Condenan al GCBA a Abonar a una Mujer Indemnización por Daño Moral, Lucro Cesante y Otros Debido a la Caída en Una Vereda Desnivelada por las Raíces de un Álamo, en 2006. (Barrio de Saavedra)

by Dra. Adela Prat on mayo 24, 2014

SALA   III   de   la   CÁMARA   en   lo   CONTENCIOSO   ADMINISTRATIVO   y   TRIBUTARIO   de   la   CABA   RESOLVIÓ   INDEMNIZAR   a   una   MUJER   por   sufrir   “FRACTURAS”   debido   al   Mal   Estado   de   una   VEREDA.

 

Expte :   Exp.   25507/0   “Proto   Olga   Leonor   c/   GCBA   s/   Daños   y   Perjuicios   (Excepto   Res.   Méd.)”  –   Cámara   en   lo   CAyT  CABA   –   Sala   III  –   05/05/2014.   Publicado   por   el   Centro   de   Información   Judicial   (CIJ)

 

La   Sala   III   de   la   mara   en   lo   Contencioso   Administrativo   y   Tributario   de   la   Ciudad   de   Buenos   Aires   –   integrada   por   los   Jueces   Sr.   Dr.   Esteban   Centanaro,   Sra.   Dra.   Gabriela   Seijas   y   Sr.  Dr.   Hugo   Zuleta  (este   último,   en   disidencia)   por   el   voto   de   la   mayoría,   resolvió :

1)   “Revocar”   la   Sentencia   de   Grado   `en   cuanto   dispone   el   resarcimiento   del   rubro   “Incapacidad   Sobreveviniente” ($ 30.000);

2)   Confirmarla   en   cuanto   Indemniza   el   Daño   Moral   ($  15.000)   el   Lucro   Cesante  ($   8.000)   y   los   Gastos   de   Farmacia   ($  1.500)   y   Traslado  ($  500)

3)   Disponer    que   la   Tasa   de   Interés   aplicable   sea  la   precisada  en   el   Considerando   X   del   voto   de   la   Dra.   Seijas   –leerlo   infra   en   (1) –

4)   Honorarios.

5)   Imponer   las   Costas   de   Ambas   Instancias  en   el   orden   causado   (cf.   art.   65   del   CCAyT).

 

El   caso   concreto

El   12/09/2013   la   Sra   Juez   de   Grado    Dra   Elena   A.   Liberatori  –   Juzgado   Nº   4   en   lo   Contencioso   Administrativo   y   Tributario,   hizo   lugar   parcialmente   a   la   demanda   promovida   por   Olga   L.   Proto   contra   el   Gobierno   de   la   Ciudad  de   Buenos   Aires,   con   el   objeto   de   reclamar   la  suma   de   $   102.000,  más   intereses   y   costas,  en   concepto   de   la   indemnización   de   los   perjuicios   que   sufriera   a   raíz   de   su   “caída   en   la   vereda”  a   la   altura   de   la   Avenida   San   Isidro  al    4565  de   esta   Ciudad.   (barrrio   de   Saavedra).

La   actora     quien   trabajaba   como   peluquera   aludió   en   su   demanda   a   que   “mantener  la   acera   con   las   baldosas   desniveladas   por   las   `raíces   de   un   árbol   importa   un   ejercicio   defectuoso   de   sus   funciones   que   implica   una   falta   de   servicio”   sin   brindar   mayores   precisiones   acerca   del   posible   incumplimiento   de   la   Ordenanza   33721  y   sus   Normas   Reglamentarias.

La   caída   tuvo   lugar   el   25/08/2006.   Luego   se   ser   socorrida   por   otros   transeúntes,   fue   traslada   al   Hospital   Pirovano,   donde   fue   intervenida   quirúrgicamente   el   02/10/2006   y   fue   dada  de   alta   el   10/10/2006.

Permaneció   dos  (2)   meses   con   la   mano   hábil   enyesada.   `Dejó   se   explotar   su   negocio  por   espacio   de   un   (1)   año   y   padece   hasta   la   fecha,   dolores   en   la   muñeca   lesionada   cuando   efectúa   ciertos   movimientos.

La   Sra.   Proto   fundó   su   pretensión   en   los   arts.   33,   43,   1112   y   1113,   segunda   parte,   del   Código   Civil.

Para   así   decidir,   tras   valorar   la   prueba   producida,   la   Juez   de   Grado   consideró   demostrado   que   el   25/08/2006   la   actora   sufrió   una   `caída   en   la   vereda´   correspondiente   a  la   altura   de   la   Avenida   San   Isidro   del   Nº   4635  (barrio   de   Saavedra),  la   que   se   encontraba   en   deficiente   estado   de   conservación,   y   que   a   raíz   de   ello,  `sufrió   fracturas   en   su   `fémur   izquierdo   y  `muñeca   derecha.

Concluyó  que   el   GCBA   debía   responder   por   los   Daños   por   haber   prestado   de   modo   deficiente   el   servicio   público   referido  a   la   conservación   en   buen   estado   de  las   aceras   y   por   incumplir   el   deber   de   cuidado   que   derivan   de   su   carácter   de   `propietario   de   las   `veredas   de   la   Ciudad   (Arts   1112   y   1113   del   Código   Civil,   respectivamente)

Así   las   cosas,   a   la   luz   de   las   probanzas   en   autos,   cuantificó   los   rubros   de   la   indemnización   reclamada   en :a)  $ 30.000   como   reparación   de   la   Incapacidad   Sobreviniente;      b)   $   8.000   en   concepto   de   Lucro   Cesante;   c)   $  15.000   por   el Daño   Moral;     d)   $  1.500   en   concepto   de   Gastos   de   Farmacia;   y   e)   $  500  por   los   Gastos   de   Traslado.

En   Total,   estableció   que   el   resarcimiento   debido   ascendía   a   la   suma   de   $   55.000,   más   intereses   calculados   en   base   al   Coeficiente   resultante   del   Promedio   de   la   Tasa   de  Descuento   de   Documentos   Comerciales   a   30   días   publicada   por   el   Banco   de   la   Nación   Argentina.

Impuso   las   costas   a   la   demandada   vencida   (Art.   62   del   CCAyT).

 

Qué   dijo   la   Fiscal   de   Cámara

La   Dra.   Nidia   K.   Cicero,   en   su   carárter   de   Fiscal   de   Cámara,   sostuvo   que  las   cuestiones   sobre   la   existencia   de   relación   de   causalidad,    la   ponderación   de   elementos   probatorios,    la  cuantía   de   los   rubros   otorgados   y   los   hipotéticos   planteos   formulados   resultaban   ajenos   al   ámbito   de   su   intervención.   En   cuanto   al   tema   de   los   intereses,   propició   que   el   Recurso   de   Apelación  interpuesto   por   el   GCBA   fuera   rechazado  y   recordó   su   posición   en   los   autos   Di   Roco,  Rosalinda   Elisa  c/  GCBA  s/   daños   y   perjuicios   (excepto   resp.   Médica),   Exp.   33449/0,   donde   sostuvo   que   correspondía  aplicar   la   tasa   activa   nominal   anual   vencida   publicada   por   el  Banco   de   la   Nación   Argentina  a   partir   del   1º   de   enero   de   2005   a   obligaciones   como   la   de   autos.

 

Fundamentos   de   la   Sentencia   de   Cámara   para   Rechazar   el   Rubro   Incapacidad  Sobreveniente.

Los   Jueces   de   Cámara   inicialmente  recordaron   que   el   art.   2340   inc.   7º   del   Código   Civil   dispone   que   las   calles,   plazas,   camiones,   puentes   y   cualquier   obra   pública   construída   para   utilidad  o   comodidad   común  en   tanto   revisten   medios  de   vialidad urbana,  se   encuentran   afectados   al   uso   público   y   forman   parte   del   dominio   público   municipal (arts.   2339   y   2344   del  Código   Civil)  De   ello   se   desprende   que,   cualquier   accidente   que   ocurra   en  las   calles   o   aceras,   si   encuentra   como   factor   determinante   el   riesgo   o   vicio   que   ellas   contengan,   necesariamente   generará   la   responsabilidad   civil  de  la   Comuna,     en   tanto   a   ésta  le  corresponde   su   guarda   jurídica.”  (Art.   1113,   segundo   párrafo,   del   Cód  Civil ).

 

En   la   Sentencia  también   se   destaca  que   “el   defectuoso   estado   de   la   vereda   `ha   constituido   la   causa   del   daño   sufrido  por  la   actora,   en   tanto   fue   el   factor   determinante   para   provocar   su   caída,   `sin   poder   exigírsele   mayor   atención   o  agilidad  que   la   desplegada   Y   se   resalta   que   “el   Estado   Local,   propietario   de   las   aceras,   guarda   para   sí   el   ejercicio   del   `Poder   de   Policía´   que   le   impone   el   deber   de   asegurar   que   tengan   una   razonable  conformación   para   evitar   que   su   deficiente   conservación   se   transforme   en   fuente   de   daños   para   terceros.”

 

Prueba   Pericial   Ingeniero.  Testimonios.  Fotografías.

Además   de   las   Fotografías   obrantes   a   fs  ../..  –  cuya  autenticidad   no   ha   sido   desconocida   por   el   GCBA  –   en   las   que   se   observa   la   realización   de   trabajos   en   la   vereda   en   cuestión,   sumado   a   los   testimonios   aportados,   el   Perito   Ingeniero   Juan   L.   Núñez   afirmó   sobre   la   existencia   de   irregularidades   o   desniveles  en   la   Superficie   de  la   acera   vinculados   con   las  `raíces   de   un   álamo.

 

Incapacidad  Sobreviniente.

Los   Jueces   de   Cámara   con   el   voto   de   los   Jueces   Centanaro   y   Gabriela   Seijas   resolvieron   revocar   la   indemnización   impuesta   en   primera   instancia   por   la   Juez   Liberatori   por   $   30.000   en   concepto   de   Incapacidad   Sobreviniente.

 

“Cabe   concluír   que   la   Sra.   Proto  no   presenta   más   limitaciones   físicas   permanentes   que   aquellas   que   se   vinculan   con   la   fractura   de   su   muñeca   derecha.   En   lo   relativo  a   ella,   el   experto   estimó  que  `se   vería   beneficiada   con   un   Tratamiento   Fisiokinesiológico  de   corta   duración“,   sostiene   la   Sra   Juez   Seijas.

 

Al   respecto,   señala   la   Sentencia   que  “existe   un   reiterado   criterio   jurisprudencial   que   sostiene   que  `no   corresponde  otorgar   indemnización   alguna   por   incapacidad   sobreviniente   en   supuestos   de   fracturas   óseas,     si  de   éstas   no   se   derivan   secuelas   que   perduran   de   modo   permanente.”

 

Inexistencia   de   Culpa   de   la   Víctima

Con   respecto   al   hecho   de   la   víctima   al   que   alude   el   demandado   a   fs.,./…, segundo párrafo  in  fine,   los   camaristas   señalaron   que si   bien   es   cierto   que   la   Sra   Proto   tenía   la   limitación   funcional   previa   en   su   rodilla   izquierda  (v.  pericia  médica   donde   surge   que   carecía   de   su   rótula),   no   se   ha   acreditado   que   ésta   `tuviera   incidencia   en   la   caída.   En   contraste,   es   dable   estimar   que   los   desperfectos   presentes   en   la   acera   podrían   causar   daño,   por   cuanto  no   puede   desconocerse   su   calidad   de   obstáculos   para   el   tránsito   seguro   de   los   peatones,   quienes     más   allá   de   la   alegada   amplitud   de   la   vereda   veían   restringido   su   paso   al   menos   en   el   sector   en   cuestión.”

 

Vale   destacar   que   el   desnivel   se   encontraba   muy   próximo  al   Local   donde   trabajaba  la   actora   lo   que   incrementaba   el   potencial   riesgo  de   que   ocurriera  un   accidente   en   virtud   de   la   frecuencia   con   la   que   aquélla   podía   circular   por   dicha   vía.”

 

Conclusión

La   Sentencia   definitiva   y   firme   condenó   al   GCBA   a   pagar   a   la   actora   la   suma   de   $   25.000   en   concepto   de   daño   moral,   gastos   de   farmacia,   lucro   cesante,   gastos   de   traslado.   Revocó   el   rubro  “incapacidad   sobreviniente   de   $  30.000.

Los   intereses,   calculados   desde   el   día   del   accidente   (2006)   a   la   tasa   y   cómo   se   explica   “infra”   en  (1)

 

____________________________________________________________________________________________

(1)   INTERESES.   Considerando   X   del   Voto   de   la   Dra   Seijas .   “El   GCBA   cuestionó   que   los   intereses   se   establecieran   desde   la   FECHA   DEL   HECHO  (…)   Además,   criticó   la   Tasa   establecida   por   considerarla   elevada   y,   en   tal   sentido,  peticionó   la   aplicación   de   la   Tasa   Pasiva.”

Al   respecto,   cabe   indicar  que   el   31/05/2014   en  la   causa   “Eibeen,  Francisco   c/   GCBA   s/   empleo   público“,   la   Cámara   en   pleno –   por   mayoría  –   resolvió :   “I)   Fijar   la   tasa   de   interés   a   partir   del   acuerdo   plenario   en   caso   de   ausencia   de   convención  o   leyes   especiales   que   establezcan   una   tasa   especial.   II)   Aplicar   a   los   montos   reconocidos   en   los   decisorios   judiciales   el   promedio   que   resulte   de   las   sumas   líquidas   que   se   obtengan   de   (i)   la   Tasa   Activa   Cartera   General   Préstamos   nominal   anual   vencida  a  30   días   del   Banco   de   la   Nación   Argentina   y   de   (ii)  la   Tasa   Pasiva   promedio   que   publica  el   BCRA   (Comunicado   14.290).   Ello,   desde   el   momento   de   la   producción   del   daño    o   inicio   de   mora   y   hasta  el   efectivo   pago  (cumplimiento   de   la   Sentencia).   Con   excepción   de   aquellos   supuestos   en   los  que   Jueces   fijen   indemnizaciones   a   valores   actuales,   en   los   que   deberán   aplicar   una   tasa   pura   del   6%   anual   por  el  período  comprendido   entre   la   mora   y   la   fecha   de   la   sentencia   y,   a   partir   de   allí,   el   promedio   de   tasas   que   resulte   conforme   a   la   operación   que,   por  mayoría,   aquí   se   establece

 

Por   lo   tanto    dijo   la   Dra   Seijas  –   dejando   a   salvo   mi   disidencia   respecto   a   lo   resuelto,   conforme   a   los   fundamentos   allí   expresados,   corresponde   su   aplicación   al  caso. 

 

** Otro   TEMA.   Ejecución   de   Sentencias   en   Causas   contra   las   Autoridades   Administrativas   (regida   por   el   Capítulo  II   del   Título   XII   del   CCAyT)   De  acuerdo   con   lo   allí   establecido,   la   Sentencia   firme   por   la   que   se   condene   a   la   Autoridad   Administrativa   a   dar   sumas   de   dinero,   con   excepción   de   los   créditos   de   carácter   alimentario,   que   `no   sobrepasen   el   doble   de   la   remuneración   que   percibe   el   Jefe   de   Gobierno,  tiene   carácter   declarativo   (cfr.  arts   395   y   398   del  CCAyT)   hasta   el   31/12   del   año   de   ejecución   del   Presupuesto   en   el   que   se   hubiera   debido   efectuar   la   imputación   mencionada.   Mientras   tanto,   son   inembargables   los   fondos   o   bienes   de   las   Autoridades   Administrativas   y   sólo  una   vez   que   cesa   dicho   carácter   la   Sentencia   puede   ejecutarse   de   conformidad   con   lo   previsto  por   los   arts   401   y   subsiguientes   (cf.   art.   400   del   CCAyT)

 

En   el   presente   caso,   toda   vez   que   ni   siquiera   se   ha   planteado   que   la   pretensión   revista   naturaleza   alimentaria,   NO  corresponde   exceptuarla   de   la   obligación   de   la   previa   Inclusión   Presupuestaria.

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: