Obras Sociales. La Corte de Justicia de Salta Confirmó la Sentencia Que Ordenó a la Obra Social Provincial a Incorporar Como Afiliada Individual a una Beneficiaria Adherente en el Sector Público, Que Fue Dada de Baja al Fallecer el Afiliado Titular.

by Dra. Adela Prat on julio 27, 2014

OBRAS   SOCIALES.   LA   CORTE   SUPREMA   de   JUSTICIA  de   SALTA   CONFIRMÓ   la   SENTENCIA   que  ORDENÓ   a   la  OBRA   SOCIAL   a   incorporar   como   Afiliada   Individual   a   una   beneficiaria   “Adherente”   en   el   Sector   Público,   que   dieron   de   baja   al   fallecer   el  Afiliado   Titular.

 

ACCIÓN   de   AMPARO.   La   Corte   Salteña   resolvió   que   no   corresponde   utilizar   la   Edad   como   Criterio   de   Rechazo   de   las   Afiliaciones.

 

Aplicación   del   Art.   11   de   la   Ley   Nº   26.682.   “Asimilación   del   Sistema   de   Afiliados   Individuales   a   los   Sistemas   de   Medicina   Prepaga   que   poseen   las  Obras   Sociales   Privadas

 

Así   se   resolvió   en   los   autos   caratulados :  Expte.   Nº   CJS   36.278/13 – “M. F.  c/  Instituto   Provincial   de   Salud   de   Salta   (I.P.S.)  –  Amparo –   Recurso   de   Apelación” –   CSJ   de   SALTA   –   21/04/2014.

 

La   Corte   de   Justicia   de   Salta   –   con   el   voto   de   los   Ministros   Dr.   Guillermo   A.   Posadas   Presidente – ,   Dr.   Guillermo   A.   Catalano,   Dr.   Abel   Cornejo,   Dr.   Sergio   Fabián   Vittar,   Dr.   Guillermo   Félix   Díaz   y   Dra.   Susana   G.   Kauffman   de   Martinelli   –   resolvió :

“Rechazar   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto   y,   en   su   mérito,   confirmar   la   Sentencia  de  fs  …/… Con   costas

 

La   “Sentencia   confirmada”   acogió   la   demanda   de   amparo   y,   en   consecuencia,   ordenó   a   la   Obra   Social   demandada,  que   proceda   a  `incorporar´   a   la   Actora   como   Afiliada   Individual    en   dicha   Institución.

 

Antecedentes

La   Actora   fue   beneficiaria   durante   20   años   como   `adherente´  en   el    Sector   Público   y,   al   fallecer   el   Afiliado   Titular –   su   Empleador   en   el   ámbito   doméstico  se   produjo   la   `baja´  en   tal   carácter (14/10/12)

Ante   la   Solicitud   de   continuar   como   `Afiliada   Individual´,   las   Autoridades   del    I.P.S.S.    Instituto   Provincial   de   Salud   de   Salta  –   decidieron    en   forma   `negativa´.

Para   decidir   en   ese   sentido,   aplicaron   la   Resolución   nº   75-I/08,   según   la   cual,   por   su   `edad´  (78   años)   se   encuentra   imposibilitada   de   acceder   a   una   Afiliación   como   Titular.

 

El   Juez   a   quo   afirmó   que,   el   Sistema   de   los   Afiliados   Individuales  `se   asemeja´   a   los   Sistemas   de   Medicina   Prepaga   y,   que   la   `no   afiliación  Individual´   de   la   Actora   por   razones   de   EDAD,   encuadraría   en   acto   ilegítimo   por   ser   contrario   a   la   Ley   24.754,   afectando   el   principio   de   `no   interrupción´

Estimó   que   la   amparista   se   encontraba   en   la   situación   prevista   en   el   Art.   10   inc.   h)   de   la   Ley   23.660,   y   que   apartarse   de   lo   allí   dispuesto,   implicaría   un   acto   de   `discriminación´  respecto   de   la   accionante   por   razones   de   edad,   según   lo   previsto   en   el    Art.   1º   de   la   Ley   23.592.

Por   otra   parte,   consideró   que   en   la   Causa   existe   un  `claro   déficit   probatorio´   de   la   posición   procesal   de   la   demandada,   quien   tenía   que   acreditar   la   condición   de   jubilada   de   la   actora,   su   Afiliación   a   la   Obra   Social   para   Empleadas   Domésticas   y   su   pertenencia   al   Régimen   Asistencial   correspondiente.

 

Recurso

La   demandada   interpuso   Recurso   de   Apelación   fundado   contra   dicho   pronunciamiento.1

 

Fundamentos   de   la   Sentencia   de   la   Corte   de   Justicia   de   Salta   para   confirmar   el   fallo   apelado.  Voto   de   la   Mayoría.

 

Los   Ministros   del    Alto   Tribunal   de   la   Provincia   de   Salta,   precisaron   que   “el   `Instituto   Provincial   de   Salud´   de   Salta,   establece   un  Régimen   de   Incorporación   para   los   Afiliados   Individuales,   que   se   distingue   del   Sistema   de   Afiliación   Obligatoria.”

El   Sistema   de   Afiliación   Obligatoria   está   previsto   para   los   Funcionarios   y   Empleados   del   Estado   Provincial,   conforme   lo   dispone   el   Art.  5º   de   la   Ley   7127.

En   tal   sentido,   los   Magistrados   recordaron   que   esa  Corte   ya   ha   señalado   que   el   Sistema   de   los   Afiliados   Individuales,   se   asemeja   a   los   Sistemas   de    Medicina   Prepaga   que   poseen   las   Obras   Sociales   Privadas,   y   a   tales   efectos   citó   los   precedentes   de   Tomo  108:273;   132:393;   168:735;   179:827.

Afirmaron   que   las   Obras   Sociales   Privadas     conforme   lo   dipuesto   por   el   Art.   11   de   la   Ley   26.682  -,   `no´  pueden   utilizar   la    `edad   como   criterio   del  `rechazo   de   Admisión   de   los   Usuarios.

 

Además   de   la   solución   señalada,   los   Ministros   de   la   Corte  de   Salta   añadieron   que   resulta   aplicable   el   criterio   de   interpretación   según   el   cual,   en   el   contexto   de   una   relación   jurídica   preexistente   entre   la   Obra   Social   y   quien   fue   Afiliado   a   ella   durante   varios   años   –  adherente,  como   se   ha  señalado   -,   la   facultad   del   Ente   Asistencial   de   rechazar   la   Solicitud   de   aquél,   de   ser   Afiliado   Voluntario,   viene   a   perder   `autonomía´  absoluta   y   plena   y   ha   de   ser   interpretado,    en   forma   `restrictiva´,   debiendo   prevalecer   una   hermenéutica   de   `equidad´  que   favorezca   a   quien   pretende   permanecer   en   la   relación   asistencial, dada   su   condición   de   parte   más   débil   del   vínculo. “2

 

Normativa

La   Corte   de   Salta   entendió   que   “el   goce   de   la   salud    entendido   en   sentido   amplio-,   importa   la   defensa   del   derecho   a   la   vida   y   a   la   preservación   de   aquélla,   que   dimana   de   normas   de   la   más   alta   jerarquía   normativa

Fundamentaron   lo   antedicho   en   el   Preámbulo   de   la   Constitución   Nacional;

en   los   artículos   31,   32,   42,   43,   75  inc.  22    de   la   Carta   Magna,

en   los   Arts.     y   8º   de   la   `Declaración   Universal   de   los   Derechos   Humanos´;  ( y  25   inc. 2º)

en   el   artículo   12   incs.     y     ap.   d)   del   `Pacto   Internacional   sobre   Derechos   Económicos,   Sociales   y   Culturales´;  y Art. 10  inc. 3 .

en   el   artículo     inc.   1º,   5º   inc.   1º   y   26   de   la   `Convención   Americana   de   Derechos   Humanos´ ( y  Art. 2º)

 

Al   respecto,   los   Magistrados   de   Salta   remarcaron   que   el   ejercicio   de   los   derechos   constitucionalmente   reconocidos,   entre   ellos   el   de   la   preservación   de   salud,   `no   necesita   justificación   alguna´,   sino,  por   el   contrario,   es   la   restricción   que   de   ellos   se    haga   la   que   debe   ser   justificada,   lo   que   no   se   verifica   en   autos,   ya   que   la   situación   descripta   evidencia   la   `ilegitimidad´   de   la   decisión   de   la   demandada.”3

 

Según   su   voto

La   Dra.   Susana   Graciela   Kauffman   de   Martinelli,   según   su   voto,   tras   evocar   el   Art.   87   de   la   Constitución   de   la   Provincia   de   Salta,   referida   a   la   procedencia   del   amparo,   señaló   que  la   Corte   de   Salta   tiene   adoptado   como   criterio   hermenéutico   que   el   Sistema   de   Afiliaciones   Individuales   del   I.P.S.,   que   se   distingue   del   Sistema   de   Afiliación   Obligatoria   previsto   para   Agentes   del   Estado   Provincial   (Art.  5º   Ley  7127),  `es   asimilable´   al   de   los   Sistemas   de   Medicina   Prepaga.”4

 

Recordó   el   Artículo   11   de   la   Ley   26.682/2011   de   Medicina   Prepaga,    que  `prohíbe´   tomar   la   edad   como   criterio   de   rechazo   de   la   Admisión.

 

Al   respecto,   señaló   que  “la   probición   de   distinguir   en   razón   de   la   edad   contenida   en   el   Art.   11   de   la   Ley   26.682,  que   es   de   orden   público   (cfr.   Art.  28),   tiene   su   asidero   en   el   vértice   de   la   pirámide   jurídica   (Art.  75   inc.  22   C.N.,) pues   de   la  cima   del   ordenamiento   se   proyectan   (…) claúsulas   antidiscriminatorias  (…)   a   través   de   los   Tratados.” (mencionó   los  citados   precedentemente,   y   el   Art.   1º   de   la  Ley   Nº   23.592   Antidiscrimatoria)

 

Asimismo,   citó   el   Artículo   12   de   la   misma   Ley,   en   cuanto   habilita   a   la   Autoridad   de   Aplicación   a   definir   los   porcentajes   de   aumento   de   costos   según   riesgo,   para   los   distintos   rangos   etarios   a   partir   de   los   65   años,  los   que   no   podrán   trasladarse   a   quienes    aún   habiendo   alcanzado   esa   edad  -,   tengan   una   antigüedad   afiliatoria   mayor  a   20   años.

 

Por   último,   mencionó   el   Art.   13   de   la   Ley   en   comentario,   en   virtud   del   cual   el   fallecimiento   del   titular   no   implica   la   caducidad   de   los   derechos   de   quienes   integran   el   grupo   familiar   que   se   beneficiaba   como   Adherente   de   aquella   Afiliación.

 

Fallo   de   la   CSJN  en   un   caso   análogo

Citó  un   fallo   de   la  CSJN  –  Corte  Suprema   de   Justicia   de   la  Nación –  que   revocó   una   Sentencia   de   Cámara   que   rechazaba   una   demanda   planteada   en    similares   términos   a   la   instada   en   este   Amparo,   donde   sostuvo   que   resultaba   ilegítima   y   arbitraria   la   denegatoria   de   una   Solicitud   de   Continuidad,   como   la   efectuada   por   la   actora   al   I.P.S.,    en   tanto   al   subsistir   la   ecuación   económica   de   la   relación      extremo    asegurado   a   través   del   pago   de   la   cuota   por   el   Adherente   -,   la   economía   y   objeto   específico  del   negocio   están    salvaguardadas”  (Fallos :  327:5373)

 

Conclusión

La   Corte   de   Justicia   de   Salta   resolvió   rechazar   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto   por   el  Instituto   Provincial   de   Salud   de   Salta   (I.P.S.)   y   confirmar   la   Sentencia   que   acogió   la   demanda   de   amparo   y   al  propio   tiempo      ordenó  a   dicha   Entidad,    `a   incorporar   a   la   Actora´  como   Afiliada   Individual.

 

Se   trata   de   una   mujer   que   se   desempeñaba   como   empleada   doméstica,   Afiliada   Adherente   al   Sector   Público  y   fue  `dada   de   baja´,   con   fecha   14/10/12,   a   causa   del  fallecimiento   del   Afiliado  Titular   –   su   Empleador   en   el   ámbito   del   Servicio   Doméstico -,   motivo   por   el   cual  `solicitó´   al   mencionado   Instituto   Provincial   de   Salud,    su   continuidad   a   través   del   Sistema   de   Afiliación   Individual.

 

Dado   que   tal   petición,   le   fue   denegada,   con   fundamento   en   la  edad   (78   años)  porque   que   el  Límite  de  Edad   establecido   en   el   Art.   2º   de   la   Resolución   nº   75-I/08   es   de   65   años.

La   resolución   adoptada   por   la   Corte   de   Salta   obedece   al   criterio   adoptado   por  la   misma   en   cuanto   a   que   el   Sistema   de   Afiliaciones   Individuales   del   I.P.S   es   asimilable   al   de   los   Sistemas   de   Medicina   Prepaga  (Ley  Nº  26.682/11,   Art. 11 : prohibición   de   tomar   la   edad   como   criterio   de   rechazo   de   admisión)

 

Asimismo ,   la  Corte  apeló   a   la  Ley   Antidiscriminatoria  23.592,   Constitución   Nacional,   Constitución   de   la   Provincia  de   Salta   y   Tratados   Internacionales    recordando   su   jerarquía   constitucional  (Art.  75   inc.  22   C.N.) –

 

____________________________________________________________________________________________   1.  En   su   memorial   de   agravios,   la   demandada   sostiene   que   el   Tribunal   de   la   anterior   instancia   no   tuvo   en   cuenta   que,   al   momento   de   resolver   el   Pedido   de   la   Actora,   su   parte   actuó   conforme   lo   establecido   en   la   Resolución   nº   75-I/08,   que   regula   en   su   Art.     lo   solicitado   por   la   amparista,  (…),   que   por   lo   tanto   no   existió   un   acto   arbitrario   e   ilegal;   que   tal   Resolución   fue   dictada   dentro   de   las   facultades   delegadas   y,   que   se   encuentra   comprendida   dentro   de   las   Facultades   otorgadas   por   la   Ley   de   la   Provincia   de   Salta   Nº   7127;   (…)   que   la   Actora   no   se   encuentra   incluída   en   ninguno   de   los   casos   en   que   se   funda   el   decisorio,   ya   que   no   es   familiar   del   Afiliado   (ya   fallecido)   y,   que   sin   embargo,   fue   mantenida   en   su   calidad   de   Adherente,   por   la   bonomía   de   la   Obra   Social.  (del   texto   de   la  Sentencia de  CSJ   de   Salta)

2.   (cfr.  Dictamen   del   Procurador   General,   que   la   Corte   Suprema   de   Justicia   de   la   Nación,   hace   suyo,   en   Fallos:   327: 5373)

3.  “Este   Tribunal   ha   expresado   que   la   `tensión´  entre   la   obligación   constitucional   del   Estado   de   proveer   Servicios   Médicos   adecuados,   y   la   `necesidad´  de   contar   con   Recursos   Económicos   para   prestarlos,   debe   resolverse   a   favor   de   la   primera.   Es   decir   que   el   Estado   `no   puede´  eludir   ligeramente   sus   obligaciones   constitucionales,   alegando   limitaciones   financieras.   Por   lo   demás,   `no  basta´  con   una   simple   afirmación,   sino   que   es   preciso   fundar   adecuada   y   convincentemente   la   `carencia   presupuestaria´,  para   que   ésta   pueda   ser   considerada   un   obstáculo   `insalvable´  a   la   procedencia   de   la   acción   (cfr.   Caputi,   María   Claudia,   “La   Tutela   Judicial   de   la   Salud   y   su   Reivindicación   contra   los   Entes   Estatales“,   L.L.,   Suplemento   de   Derecho   Administrativo,   19/04/2005,  pág.  21;  Tomo  99 : 185 ) (del   voto  de   la  mayoría   de   la   Sentencia   de   la   Corte   de   Justicia   de   Salta)

4.  CJ SALTA,  Tomo  108 : 273;   120 : 363;    132 : 393.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: