Despido Con Causa al Chofer Profesional Alcoholizado de Transporte Público de Pasajeros Que Provocó Un Choque en Cadena y Lesiones Culposas En la Avenida Cabildo.

by Dra. Adela Prat on abril 22, 2014

DESPIDO   CON   CAUSA.   Transporte   Público   de   Pasajeros.    CHOFER   ALCOHOLIZADO   que   PROVOCÓ   Accidente   de   Tránsito.    Ambas   Instancias   rechazan   la   demanda   del   trabajador.

 

Personas   Lesionadas   y   Licencia   de   Conductor   Vencida.    Choque   en   cadena   con   vehículos.

La   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo,   `confirmó´   la   Sentencia   de   la   anterior   instancia   en   cuanto   rechaza   las   pretensiones   deducidas   por   el   conductor   en   el   Escrito   de   Demanda.      VIOLACIÓN   del   DEBER   de   CUIDADO   como   CONDUCTOR.   MAYOR   RESPONSABILIDAD   como   chofer   profesional   de   transporte   público.

 

Además   de  la   Causa   Penal,   la   cuestión   laboral    se   abordó   en   los   autos :  “F. R. A.  c/   Transportes   Larrazabal   S.A.   s/   despido”  –   CNTRAB   –   SALA   V   –   20/02/2014.   Fallo   publicado   por   elDial.com    AA8665   el   22/04/2014.

 

La   Sala   V   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo     integrada   por   los   Sres.   Jueces   Oscar   Zas   y   Enrique   N.   Arias   Gibert   –   resolvió :

1)   Confirmar   el   pronunciamiento   anterior   en   todos   sus   partes:   rechazo   de   las   pretensiones   del   trabajador

2)   Imponer   las   costas   de  la   Alzada   a   cargo   de  la   parte   actora   (empleado)   vencida.

 

Sentencia   de   Primera   Instancia   que   fuera   confirmada   por   la   Excma.   Cámara

La   Sentencia   de   Primera   Instancia   `rechazó´   las   pretensiones   deducidas   en   el   Escrito   de   Demanda   por   el   empleado,   chofer   profesional   de   Transporte   Público.

La   Magistrada   de   Grado   concluyó   que   “…  el   episodio   protagonizado   por   el   accionante   implicó   la   violación   de   deberes   de   conducta   conforme   lo   previsto   por   los   arts.   62,   63,   84,   86   y   concordantes   de   la   L.C.T,   resultando   agravado   por   la   mayor   responsabilidad   que   corresponde   adjudicarle   en   este   caso,   en   tanto   chofer   profesional,   que   se   desempeñaba   en   el   Transporte   Público.

 

Fundamentos   de   la   Sentencia   definitiva   y   firme.

El   conductor   apeló   la   Sentencia   de   grado,   quejándose   que,   en   el   caso,   no   se   encuentra   acreditado   que   él   hubiera   provocado   el   accidente   por   conducir   en   estado   de   ebriedad.

 

No   obstante,   los   Sres.   Jueces   de   Cámara   sostuvieron   “no   asiste   razón   al   apelante”   tras   lo   cual   afirmaron   que   no   se   discute   que   la   Empresa   demandada   puso   fin   a   la   relación   laboral   mediante   comunicación   del   13/01/2009,   en   la   que   sostiene   que   el   actor   protagonizó   un   accidente   al   colisionar   violentamente   con   la   parte   delantera   de   la   Unidad   a   su   cargo,   con   el   Automóvil   particular   marca   Peugeot   206 .”

 

Relataron   que   el   accidente   se   produjo   en   circunstancias   en   las   que  ” ...no   se   encontraba   en   condiciones   de   aptitud   física   para   prestar   servicios   y   menos   aún   para   conducir   un   Transporte   Público   de   Pasajeros   (…)   demostrativa   de   la   total   negligencia   y   desaprensión   en   la   ejecución   de   la   tarea   encomendada   y   resultando   de   todo   ello,   que   el   mencionado   accidente   y   sus   dañosas   consecuencias,   podrían   haberse   evitado   si   él   hubiese   actuado   de   buena   fe,   ajustando   su   conducta   al   debido   cumplimiento   de   sus   obligaciones   contractuales,   cuidando   y   manteniendo   en   todo   momento   el   control   del   vehículo,   lo   que   evidentemente   no   hizo.”

 

Causa   Penal

De   la   lectura   de   la   Sentencia  de   la    Cámara   Nacional   del   Trabajo   se   desprende   que  “la   Causa   Penal   Nº…/..    seguida   por   averiguación   del   delito    de   “lesiones   culposas”,   el   Subinspector   A.   da   cuenta   de   que,   constituido   en   el   lugar   del   accidente,   pudo   observar   detenidos   sobre   el   tercer   carril   de   la   Avenida   Cabildo   un   Colectivo   de   la   Línea   …   interno  …   dominio  …,  con   daños   en   la   parte   frontal   y   delante   de   esta   Unidad   dos  (2)   rodados   particulares,   un   Peugeot   206   con   daños   en   la   parte   trasera   y   delantera,   y   un   Fiat   Palio   de   color   verde   con   daños   en   la   parte   trasera.

 

El   Subinspector   A.   refiere   que   “pudo   identificar   a   los   Conductores   y   que   el   Conductor   del   Colectivo,   R. A. F.   se   encontraba   a   simple   vista   altamente   alcoholizado,   expidiendo   un   intenso   aliento   etílico   y   una   evidente   descoordinación   en   el   habla   y   en   sus   movimientos.

 

Testigo.     Por   su   parte,   G. A.,   pasajero   del   Colectivo,   declaró   que   se   disponía   a   bajar   del   micro   en   la   intersección   donde   acaeció   el   accidente;   pero   que   el   Colectivo   no   se   detenía   pese   a   que   delante   del   mismo   se   encontra   un   automóvil   marca   Peugeot,   por   lo   que   `le   gritó´   al   chofer   del   colectivo   que   frene,   logrando   hacerlo,   pero   sin   embargo,   no   pudo   evitar   colisionar   con   el   Peugeot   y   éste   a   su   vez   embistió   a   otro   rodado.”

El   testigo   señaló   que   el   colectivo   iba   a   gran   velocidad,   que   parecía   no   comprender   los   actos   que  realizaba,   ni  hallarse   ubicado   en   tiempo   y   espacio,   que   momentos   antes   tuvo   una   discusión   con   otro   colectivero,   mostrando   una   gran   alteración,   que   parecía   estar   alcoholizado,   lo   que   fue   constatado   por   el   declarante   por   las   conductas   aludidas.

Los   Jueces   de   Cámara   hicieron   hincapié   en   las   declaraciones   coincidentes   del   Subinspector   A.  y   el   testigo   deponente   A.   al   declarar   en   la   Causa   Penal,   en   cuanto   al   aliento   etílico   que   emanaba   el   actor   al   momento   del   accidente.

 

Análisis   de  Sangre.

De   acuerdo   con   el   Análisis   de   Sangre   realizado   por   la   División   “Laboratorio   Químico   de   la   PFA  –  Policía   Federal   Argentina     el   actor   tenía   3.20   gramos   de   alcohol   en   sangre.

 

Los   Magistrados   que   integran   la   Sala   V   del   Fuero   Laboral   destacaron   que   “las   pruebas   colectadas   en   la   Causa   Penal   son    eficaces   para   coincidir   con   las   consideraciones   del   `auto  de  Procesamiento´   de   fs   .../…,   en   el   sentido   de   que   el   accionante   violó   el   deber   de   cuidado   como   conductor   de   la   Línea   del   Interno   …,   en   oportunidad   de   encontrarse   alcoholizado   y,   además,   con   la   Licencia   de   Conductor   Vencida,   generando   un   choque   en   cadena   con   dos   vehículos   ocasionando   lesiones   en   dos   mujeres   (V.S.   y   M. P. B.).

 

Conclusión

Bajo  tal   marco   probatorio,   los   camaristas   concordaron   con   la   Sentenciante   de   grado    en   cuanto   a   que   se   encuentra   suficientemente   acreditada   la   `conducta   injuriosa´   del   conductor   invocada   en   el   Telegrama   de   Despido   dispuesto   por   el   Empleador,   motivo   por   el   cual   la   Sala   confirmó   el   rechazo   de   la   demanda   instaurada  por   el   trabajador   y   le   impuso   las   costas   por   resultar   vencido.

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: