Falta de Restitución del Dinero Depositado a Plazo Fijo en un Banco. Nuevamente la Corte Revoca la Sentencia y Rechaza la Demanda

by Dra. Adela Prat on agosto 26, 2014

DAÑOS  y  PERJUICIOS.  FALTA  de  RESTITUCIÓN  del  DINERO  depositado  a  PLAZO  FIJO  en  una  ENTIDAD  FINANCIERA.  La  Corte

Suprema  “revocó”  la  Sentencia  de  la  Cámara  Federal  de  Apelaciones  de  ROSARIO  y  RECHAZÓ  la  DEMANDA.

 

El  Alto  Tribunal  de  la  Nación  interpretó  que  los  Ahorristas  “no  acreditaron”  una  gestión  deficiente  por  parte  del  BCRA.

 

Se  probó  que  la  Entidad  Financiera  “fraguó”  la  INFORMACIÓN  TÉCNICA  enviada  al  BCRA.

 

Autos:  C.  1176.  XLVII. –  “Cassone,  Pedro  A.  y  ot.  c/  BCRA  s/  Daños  y  Perjuicios”  –  CSJN  –  17/07/2014.  Fallo  publicado  por  el  Dial.com  el   25/08/2014.

 

I.   Detalles  del   caso

El  Sr.  Pedro  Ramón  Cassone,  la  Sra.  Silvia  Inés  Cassone  y  la  Sra.  María  del  Carmen  Peralta  demandaron  al  Banco  Central  de  la  República  Argentina,  por  la  falta  de  restitución  del  dinero  por  ellos  depositado  a  PLAZO  FIJO  en  el  Banco  Integrado  Departamental  Cooperativo  Limitado  –  BID  C.L.  –  y  en  el  Banco  de  la  Ribera  C.L.”,  absorbido  por  aquél.

 

El  BCRA  había  realizado  Inspecciones en  el  BID  C.L.  desde  el  31/03/1992  hasta  meses  después  del  mes  07/1994  –  designado  como  el  momento  de  Cesación  de  Pagos .

 

El  Banco  Central  había  “autorizado”  la  Fusión  por  Absorción  por  el  BID  C.L.  del  Banco  “Aciso  C.L.”  y  del  “Banco  de  la  Ribera  C.L.”  el  15/02/1995,  `sin contar´ con  la  opinión  de  los  Auditores  externos  que  `se  abstuvieron´ de  hacerlo,  en  relación  con  aspectos  sustanciales,  y  con  estudios  de  la  situación  cierta  de  las  Entidades  Absorbidas  y  `sin´ que  concurrieran  los  Recaudos  legales.

 

Pese  a  la  Información  relativa  al  Rubro  “Préstamos”,  reflejada  en  los  “Estados  Contables  al  31/12/1994,  se  había  postergado”  la   Inspección  en  la  Entidad  Absorbente  prevista  para  el  13/02/1995,  hasta  el  20/02/1995.

 

Asimismo,  se  `extendieron´ los  Límites  de  Asistencia  por  razones  de  iliquidez,  y  los  adelantos  hasta  el 12/04/1995,  en  violación  a  la  Normativa  vigente,  que  `reserva´ este  auxilio  a  situaciones  de  iliquidez  transitoria,  mas  `no´ para  estados  de  Insolvencia  y  Cesación  de  Pagos.

 

El  BCRA  –  con  fecha  14/04/1995  dictó  la  Resolución  Nº  110  que  dispuso  la  SUSPENSIÓN  del  BID  C.L.”  y  le  requirió  un  Plan  de  Saneamiento.

 

La  Sentencia  de  la  Sala  B  de  la  Cámara  Federal  de  Apelaciones  de  Rosario  condenó  al  BCRA

 

La  Sala  B  de  la  Cámara  Federal  de  Apelaciones  de  Rosario,  por  mayoría,  modificó  parcialmente  la  Sentencia  de  la  instancia  anterior    Juzgado  Federal  Nº  1  de  Rosario -,   “hizo  lugar”  a  la  demanda  y  condenó  al  BCRA  a  pagar  a  los  actores  la  suma  que  resulte  de  la  Liquidación  a  practicarse  de  acuerdo  con  las  pautas  allí  fijadas,  en  concepto  de  “Daño  Patrimonial”  e  Intereses  por  la  falta  de  restitución  del  dinero  por  ellos  depositado  a  PLAZO  FIJO  en  el  “Banco  Integrado  Departamental  Cooperativo  Limitado  –  BID  C.L.  –  y  en  el  “Banco  de  la  Ribera  C.L.”,  absorbido  por  aquél.

 

La  Cámara  de  Rosario  imputó  responsabilidad  al  Organismo  de  Control  por  no  haber  adoptado,  en  forma  oportuna,  las  medidas  que  la  Ley  le  habilita  para  enfrentar  la  situación  de  crisis  del  Intermediario  Financiero  depositario,  lo  que  recién  ocurrió  el  14/04/1995,  cuando  dictó  la  Resolución   de  Suspensión  del  BID  le  requirió  la  presentación  de  un  Plan  de  Saneamiento.

 

Concluyó  que  tal  “conducta  omisiva”  configuró  un  supuesto  de  “falta  de  servicio” (Art.  1112  del  Código  Civil).

Asimismo,  recordó  que  el  Marco  Normativo  vigente  ponía  a  cargo  del  BCRA  aplicar  la  Ley  de  Entidades  Financieras (Arts.  3  y  4  de  la  Carta  Orgánica  del  BCRA)  y  que  el  Art  43,  le  impone  la  obligación  de  “supervisar”  la  Actividad  Financiera.

 

Además  subrayó,  que  la  Ley  21.526  prevé  –  en  tal  sentido    tanto  Procedimientos  de  Detección  y  Prevención  de  Crisis  en  los  Intermediarios  Financieros  sujetos  a  fiscalización  del  BCRA,  como  asimismo,  la  obligación  de  éstos  de  dar  información  y  documentación  a  los  Funcionarios  que  el  Banco  Central  designe,  para  su  fiscalización  (Art.  37  de  la  L.E.F.).

 

Sobre  tales  bases,  tuvo  por  acreditada  la  “relación  de  causalidad”  entre  lo  actuado  por  el  Superintendente  Financiero  y  el  “daño”  invocado  por  los  accionantes  (Arts.  1112  y  1113  del  Código  Civil).

 

Fundó  su  conclusión  sobre  la  concurrencia  de  “responsabilidad  objetiva”  por  omisión  antijurídica  del  demandado,  en  el  fallo  de  la  Cámara  de  Apelaciones  en  lo  Civil,  Comercial  y  Laboral  de  VENADO  TUERTO,  Provincia  de  Santa  Fe,  del  02/03/2004,  dictado  en  los  Autos  BCRA  s/  Incidente  de  Revisión  en  BID  C.L.  quiebra   Expte.  220596  y  en  el  Informe  del  Síndico  Concursal  del  Banco.

 

La  Sentencia  de  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  revoca  la  Sentencia

En  primer  término,  los  Ministros  firmantes  de  la  Sentencia  declararon  procedente  el  Recurso  Extraordinario  interpuesto  por  el  Banco  Central,  contra  el  pronunciamiento  de  la  Cámara  Federal  de  Apelaciones  de  Rosario.

 

Ello  así,  porque  entendieron  que  “existe  cuestión  federal  bastante,  al  encontrarse  en  discusión  la  interpretación  y  aplicación  de  normas  de  tal  naturaleza,  como  lo  son  las  Leyes  21.526  y  24.144  y  el  Decreto  290/95  (Art.  14,  inc.  3º,  de  la  Ley  48)

 

En  lo  relativo  al  reclamo  resarcitorio  de  los  actores,  los  Ministros  del  Alto  Tribunal  señalaron  que  “la  doctrina  de  este  Tribunal  establece  que  la  pretensión  de  ser  indemnizado  por  la  “falta  de  servicio”  imputable  a  un  Órgano  Estatal,  importa,  para  la  Parte  Actora,   la  carga  de  individualizar  y  probar,  del  modo  más  concreto  posible,  el  Ejercicio  Irregular  de  la  Función,  sin  que  resulte  suficiente  al  efecto,  la  referencia  a  una  secuela  de  actos  y  hechos,  sin  calificarlos  singularmente,  tanto  desde  la  perspectiva  de  su  idoneidad“,  como  factor  causal  en  la  producción  de  los  perjuicios  (Fallos:  328:2546;    329:2088;  entre  otros)

 

Importancia  de  la  Información  suministrada  por  el  Banco

Al  respecto,  los  Jueces  de  la  Corte  Suprema   Dr.  Fayt,  Dra.  Elena  I.  Highton  de  Nolasco,  Dr.  Juan  Carlos  Maqueda  y  Dr.  Enrique  S.  Petracchi  –  destacaron  que  “el  Ordenamiento  Financiero  establece  que,  la  Supervisión  y  el  Control  del  Banco  Central  respecto  de  las   Entidades  Financieras,  es  ejercido  sobre  la  base  de  la  “información”  que  éstas  deben  proveer,  en  particular,  sobre  su  Situación  Patrimonial  y  las  Relaciones  Técnicas  y  Monetarias  exigidas.”

 

Relataron  que  el  Síndico  de  la  Quiebra  manifestó  en  su  Informe,  que  la  Actividad  de  Fiscalización  del  Banco  Central,  es  realizada,  en  una  parte,  mediante  el  “acceso  a  Información  Sistematizada“,  que  se  exige  que  sea  elaborada  y  suministrada  por  los  Bancos,  de  conformidad  con  Fórmulas  Impuestas.

 

El  Informe  del  Síndico  de  la  Quiebra

De  la  lectura  de  la  Sentencia  de  la  CSJN Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación se   desprende  que  “del  Informe  del  Síndico  de  la  Quiebra,  surge  que  el  BID  incurrió  en  incumplimiento  de  las  Relaciones  Técnicas,  disimulando  los  Datos  de  Rentabilidad  y  `distorsionando´ la  información  enviada  a  la  Autoridad  Monetaria,  desde  Julio  de  1994,  con  el  objeto  de  cumplir  con  los  requisitos  exigidos  por  el  Ente  de  Control,  aún  cuando  en  realidad  no  lo  satisfacía.”

 

El  Síndico  remarcó  la  magnitud  de  las  “diferencias  mensuales”  entre  los  datos  informados,  y  los  emergentes  de  las  Registraciones  Contables  de  la  Entidad  fallida  (de  la  Sentencia  de  la  CSJN)

 

La  Sentencia  concluye  que  las  “las  Asistencias  Financieras  Extraordinarias  habidas  por  la  Autoridad  de  Control,  no  resultan  un  fundamento  apto  para  tener  por  acreditado  el  `incumplimiento´ de  las  Funciones  encomendadas  al  Banco  Central

 

Contínúa...”No  fue  suficientemente  probado   en  la  Causa  una  gestión  deficiente  del  mencionado  Organismo,  si  se  considera  que  el  BID  fraguó  la  información  técnica  enviada  a  aquél,  presentando  de  tal  forma,  un  estado  irreal  a  la  fecha  en  que  fueron  efectivizadas  dichas  Facilidades  que,  vale  aclararlo,  resultan  procedentes  para  satisfacer  el  estado  de  iliquidez      (Art.  7,  incisos  b.  y  c.  de  la  Ley  24.144)”

 

Finalmente,  los   Magistrados  pusieron  de  manifiesto  que  “para  que  medie  responsabilidad  del  Estado,  debe  existir `relación  de  causalidad´  directa  entre  la  conducta  estatal  impugnada  y  el  daño  cuya  reparación  se  persigue.”

 

Asimismo,  se  ha  establecido,  que  quien  reclama  la  correspondiente  indemnización,  `debe´ probar  esa  relación  de  causalidad  (conf.  Fallos:  332: 2328;  328:2546,  entre  otros)

En  el  mismo  sentido,  se  ha  expresado  que,  la  posibilidad  de  imputarle  los  daños  que  ha  sufrido  el  actor,  requiere,  entre  otros  requisitos  ineludibles,  que  la  mencionada  relación  de  causalidad  sea  `directa´ y  ser  parte  del  actuar  del  Estado  y  el  daño  cuya  reparación  se  persigue.”  (doctrina  de  Fallos:  321: 1776;  335:1433)

 

Conclusión

La  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación,  con  la  firma  de  cuatro  de  sus  Ministros,  de  conformidad  con  lo  dictaminado  por  el  Sr.  Procurador  Fiscal  Subrogante,  declaró  formalmente  procedente  el  Recurso  Extraordinario  interpuesto  por  el  Banco  Cantral,  `revocó  la  Sentencia  dictada  por  la  Cámara  Federal  de  Apelaciones  de  Rosario,  y `rechazó  la  demanda,  con  costas  de  todas  las  instancias  al  vencido (Arts.  68  y  279  del  CPCCN).

 

El  Máximo  Tribunal  tuvo  en  cuenta  que  el  Banco  en  cuestión,  remitió  “información  falsa”  al  Banco   Central  en  relación  con  la  `solvencia´ y  la  `capacidad´ de  la  Entidad,    para  absorber  los  dos  (2)  Bancos  mencionados  supra“.

 

Por  otro  lado,  la  Sentencia  hace  hincapié  en  la  difícil  situación  patrimonial  de  las  dos  (2)  Sociedades  absorbidas,  situación  que  `no´  fue  ocultada  al  BCRA,  sino  que,  por  el  contrario,  fue  resaltada  en  la  Resolución  que  autorizó  el  Procedimiento  de  Reorganización.

Por  último,  añadieron,  que  las  altas  tasas  cobradas,  en  sí  mismas,  `no´ tienen  aptitud  para  constituír  un  indicador  desfavorable  en  relación  al  proceder  del  Banco  Central,  máxime,  ponderadas  en  el  marco  de  la  crisis  internacional  por  la  que  atravesaba  el  Sistema  Financiero  hacia  esa  época,  aunque  sí  lo  es  `la  previsión  por  incobrables´ que  el  aumento  en  los  intereses  generó,  que  `no´  fue   contabilizada  por  el   BID.

 

En  suma,  los  ahorristas  no  sólo  perdieron  los  depósitos  efectuados  a  plazo  fijo,  y  los  intereses,   sino  que   en  virtud  de  la  Sentencia  del  Alto  Tribunal cargaron  con  las  costas  de  todas  las  Instancias.

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: