Capitalización Mensual de Intereses Ordenada por Sentencia Firme es Dejada Sin Efecto en Una Ejecución Judicial por un Banco Contra un Particular. La Sentencia pasa revista Fallos CSJN y Plenarios CNComercial

by Dra. Adela Prat on agosto 5, 2014

EN   UN   JUICIO   EJECUTIVO   ORDENAN   A   UN   BANCO   LA   CAPITALIZACIÓN   MENSUAL  DE   INTERESES   ordenada   en   la   Sentencia  Ejecutiva.

 

Capitalización   Mensual   de   los   Intereses   desde   el   21/06/1995,  hasta   el   efectivo   pago.   NOTABLE   DESPROPORCIÓN   ENTRE   EL   CAPITAL   por   el   cual    FUE   ADMITIDA   LA   DEMANDA   y    LA   SUMA    resultante   de   la   LIQUIDACIÓN  de   Intereses   capitalizados.

 

Autos   caratulados :  “Banco   del   Buen   Ayre   S.A.   c/ Peroni,  Daniel   Sergio   y   Otro   s/  Ejecutivo”  –   CNCOM.   –  SALA   C  –   19/06/2014.   Fallo   publicado   en   elDial.com  – AA88E9,  con  fecha   05/08/2014.

 

La   Sala   C   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en  lo   Comercial  –  integrada   por   los   Jueces   Dr.   Juan   R.  Garibotto   y   Dra.   Julia   Villanueva    resolvió:

Rechazar   el   recurso   de   apelación   interpuesto   por   el  Banco   actor   en   los   autos,   sin   costas   por   no   haber   mediado   contestación   del   memorial.

Firme   la   presente,   el   Sr.   Juez   de   primera   instancia,   proveerá   lo   conducente   a  la   Confección   de    Nueva   Cuenta   Liquidatoria   con   arreglo   a   lo dispuesto   en   el   pronunciamiento.

 

Presentación   del   caso

La   parte   ejecutada   fue   condenada   por   Sentencia  de   fecha   07/05/1998,  a   pagar   a   la   Entidad   actora,   la   suma   de   $  4.931,48   más   intereses   desde    el   21/06/1995   hasta   el   efectivo   pago,   según   la   Tasa   Activa   empleada   por   el   Banco   de   la   Nación   Argentina   en   sus   operaciones   de   descuento   ordinarias,   capitalizables   mensualmente.

Como   resultado   de   la   liquidación   confeccionada   por   el   Banco   accionante,   el   monto   de   condena   ascendería   a   $  139.897,91.

 

El   Sr.  Juez   de   Primera   Instancia   ordenó   practicar   Nueva   Liquidación,   de   conformidad   con   las   pautas   dispuestas   en   en   el   punto    5   de   su   resolución.

Contra   dicho   pronunciamiento,   apeló   la   ejecutante.

 

Sentencia   de   la   Cámara   de   Apelaciones   Comercial

Ante   tal   objetiva   constatación,   el   Tribunal   de   Alzada   consideró   apropiado   que    aún   de  oficio  (conf.   Art.  1047  del   Código   Civil)  los   intereses   sean   reducidos.

 

Jurisprudencia   de   la  CSJN   y  de  la  Cámara   Nacional   Comercial

La   Sala   recordó   precedentes   que    al   igual   que   en   este   caso  –   contaban   con   Sentencias   `firmes´  en   sentido   contrario.

 

Evocaron  reiterados   fallos   de  la  CSJN  –  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  -,    in   re   Fabiani,  Esteban  Mario   c/ Pierrestegui,   Jorge  Alberto  del   16/09/1993   (Fallos: 316 : 3131);   “Sequeiros,  Eduardo  Ricardo  c/ Miranda,  Héctor   Alejandro   y   otro“,   del   14/12/1993   (Fallos:  316 : 3054);   Caja   de   Crédito   Flores   Sud   Sociedad   Cooperativa   Limitada   c/ Coelho,  José   y  otra“,   del   08/02/1994   (Fallos:  317 : 53);   Quadrum   S.A.  c/ Ciccone   Calcográfica   S.A.“,   del   06/07/2004,  entre   otros.

 

Es   decir,  también   en  aquellos   casos,   al   igual   que   en   el  presente,   la   capitalización   de   los   intereses   pretendidos   por   los   actores,   derivaba   de   Sentencias   que   habían   pasado   en   autoridad   de   `cosa   juzgada´.

No   obstante,   el   Alto  Tribunal  de  la  Nación,   se   apartó   de   tales   sentencias.

 

Ese   temperamento   ha   sido   mantenido   por   la   Corte   Suprema  en   su   actual  composición,   como   resulta   de  lo   decidido  en   los   autos:  “Mulleady   Juan  C.  c/  S.A.   del  Tenis   Argentina“,   del   25/11/2008,   oportunidad   en   la   que   se   dejó   sin   efecto   una  decisión   similar,   argumentando   que   “el   carácter   firme   del   pronunciamiento   que   contenía   la   condena   a   pagar  intereses   capitalizables,   no  resulta  argumento   válido  para  sostener  la   aplicación   y  validez   del   mecanismo   de   capitalización   fijado   en   el  Plenario  `Uzal´ “

 

Lo   mismo   hizo   in   re   Tazzoli,  Jorge  Alberto   c/  Fibracentro  S.A.  y  otro“,   del  28/02/2006   (Fallos:  329 : 335),   donde   la  Corte   sostuvo   que   el   fallo   apelado,   sin   argumento   alguno,   desconoce   doctrina   de   V.E.,   que   de   modo   reiterado,  ha  señalado   que   la   previsión   del   Art.   623   del   Código   Civil   es   de  `orden   público´ y   que   la  `capitalización  de   intereses´,  sólo   es   admisible   de   modo   restrictivo,  y  en   los   supuestos   expresamente   admitidos   en   la  norma  legal,   so   pena   de   que  (…)   se  generen  resultados   `injustos´  que   trascienden  los   límites   de   la   moral   y  las   buenas   costumbres.”

 

La  doctrina   indicada   ha  sido   reiterada  por   el  Máximo   Tribunal   in  re   Banco  de   la   Provincia   de   Buenos  Aires   c/  Cohen,  Rafael  y   otro   s/  Ejecutivo   del   12/06/2012,   y  aplicada   por   el   Fuero   Nacional   Comercial,   en  los  siguientes   pronunciamientos :

(i)   Sala   B,   “Banco   Tornquist  S.A.  c/  Latorre,  Silvana   y   otro   s/ ejecutivo”,  del   27/08/2009,  sentencia   en   la   que   se  ordenó   practicar   Nuevas   Cuentas,  calculando   los   intereses   sobre   el   capital   reconocido  en   la   Sentencia  a   la  Tasa  Activa,   sin  capitalizar.

(ii)  Sala  C,   “Lloyds   Bank   (B. L.  S. A.)   Ltada.  c/  Zamora,  Gerardo  Enrique  s/  Ejecutivo”,  del   11/06/2008.

(iii) Sala   E,   “Banco   de  la  Ciudad   de   Buenos   Aires  c/  Rubio,  Orlando  Lucio  s/  Ejecutivo”,   del   07/0772006;

(iv)  Sala   F,   “Banco   de   la   Ciudad   de  Buenos  Aires   c/  Barrionuevo,  Blanca   Azucena  s/  Ejecutivo”,  del   18/03/2010.

 

Los   Jueces   de   Cámara,   señalaron   que  de   lo  que   se   trata,   por   ende,   es   de  aplicar   los   superiores   principios   que   informan   nuestro   ordenamiento:   además   de   ser   un   delito   en   ciertas   condiciones,  la   usura   viola   la   moral   y   las   buenas   costumbres   (Art.  953  del   Código   Civil),   por   lo   que   los   Jueces   no   podrían   convalidarla   en   ningún   caso.”

 

En   tal   sentido,  los   camaristas   añadieron  que   “no   es   posible   que,  so   pretexto  de   preservar   la   aludida   autoridad   de   lo  decidido   con  carácter   firme,   se  arribe   a   resultados   que   quiebren   toda  norma   de   razonabilidad,  y  violenten   los   principios   establecidos   en  los   Arts.   953   y   1071   del   Código   Civil

 

“No   hay   en  tales   casos,  violación   de   la  `cosa  juzgada´,   sino   decisión  de   preservarla,  evitando   que  ella   sea   vulnerada   mediante   la  alteración   de   la   significación   patrimonial   de   la  condena   dictada“, sentenciaron.

 

Plenario  de   la   CNComercial    descalificado   por  la   CSJN

Del   texto   de   la   Sentencia   se  desprende   que  la   Corte   Nacional  (…)   ha  descalificado   la  constitucionalidad   del   Fallo   Plenario   que   se   aplicó   en   autos   para   justificar   la   capitalización   de   que   se   trata   (cfr.   sentencia   del   15/07/1997   in   re   “Okretich,  Raúl   Albino   c/ Editorial  Atlántida   S.A.”)

 

Improcedencia  de  la  aplicación  del   Art.  795  del  Código  de  Comercio

Los   Dres   Villanueva   y   Garibotto   sostuvieron   que   en  cuanto   a  la  pretensión   de   obtener   el  reconocimiento  de   la  aludida   capitalización   en   los términos   del   Art.  795   del  Código   de  Comercio,  su   improcedencia   se   impone   en   razón   de   lo   decidido   por   la   Excma.   Corte   Suprema   in   re   Banco   de   la   Provincia   de   Buenos  Aires  c/  Cohen,  Rafael   y  otro  s/  Ejecutivo   del   12/06/2012,  y   por   las   consideraciones  que   en  ese   mismo   Expediente   expuso   esta   Sala  C   según  sentencia   del  11/10/2012.”

 

Conclusión

La   Sala  C   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones  en  lo   Comercial   rechazó   el   recurso   de   apelación   interpuesto  por   el  Banco  ejecutante.

Asimismo,   ordenó   al   Sr.  Juez   de   primera   instancia   provea   lo  conduncente  a   la   Confección   de   una   Nueva   Cuenta  Liquidatoria,  dejando   sin  efecto   la   capitalización   de   intereses   ordenada   en   la   Sentencia   ejecutiva   de   fecha  07/05/1998.

En  efecto,   en   la   sentencia   aludida   se   condenó   a   la   parte   ejecutada,   a   pagar   al  Banco   actor  en  esta  causa,   la  suma   de   $  4.931,48,  más   intereses   desde   el   21/06/1995,   hasta   el  efectivo   pago,  según   la   Tasa   Activa   empleada  por   el   Banco  de  la  Nación  Argentina  en   sus   operaciones   de   descuento   ordinarias,  capitalizables   mensualmente.

Como   resultado   de   la   Liquidación   practicada   por   el   Banco   accionante,  el   monto   de  condena   ascendería   a  la   suma   de   $  139.897,91.

El   Sr.   Juez   de  primera   instancia  había  ordenado   practicar   nueva   liquidación;  resolución  que  fue   apelada  por   el  Banco   ejecutante.

 

En   consecuencia,   la   Sala   C   fundamentó   el   rechazo   del   recurso   interpuesto   por   el  ejecutante,  ordenando  – como  ya  se  dijo  –  la   confección  de   nueva  cuenta   liquidatoria,  en  tanto   resolvió :

*   corresponde   declarar   la   improcedencia   la   capitalización   de   intereses,   en   tanto   fallar  en   otro  sentido   llevaría   a   un   resultado   desproporcionado   y   por  ende   injusto,  máxime   teniendo   en  cuenta   que   la   Liquidación   practicada   por   el   Actor   representa   un  `incremento´  de   la  deuda   originaria   de   aproximadamente   un   2500%.

*   se  deja   sin   efecto  la  capitalización   ordenada   en  la  sentencia   ejecutiva  firme.

*   las   Liquidaciones   se   aprueban   en   cuanto   ha   lugar   en   derecho,  por   lo  que   la   aprobación   de   la   cuenta   anterior   no   constituye   un  `impedimento´  de  decidir   en   el  modo   adelantado.  Esa  característica   de   las   decisiones   sobre   cuentas,   permite   `modificarlas´    aún   de   oficio –   cuando   los  errores   versan   sobre   cuestiones   matemáticas   u   omisiones   en   los   índices   o   tasas   utilizadas,  o  cuando   se   advierte   que   el   resultado  al   que   arriban,   es   contrario   a   normas   de   orden   público.”

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: