Caso de Medida Cautelar Improcedente.

by Dra. Adela Prat on junio 6, 2014

DERECHO   PROCESAL.   MEDIDAS   CAUTELARES.  La   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Comercial    confirmó   la   resolución   que    rechazó   la   Medida   Cautelar   tendiente   a   que   se   disponga   cautelarmente   el   SECUESTRO   de   RODADOS,   por   Locación   vencida.

 

La   Acción   Principal   promovida   por   “Transportes   Automotores   Plata   S.A.”   pretende   la   Restitución   de   los   Rodados   Locados,   cuyo   Contrato   se   encuentra   vencido.

 

El   temor   de   que   los   bienes   se   pierdan,   destruyan,  o   desaparezcan  no   habilita,  per  se,   a   tener   por   configurado   el   requisito   de   peligro   en   la   demora“.

 

5736/14  –  “Transportes   Automotores   Plata   S.A.   c/   Landolfo   Francisco  y   Otro   s/   Ordinario   s/   Incidente   de   Medidas   Cautelares”   –   CNCOM   –   SALA  C    –  06/05/2014.   Publicado   por   elDial.com  –  AA877D   el   30/05/2014.

 

La   Sala   C   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Comercial     con   la   firma   de   los   Jueces   Dr.   Eduardo   R.   Machin,   Dr.   Juan   R.   Garibotto   y   Dra.   Julia   Villanueva  –   resolvió :

Rechazar   el   Recurso   de   Apelación    interpuesto   por   la   parte   actora   y   Confirmar   el   Pronunciamiento   recurrido,  en   cuanto  `rechazó´   la   Medida   Cautelar   que   fuera   solicitada   por   esa   parte.

 

El   caso.

El   Actor   requirió   que   se   dispusiera   cautelarmente   el   SECUESTRO   de   los   Rodados,   cuya   restitución   constituye   el   objeto   principal   de   la   Acción   principal   por   él   promovida.

Vencido   el   Contrato   de   Locación   de   los  Vehículos   con   fecha   28/02/2009,   la   Actora   promovió   una   Demanda   de   Restitución,   pasados   tres   (3)   años   de   tal   fecha.

Esta   circunstancia   motivó   a   la   Cámara   para   confirmar   la   resolución   que   denegó   la   Medida   Cautelar,   en   tanto   sostuvo   que   el   eventual   perjuicio   económico   que   pudiera   derivar   de   la   desaparición   de   los   bienes,   bien   podría   encontrar   remedio  –   para   el   supuesto   que   le   asista   razón   en   su   reclamo -,   en   la   pretensión   subsidiaria   canalizada   en   los   Autos   Principales  por   medio   de   la   cual   requirió   el   reconocimiento   del   valor   en   plaza   de   las   unidades   locadas.  

Fundamentos   de   la   Excma.   Cámara    para   Confirmar   el   Pronunciamiento   que   Rechazó   la   Medida   Cautelar

Los   Jueces   de   Cámara   puntualizaron   que   “la   concesión   de   una   Medida   Cautelar  `importa   un   Anticipo   de   Jurisdicción   Favorable   respecto   del   Pronunciamiento   Definitivo,   que   tiene   como   objetivo   asegurar   la   eficacia   de   la   Sentencia   Definitiva   e   Impedir   que   se   Tornen   Ilusorios   los   Derechos   de   la   Parte   que   Solicitó   dicha   Medida.” 1

 

“De   ahí   que,   ante   el   referido   Adelanto   de   Jurisdicción,  `deba   ser   juzgada   con   suma   prudencia   la   configuración   de   los   extremos   para   su   procedencia,   esto   es,   la   verosimilitud   del   derecho   y   el   peligro   en   la   demora.”     aseguraron  –

 

En   tal   sentido   los   Magistrados   señalaron   que  la   Sala   comparte   el   criterio,   según   el   cual,   a   mayor   verosimilitud   del   derecho  `no   cabe   ser   tan   exigente   en   la   acreditación   de   la   gravedad   e   inminencia   del   daño,   y,   viceversa,   cuando   existe   el   riesgo   de   un   daño   extremo   e   irreparable,   el   rigor   acerca   del   fumus   bonis   iuris   puede   ser   atemperado 2;   pero  aceptar   esa   razonable   valoración   de   los   aludidos   extremos   cautelares,   en   cada   caso   concreto,   no   puede   conducir   sin   más   a   que   la   parte   que   pide   la   Medida,   se   vea   eximida   de   acreditar   algunos   de   esos   recaudos   de   un   modo   absoluto.”

 

Peligro   en   la   demora

Con   relación   a   este   recaudo,   los   Jueces   de   Cámara    afirmaron   que   “el   temor   de   que   los   bienes   en   cuestión   se   pierdan,   destruyan,   o   desaparezcan,   no   habilita   per   se   a   tener   por   configurado   el   requisito   de   `peligro   en   la   demora´”

 

Y   ello,   puesto   que   tal   posibilidad   puede   existir   aún   estando   vigente   el   Contrato   de   Locación.”     afirmó   la   Sala     tras   lo   cual   añadió   que   no   parece   que   la   demora   haya   preocupado   tanto   al   apelante,   si   se   tiene   en   consideración   que,   si   el   Contrato   de   Locación   efectivamente   finalizó   el   28/02/2009,   la   demanda   de   restitución   fue   promovida   a   los   tres   (3)   años   de   aquél   hito,   circunstancia   demostrativa   de   la   ausencia   del   aludido   peligro.”

 

Conclusión

En   ambas   instancias   del   Fuero   Nacional   Comercial   fue   desestimada   la   pretensión   de   la   Empresa   actora   de   obtener   una   Medida Cautelar    tendiente   a   que   se   disponga   el   secuestro   de   los   vehículos   que   fueron   objeto   de   un   Contrato   de   Locación,   medida  accesoria   de   una   Demanda   promovida   tres   años   después   de   vencido   el   mismo.

La   Sala   C   consideró   que   no   se   configuran   los   recaudos   exigidos   por   la   Ley   procesal,  verosimilitud   del   derecho,   ni   peligro   en   la demora,   en   tanto   el   temor   de   que   los   vehículos   se   pierdan,   destruyan   o   desparezcan   puede   existir   aún   estando   vigente   el   Contrato  de   Locación.

La   Cámara   dejó   claro   que  –  contrariamente   a   lo   sostenido   por   el   primer   sentenciante  –   la   circunstancia   de   que   la   pretensión   cautelar   solicitada   coincida   en   alguna   medida   con   el   objeto   principal   reclamado,   no   es   la   causal   que   autorice   per   se   a   desechar   la   posibilidad   de   requerir   la   tutela   anticipada.

Al  tal   efecto   reparó   en   lo   que   suele   suceder   en   materia   societaria,   donde   cautelarmente   su   puede   disponer   la   suspensión   de   una   decisión   asamblearia,   en   em   marco   de   una   causa   donde   es   requerida   su   declaración   de   nulidad.

La   Actora   tiene   en   trámite   una   Acción   de   Restitución   de   los   rodados   locados,   y   una   pretensión   subsidiaria   canalizada   en   esos   autos   principales,   por   medio   de   la   cual   requirió   el   reconocimiento   del   valor   en   plaza   de   los   mismos.

____________________________________________________________________________________________1.   Conf.   CNCom.,   Sala   A.,   Giraudi   Pascual   y   Otros   c/   Poder   Ejecutivo   Nacional   y   Otros   s/   Sumarísimo,   del   17/02/2011;   íd.   Sala   E,   Maxiconsumo   S.A.   c/  Descartables   Caromar   S.A.   s/   medida   precautoria   s/   inc.   de   apelación   art.   250,   del   06/05/2005;   entre   otros.   Conf.   Highton Areán,  Código   Procesal   Civil   y   Comercial   de   la   Nación“,   Hammurabi,   Bs.   As.,   2005,   T. 4,   p. 2  y  ss.;   Morello Sosa Berizonce,  “Códigos   Procesales   en   lo   Civil   y   Comercial   de   la   Provincia   de   Buenos   Aires   y   de   la   Nación“,   Abeledo   Perrot,   Buenos   Aires,   1986,   T.  IIC,   p.  495.

 

2.   Conf.   CNCom.,   Sala   A,   Pereira,   Marcelo   c/   Los   Dos   Chinos   S.A.  s/  Medida   Precautoria,   07/12/2006;     íd.,    Sala   E,   Power   Tools   SACIF   c/   Lomazzo,   Eduardo   s/   Incidente   de   Apelación“,   del   17/10/2007,   entre   otros.

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: