Suspensión Preventiva del Contrato de Trabajo Originada en un Proceso Penal Promovido de Oficio. Tras el Despido por Falta de Confianza, Decretada la Falta de Mérito, Resuelven que el Empleado Es Acreedor a las Indemnizaciones por Despido Injustificado. Ver Fundamentos.

by Dra. Adela Prat on julio 23, 2014

SUSPENSIÓN   PREVENTIVA   del   CONTRATO  de   TRABAJO  por   Causa   Penal   que   privó   de   su   libertad   al   trabajador.   La  Sala  X   del   Fuero  Nacional   Laboral  confirmó   la   sentencia   que   acogió   el   reclamo   indemnizatorio   por   despido   “injustificado”.

 

El  Empleado   fue   procesado   y   posteriormente   se   declaró   la   Falta   de   Mérito   en   la   Causa.

 

Fue   despedido   por   la   causal   de   “Pérdida   de   Confianza”.   La   Justicia   entendió   que   la   Empleadora   debió   conservar   el   puesto   de   trabajo,   hasta   la   Resolución   Definitiva   de   la   Situación   Procesal   del   Empleado.

 

Autos :  “S. C., J. C. F.  c/  American   Airlines   INC   s/   despido”   –   CNTRAB   –   SALA   X   –   20/03/2014.   Fallo   publicado   por   elDial.com AA8844,   el   14/07/2014.

La   Sala   X   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo   –   con   la   firma  de   los   Sres.   Jueces   Dr.  Daniel   E.   Stortini  y   Dr.   Enrique   R.   Brandolino     resolvió :

 

1)   Confirmar   el   fallo   apelado   en   cuanto   hizo   lugar   al   Reclamo   Indemnizatorio   del   Actor   y   `rechazó´   el   rubro   “Daño   Moral”

2)   Imponer   las   costas   de   alzada   a   cargo   de   la   demandada.

 

El   caso

American   Airlines   INC   al   tomar   conocimiento   de   la   detención   de   su   empleado,   le   notificó   que   como   consecuencia   de   estar   privado   de   su   libertad   por   encontrarse   involucrado   en   un   proceso   penal   promovido   de   oficio,   en   los   términos   del   Art.   224,   2do.   párrafo,   L.C.T   (to)   queda   `suspendido´   sin   goce   de   haberes”

Con   fecha   28/12/2007,   la   mencionada   Empleadora   le   remitió   una   Comunicación   Rescisoria,   que   reza :

Teniendo  en  cuenta  que   el   día   30/10/2007,   Ud.   fue   detenido   por   la   Policía   de   Seguridad   Aeroportuaria,   por   orden   del   Juzgado   Federal   en   lo   Criminal   y   Correccional   Nº   2   de   Lomas   de   Zamora,   Secretaría   Nº  4,   en   el   marco   de   la   Causa   Nº      caratulada   M.,  R.  y  otros“,   que   habiendo   sido   Ud.   indagado   por   el   Juez   interviniente,   hemos   tomado   conocimiento   con   fecha  20/11/2007   que   ha   sido   dictado   su   procesamiento   y   prisión   preventiva   por   los   delitos   de   asociación   ilícita   y   encubrimiento   (Arts.   210   y   277   del   Código   Penal),   en   función   de  diversas   irregularidades   detectadas   en   el   Aeropuerto   Internacional   de   Ezeiza   relativos   a   la   sustracción   de   elementos   pertenecientes   a   pasajeros   y   compañías   aéreas   que   operan   en   el   mencionado   Aeropuerto,   y   entre   ellos,   elementos   pertenecientes   a   American   Airlines,   que   su   conducta   genera   Falta   de   Confianza,   tornando   imposible   la   prosecución   del   vínculo   en   los   términos   del   Art.   242   de   la   LCT,   Notificamos   a   Ud.   que   rescindimos   su   Contrato   de   Trabajo   con   Justa   causa   a   partir   de   la   fecha”.

 

La   Sala   III   Penal   de   la   Cámara   Federal   de   La   Plata,   mediante   Sentencia   del   24/04/2008     resolvió   `revocar´  el   procesamiento   de   y   J. C. S. ,  declarando   a   su   respecto   la   “falta   de   mérito”   en   la   Causa,   en   orden   a   los   delitos   por   los   que   fuera   procesado,   debiendo   cesar   inmediatamente   su   estado   de   detención.”

 

En   este   contexto,   el   trabajador   promovió   una   demanda   en   el   Fuero   Laboral   en   reclamo   de   las   Indemnizaciones   por   despido   incausado   o   injustificado.

 

Sentencia   de   Primera   Instancia   que   fuera   confirmada   por   la   Cámara

Luego   de   reseñar   los   elementos   colectados   en   la   causa,   la   Sra.   Juez   “a-quo”   determinó   que,   si   bien   en   principio  la   Empresa   demandada   actuó   conforme   a   derecho   y    “suspendió”   ciertos   efectos   del   Contrato   de   Trabajo,   en   los   términos   del   Art.   224   L.C.T.  (to)1   en   razón   de   que   el   actor   se   encontraba   detenido  (privado   de   su   libertad),

su   posterior   decisión   de   poner   fin   al   vínculo   laboral   `no´  resultó   ajustada   a   derecho,   pues   debió   conservar   el   puesto   de   trabajo,    hasta   que   se   hubiere   resuelto   definitivamente   la   situación   procesal   del   trabajador;   siendo   que,   además,   de   acuerdo   a   lo   decidido   por   la   Sala   Penal   III   de   la   Cámara   Federal,   fue   `revocado´   el   procesamiento   del   reclamante   y   declarada   su   `falta   de   mérito´   en   la   Causa.

 

Consecuentemente,   acogió   el   reclamo   indemnizatiorio   incoado,   y   desestimó   el   reclamo   por   “Daño   Moral”,   porque   la   Causa   penal  `existió´,   en   principio   el   actor   fue   procesado   y   las   actuaciones   no   fueron   incoadas   por   la   demandada.

 

Recursos

Contra   tal   pronunciamiento   recurren   la   demandada   y   el   actor.

La   Empresa   demandada   `cuestiona´,   en   la   primera   parte   de   sus   agravios,   que   la   Sentenciante   de   Grado   hubiera   calificado   como   `injustificado´  el   despido   del   Sr.   S. C.

 

Sentencia   de   Cámara.   Fundamentos.

Para   confirmar   la   sentencia   de   Primera   Instancia,   los   Magistrados   que   integran   la   Sala   X,   señalaron   que   “los   argumentos   expuestos   por   la   quejosa,   `no´   logran   revertir   lo   resuelto   por   la   Sra.   Juez   a  quo   Dra.   Graciela   Carambia

 

(i)   Debió   mantener   la   Suspensión   del   Contrato   del   Trabajo   a   las   resultas   del   Proceso

 

Tras   remarcar   que,   en   primer   término  la   Empleadora    había   suspendido   sin   goce   de   haberes   al   trabajador,   los   camaristas   puntualizaron   que   en   esas   condiciones,   sustentado   en   los   deberes   de   buena   fe,   confianza,   solidaridad   y   lealtad,   y   en   los   principios   de   continuidad   y   equidad   que   rigen   el   contrato   de   trabajo,   `nada   le   impedía´  –   dado   que,   además,   no   existe   un   tiempo,   plazo   o   límite   temporal   de   vigencia   de   la   medida,   y   tampoco   abonaba   salarios     `mantener´  la   suspensión   a   las   resultas  del   proceso,   en   lugar   de   disponer   luego   de   dictado   el   auto   de   procesamiento   del   accionante,   la   denuncia   del   vínculo,   fundada   además   en   una   pérdida   (falta)   de   confianza   apoyada   en   hechos   que   no   resultaron   comprobados.”

 

(ii)   No   se   configuró   una   violación   al   deber   de   fidelidad   por   parte   del   empleado

Al   respecto,   los   Sres.   Jueces   de   Cámara   pusieron   de   relieve   que   “no   se   verificó   ningún   incumplimiento   del   trabajador   (porque   de   ello   se   trata   en   definitiva)   que   lleve   a   entender   que   configuró   una   violación   al   deber   de   fidelidad   (conf.  Art. 85   L.C.T.)   cuyo   corolario   resulta   lo   que   técnicamente   es   denominado   `pérdida   de   confianza´”

 

(iii)   La   Empresa   decidió  `no  esperar´   el  resultado   final   de   la   Actuación   para  conocer   la   realidad   de   lo   sucedido

En   tal   sentido,    añadieron    que   “el   auto   de   procesamiento,   dictado   por   el   Juez   Federal   de   Primera   Instancia   en   lo   Criminal   y   Correccional   Federal   Nº   2   de   Lomas   de   Zamora,  `en   nada   modifica´   lo   dicho,   porque   no   es   cada   contingencia   procesal   (a  conveniencia   del   interesado)   lo   que   `marca´  la   pérdida   de   confianza,   sino    en  concreto     el   resultado   final   de   la   actuación   judicial,   y   si   la   quejosa   decidió   `no   esperar´   su   culminación,   para   discernir   recién   allí   la   realidad   de   lo   ocurrido   con   su   Empleado,   no   cabe   más   que   reputar   injutificado   el   despido   del   accionante   y,   por   ende,   confirmar   lo   resuelto   en   grado.”

 

La   Sala   confirma   el   derecho   a   las   indemnizaciones   básicas   por   despido   incausado.

Luce   en   la   Sentencia   de   Cámara   que   aunque   se   califique   la   denuncia   del   contrato   de   trabajo   como   `injusta´,   `ilegítima´,   `arbitraria´  o   `incausada´,   no   origina   en   cabeza   del   empleador   más   obligación   que    la   de   reparar   por   los   Arts.   232,   233   y   245   L.C.T.   (to),   porque   este   es   el   sistema   instituido   legalmente   para   indemnizar   en   casos   de   ruptura   injustificada…”

 

Adicionó   a   lo   antedicho,   la   indemnización   resultante   de   la   falta   de   entrega   de   los   certificados   de   trabajo,   prevista   en   el   Art.   80   de   la   L.C.T.   (t.o.   art.   45,   Ley   25.345),   por   entenderse   que   la   Certificación   acompañada   resulta   `insuficiente´,   dado   que   sólo   acompañó   el  Formulario   P.S.  6.2,   `omitiendo´   anexar   el   Certificado   de   Trabajo   al   que   alude   el   2do   párrafo   de   la   norma   citada   y   la   Ley   24.576.

 

No   le   corresponde   Indemnización   por   Daño   Moral

 

“La   tarifa   legal,  `no   constituye   un   mínimo   provisorio,   susceptible  de   ser  `incrementado   en   función   a   la   conducta   del   Empleador   al   denunciar   el   Contrato   de   Trabajo   de   modo   incausado   o   arbitrario

 

“Sólo   si   lesiona   legítimos   derechos   del   dependiente   al   incurrir   en   actos   ilícitos   stricto   sensu    responde   por   los   daños   patrimoniales   y   morales   que   su   conducta   antijurídica   ocasiona   (conf.   arts.   506,   511,   512,   520,   521,   522,   1066,   1067,   1078   y   conc.   del   Código   Civil),   con   independencia   de   la   ruptura   o   no   del   vínculo.”

 

Esto   es   lo   que   no   evidencia   en   el   presente,   porque   la   alusión   a   la  situación   en   la   que   la   Empleadora   explicó   su   razón   de   `falta  de  confianza´,   no   importó   imputarle   al   empleado   ningún   ilícito,  ni  –   en   la   versión  de   éste  –   un   prejuzgamiento.”

 

Conclusión

La   Sala   X   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo   confirmó   la   Sentencia   de   Primera   Instancia   en   cuanto   hizo   lugar   al   reclamo   indemnizatorio   formulado   por   el   trabajador   y    en   cuanto   rechazó   el   reclamo  en   concepto   de   “Daño   Moral”

 

Se   trata   de   un   empleado   de   una   Compañía   Aérea   que   fue   detenido  (privado   de   la   libertad)   con   fecha   30/10/2007.  Algunas   semanas   después   ( 20/11/2007)  el   Juzgado   Federal   Criminal   y   Correccional   de   Lomas   de   Zamora,    dictó   el   “procesamiento”   del   empleado   por  los   delitos   de   asociación   ilícita   y    encubrimiento   (Arts.   210   y   257   del   Código   Penal).

 

Al   tomar   conocimiento   de   la   detención   la   Empleadora   decidió   “suspenderlo”   sin  goce   de  haberes       proceder   correcto   y   ajustado   a   derecho   – 

Un   mes   después   (28/12/2007)   la   Empresa   Empleadora    le   comunicó   la   rescisión   laboral    fundada   en   la   causal   de   “pérdida   de   confianza”

Sucede   que   con   fecha   20/04/2008   la   Sala   Penal   III   de   la   Cámara   Federal   de   la   Plata   resolvió    revocar   el   procesamiento   y   declarar   la   Falta   de   Mérito   en   la   Causa.

El   trabajador   reclama   en   el   Fuero   Laboral   las   indemnizaciones   originadas   en   despido   incausado,   pues   ningún   hecho   fue   probado.

Ambas   instancias   acogen   su   reclamo   indemnizatorio   con   fundamento   en   que   no   pagando   el   Empleador  los   haberes     al  empleado,   debió    mantener   la   suspensión   y   esperar  el   resultado   final   de   la   actuación   judicial.

Sostuvieron   que   ` no  es   el   procesamiento´  lo   que  marca  o   no   la   `pérdida   de   confianza´,   sino   el   resultado   final   de   la   actuación   judicial,   y   si   la   Empleadora   decidió   no   esperar   su   culminación   para   discernir   recién   allí   la   realidad   de   lo   ocurrido   con   su   empleado,   cabe   reputar   injustificado   el   despido.

En   consecuencia,   el  trabajador   resultó   acreedor  de   las  indemnizaciones   por   antigüedad,   omisión   de  preaviso  e   integración   de   mes   de   despido.  No   así,   del   Daño   Moral   reclamado   con   fundamento  en   el  prejuzgamiento   en   que   incurrió   el   empleador,   porque   según   la  Cámara –   la   causa   penal   existió,   y   no  fue   la   empleadora   la   que   formuló   la   denuncia.

 

____________________________________________________________________________________________ 1.  Artículo  224   de   la   L.C.T.    Suspensión  Preventiva.  Denuncia   del  Empleador  y   de   Terceros.

Cuando   la   suspensión   se  origine   en   denuncia   criminal   efectuada   por   el   empleador   y   ésta   fuera   desestimada   o   el   trabajador   imputado,   sobreseído,   provisoria   o   definitivamente,   aquél   deberá   incorporarlo   al   trabajo,   y   satisfacer   el   pago   de   los   salarios   perdidos,   durante   el   tiempo   de   ls   suspensión   prevista,   salvo   que   el   trabajador   optare,   en   razón   de   las   circunstancias   del   caso,   por   considerarse   en   situación   de   despido.   En   caso   de   negativa   del   Empleador  a  la   reincorporación,   pagará   la   indemnización   por   despido,   a   más   de   los   salarios   perdidos   durante   el   tiempo   de   la   suspensión   preventiva.

“Si   la   suspensión   se   originara   en   denuncia   criminal   efectuada   por   terceros   o   en   proceso   promovido  `de   oficio´  y   se   diese   el   caso   de   la   privación   de   la   libertad   del   trabajador,   el   empleador   no   estará   obligado   a   pagar   la   remuneración   por   el   tiempo   que  dure  la   suspensión   de   la   relación   laboral,   salvo   que   se   tratara   de   un   hecho   relativo  o   producido   en   ocasión   del   trabajo.”

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: