Resuelven Que No Existe Plazo Legal Para Impugnar la Causa de Despido y Que el Trabajador Puede No Impugnarla y Reclamar Judicialmente Dentro del Plazo de Prescripción de Dos Años

by Dra. Adela Prat on agosto 18, 2014

COMUNICACIONES  LABORALES.  COMUNICACIÓN  del  DESPIDO.  La  Cámara  Nacional  del  Trabajo  “confirmó”  la  Sentencia  de  Primera  Instancia  en  cuanto  hizo  lugar  a  la  demanda  y  admitió  las  indemnizaciones  derivadas  del  DESPIDO.

 

Empleadora  que  esgrimió  la   falta  de  “impugnación”  de  la  CAUSA  de  DESPIDO.  “No  existen  disposiciones  legales  que  establezcan  un  plazo  determinado  para  impugnar  la  causa  de  despido.”

 

Recibida  la  Comunicación  de  despido,  el  trabajador  puede  “no  cuestionarla”  y  reclamar  judicialmente  el  pago  de  las  indemnizaciones.  Irrenunciabilidad  derechos  del  trabajador.  Art.  58  LCT.  Único  Límite  temporal:  Art.  256  L.C.T.

 

Autos  caratulados:  “B.,  G.  c/  S. K.  S.A.  s/  Despido”  –  CNTRAB  –  SALA  V  –  30/05/2014.  Fallo  publicado  por  elDial.com  – AA88F7,  el  6/08/2014.

La  Sala  V  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  –  con  la  firma  de  los  Sres.  Jueces  Dr.  Enrique  Néstor  Arias  Gibert  y  Dr.  Oscar  Zas resolvió:

I.  Confirmar  la  Sentencia  apelada,  en  todo  cuanto  fue  materia  de  recurso  y  agravios;

II.  Imponer  las  costas  de  Alzada  a  cargo  de  la  parte  demandada  vencida.

 

La  Sentencia  de  Primera  Instancia  que  fuera  confirmada  por  el  Tribunal  de  Alzada

La  Sentencia  dictada  en  Primera  Instancia  hizo  lugar  a  la  demanda  y  en  consecuencia,  admitió  las  pretensiones  indemnizatorias  derivadas  del  “despido”.

Apeló    sin  éxito    la  Empresa  demandada.

 

Contrato  de  Trabajo.  Fecha  de  Ingreso  y  Cese.  Comunicación  de  despido

En  el  presente  caso,  no  se  encuentra  discutida  la  `existencia´ de  una  relación  laboral,  de  carácter `dependiente´ iniciada  el  11/01/1994  y  extinguida  el  día  16/08/2011  en  los  siguientes  términos:  “…Ante  gravísimas  dificultades  económicas  de  la  Empresa,  producto  de  la  carencia  absoluta  de  trabajo,  nos  vemos  en  la  necesidad  de  prescindir  de  sus  servicios  a  partir  del  16/08/2011  con  `justa  causa´.  Liquidación  Final  de  Egreso  a  su  disposición…”

Sólo  difieren  las  partes  en  cuanto  a  si  la  causal  invocada  por  la  Empresa  para  `disolver´ el  Contrato  de  Trabajo,  resultó  o  no,  ajustada  a  derecho.

 

Cómo  fundamenta   la  Sentencia  la  Cámara  Nacional  del  Trabajo

Los  Sres.  Jueces  de  Cámara  que  integran  la  Sala  V,  señalaron  que  tal  como  sostuvo  el  Sentenciante  de  Grado,  `no´ existe  disposición  legal  alguna,  que  establezca  un  plazo  determinado  para  la  impugnación  de  la  `causa´ del  despido,  resultando  estériles  los  argumentos  vertidos  por  la  quejosa  en  torno  al  plazo  previsto  en  el  Art.  57  de  la  L.C.T.  y  al  silencio  guardado  por  el  trabajador  en  dicho  lapso

“…  pues  a  ello  se  erige  la  `irrenunciabilidad´ de  derechos  prevista  en  el  Art.  58  de  la  L.C.T. 

“…  pudiendo  el  trabajador    incluso  –  “no  cuestionar”   y  `reclamar  judicialmente,  el  pago  de  las  Indemnizaciones  derivadas  de  aquél

“…  siendo `el  único´ límite  temporal,  el  previsto  en  el  Art.  256  de  la  L.C.T.  ante  un  planteo  de  prescripción.”

 

Sentado  lo  anterior,  la  Sala  insistió  que  “el  actor  fue  despedido  al  invocar  la  Empresa,  causales  económicas,  fundamento  que  fue  desechado  por  el  Juez  a  quo,  decisión  en  la  cual  la  Sala  coincide.”

Los  Sres.  camaristas   enfatizaron  que  aún  en  la  mejor  de  las  hipótesis  para  la  recurrente,  de  tener  por  acreditados  los  motivos  de  la  Cesación  de  Pagos  y  las  `graves   dificultades  económicas´ por  las  que  atravesaba  la  Empresa,  ello  no  la  eximía  de  demostrar  en  el  pleito,  la  adopción  de  Medidas  empresariales  tendientes    al  menos  –  a  intentar  superar  esa  aducida  situación,  extremo  que  `no´ se  verifica  en  la  especie.”1

 

Finalmente,  la  Sentencia  de  Cámara  pone  de  manifiesto  que  “no  logra  alterar  la  solución  del  litigio  el  hecho  de  encontrarse  en  Concurso  Preventivo,  pues  ello  no  implica  la  toma  de  decisiones  empresariales,  que  revelen  siquiera  intentar  alterar  la  adversa crisis  de  la  actividad  del  Establecimiento“.

 

Indemnizaciones  y  Multas

Además  de  la  indemnización  por  antigüedad,  omisión de  preaviso,  integración  mes  de  despido,  la  Cámara  le  añadió  el  incremento  indemnizatorio  previsto  en  el  Art.  2º  de  la  Ley  Nº  25.323,  toda  vez  que  el  escueto  planteo  formulado  por  la  quejosa,  en  pos  de  obtener  su  reducción,  no  resulta  atendible,  por  no  haber  sido  sometido  a  consideración  del  Juez  a  quo.

Tampoco  prosperó  la  queja  referida  a  la  condena  a  abonar  la  Multa  prevista  en  el  Art.  80  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias,  habida  cuenta  que  la  apelante  `no  se  hizo  cargo´ de  la  extemporaneidad  en  el  pretendido  cumplimiento  de  la  obligación,  conforme  resolvió  el  sentenciante.   Nada  dice  al  respecto  (Art. 116  Ley  18.345  de  Procedimiento  Laboral)

 

___________________________________________________________________________________________________  1.  “Si  bien  la  accionada  cuestiona  que  el  Magistrado  haya  desestimado  sin  fundamento  alguno  las  testimoniales  brindadas  por  M.  y  C.,  lo  cierto  es  que  según  se  afirma  en  el  Memorial,  éstos  habrían  dado  cuenta  de  la  grave  situación  económica  de  la  Empresa,  no  imputable  a  ella,  quedando  de  todos  modos  `sin  probar´ el  extremo  antes  indicado.”

 

Normativa

**Artículo  57  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias.

Intimaciones.  Presunción.  Constituirá  presunción  en  contra  del  Empleador,  su  Silencio  ante  la  Intimación  hecho  por  el  trabajador,  por  medio  fehaciente,  relativas  (…)

“A  tal  efecto  dicho  silencio  debe  subsistir  por  un  plazo  que  nunca  será  inferior  a  dos  (2)  días  hábiles.”

 

**Artículo  58   de  la  Ley  20.744  y  modificatorias.

“No  se  admitirán  presunciones  en  contra  del  trabajador,  ni  derivadas  de  la  Ley,  ni  de  las  Convenciones  Colectivas  de  Trabajo,  que  conduzcan  a  sostener  la  renuncia  al  empleo  o  a  cualquier  otro  derecho,  sea  que  las  mismos  deriven  de  su  silencio  o  de  cualquier  otro  modo  que  no  implique  una  formna  de  comportamiento   inequívoco  en  aquél  sentido.”
**Artículo  256  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias.

Prescripción  y  Caducidad.  Prescriben  a  los  dos  (2)  años  las  acciones  relativas   a  créditos  provenientes  de  las  relaciones  individuales  de  trabajo   y,  en  general,  de  disposiciones  de  Convenios  Colectivos,  Laudos  con  eficacia  de  Convenios  Colectivos  y  disposiciones  legales o  reglamentarias  del  Derecho  del  Trabajo.”

“Esta  norma  tiene  carácter  de  orden  público  y  el  plazo  no  puede  ser  modificado  por  convenciones  individuales  o  colectivas.”

 

**Artículo  247  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias.

En  los  casos  en  que  el  despido  fuese  dispuesto  por  causa  de  fuerza  mayor  o  por  falta  o  disminución  de  trabajo  `no  imputable´ al  empleador,   fehacientemente  justificada,   el  trabajador  tendrá  derecho  a  percibir  una  indemnización  equivalente  a  la  mitad  de  la  prevista  en  el  Artículo  245

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: