 

Conclusión

La  Sala  VIII  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones   del  Trabajo reconoció  al  Empleado  del  Call  Center,   únicamente :

Vacaciones  proporcionales  más  S.A.C.  ($ 623,17);   SAC  proporcional  ($  308,88);    multa  Art.  80  último  párrafo  (Art 45   Ley   25.345:   $  4.345,05.  TOTAL :  $  5.277,1o  nominales.

La  Sala  no  estuvo  de  acuerdo  con  la  Sentencia  de  Primera  Instancia,  para  telefónicos,  al  empleado   del   Call   Center.

En  consecuencia,  detrajo   del  capital   de   condena,   las   sumas   en   origen,   con   sustento  en   el   Convenio  aludido.

Tampoco   encontró  acreditadas  las   causales  por   las   que   el   accionante   se  colocó  en   situación   de   despido.

Por  ello,   dejó   sin   efecto   las  indemnizaciones   admitidas   en   grado.

La   importancia   del   fallo   de   la   Sala   VIII   radica   en   la   aplicación   de   la   nueva   tasa   de   interés   desde   el   21   de   mayo   de   2014  (tasa  de  interés  nominal   anual   que   Banco   Nación   aplica   para  préstamos  de  libre  destino,  plazo   49   a   60   meses )   Consideró   que   no    afecta   la   cosa   juzgada,   ni   deja   en  estado   de  indefensión  al   deudor.

_____________________________________________________________________________ 1.  El    Art.   29    de   la   L.C.T.   tiene   el   objeto  de   evitar   la   interposición   fraudulenta   de  personas     jurídicas   o   físicas,   generalmente   (aunque   no   siempre)   “insolventes” .

2.   Al   haberse   subsumido    la   responsabilidad  de    las   sociedades    demandadas  en  el  Art.  30  LCT,  no   procede   la   aplicación    del   Plenario   Nº   323   (“Vásquez,  María  Laura  c.  Telefónica   de    Argentina   S.A. ”   scia.  30/06/2010),    que    se   refiere    al    supuesto   específico   del   trabajador   contratado   por   tercero  y   que   es   considerado   empleado   directo   de   la   Empresa   usuaria   de  los   servicios.   Por   ello,   la  Sala   detrajo  del   capital   de   condena,   la   multa   del   Art.   8º   de   la   Ley   24.013.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: