Despido por Matrimonio Reiteran que Para el Trabajador Varón No Rige la Presunción Legal y Si Pretende la Indemnización Agravada Debe Acreditar que el Despido Tuvo como Causa el Hecho de Haber Contraído Matrimonio

by Dra. Adela Prat on agosto 24, 2014

PROHIBICIÓN  de  DESPIDO  por  CAUSA  de  MATRIMONIO.  TRABAJADORES  VARONES. La  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo

“confirmó”  la  Sentencia  que  denegó  al  Empleado  la  Indemnización `agravada´  prevista  en  el  Art.  182  LCT.1

 

Doctrina  del  Plenario  DREWES  de  la  CNTRAB.  Para  el  Trabajador  Varón  `no  rige´ la  presunción  legal  del  Art.  181 de  la  Ley  20.744.

Para  recibir  la  Indemnización  del  Art.  182  LCT,   debe  acreditar  que  el  despido  fue  consecuencia  del  Matrimonio  contraído.

 

En  el  presente  caso,  el  actor  no  ha  logrado  demostrar  que  la  CAUSAL  de  DESPIDO  FUERA  SU  MATRIMONIO.

 

Autos  caratulados :  “V.  G.,  J.  M.  c/ Yell  Argentina  S.A.  s/  despido”  –  CNTRAB  –  SALA  IX  –  30/05/2014.  En  elDial.com    AA8969.

 

La  Sala  IX  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  –  con  los  votos  de  los  Jueces  Sr.  Dr.  Roberto  C.  Pompa  y  Sr.  Dr.  Álvaro  E.  Balestrini resolvió:

1)  Confirmar  el  pronunciamiento  apelado  en  cuanto `hace  lugar  a  la  demanda  y `desestima´ la  pretensión  de  que  se  imponga,  para  el  caso,  la  indemnización  prevista  en  el  Art.  182  LCT.

2)  Costas  de  Alzada  en  el  orden  causado  (Arts.  68  y  71  CPCCN).

 

I.   Agravios  del  Actor  contra  la  Sentencia  de  Primera  Instancia

La  parte  actora  recurrió  la  Sentencia  dictada  en  Primera  Instancia,  en  cuanto `desestimó´ su  pretensión  tendiente  a  que  se  disponga  a  su  favor,    la  indemnización  agravada  prevista  en  el  Art.  182  LCT.

Afirma  que  habría  quedado  acreditado  que  la  `causa  real´ del  distracto  fue  el  hecho  de  haber  contraído  matrimonio,   y  `no´  la  invocada  “reestructuración”.

Recurre  el  rechazo  del  rubro  reclamado  en  concepto  de  `daño  psicológico´- por  no  haberse  considerado  discriminatorio  el  despido  decidido  por  la  Empresa  empleadora

Asimismo  se  queja  del  acogimiento  parcial  de  las  `horas  extras´ objeto  de  reclamo.

 

II.   Por  qué  no  le  corresponde  la  Indemnización  prevista  en  el  Art.  182  LCT.

Al  respecto,  los  Sres.  Jueces  de  Cámara  resolvieron  que  “el  primero  de  los  agravios  vertidos  contra  el  rechazo  de  la  Indemnización  `agravada´ prevista  en  el  Art.  182  de  la  LCT,  es  inadmisible”1

 

II.1.     Doctrina  Plenaria  “Drewes”  de  la  CNTRAB.

Los  Sres.  camaristas  explicaron  que  “si  bien  es  cierto  que,  conforme  lo  dispuesto  por  la  doctrina  plenaria  que  ha  sido  citada  en  el  pronunciamiento,

el  agravamiento  previsto  en  la  norma  citada,   resulta  aplicable  al  trabajador  de  sexo  masculino,  que `demuestra´ que  el  despido   que  se  ha

dispuesto,  tiene  como  causa  el  haber  contraído  Matrimonio”…

 

 

“…el  demandante  `no´ ha  logrado  acreditar    contrariamente  con  lo  que  afirma  -,  que  la  causal  del  distracto  tuviera  como  causa  –  aún  encubierta  dicha  circunstancia.”

 

II.2.   El   Empleado  antes  de  Ingresar  al  Trabajo  ya  había  comunicado  a  su  Empleador  la  Fecha  de  su  Matrimonio

En  tal  sentido,  los  Magistrados  que  componen  la  Sala  IX  señalaron  que  “…según  los  propios  dichos  del  actor,  la  Empleadora `estaba  en  conocimiento´ de  la  unión  marital  que  contraería  el  actor  con  fecha  desde  el  momento  mismo  en  que  procedió  a  entrevistarlo,  con  carácter  previo  a  la  asignación  de  su  puesto  de  trabajo.”…

 

“…lo  que  `impide´  concluír    al  menos  prima  facie  –  en  la  `pretendida´ discriminación  por  el  hecho  mismo  del  matrimonio,  pues  la  sana  crítica  indica  que,  de  haber  sido  como  pretende  el  actor,  jamás  habría  accedido  a  su  puesto  de  trabajo,  si  antes  de  ingresar  ya  comunicó  la  fecha  de  matrimonio  previamente  `pactada´”

 

II.3.   Conclusión  sobre  este  punto

La  Sala  dejó  claro  cuáles  son  los  casos  en  los  que  se  aplica  el   Plenario  Drewes“,  y  las  razones  por  las  cuales  no  corresponde  en  el  presente  caso.

Luce  en  la  Sentencia  de  Cámara  que  “…toda  vez  que,  en  el  caso  del  Trabajador  varón,  no  rige  la  presunción  legal  cuya  aplicación  pretendió  el  actor  desde  el  inicio,  puesto  que    como  ya  se  adelantara  –  si  bien  el  Fallo  Plenario  “Drewes  Luis  c/  Coselia  S.A.”  ha  sentado  doctrina  acerca  del  derecho que  le  asiste  al  trabajador  a  percibir  la  indemnización  especial  a  la  que  se  refiere  el  Art.  182  LCT,  lo  cierto  es  que  `no´ le   otorga  esa  amplia  protección  que  `se  reconoce  a  la  mujer´  en  el  Título  VII  de  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo,  en  materia  de  presunciones,  lo  que  implica  que  el  dependiente  de  sexo  masculino  que  pretenda  que  el  despido  dispuesto  se  impute  a  dicha  causa,  debe  acreditar  que  su  cesantía  tuvo  vinculación  y  fue  consecuencia  del  Matrimonio  contraído,  extremo  que,  de  conformidad  con  lo  expuesto  en  los  párrafos  precedentes,`no´ ha  tenido  lugar  en  el  caso  de  marras,  y  que  por  lo  tanto,  impide  concluir  como  lo  pretende  el  apelante  en  su   Recurso.”

 

III.   Otros  agravios  desestimados

1.  Reconocimiento  Parcial  del  Trabajo  en  Tiempo  Suplementario

La  Sala  estimó  que  más  allá  de  no  verificarse  un  agravio  en  este  sentido,  pues  el  recurrente  se  limita  a  expresar  su  disconformidad  con  lo  decidido,  sin  indicar  la  presencia  de  un  error  en  la  decisión  o  en  la  valoración  de  las  Pruebas  que  llevaron  al  sentenciante  a  decidir  como  lo  hizo,  “lo  cierto  y  relevante  es  que  del  análisis  de  las  pruebas  colectadas  se  infiere,  que  si  bien  el  desempeño  del  actor  `excedía´ al  que  se  consignara  en  la  contestación  de  la  demanda,  de  ningún  modo  quedó  acreditado  el  trabajo  durante  los  días  del  Fin  de  Semana    como  señaló  el  actor    ni  `tampoco´ la  cantidad  de  horas  diarias  que  dijo  haber  trabajado.”

 

Por  las  razones  antedichas  la  Sala  resolvió  confirmar  la  solución  adoptada  en  el  sede  de  grado.

 

2.  Rechazo  del  Reclamo  por  Daño  Moral  o  Psíquico

Atento  que  el  despido  no  obedeció  a  la  causa  de  matrimonio,  los  Sres  Jueces  de  Cámara  decidieron  no  admitir  la  pretensión  dirigida  a  obtener  un  resarcimiento  en  concepto  de  daño  por  el  pretendido  carácter  `discriminatorio´ del  despido  decidido  por  el  Empleador.

Tampoco  se  hizo  lugar  al  agravio  por  el  rechazo  dispuesto  al  reclamo  de  daño  moral  y  psíquico,  motivado  en  un  `presunto´ hostigamiento  laboral.

Ello  así   por  dos  razones:  (i)  no  fue  acreditado  ningún  hecho  que  permita  inferir  la  existencia  del  `invocado´ maltrato  moral,  y  (ii)  los  padecimientos  psicológicos  que  el  empleado  motivó  en  las  `condiciones  de  trabajo´,  al  haberse  realizado  una  Pericia  Psicológica  en  el  Expediente,  de  la  misma  se  extrae  que  “no  existe  patología  indemnizable  ni  vinculada  a  los  hechos  de  autos  ni  fundada  en  otras  causales

 

IV.     Reconocen  a  favor  del  empleado  la  sanción  prevista  en  el  Art.  80  de  la  LCT .  Certificados  de  Trabajo

Al  analizar  los  agravios  de  la  demandada,  los  Magistrados  desestimaron  el  disenso  dirigido  contra  la  procedencia  de  la  sanción  prevista  en  el  Art. 80  de  la  LCT,  toda  vez  que  los  reales `datos´  del  vínculo  no  fueron  debidamente  registrados   una  jornada  mayor  que  la  registrada  pero  menor  a  la  denunciada  por  el  empleado  -,  parece  claro  que  `tampoco´ fueron  consignados  en  los  Certificados  de  Trabajo  a  los  que  alude  la  norma  citada.

 

En  consecuencia,  el  empleador  deberá  abonar  al  actor  una  suma  equivalente  a  tres  (3)  remuneraciones  mensuales,  considerando  la  mejor  remuneración  mensual,  normal  y  habitual  percibida  durante  el  último  año  de  trabajo,  o  tiempo  trabajado.  

 

_______________________________________________________________________________________________________ 1.Art.  181  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias  (LCT)  Se  presume  que  el  despido  responde  a  la  causa  de  Matrimonio,  cuando  el  mismo  sea  dispuesto  sin  invocación  de  causa  por  el  Empleador  o  no  fuere  probada  la  que  se  invocare,  y  el  despido  se  produjere  dentro  de  los  tres  (3)  meses  anteriores  o  seis  (6)  meses  posteriores  al  Matrimonio  y  siempre  que  haya  mediado  Notificación  fehaciente  del  mismo  al  empleador.”

Nota:  Esta  presunción  no  se  aplica  al  Empleado  Varón.  Éste  debe  acreditar  que  el  despido  obedeció  a  la  causa  de  Matrimonio.

 

Art.  182  de  la  Ley  20.744  y  modificatorias  (LCT).  Indemnización  Especial.  En  caso  de  incumplimiento  de  esta  prohibición,  el  Empleador  abonará   una  Indemnización  equivalente  a  un  (1)  Año  de  remuneraciones    de  acuerdo  con  lo  establecido  en  el  Art.  245

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: