Desestiman Incidente de Verificación de Crédito por Ingresos Brutos Determinados de Oficio por AGIP En Tanto la Concursada No Tuvo Actividad Gravada en Esta Jurisdicción. Planta Fabril en Provincia Bs As.Importancia Pericial Contable. Certificados de Deuda Insuficientes.

by Dra. Adela Prat on abril 22, 2014

CONCURSO   PREVENTIVO.  NO   ADMITEN   la  PRETENSIÓN   del   FISCO   de   la   CABA   de   REVISIÓN   de   CRÉDITO   por  Ingresos   Brutos   determinado   de   oficio.

 

PERICIAL   CONTABLE :  concluye   que  la  concursada  `no   tuvo   actividad   gravada´   en   esta   Jurisdicción,   en   los   Períodos   Reclamados.   Planta   Fabril   en  la  Provincia   de   Buenos   Aires.   Domicilio   social   en   la   Ciudad   de   Buenos   Aires.   Empresa   Concursada   Inscripta   en   el   Convenio   Multilateral.

 

Los   CERTIFICADOS   de   DEUDA   fueron   considerados   insuficientes   en   ambas   Instancias   del   Fuero   Nacional   Comercial.

 

Autos   caratulados :   “Firemetal   S.A.   s/   Concurso   Preventivo   s/   Incidente   de   Revisión   de   Crédito   (por   G.C.B.A.)”   –   CNCOM   –   SALA   A   –   13/02/2014.   Publicado   por   elDial.com   –  AA8663   el   21/04/2014.

 

La   Sala   A   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Comercial     integrada   por   los   Jueces   Dres.   Alfredo   Arturo   Kölliker   Frers,   Isabel   Míguez   y   María   Elsa   Uzal     resolvió :

a.)   Desestimar   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto   por   la   Incidentista    Gobierno  Ciudad  de  Bs  As    y   confirmar   la   Sentencia   apelada   en   cuanto   desestimó  la   presente   revisión.  agravios  en  (1)  –

b.)   Imponer   las   costas   a   la   apelante   vencida    –  G.C.B.A.  –  (arts.   68   y   69   CPCCN)

c.)   Conforme   lo   normado   por   el   art.   287   LCQ   corresponde   aplicar  lo   preceptuado   para   los  incidentes   en   la   regulación de   honorarios   profesionales   (art.  33   Ley   21.839,   modificada   por   la   Ley   24.432)

 

I.   Detalles   del   caso.

La   incidentista    Gobierno   de   la   Ciudad   de   Buenos   Aires     reclama   deuda   en   concepto   de   Impuesto   a   los   Ingresos   Brutos   por   los   períodos   que   van   desde   el   7/06   a   4/08   y   01/09   por   la   suma   de   $   1.950.028,73.

Señaló   la   acreedora,   que   la   concursada,   cuyo   domicilio   social   se   encuentra   en   la   Ciudad   de   Buenos   Aires,   y   su   Planta   fabril   en   la   Provincia   de   Buenos   Aires,   se   encuentra   inscripta   en   el   Régimen   de   Convenio   Multilateral   bajo   el   Nº     con   fecha   de   inicio   el    15/08/2002.

A   los   fines   de   la   determinación   de   la   deuda,   la   incidentista   utilizó   la   alícuota   del   3%   correspondiente   a   la   tasa   general.

Dicha   determinación   fue   impugnada   por   la   concursada   con   fundamento   en   que   en   los   períodos   reclamados   no   hubo   ventas   en   la   Ciudad  de   Buenos   Aires,   y   que   toda   la   actividad   fue   realizada   en   la   Provincia   de   Buenos   Aires,   donde   tiene   su   Planta,   por   lo   que   no   correspondía   pagar   tributo   alguno.

En   razón   de   ello,   se   ordenó   realizar   una   Pericia   Contable,   de   la   que   surge   que   la   concursada   presentó   los   Formularios   CM  05  – Impuesto   sobre   los   Ingresos   Brutos  –  Convenio   Multilateral“,   correspondientes   a   los   períodos   2006-2008,   y   los   tickets   de   presentación   de   las   Declaraciones   Juradas   vía   Internet.

En   tales   documentos   se   consignó   un   coeficiente   del   0%   para   el   período   fiscal   2007,   un   coeficiente   del   1,15%   para   el   año   2008  y   un   coeficiente   del   0%   para   el   año   2009.

Asimismo,   invocó   la   Experta   que,   con   la   documentación   contable   que   le   fue   exhibida,   podía   calcularse   un   Impuesto   a   favor   de   la   CABA,   por   la   suma   de   $   6.913,95   correspondiente   al   año   2006;   la   suma   de   $ 0   por   el   año   2007;   la   de   $  737,55   por   el   año   2008   y   la   de   $  0   por   el   período   2009.

La   Sindicatura   `impugnó´   el   Impuesto   calculado   por   el   período   2006,   pues   la   Perito,   a   esos   fines,   utilizó   el   coeficiente   1   de   asignación   directa   el   que   no   se   compadecía,   según   el   funcionario,  con   la   realidad,   ya   que   `no   se   trataba´   del   primer   ejercicio   fiscal   y   no   tenía   en   cuenta   el   Formulario   CM05,   correspondiente   a   dicho   período,   que   le   asignaba   un  coecificiente  0%.

Sentencia   de   Primera   Instancia.   Siguiendo   la   línea   de   la   Sindicatura,   el   Juez   de   grado  hizo   lugar  a  la  revisión  sólo   por   la  suma   de   pesos   $737,55  correspondiente   al   año   2008,   con   más   la   de   $  1.006,04   en   concepto   de   Intereses.

Si   bien   la   Incidentista   `impugnó´   tal   Informe,   sus   objeciones   fueron   contestadas   por   la   Experta   Contable.

Siendo   ello   así,   la   Sala   A   aceptó   la   opinión   de   la   Perito,   pues  “se   trata   de   un   Dictamen   coherente,   adecuadamente   fundado,   sin   que   exista   prueba   válida   que   lo   desvirtúe   con   argumentos   de   mayor   peso

 

II.   Fundamentos   de   la   Sentencia   dictada   por   la   Sala   A.

II.1.  Cuándo  debe  acreditarse  la  causa  en  los  Certificados  de  Deuda.

En   primer   término,   los   Jueces   de   Cámara   destacaron   que   de   acuerdo   con   el   criterio   prácticamente   uniforme   de   la   totalidad   de   las   Salas   que   integran   el   Tribunal,   los   Certificados   de   Deuda   emitidos   por   Organismos   Fiscales,   con   base   en   Procedimientos   de   Determinación   de   Oficio   con   base   real   o   presunta,   regulados   por   las   Leyes   Nacionales,   Provinciales   o   Municipales,   consentidos   que   fueren   por   la   deudora   o   agotadas   las   instancias   de   revisión   que   esas   mismas   normas   prevén,   gozan   de   la   `presunción   de   legitimidad´    que     para   el   ámbito   Nacional    consagra   el   Art.   12   de   la   Ley   19.549   de   Procedimientos   Administrativos,   y,   por   consiguiente,   configuran   –   en   principio    `causa   suficiente´   a   los   efectos   de   los    arts.   32,   126  y   200   de   la   Ley  24.522,   en   la   medida  que  no   se   encuentre   cuestionada   la   legalidad   del   procedimiento,   la   constitucionalidad   de   la   Ley   que   lo   regula,   o   la   posibilidad   de   defensa   por   parte   del   fallido  o   del   Síndico,   en   su   caso.”   (2)

 

En   tal   sentido,   los   camaristas   puntualizaron   que   cuando   ocurre   lo   expuesto   precedentemente,   “el   Fisco     como   cualquier   acreedor     está   obligado   a   demostrar   la   `causa´   de   su   obligación,   en   tanto   los   Incidentes   de   Verificación   y   Revisión   de   créditos,   en   el   Concurso   del   Deudor,   son   procesos   de   conocimiento,   con   amplitud   de   debate   y   prueba,   en   los   que  se   debe   invocar     y,   en   su   caso,   demostrar   la   `causa´   del   crédito   que   se   insinúa   (arts.   32,   126   y   200   L.C.Q);   carga   que   pesa   sobre   todo   acreedor   concurrente   y   de   la  que   no   se   encuentran   exentos   los   Organismos   Públicos,   por   el   solo   hecho   de   serlo.”

 

“Si    como   regla     la   carga   de   la   prueba   debe   considerarse   suficientemente   cumplida   –   en   el   caso   de   Organismo   Públicos  –   mediante   la   adjunción   de   los   mencionados   `Certificados   de   Deuda´,   ya   que   se   presupone   que   estos   últimos   gozan,   más   allá   de   su   carácter   de   Instrumentos   Públicos,   de   la   presunción    de   legitimidad   que   les   es   inherente,   esta  circunstancia   no  los   redime   de   satisfacer     como   cualquier   otro   acreedor   que   pretende   el   reconocimiento   de   su   acreencia   en   el   proceso  universal     la   carga   de   acreditar   debidamente   la   causa   del   crédito   esgrimido,   cuando   ello   así   es   menester  en   algunos   de   los   supuestos   antes   mencionados” (3)

 

II.2.   Valoración   del  Dictamen  Pericial  Contable.

En   el   contexto   de   los  hechos   descriptos   bajo   el   tópico  Detalles   del   caso“,   los   Magistrados   de  la   Sala   A  del   Fuero   Mercantil   pusieron   de   relieve   que   “el   apartamiento   de   los   conclusiones   establecidas   en   el   Peritaje,   debe   encontrar   razones   serias,   con   base   en   fundamentos   objetivamente   demostrativos   de   que   la   opinión   de   los   expertos   se   halla   reñida   con   principios   lógicos   o   máximas   de   experiencia” (conf.   Palacio   L.,   Derecho   Procesal   Civil“,   Tº   IV,   pág.   720),   razón   por   la   cual,   cuando   el   Dictamen   aparece   debidamente   fundado     como   ocurre   en  el   caso   de   autos    y   no   existe   otra   prueba   que   lo   desvirtúe,   resultan   sus  conclusiones   de   valor   decisivo   en   los   términos   del   art.   477   del   CPCCN.”

 

II.3.   La   Incidentista   Impugnó   el  Dictamen   pero   no   probó   el   por   qué

En   base   a   lo   expuesto,   los   Jueces   de   Cámara   remarcaron   que   “pese   a   las   impugnaciones   deducidas   por   la   Incidentista,   lo   cierto   es   que  `no   ha   demostrado   que   las   conclusiones   a   las   que   arribó   la   Experta   Contable,   resultan   erróneas   (por   ejemplo,   a   través   de   comunicaciones   cursadas   a   clientes   de   la   concursada   en   esta   Ciudad),   que   demostraran   la   realización   de   la   actividad   gravada”

En   otros   términos,   la   Sala   afirmó   que   habiéndose   producido   una   Pericia   Contable   sobre   los   Libros   de  la   concursada,   resulta   difícil   que   se   pretenda   que   el   Juzgador   `se   aparte´   de   las  conclusiones   del  Dictamen   Pericial   Contable,   sin   otra  prueba   que   demuestre   que,   durante   los   períodos   reclamados,   efectivamente   hubo   actividad   de   la  concursada   en   esta  Juridicción   que   resulte   pasible   de   tributar   por   el   Impuesto   a   los   Ingresos  Brutos,   sin   que   baste   para   ello,   el   sólo   hecho   de   hallarse   concursada   inscripta   en   el   Convenio   Multilateral.”

 

Conclusión

En   vista   de   las   circunstancias   apuntadas,   de   las   que   se   extraería   que   la   deudora   `no´  tuvo   actividad   gravada   en  la   Ciudad   de   Buenos   Aires   en   los   períodos   reclamados,   con   excepción   del   año   2008   que   fue   reconocido   en   la   resolución   apelada,   constancias   que   `no´  han   sido   desvirtuadas   por   la   incidentista   por   ningún   medio,   la   Sala   A   concluyó   que   debe   desestimarse   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto.

En   consecuencia,   confirmó   la   Sentencia   apelada   en   cuanto   `rechazó´   el   Incidente   de   Revisión    de   un   crédito   por   la   suma   de   pesos  1.950.028,77,    reconociendo  a    favor   de   la   Incidentista    G.C.B.A  – AGIP  –  Impuesto   a  los   Ingresos   Brutos  por   la   suma   de   $   737,55   con   más   la   suma   de   $ 1.006,04   en   concepto   de   Intereses  (período  fiscal   2008)

 

________________________________________________________________________________________________________

(1)   AGRAVIOS.     La  Incidentista   recurrente   se   agravió    de   la   decisión   adoptada   en   Primera   Instancia,   alegando   que   se   había   desconocido   la   validez   de   la   determinación   de   la   deuda   en   concepto   de   Impuesto   a   los   Ingresos   Brutos   efectuada   dobre   la   documental   contable  de   la   concursada   obrante   en   las   actuaciones   y   constancias   extraídas   de   la   Base   de   Datos   de   la   AGIP.

Señaló   que   se   también   se   desconocieron  normas   de   aplicación   reconocida   con   el   Convenio   Multilateral   y   el   Código   Fiscal    de   la   Ciudad   de   Buenos   Aires.

Se   quejó   también   porque   “no   se   consideró   que   la   deudora   se   inscribió   en   el   Impuesto,   no   solicitó   su   Baja   y   no   tributó   suma   alguna   por   los   períodos   reclamados   Indicó   que   los   contribuyentes   tienen   la   obligación   de   determinar   la   Base   Imponible  en   la   proporción  que   corresponda   a   cada   una   de   las   Jurisdicciones  (coeficiente)   conforme  la   distribución   que   prevé   el   Convenio.

Al   respecto,   indicó   que   la   concursada   no    acreditó   haber   efectuado   pago   alguno   a   otra   Jurisdicción.

 

(2)  Conf.   esta   CNCom,   esta   Sala  A,   07/03/06,   Ojeda,   Rubén   s.   Quiebra   s.   Incidente   de  Revisión   promovido  por   AFIP  –  DGI“;   íd.   Sala   B,   17/12/97,   Clínica   Rivadavia   S.A.   s.   quiebra   s.   inc.   revisión   por   DGI“;   íd.,   Sala   C,   27/04/99,   El   Dorado   Constructora   Inmobiliaria   S.A.   s.   conc.  Prev.   s.   inc   de   revisión   por   DGI“;   íd.,   Sala   D,   05/10/00,   Pan   Manteca   S.A.   s.   quiebra“;   íd.,   Sala   E,   16/09/97 ,   Walas   Ricardo   s.   con.   s.   inc.   revisión   por   DGI“,  etc).

 

(3)   Conf.   Sala   A,   23/11/06   Agrícola   Ganadera   Alpa   s/  Quiebra   s/  Inc.   Revisión   por   AFIP“;   íd.,   02/11/06  Escensia   Argentina   SA   s/   Quiebra   s/   Inc.   de   Revisión   por   AFIP“;   íd.,   30/10/07,   American   Falcon   S.A.   s/  Quiebra   s/   Inc.   de   Verificación   por   AFIPDGI“;   íd.,   29/11/07  Droguería   Daleth   SRL   s/   Quiebra   s/   Inc   de   Revisión   por   AFIP  –  DGI“;   Sala   C,   15/05/01,   Casa  Gesell   S.A.   s.   quiebra   s.  incidente    de   verificación   por   Gobierno   de   la   Ciudad   de   Buenos   Aires“.

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: