Resuelven Aplicar Normas de la Ley Nº 26.773 a Un Accidente In Itinere Acontecido Con Anterioridad a Su Entrada en Vigencia. Ajuste por Índice RIPTE y Prestación Adicional Equivalente al Veinte Por Ciento del Monto de la Indemnización Ajustado.

by Dra. Adela Prat on abril 29, 2014

RIESGOS   DEL   TRABAJO.   ACCIDENTE   IN   ITINERE.   Siniestro   acaecido   con   anterioridad   a   la   entrada   en   vigencia   de   la   Ley   Nº   26.773.

 

Aplicación   retroactiva   de   la   Ley   Nº   26.773.   Aplicación   del   Índice   RIPTE   Art.   17,   inc.   6   de   la   Ley   26.773   -.   Prestación   Adicional   prevista   en   el   art.   3   de   la   Ley     26.773.

 

Doctrina   del   precedente   “Arcuri   c/   Anses”   de   la   CSJN.   Finalidad   protectoria   de   las   disposiciones   que   regulan   la   Seguridad   Social.

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   los   autos   caratulados :   “Barrcellos   Javier   Olivio   c/   Liderar   ART.  S.A.   s/   accidente   –   ley   especial”   –   CNTRAB   –   SALA   VII   –   31/03/2014.   Publicado   por   elDial.com    AA867E   el   28/04/2014.

 

La   Sala   VII   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo     integrada   por   los   Jueces   Dra.   Estela   Milagros   Ferreirós   y   Dr.   Néstor   Miguel   Rodríguez   Brunengo   –   resolvió :

1)   Modificar   parcialmente   el   fallo   y   `elevar´   el   monto   de   condena   a   la   suma   de   $   81.151,20   sobre   la   que   se   liquidarán   intereses,   de   acuerdo   con   la   tasa   activa   que   prevé   el   Acta   2357     que   cobra   el   Banco   de   la   Nación   Argentina   en   operaciones   de   préstamos     desde   el   momento   del   acaecimiento   del   accidente   (12. 11. 2010)   hasta   su   efectivo   pago.

2)   Costas   de   Alzada   a   cargo   de   la   demandada   vencida.

 

I.    Detalles   del   caso.

El   actor   inicia   demanda   contra   la   Liderar   ART.   S.A.,   en   procura   del   cobro   de   unas   sumas   a   las   que   se   considera   acreedor.     Relata   haber   comenzado   a   trabajar   bajo   la   subordinación   de   Serza   (Rex   Argentina   S.A.),   como   operario   a   partir   del   08/10/2010.

Señala   que   realizaba   tareas   de   mantenimiento   en   general   y   limpieza   y   que   su   jornada   de   trabajo   era   de   lunes   a    domingo   de   14:00   a   22:00   horas,   con   un   franco   semanal   cada   5   días.   Percibía   como   remuneración   mensual   la   suma   de   $   3.000.

Manifiesta   que   el   12/11/2010   siendo   las   04:00   horas   AM,   sufrió   un   accidente   “in   itinere”.

Destaca   que   saliendo   de   su   trabajo   y   dirigiéndose   a   su   casa,   al   bajar   del   colectivo,   una   persona   que   estaba   en   una   bicicleta,   en   forma   repentina   comienza   a   darle   golpes   en   la   espalda   a   la   altura   de   la   cadera,   y   al   intentar   defenderse   de   dichas   agresiones,   aparece   otro   individuo   que   le   pega   un   puntazo   en   la   panza   en   el   lado   derecho   y   unos   cortes   en   la   mano   derecha,   forcejean   y   lo   dejan   tirado   en   el   piso.

Resalta   que   en   la   actualidad   presenta   problemas   funcionales   en   la   mano   derecha.   Edema.   Rigidez   articular.   Limitación   funcional   y   dolor   intenso   en   la   zona   de   la   espalda.

Expresa   que   según   Evaluación   Médica   estima   una   incapacidad   del   20%   de   la   TO.

Viene   a   reclamar    una   indemnización   con   fundamento   en   las   disposiciones   de   la   Ley   24.557 .

Plantea   además,   la   inconstitucionalidad   de   los   arts.   8,   19,   21   y   22   de   la   Ley   Nº   24.557   de   Riesgos   de   Trabajo.”

 

La   Sentencia   de   Primera   Instancia   decide   en   sentido   favorable   a   las   pretensiones   del   actor,   fijando   un   monto  indemnizatorio   de   $  23.400   –   en   concepto   de   reparación   dineraria     que   `no   incluye´   la   aplicación   del   Índice   RIPTE.

 

II.    Fundamentos   de   la   Sentencia   de   Cámara   para   elevar   el  monto   de   condena

 

II.1.    Posibilidad   de   aplicar  la   nueva   legislación   a   casos   regidos   por   regímenes   anteriores

La   Sra.   Juez   de   Cámara   preopinante   –   Dra.   Ferreirós   –   refirió   que   la   propia   Corte   Suprema   de   Justicia   de   la   Nación   admitió   en   varias   ocasiones,  la   posibilidad   de   aplicar   nueva   legislación   a   casos   regidos   por   régímenes   anteriores,   con   precedentes   en   los   que   se   extendió   la   aplicación   de   una   norma   posterior  a   un   hecho   ocurrido   con   anterioridad   no   sentenciado   aún.” (Fallos:   308:116   y   883;   310: 995;   312: 2250   citados   en   el   fallo   CSJN  Arcuri“)

 

En   tal   sentido,   la   Magistrada   evocó   que   esta   Sala   VII   de   esta   CNAT,   ha   tenido   ocasión   de   aplicar   también   en   este   caso,   la   doctrina   expuesta,   y   lo   ha   hecho   en   autos :  “Balderrama,  Rudy  c.  Liberty   ART.  S.A.  s.   accidente   del   29/10/2013,   y   manifestó   que   en   voto   en   que   la   acompaña   la   Dra.   Beatriz   Fontana,   señala   que   no   puede   haber   duda   acerca   de   la   aplicación   al   caso   de   autos,   aún   cuando   el   accidente  sea   de  `fecha   anterior´  a   la   entrada  en   vigencia   de   la   ley.

 

Asimismo,   puntualizó   que   “tal    afirmación    encuenta   base   de   sustentación,  (…)   en   el   fallo   “Arcuri   c.   Anses”   de   la   CSJN,   en   lo   atinente   a   aplicar  la   nueva   legislación   a   casos   regidos   por   regímenes   anteriores,   edificada   sobre   la   base   de   la   `finalidad   protectora´   de   las   disposiciones   que   regulan   la   `seguridad   social´   y   el   propósito   del   legislador,   de   promover   la   progresividad   de   los   derechos   sociales,   según   lo   preceptuado   por   la   propia   Constitución   Nacional.”

 

Remarcó,   que   a   lo   largo   del   fallo   “Arcuri”,   la   Corte   reinvindica   no   sólo   la   Convención   Americana,   sino   también,   y   así   lo   expresa,   el   Protocolo   de   San   Salvador,   en   cuanto   exige   que   los   Estados   Parte   adopten   todas   las   medidas   necesarias,   hasta   el   máximo   de   los   recursos   disponibles,   para   lograr   progresivamente,   la   plena   efectividad   de   los   derechos   sociales.

 

“Más   aún   –   afirmó   la   Dra.   Ferreirós     la   Corte   ha   considerado   el   tema   como   `cuestión   federal´,   lo   cual   pone   en   evidencia   el   estatus   jurídico   de   la  situación   en   análisis.”

 

Conclusión.   La   Sra.   Juez   de   Cámara   votante   en   primer   término     a   cuyo   voto   oportunamente   adhiere   el   Sr.   Juez   Dr.  Rodríguez   Brunengo  –   puso   de   relieve   que   “la   aplicación   temporal   de   la   ley,   sobre   todo   en   nuestra   disciplina,   y   más   aún   en   el   territorio   de   la   Seguridad   Social,   rompe   los   cánones   generales   y   tradicionales,  para   dar   paso   a   la   firme   vigencia   del   principio   de   progresividad,   enancado   en   la   regla   de   la   norma   más   beneficiosa   y   sobre   la   base   inamovible  de   la   dignidad   humana.”

 

II.2.   Resuelve   la   aplicación   inmediata   de   algunas   normas   de   la   nueva   Ley   26.773   a   accidentes   ocurridos   bajo   la   vigencia   de   la   Ley   24.557.

 

En   efecto,   la   Sra.   Juez   de   Cámara   preopinante,   manifestó:   teniendo   en   cuenta   lo   expresado   en   los   párrafos   anteriores,   veo   justo   y   equitativo   determinar   el   capital   de   condena   en   la   forma   que   establece   la   Ley   26.773.”

 

Así,   entonces,   tuvo   presente   el   que   el   último   Índice   publicado   por   la   `Secretaría   de   Seguridad   Social´,   corresponde   al   mes   de   diciembre   del    año   2.013   (999,43)   por  lo   que   el   índice   aplicable   al   caso   es   de   2,89   (999,43   /   344,73).

De   acuerdo   con   ello   el   resarcimiento   ascendería   a   $   67.626,   que   resulta   de   multiplicar    el   monto   de   Primera   Instancia   por   el   referido   índice.

Asimismo   afirmó   que   le   corresponde   la   Prestación   Adicional   prevista   en   el   Art.   3º   de   la   Ley   Nº   26.773,   equivalente   al   20%   de   aquella   suma,   es   decir   $  13.525,20.

El   total   indemnizatorio   ascenderá   a   $   81.151,   sobre   la   que   se   liquidarán   intereses   de   acuerdo   con   la   tasa   activa   que   prevé   el   Acta   2357,  – tasa   que   cobra   el   Banco   de   la   Nación   Argentina   en   sus   operaciones   de   préstamo  desde   el   momento   del   acaecimiento   del   accidente   (12. 11. 2010),   teniendo   en   cuenta   que   se   comparte   el   criterio   jurisprudencial   que   sostiene   que   en   casos   como   el   que   aquí   nos   convoca,   los   accesorios   sobre   el   capital   de   condena   deben   aplicarse   y   calcularse   `desde´   el   nacimiento   del   derecho   y   `hasta´   su   efectivo   pago   (Art.   622   del   Código   Civil).

 

  Dr.   Rodríguez   Brunengo,   según   su   voto

Tras   “adherir”   al   voto   de   la   Dra   Ferreirós,   agregó  :   El   Art.   17   de   la   Ley   26.733   establece   que   “…   las   disposiciones   atinentes   a   las   prestaciones   en   dinero   y   en   especie   de   esta   Ley   entrarán   en   vigencia   a   partir   de   su   publicación   en   el   Boletín   Oficial   y   se   aplicarán   a   las   contingencias   previstas   en   la   Ley   24.557   y   sus   modificatorias,   cuya   primera   manifestación   invalidante   se   produzca   a   partir   de   esa   fecha.”

 

Recordó   que   el   apartado   6º   del   mismo   artículo   expresa:   “…   Las   pretaciones   en   dinero   por   Incapacidad   Permanente,   previstas   en   la   Ley   24.557   y   sus   modificatorias,   y   su   actualización   mediante   el   Decreto   1694/09   se   ajustarán   a   la   fecha   de   entrada   en   vigencia   de   la   presente   ley   conforme   el    índice    RIPTE   (Remuneraciones   Imponibles   Promedio   de   los   Trabajadores   Estables),   publicado   por   la   Secretaría   de   Seguridad   Social,   desde   el   01/01/2010…”

 

Finalmente   dijo:   “considero   extendido   el   ámbito   temporal   de   aplicación   de   la   norma   aludida,   en   tanto   dispone   su   obligatoriedad,   no   sólo   a   partir   de   su   publicación   en   el   Boletín   Oficial,   sino   también   a   las   prestaciones   dinerarias   por   `Incapacidad   Permanente´   sucedidas   `durante´   la   vigencia   de   la   Ley   24.557,   el   Decreto   1278/00   y   Decreto   1694/09,   sin   sujeción   a   plazo  alguno,   por   lo   que   corresponde   su   aplicación   al   caso   de   autos   –   accidente   de   trabajo   acacecido   el   12   de   noviembre   del   año   2.010   -.”

 

En   consecuencia,   la   Sala   VII   aplicó  – de   forma   inmediata –   la   ley   laboral   más   beneficiosa   al   trabajador,   razón   por   la   que   resolvió    elevar   el   monto   de   condena   que   había   fijado   la   Sentencia   de   la   anterior   instancia,   en   la   forma   expuesta.

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: