La AFA Acreditó la Causal de Pérdida de Confianza respecto del Inspector que Permitió la Entrada de Personas Sin Ticket en Reiteradas Oportunidades a un Estadio de Ciudad de Córdoba(Partido de Fútbol Copa América Julio 2011).Despido Con Causa.

by Dra. Adela Prat on abril 18, 2014

DESPIDO  CON  CAUSA.     INSPECTOR  DE  LA   AFA.     PARTIDO  de  FÚTBOL.  Trabajador   que   permitió  la   entrada   de   personas   sin   su   ticket   correspondiente,    en    reiteradas   oportunidades.     “PÉRDIDA   de   CONFIANZA”

Perjuicios   económicos   derivados   a   la   AFA.       Peligros   derivados   del   exceso   de   público.

La   Cámara   Laboral   `confirmó´   la   Sentencia   que   consideró   “justificado”   el   despido   decidido   por   la   Empleadora. (AFA)

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   los   autos   caratulados:  “D. N., J. L.  c/  Asociación   del   Fútbol   Argentino   s/   despido”   –   CNTRAB   –   SALA   II   –   28/02/2014.   Publicado   por   elDial.com    AA866D   el   16/04/2014.

 

Carta   Documento   remitida   por   la   AFA   al   trabajador.

 

“…Que   según   Informe   suministrado   por   el   Sr.   G.  F.   –   Jefe   de   Personal   de   Controles   del   Estadio   Mario   Kempes   de   la   Ciudad  de   Córdoba  -,   en   su   actuación   en   el   Encuentro   Argentina   y   Costa   Rica   por   la   Copa   América,   el     11/07/2011:  I)   Ud.   intervino   para   la   liberación,   ante   la   Policía   de   Córdoba,   de   un   individuo   identificado   en   video   policial,   gestionando   el   ingreso   de   la   gente   sin   entradas,   por   la   Puerta   a   su   cargo;   II)   Asimismo   denuncian   al   mencionado   Sr.   G. F.,   y   empleados   en   funciones   a   cargo   de   éste,   Sres   R. C.;   C. B.   y   J. C. B.,   que   Ud.   hizo   ingresar   personas   sin   autorización  (se   trató   de   hinchas   de   Rácing   Club   de   Avellaneda,   manifestando   Ud.   que   posteriormente   traería   los   tickets,   cosa   que   nunca   sucedió);   III)   que   según   el   control   el   Sr.   C. B.,   una   persona   que   dijo   ser   Policía,   hizo   ingresar   gente   sosteniendo   que   Ud.   había   entregado   las   entradas   al   Sr.   de   Acceso   I   R.  C.,   lo   que   no   ocurrió.   Que   lo   expuesto   se   encuadra   en   la   causal   “pérdida   de   confianza”   por   ocupar   Ud.   un   puesto   de   responsabilidad   en   el   control   y   significando   un   apartamiento   de   los   compromisos   laborales,   constituye   `grave   injuria´   lo   que   impide   la   proseción   del   vínculo…”

 

Valoración   de   la   prueba   testimonial    por   la   Sala   II

Los   Jueces   de   Cámara   que   integran   la   Sala   II   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo     Dra   Graciela   A.   González   y   Dr.   Miguel   Ángel   Pirolo  –   señalaron   que   del   análisis   de   la   totalidad   de   la   testimonial,   se   advierte   demostrado,   que,   como   sostuvo   la   demandada   en   su   misiva   rescisoria,   el   accionante   `permitió´,   la   noche   del   Partido   disputado   entre   Argentina   y   Costa   Rica,   por   la   Copa   América   en   el   Estadio   Mario   Kempes,  de   la   Ciudad   de   Córdoba,   el   11/07/2011,   la   entrada   de   personas   sin   su   ticket   correspondiente,   en   reiteradas   oportunidades.”

 

Continuando   con   la   valoración   de   los   declaraciones   testimoniales,   los   camaristas    destacaron   que   “los   `incumplimientos´   verificados   resultan,   a   la   luz   de   las   obligaciones   del   actor   como   Inspector   de   la   AFA,   suficientemente   justificativos   de   la   “pérdida   de   confianza”,   invocada   por   la   demandada,   para   despedirlo.”

 

Asimismo,   advirtieron   que   “conforme   las   tareas   descriptas   en   el   CCT   1070/09   “E”     (Anexo   I   Categorías,   incisos   b,   c,   y   d),   el   accionante,   como   “Inspector   A”   tenía   a   su   cargo   “b)   Vigilar   el   fiel   cumplimiento   de   las   disposiciones   que   reglamentan   el   acceso   al   Estadio,   así   como   el   control   del   normal   desarrollo   `del   ingreso´   al   público   asociado,   dirigentes,   etc.   Control   de   entradas,   carnets   de   socios,   credenciales,   control   del   desempeño   del   personal   de   clubes,   etc.”

 

continúa…”c)   Control   del   normal   desarrollo   de   la   venta   de   entradas   (precio,   cantidad   de   ventanillas   habilitadas,   actuación   de   los   vendedores,   cortes,   etc.);  d)   Informar   a   los   Organismos   de   Seguridad   acerca   de   las   irregularidades   o   problemas   que   se   pudieran   producir   en   tales   Partidos,   como   ser   ingreso   de   personas   sin   boletos,   con   recibos   vencidos,   reventa   de   entradas,   etc. “

 

Conclusión  del   análisis   de   la   prueba

Los     Jueces   de   Cámara   que   integran   la   Sala   II,   conforme   lo   expuesto,   concluyeron   que   teniendo   en   cuenta   la   `importancia´  de   la   función   desempeñada   por   el   actor   en   el   contexto   de   una   cancha   de   fútbol   y   a   los   perjuicios   que   la   entrada   de   personas   sin   su   ticket   correspondiente   genera   en   la   demandada,   no   sólo   a   nivel   económico,   sino   respecto   de   los   peligros   que   el   exceso   de   público   podría   generar,  corresponde   `confirmar´   lo   resuelto   en   la   anterior   instancia,   en   cuanto   considera   ajustado   a   derecho   el   despido   decidido   por   la   Empleadora   y   `desestima´   las   indemnizaciones   reclamadas   en   su   consecuencia.”

 

Créditos   Laborales.

I.  AFA   no   le   adeuda   diferencias  en   concepto   del   `Adicional   por   Antigüedad´.

De   la   lectura   de   la   Sentencia   de   Cámara   se   desprende   que   el   mencionado   adicional   por   antigüedad   que,   el   CCT   1070/09   “E”   establece   en   su   art.   9   inc.  a)   que   ` este   adicional   será   equivalente   a   un   “monto   fijo”,   dicho   monto   tendrá   relación   a   la   cantidad   de   años   de   antigüedad   que   revista   el   trabajador,   y   se   computará   el   tiempo   efectivamente   trabajado   para   AFA,   desde   el   comienzo   de   la   vinculación   por   antigüedad   o   el   que   corresponda   por   sucesivos   contratos   a   plazo   o   de   temporada   y/o   el   tiempo   de   servicio   anterior   en   los   casos   de   reingreso   exclusivamente   a   las   órdenes   de   AFA

 

“Ese   monto   fijo   será   incrementado   en   un   2%,   por   cada   año   aniversario   de   servicios   que   registre   el   trabajador

 

En  base   a   lo  expuesto,   los   camaristas  puntualizaron   que   “no   se   advierte   la   existencia   de   diferencias   en   concepto   del   Adicional   por   Antigüedad,   lo   que   lleva   a   esta   Sala   a   revocar   este   aspecto   del   decisorio   de   grado

En   efecto,   explicaron   que   el   Sr.  Juez   de   grado   hizo   lugar   al   reclamo   inicial   siguiendo   el   Dictamen   de   la   Perito   Contadora,   quien   incurrió   en   un   “error”,   pues   el   incremento   del   2%   por   cada   año   aniversario   de   servicios   debe   efectuarse   sobre   el   monto   fijo   de   –   en   el   caso   del   actor   $  28,   implicando   ello   que,   como   sostiene   la   quejosa,   por   32   años   de   antigüedad   (desde   octubre   de   2009   hasta   septiembre   de   2010)   el   accionante   percibiera   un   monto   fijo   por   año   de   $  28,56   ($   913,92)   y   por   esos   años   (desde   octubre   de   2010   hasta   el   egreso)   percibiera   un   monto   fijo   de   $   29,31   (961,29),   sumas   que   fueron   las   efectivamente   abonadas   por   la   Empleadora.

 

En    consecuencia,     la   Sala    resolvió    descontar   la    suma   de   $   11.892,61   diferida   a   condena   en   la   anterior   instancia,   en   tanto   `no´   existen   diferencias   en   concepto   del  Adicional   por   Antigüedad.

 

Le   adeudan  la  Indemnización   prevista   en   el   Art.   80   de   la   L.C.T.

Tras   rechazar   el   agravio   vertido   por   la   actora  con   relación   a   los   salarios   de   Junio,   Julio   y  Liquidación   final  (la   Prueba   Informativa   rendida   por   el   Banco   Credicoop   acreditó   que   AFA   depositó   en  la   cuenta   sueldo   del   acccionante  la   suma   de   $  13.049,65),   la   Sala   desestimó   la   queja   vertida   por   la   demandada   en   torno   a   la   indemnización   prevista   en   el   art.   80   de   la   L.C.T,   pues   consideró   que   más   allá   de   que   el   Instrumento   acompañado   no   reflejan   la   totalidad   de   los   períodos   laborados   por   el   actor;   lo   cierto   es   que   como   reiteradamente   lo   ha   sostenido   la   jurisprudencia,   no   debe   confundirse   el   “Certificado  de   Trabajo”   del   art.   80   L.C.T.,   con   la   “Certificación   de   Servicios   y   Remuneraciones   de   la   Ley   24.241.

 

Veamos.  Queda   claro   en   la   Sentencia   de   Cámara   que   la  “Certificación   de   Servicios   y   Reumeraciones”   de   la   Ley   24.241,   se   expide   en   el   Formulario   de   la   ANSES   (P.S.6.2),   en   el   que   se   insertan   datos  similares,   aunque   no   del   todo   coincidentes   con   los   exigidos   por   el  citado   art.   80   LCT.

 

Respecto   de   la   finalidad   de   uno   y   otro   Certificado,   añadieron   que   “el   primero   le   sirve   al   trabajador   para   conseguirse   otro   empleo;  mientras   que   el   segundo   se   utiliza   para   gestionar   un  reconocimiento   de   servicios   o   la   obtención   de   un  benficio   previsional,   y   queda   archivado   en   las   Oficinas   de   la   ANSES”

 

En   consecuencia,   los   Dres.  González   y   Pirolo   resolvieron   `confirmar´   en   este   aspecto   la   Sentencia   recurrida,   toda   vez   que   con  la   entrega   del   instrumento   referido,   no   se   encuentra   cumplida  la   obligación   que   emana   del   art.   80   de   la  L.C.T.”

 

Sentencia   definitiva   y  firme.

La   Sala   II   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo,   resolvió:

1)   Modificar   la   Sentencia   de   la   instancia   anterior   y   “reducir”   el   monto   de   condena   a   la   suma   de   $  23.976;   2)  Mantener   la   imposición   de   costas  dispuesta   en   la   instancia   anterior;   3)   Imponer   las   costas   de   Alzada  en   un   80%   a   cargo   de   la   parte   actora   y   un   20%   a   cargo   de   la   parte   demandada.

 

  

Leave a Comment

Previous post:

Next post: