Derecho del Consumidor: Cámara de Córdoba Condenó al Concesionario y al Fabricante a Sustituír el Automóvil Adquirido por Uno Último Modelo y los Obligó a Pagar Daño Punitivo, Daño Moral y Privación de Uso más Colaboración en los Trámites.

by Dra. Adela Prat on julio 29, 2014

DERECHO   DEL   CONSUMIDOR.  AUTOMÓVIL CERO KM.  La  Cámara Cuarta  de  Córdoba  condenó  a   la  Concesionaria  y  al  Fabricante   a   “sustituír”  el  automóvil,     pagar  “daño  punitivo”,     “daño  moral”    y     “privación  de  uso”.

 

Automóvil  que  presentó    “fallas   mecánicas”   a   pocos   meses   de  adquirirlo.  “Vicio”   que  tiene   incidencia   en   el   Uso   normal   y  ordinario   del   rodado.    Art.  40  Ley  24.240.

 

Posibilidad   de   que   contenga   caracteres   de   un   Modelo  `más   nuevo´.   Variaciones   favorables   al   consumidor,   que   deben   ser   asumidas   por   la   demandada.

 

Expte.  Nº   2168020/36  –   “Defilippo   Darío   Eduardo  y   Otro   c/  Parra   Automotores  S.A.  y   Otro  –  Abreviado   cumplimiento/ resolución   de   Contrato  –  Recurso   de  Apelación”   –   Cámara   Cuarta   de   Apelaciones   en   lo   Civil   y   Comercial   de   CÓRDOBA  –  01/07/2014.   Fallo  publicado   por   elDial.com    AA88CA,  el    29/07/2014.

 

La   Cámara   Cuarta   de   Apelaciones   en   lo   Civil   y   Comercial   de   Córdoba  –  integrada    por   los   Jueces   Dr.   Raúl   Eduardo   Fernández,   Dra.  Cristina  Estela   González   de   la   Vega    y    Dr.   Miguel   Ángel  Bustos  Argañaras     resolvió:

I.   Acoger   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto   por   el   Actor,  y   “revocar”   la   Sentencia.

 

II.   Acoger   la   Demanda,    condenado   a   los   demandados,   a   abonar   a   la   parte   actora,   la  suma  de   $ 10.000   por   Daño    Moral;   $  2.000   por    reintegro    de   honorarios;    $   25.000   en   concepto   de   Daño    Punitivo,   con   más   Intereses   a   la   Tasa   Pasiva   con   más   el   2%   nominal   mensual.

Condenarlos,   además,    a    sustituír   el    Automóvil    de   marras,   por   otro   de   idénticas   características   y,   no   siendo   posible,   por   uno   que    corresponda   a   un   cero   kilómetro,    Modelo    correspondiente   al    año   de   cumplimiento    de   la    Sentencia,   que    ostente   las   mismas   características   que    el    de   los   actores,   eventualmente   con   mayores   prestaciones,   diferencias   de   valor   que   deben   ser   asumidas   por   los   demandados,   con   más   la   obligación   de   `colaborar   con  los  trámites´  de   Inscripción   Registral,   cuyos   costos   y   los   que   deriven   de   las   tasas   respectivas   se   imponen   a   los   demandados.

III.   Para   el   caso  de   que  los   demandados    no   presten   su   colaboración,   los   documentos   necesarios   podrían   ser    suscriptos   por   la     Sra.  Juez   a   quo“.

 

IV.   En  el   supuesto   de   `incumplimiento´,   se   condena   a   los   demandados   a   pagar   el   monto   correspondiente   a   un   automóvil   de   las   carcaterísticas   antes   reseñadas,  a  ser  adquirido   por   los   actores,   a   costa   de   los   demandados.

V.   Condenar   a   los   demandados   a   abonar   el   rubro   “privación   de   uso”  del   Automóvil,   difiriendo  su   determinación   cuantitativa,   para   la   Etapa   de   Ejecución    de   Sentencia.

 

VI.    Todo  `bajo   apercibimiento´  de   ejecución   forzada,   imponiendo    el   plazo   de   diez   (10)   días.

VII.   Diferir    la   imposición   de   costas   (…),   atento   la   existencia   de   un   rubro   ilíquido.

 

La   Sentencia   de   Primera   Instancia   revocada   por   la   Excma.   Cámara

Se   trata   de   la    Sentencia   nº  131    de   fecha   16/04/2013,   dictada   por   el   Sr.   Juez   de   Primera   Instancia  y   11ª   Nominación    en   lo   Civil   y   Comercial   de   la    Ciudad   de    Córdoba,   cuya    parte    `resolutiva´   dispone :  ” 1)   Admitir   la   Excepción   de    Falta  de   Acción    introducida    por   la    demandada,   ante   la   `caducidad´   del    plazo   de    garantía   legal   para   la   sustitución    del    Automotor    CERO  KM,     Marca   CITRÖEN,     Modelo   C4,   5  puertas   2.0I   16 V    SX   Dominio   (…).     2)     Rechazar   la   demanda   incoada   por   los    actores   contra   Parra    Automotores    S.A.”    y   PEUGEOT  CITRÖEN   ARGENTINA    S.A.”.    3)  Costas    a    cargo   de  los   vencidos.

Recurso

Contra   la    Sentencia    cuya    parte   resolutiva”   se   transcribe   más    arriba,   apeló   el    Actor   y   expresó   agravios   ante   la   Cámara,   siendo    respondidos    por    la    parte   contraria   y    por   el   Sr.  Fiscal   de  Cámara,   quien   solicitó    la   realización   de   la   Actividad   probatoria    luego   cumplida.

Expuesta   la   opinión   del   Sr.   Representante   del   Ministerio   Público,    se   pasó   la   causa    a   resolución.

 

Cuáles   fueron   las    Fallas   Mecánicas   que   presentó    el   Automóvil

La  Excma.   Cámara   de    Córdoba,   recordó   que   la    parte   actora   adquirió   un   Automotor   CERO   KM   el  que   fue   entregado   el   día   11/01/2010  (Remito   de   fs.  …).

Señala   que   los  reclamos   por   “mal   funcionamiento”    tuvieron   lugar   los   días    28/10,   8/11   y   10/12   del   mismo   año,    y    el   10/1/2011.

La    existencia    misma   de   las   “fallas”  que   presentaba    el   automóvil,   quedaron    `demostradas´   con    la    orden   de   trabajo   que    obra   a   fs.   30    y    con   las    declaraciones    testimoniales   de   los   terceros    ofrecidos    por    la   Actora,   quienes    dejan   `constancia´  que    el    automóvil    `zapateaba´.

 

“La   testigo    L. B.  T.   contó    que    “… la   hija   del   actor,   había   estado   jugando   con   la   nena   de   la   testigo,   y   la   mamá   la   va   a   retirar   y    ahí   el    automóvil   se  le  quedó    y   no  le  arrancó   más.  (…)    entonces  llevaron    pechando   al   auto   hasta   la   casa    de   ella

El  auto   andaba;    pero  no   respondía”   si   lo   aceleraba   mucho,   se   paraba   y   había   que   esperar  que   el    motor   se   enfriara   para  que   arrancara    de   nuevo

La   testigo    A. T. N.    declaró   que :  “…el  auto   era   como  no   respondía,   que   iba   a   `los   tirones´,   el   auto   no   pasaba   de   50   ó   60   Km/h   y   así    llegaron    a   Jesús   María;   pero   el    auto   iba   `fallando´,   y   después    que    estuvieron    como   2   horas  y   media,  sí     arrrancó   el    auto    y   volvieron,    pero   `fallando´  igual”  (fs. …).

Los   testigos    de   la   `demandada´   no    aportan   datos   suficientes. (…)

En   la   ampliación   del   Dictamen   del   Perito,   éste   expresa   que   la   causa   de   la   falla   se   manifiesta   en   una   detención   imprevista   y   espontánea   del   automotor   durante   la   marcha,   previo   aviso   del   indicador `sistema   antipolución   defectuoso´ en   cualquier   momento   y   lugar   de   la   trayectoria   del   rodado considerado   por   esta   Instancia   pericial   como   un   hecho   grave   desde   el   punto   de   vista   de   la  `seguridad´   de   las   personas   que   se   conducen   en   el   vehículo,   debido   a   que   el   automotor   puede   detenerse   en   cualquier   lugar   y   hora,   lo   que   podría   provocar   un   accidente.”

 

Fundamentos   de   la   Sentencia   de   la   Cámara   Cuarta   de  Córdoba    para   Revocar  la  dictada   en  Grado   y  Admitir  la  demanda

Los   Jueces   de   la   Cámara   Cuarta   de   Apelaciones   en   lo   Civil   y    Comercial   de   Córdoba,    para   resolver   como   lo   hicieron,   expusieron    los    siguientes   Fundamentos:

 

  • “Tiene   razón   la   parte   apelante   cuando   señala   que   es   `errado´  sostener   que   el   plazo   de   Caducidad   para   el   reclamo,    es   de    seis   (6)   meses,   pues    las   Partes    estipularon   uno   mayor   (un   (1)  año),    fsdel    Manual    de   Mantenimiento.

 

  • “Esto   es   así,   pues   el   del  Art.  11   de   la   Ley   24.240    (ref.   por   Ley   26.361)   es   un    plazo    legal    `mínimo´,  que   no   impide   su   ampliación   convencional.  (…)  de   todos  modos,   la   Juez   “a  quo”   señaló    que    el    resarcimiento   `tampoco´  procedía    si    se   atendía   al    plazo   de    1  año,   pactado   contractualmente.”

 

  • “Desechadas   las   manfestaciones   Periciales  que   se   asientan   en   posibilidades   no   justificadas    (que   fueron   objeto   de   impugnación   por   las   demandadas),   lo   cierto   es   que   ha   quedado   probado   que   el   vicio    `existe´   y   que   tiene   incidencia   en   el   uso   normal   y   ordinario   del   automóvil.”

 

  • “Frente    a   la   atribución    de   Responsabilidad    Objetiva,     y   sin    acreditación   de   la   parte   demandada   de   la   intervención   de   un    `factor    extraño´,   que    quiebre   el   `nexo   causal´  (Art.  40   Ley   24.240   y  su   modif.),   la   demanda    luce   `procedente´,    debiendo   establecerse,   entonces,  la   viabilidad   de   los   diversos   rubros   reclamados.”

 

  • “La   sustitución   del   Automóvil   por   otro   de   idénticas   características,   es  `procedente´,   dado   que   no   es   posible   afirmar   que   –   aunque   tardía   -,   la   reparación   haya   sido   satisfactoria.”

 

  • Tengo   en   cuenta   que   ésa   es   la   pretensión   principal   ejercida   en   la   demanda   y   se   adecua   al   Art.   17  inc.  a)   del   estatuto   consumeril   (LDC)”

 

  • “En   caso   de   `falta   de   suscripción´  de   los   Formularios   necesarios   para   efectivizar   la   transferencia   dominial,   lo   hará   la   Sra.   Juez   a  quo,   sustituyendo   a   quien   corresponda.”

 

  • “(…)   la   condena   principal   debe   adecuarse   al   texto   legal,   la   que   sin   embargo   puede   ser   sustituída   por   un   Automóvil   de   iguales   características   modelo   2014,   el   que,   aunque  contenga   variaciones   favorables   al   consumidor,   deben   ser   asumidas   por   las   demandadas.”

 

  • Es   que,   el   plus   de   contar,   hoy,   con   un   Automóvil   cero   Km   y   –   eventualmente     con   mayores   prestaciones   (nunca   menos)   tiene   una   causa   clara:   el   `incumplimiento´  de   los   demandados,   quienes   no   cumplieron   con   su   obligación   de   dar   completa   satisfacción   a   la   tarea   de   reparación   satisfactoria.(Conf.  CCC  Salta,   Sala   III,   in   re  Prina,   Constanza   c.   Antis   S. S.   y   Otro     Sumarísimo   del   18/10/2011,   L. L.  NOA   2012,   130   con   Nota   de   Benjamín   Moisé)

 

  • “Para   el   caso   de   `incumplimiento´,   procede   la   condena   subsidiaria,   reclamada   en   la   demanda,   de   pagar   el    monto   correspondiente   a   un   Automóvil   de   tales    características,   a   ser   adquirido   por   los   Actores,   a   costa   de   los   demandados.”

 

  • “(…)   la   sola   invocación   de   la   existencia   de   privación   de   uso,   razonablemente   asentada   en   las   circunstancias   del   caso,   constituye   per   se,   un   `daño   resarcible´,   no   siendo    necesario    que     el   reclamante   justifique   el   destino  asignado   a   aquél,   dado   que   se   presume,   en   principio,    que   el   que   lo    tiene   a   su   disposición   lo   hace   para   cumplir   con   una   necesidad,   cuya   razonabilidad   no   puede   cuestionarse.”

 

  • “El   Daño   Punitivo   ha   sido   definido   como   las  `sumas   de   dinero´  que   los  Tribunales   mandan   a   pagar   a   la   víctima   de  ciertos   ilícitos,   que   se   suman   a   las   Indemnizaciones   por   Daños   realmente   experimentados   por   el   damnificado,   que   están   destinados   a   punir   graves   inconductas   del   demandado   y   a   prevenir   hechos   similares   en   el   futuro.”   (Pizarro,   Ramón  D.,   Derecho   de   Daños“,   2º   parte,   La   Rocca,   Buenos   Aires,   1993,   pág.  291   y   ss.)

 

  • “Para   que    la   actuación   del   Proveedor   merezca   la   citada   sanción,   pareciera   que   la   norma   sólo   exige   el    incumplimiento   por   su   parte   de   las   obligaciones   legales   o   contractuales   para   con   el   consumidor,   sin   embargo,   contribuye   para   su   formación,   el   elemento   subjetivo   desde   que   lo   que   se   sanciona   no   es   el   daño,   sino   la   inconducta   calificada   por   su   particular   gravedad.”

 

  • Sobre   el   Daño   Punitivo :   “…. existen     aunque   con   diferencias   de   matices   dos   (2)   criterios   hermenéuticos   antagónicos:   a)   Uno  `minoritario´   que   sólo   exige   cualquier   incumplimiento   por   parte   del   Proveedor,   postura   que   coincide   con   una   interpretación   literal   de   la   norma   contenida   en   el   Art.   52   Bis,   L. D. C.

 

  • “Otro   criterio     opuesto   al   anterior   (mayoría   de   la   doctrina   y   Jurisprudencia),   `critica   la   redacción   del   Art.   52   bis   (…)    y   sostiene   que   `no   basta´  con   el   mero   incumplimiento   de   las   obligaciones   (legales   o   contractuales)   a   cargo   del   Proveedor,   sino   que   hace   falta   algo   más :   el   elemento   subjetivo   que   consistitíra    en   un  `menosprecio´   hacia   los   derechos   de   incidencia   coilectiva   y   que   se   traduce   en   dolo   o   culpa   grave”   (Lorenzetti,   Ricardo  A.,   Consumidores“,   Edit.   RubinzalCulzoni,   Santa  Fe,   2009,   p.   563   y   ss.);  (…)  
  •  
  • “En   el   caso   de   autos,   ese   `plus   subjetivo´   está   presente.   (…)   las   empresas   demandadas   obligaron   al   actor   a   un   perenigraje   permanente“,   incluso   ante   la   Dirección   de   Defensa   del   Consumidor,   para   terminar   en   el   proceso   Judicial  en   donde   siguieron   insistiendo   en   que   la   `reparación´  era   satisfactoria   cuando, (…)   la   `falla´  es   grave…”

 

  • “…puede   poner   en   riesgo   la   salud   y   la   vida   de   los   ocupantes   de   automotor,   y   se   desconoce   su   causa,   todo   lo   cual   pone   de   relieve   no   sólo   el   incumplimiento   grave   de   la   garantía   legal,   sino   la   especulación   económica   que   esconde   dicha   conducta…”  “…una   conducta   de   evidente    menosprecio   de   los   derechos   del   cliente…”

Leave a Comment

Previous post:

Next post: