Aplican CCT 130/75 Empleados de Comercio en Un Despido Indirecto Trabajador Por Omisión de Pago de Salarios y Adicionales del Convenio. El Objeto Social de la SRL Demandada Excede la Actividad Inherente de un Estudio Jurídico.

by Dra. Adela Prat on abril 27, 2014

CONVENIO   COLECTIVO   APLICABLE.   OBJETO   SOCIAL   de   la   DEMANDADA   que    EXCEDE   la   ACTIVIDAD   inherente   de   un   Estudio   Jurídico.      Aplican   CCT   130/1975   de   Empleados   de  Comercio.      DESPIDO   INDIRECTO   por   `omisión   de   pago´   de    AUMENTOS   y   ADICIONALES   CONVENCIONALES   correspondientes.

 

En   ambas   Instancias   del   Fuero   del   Trabajo   se   consideró   JUSTIFICADO   el    DESPIDO    decidido   por   el   Empleado.   Injuria   patronal.    Art   242   de   la   Ley   20.744.   La   Sala   VII   de   la   Cámara   Nacional    modificó   parcialmente   la   Sentencia   apelada  y   fijó    el   capital   de   condena   en   la   suma   de   $  21180805   más   intereses.

 

Esta   cuestión   se   abordó   en   los   autos   caratulados :   “O.,   J.  M.   c/   M.  de.  T.  F.  C.   y   Otros   s/   despido”   –   CNTRAB   –   SALA   VII   –   25/02/2014.   Publicado   por   elDial.com    AA85FC   el   21/04/2014.

 

I.   El   caso   planteado.

La   Sentencia   de   Primera   Instancia,   en   lo   sustancial,   hizo   lugar   a   la   demanda   promovida   por   un   empleado   del   Estudio  Jurídico  “M.   d.  T.   S.R.L.”   cuyos   titulares   y   gerentes   eran   los   abogados   y   hermanos  F. C.   y   R. M. d. T.   donde   el   trabajador  prestó   servicios   para   la   SRL   demandada,   la   cual   incluía   a   F.   y   a   R.,   y   otros   abogados   del   Estudio.

El   empleado   `se   consideró   despedido´   por   omisión   de   pago   de   aumentos   y   adicionales   convencionales   correspondientes,   conforme   el   CCT   130/1975   de   Empleados   de   Comercio,   pretensión   que   fue   acogida   por   la  Sra.   Juez   de   Grado   y   confirmada   por   la   Sala   VII   de   la   Cámara.

¿ Corrresponde     en   el   presente   caso     efectuar   tal  encuadramiento   convencial” ?

Veamos  cuáles   fueron   los    fundamentos   de  los   Jueces   para   decidir   en  el   sentido   indicado.

 

II.   Agravios   de  la   demandada.

Contra   el   pronunciamiento   dictado   en   Primera   Instancia,   se  alzaron   ambas   partes.

En   el   Recurso   de   Apelación   la   demandada   se   queja,   en   primer   lugar,   porque   el   primer   sentenciante   consideró   de   aplicación   al   caso   el   CCT   130/75.

Sostiene,   en   síntesis,   que   el   actor  prestó   sus   servicios   como   empleado   administrativo,   de   soporte   en  tareas   relacionadas   a   la   actividad   jurídica.

Afirma   que   “M.   d.  T.  SRL”   no   es   ni   fue   nunca   un   `comercio´,    por   lo   que   agravia   que   la   Sentencia   haya   establecido  que   tiene   la   obligación   de   abonar   el   salario   del   empleado,   conforme   el   CCT   de   los   Empleados   de   Comercio.

A   continuación,   se   agravia   que   la   sentenciante   haya   considerado   que   el   vínculo   se   extinguió   por   el   despido   indirecto   dispuesto   por   el   empleado.   Al   respecto   sostiene   que   las   constancias   de  la   causa   demuestran   que   medió   un   `abandono   injustificado   de   su   trabajo.´

 

III.   Qué   dice   la   Cámara

La   Sala   VII   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo    integrada   por   los   Jueces   Dres.   Beatriz   I.   Fontana   y   Néstor   Miguel   Rodríguez   Brunengo     señaló   que   el   recurrente   efectúa   una   larga   exposición   acerca   de   la   inaplicabilidad   al   caso   del   CCT   130/75,   pero   no   se   hace   cargo   de   los   fundamentos   brindados   por   la   sentenciante   como   sustento   de   su   decisión,   en   tanto   hizo   especial   mérito   de   lo   que   surge   de   la   testimonial   rendida   y   del   instrumento   adjunto,   de   donde  se   desprende   que   el   objeto   social   de   la   SRL   demandada   `excede´   la   actividad   inherente   de   un   Estudio   Jurídico.”

 

III.1.    Objeto   Social   de   la   SRL   conforme   su   Estatuto

La   Sra.   Juez   de   Cámara   preopinante     Dra.   Beatriz   I.   Fontana  –   dijo   que   de   la   prueba   acompañada   por   la   propia   demandada   se   advierte   que   el   objeto   social   de   “M.   d.   T.   SRL”   es   dedicarse   por   cuenta   propia   o   de   terceros,   o   asociada   a   terceros,   las   siguientes   actividades:

a)   administración   de   servicios   profesionales   y   la   prestación   de   servicios   generales   de   asistencia   a   profesionales   tales   como   el   procesamiento   de   datos,   procesamiento   y   archivo   de   documentos,   provisión   de   servicios   informáticos  y   de   telefonía,   recepción   y   otros   servicios   habituales   en   el   funcionamiento   de   Oficinas   Comerciales;

b)   construcción,   explotación,   diseño,   instalación,   equipamiento,   decoración,   mantenimiento,   administración,   operación,   planeamiento   y   alquiler   de   oficinas   de   uso   profesional   y/o   locales    comerciales;

c)   contratación   de   personal   en   relación   de   dependencia   o   prestadores   de   servicios   independientes,   para   cumplir   con   el   objeto   social;

d)   venta,   permuta,   administración   y/o   arrendamiento   a   terceros   de   bienes   muebles   e   inmuebles   de   propiedad   de   la   Sociedad   o   de   terceros;…”

 

III.2.     Durante   la  primera   etapa   de   la   relación   laboral,   la   Empresa   aplicó   al   actor   el   CCT   130/75.

En  base  a  lo   precedentemente   expuesto,   la   Dra.   Fontana   consideró   ampliamente   demostrado   que   la   actividad   de   la   demandada,   `también´   incluía   a   aquellas   de   naturaleza   comercial,   siendo   que   tampoco   explica   la   recurrente   el   otro   aspecto   tenido   en   cuenta   por   la   sentenciante,   respecto   del   hecho   de   que   en   una   primera   etapa   se   le  aplicó   el   actor,   el   CCT  130/75,   `suprimiéndolo´   luego   sin   dar   fundamento   alguno   de  su   accionar.”

En   consecuencia,   no   habiendo   en   el   Recurso   más   que   meras   manifestaciones   de   disconformidad   y   reiteración   de   las   defensas   opuestas   al   contestar   la   demanda,   propongo   confirmar   la   Sentencia   en   cuanto   consideró   aplicable   al   caso   de   autos   el   CCT   130/75″     afirmó   la   Sra.   Juez   de   Cámara  –

 

III.3.    Despido.    ¿Quién   notificó   primero?

Idénticos   fundamentos   utilizó   la   Sra.   Juez   de   Cámara   votante   en    primer   término,   en   cuanto   la   demandada   objetó   la   consideración   de   que   el  vínculo   se   extinguió   por   `despido   indirecto´   dispuesto   por   el   empleado,   siendo   que    las   constancias   de   la   causa   demuestran   –  conforme   su   criterio     que   medió   un  abandono   injustificado   del   trabajo”.   Al   respecto,   la   Dra.   Fontana  puntualizó   que   tampoco   advierto   que   se   haya   efectuado   una   crítica   concreta   y  razonada   del   fallo   apelado,   pues   no   se   encuentra   controvertido   el  análisis   minucioso   efectuado   por   la   sentenciante   por   el   cual,   teniendo   en   cuenta   el   carácter   `recepticio´   de   las   notificaciones,   tuvo   por   acreditado   que   el   actor   produjo   la   extinción   del   vínculo,   colocándose   en   situación   de   despido   indirecto,   `con   anterioridad´  a   que   la  demandada   lo   considerara   incurso   en   abandono   de   trabajo.”

 

III.4.   La   Transferencia   del   Contrato  de  Trabajo   no  merece   objeciones   a  la   luz  de   la   Ley   Nacional   de  Empleo.

La   Sra.   Juez   de   Primera   Instancia   consideró   acreditado   que   el   actor   trabajó    desde   el  mes   de   mayo   de   1998   hasta   diciembre   del   año   1999  –  para   el   codemandado   F.  C.  M.  d.  T.   y   luego,   `sin   solución   de   continuidad´,   para   la   Sociedad   “M.  d.  T.   SRL”,   siendo   que   existió   entre   ellas   una   Transferencia   del   Establecimiento   en   los   términos   del   art.   225   LCT,   conservando   el   actor   la   antigüedad   adquirida   con   el   primero   de   los   codemandados.

 

En   tales   condiciones   y  teniendo   en   cuenta   el   Informe   de   la   AFIP   surge   que   F. M. d. T.   `registró´   el   vínculo   laboral   desde   05/ 1998   y   que,   seguidamente   lo   hizo   la   SRL   codemandada   desde   el   01/01/2000   hasta   el   mes   03/2011,   al   igual   que   concluyó   la   sentenciante,   NO   se   encuentran   presentes   los   presupuestos   que   ameriten   la   procedencia   de   la   Multa   por   deficiente   registración   de   la   `fecha´   de   ingreso” (art.   9   Ley  24.013)

 

En   consecuencia,   la   Sala   rechazó   la   queja   del  actor   respecto   de   no   haber   sido   acogida   su   pretensión   de  que   se   haga   lugar   a   las   Multas   de   la   Ley   Nacional   de   Empleo   (arts.  9,   10   y   15   Ley   24.013)   considerando   la   fecha   real   de   ingreso.

 

Tampocó   se   acogió   la   queja   esgrimida   por   el   actor,   cuando   afirma:  debido   a   la   incorrecta   registración   por   el   hecho   de   haberle   quitado   sin   motivo   alguno   la   aplicación   del   CCT   130/75,   existen   diferencias   salariales   a   su   favor,   aportes   y   contribuciones  impagos  y   no   ingresados”

 

En   el   caso   se   ha   denunciado   la   omisión   de   pago   de   ciertos   adicionales   convencionales, mas   `no   se   ha   mencionado   que   se   hubiera   incurrido   en   la   conducta   que   sanciona   el   art.   10   de   la  L.N.E,   es   decir   “que   se   hubieran   efectuado   pagos   fuera   de  registro”

 

III.5.    Justificación   del   despido   decidido   por   el  empleado.

La   sentenciante   de   grado   entendió   justificada   la   decisión   del   actor,   al   considerar   como   incumplimiento   contractual   grave,   la   `omisión´   de   abonar   los   aumentos   y   adicionales   convencionales   correspondientes   (cfr.  art.   242   L.C.T.) .

La   Sala  VII   estimó   que   este   aspecto   de   la   Sentencia,   tampoco   fue   objeto   de  agravio   eficaz   por   parte   del   demandado.”

 

III.6.    La   Cámara   confirma   la  Sentencia   en  cuanto   “no   extiende   la  responsabilidad”   al  codemandado   F.M.d.T.

Se   quejó   el  actor   porque   se   exoneró   de   responsabilidad   al   codemandado   F. M. d. T.   y   por   la   imposición   de   costas   a   su   cargo   en   lo   que   respecta   a  dicha   acción.

En   el   punto   sostiene   el   actor  que   la   persona   física   codemandada   era   el   dueño,   Jefe,   Autoridad   máxima,  ideólogo   de   la   constitución   de   la   SRL   de   su   mismo   nombre.

Al   respecto   la   Sala   VII   resolvió   que   “no   se   encuentran   acreditados   los   extremos   de   hecho   requeridos   para   proceder   a   extender   la   condena   atento   lo   dispuesto   en   los   arts.   157   y   274   Ley   19.550   de   Sociedades   Comerciales.   En   consecuencia,   desestimó   el   Recurso   en   el   punto   y   en   lo   que   hace   a   la   imposición   de  costas   en   la   acción   deducida   contra   F. C. M. d. T,   dispuso  que   serán   soportadas   en   el  orden   causado.

 

Conclusión

La   Sala   VII   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   de   Trabajo   resolvió   modificar   la   Sentencia   apelada,   añadiendo   la   suma   de   $   20.270,88  ( art.   80   LCT : multa  por   omisión   de   entrega  de   los  Certificados  de   Trabajo),   y   estableció   el   capital   de   condena   en   la   suma   de   $  211.80805   que   llevará   los   intereses   conforme   lo   dispuesto   en   Primera   Instancia.   Impuso   las   costas   de   Alzada   a   la   demandada   vencida.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: