Por Registración Defectuosa del Contrato de Trabajo Extienden la Responsabilidad Solidaria al Socio Gerente de la SRL y a su Hijo a Quién su Padre Otorgara Un Poder De Administración. Leer Voto en Disidencia Parcial.

by Dra. Adela Prat on marzo 8, 2014

S.R.L.  integrada  por  padre ( Socio  Gerente)  e hijo (sólo  apoderado). DESPIDO  INDIRECTO.  REGISTRO  DEFECTUOSO  del  CONTRATO  de  TRABAJO  –  fecha  de  ingreso  y  salario  -.  Injuria  patronal.  La  Cámara  Nacional  del  Trabajo  revocó  parcialmente  la  Sentencia  dictada  e  hizo  lugar  a  la  demanda  esgrimida  por  el  trabajador  contra  “F.  S.R.L“;  Sr.  R.B. (socio  gerente)  y  Sr.  G.J. B., ( hijo  del  socio  gerente,  con  poder  de  administración)  condenándolos  en  forma  solidaria  a  abonar  al  actor  la  suma  de  $  102.704,93  que  devengará  intereses  a  la  tasa  activa  prevista  por  el  Acta  Nº  2357  y  Res.  Nº  8  de  esta  Cámara  del  7/5/02  y  30/5/02,  respectivamente,  desde  el  momento  del  distracto  (30/03/2010)  y  hasta  su  efectivo  pago.-

 

Está  cuestión  se  abordó  en  los  autos  caratulados:  “A.,  J.  N.  c/  “F.   S.R.L.”  y  Otros  s/  despido”  –  CNTRAB  –  SALA  V  –  23/11/2013.  Fallo  publicado  para  suscriptores  de  elDial.com  el  07/03/2014.

 

La  Sala  V  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  –  integrada  por  los  Sres.  Jueces  Dres.  Oscar  Zas,  Enrique  N.  Arias  Gibert  y  Luis  Aníbal  Raffaghelli  –  por  el  voto  de  la  mayoría,  como  fundamento  más  relevante,  señalaron  que:

 

“No  se  responde  por  ser  Gerente,  Presidente  o  miembro  del  Directorio  de  una  Sociedad  Comercial  sino  por  la  actuación  en  el  ilícito  y  en  el  caso,  las  declaraciones  de  los  testigos  dan  cuenta,  sin  lugar  a  dudas,  del  poder  de  obrar  que  les  es  atribuido  a  las  personas  de  existencia  visible  demandadas.

 

Asimismo,  por  el  voto  de  la  mayoría,  la  Sala  resolvió  que  corresponde  modificar  la  Sentencia  dictada  en  Primera  Instancia,  por  lo  que  se  lo  debe  considerar  al  codemandado  (hijo  del  socio  gerente  de  la  S.R.L.,  a  quien  su  padre  otorgara  un  poder  de  administración)  responsable  solidario  de  las  multas  e  indemnizaciones  emergentes  de  los  incumplimientos  contractuales  dolosos  de  la  empleadora (persona  de  existencia  ideal)

 

Por  el  voto  de  la  mayoría  se  dejó  sin  efecto  la  decisión  sobre  costas  y  se  resolvió  que  el  hijo  del  socio  gerente (únicamente  detenta  un  poder  de  administración  otorgado  por  su  padre  en  calidad  de  socio  gerente)  también  debe  cargar  solidariamente  con  las  costas  por  su  calidad  de  vencido.

 

Votando  en  disidencia  parcial,  el  Sr.  Juez  de  Cámara  Dr.  Oscar  Zas  dijo  que  “(el  codemandado,  hijo  del  socio  gerente  a  quien  su  padre  otorgara  un  poder  de  administración)  no  revistió  el  carácter  de  socio  de  ningún  tipo  de  la  persona  jurídica,  ni  ejercició  cargo  alguno;  y  cuya  participación  en  el  caso,  estuvo  circunscripta  al  ejercicio  del  mandato  otorgado  por  el  socio  gerente.

“No  se  extiende  la  condena  solidaria  al  hijo  del  socio  gerente,  simplemente  por  revestir  como  mandatario  de  un  poder  de  administración.”

“En  la  acción  contra  el  hijo  apoderado  por  el  socio  gerente,  las  costas  del  juicio  deben  imponerse  a  cargo  del  actor” (empleado  litigante)

 

Examen  de  la  postura  adoptada  por  el  Sr.  Juez  votante  en  disidencia  parcial.

La  postura  asumida  por  el  Sr.  Juez  de  Cámara  Dr.  Oscar  Zas,  se  fundamenta  en  que  “el  factor  de  atribución  de  responsabilidad  en  los  subsistemas  regulados  por  los  arts.  59,  157,  y  274  de  la  Ley  19.550  de  Sociedades  Comerciales,  es  subjetivo,  teniendo  en  cuenta  – además  que  en  las  Sociedades  por  Acciones  y  Sociedades  de  Responsabilidad  Limitada,  el  principio  es  que  los  Directores  y  Gerentes  no  contraen  responsabilidad  personal  ni  solidaria  por  los  actos  realizados  por  el  organismo  que  integran,  y  que  para  que  tal  responsabilidad  opere  es  necesario  al  menos  existencia  de  “culpa”  a  la  luz  de  los  arts  59  L.S.C.;    512  y  902  Código  Civil.

 

El  Art.  59  de  la  Ley  19.550  de  Sociedades  Comerciales  dispone:  Los  administradores  y  representantes  de  la  sociedad  deben  obrar con  lealtad  y  con  la  diligencia  de  un  buen  hombre  de  negocios. Los  que  faltaren  a  sus  obligaciones  son  responsables,  ilimitada  y  solidariamente,  por  los  daños  y  perjuicios  que  resultaren  de  su  acción  u  omisión.”

 

En  el  presente  caso,  responde  solidariamente  el  socio gerente  de  la  S.R.L. Los  daños  y  perjuicios  a  que  se  refiere  la  norma  transcripta,  resultan  evidentes  en  el  caso  en  cuestión,  como  consecuencia  de  la  `indebida  registración´  por  parte  de  la  demandada.

 

El  Art.  157  de  la  L.S.C.  establece  para  los  socios  gerentes,  los  mismos  derechos  y  obligaciones,  prohibiciones  e  incompatibilidades  que  los  Directores  de  la  S.A,  y  en  este  aspecto  de  acuerdo  con  el  Art.  274  de  la  Ley  19.550:  Los  Directores   responden  ilimitada  y  solidariamente  hacia  la  Sociedad,  los  accionistas  y  terceros,  por  mal  desempeño  de  su  cargo,  según  el  criterio  del  Art.  59,  así  como  por  la  violación  de  la  Ley,  el  Estatuto  o  el  reglamento  y  por  cualquier  otro  daño  producido  con  dolo,  abuso  de  facultades  o  culpa  grave”

 

El  Dr.  Zas  remarcó  que, en  el  supuesto  en  estudio,  el  socio  gerente  de  la  S.R.L.,  consintió  con  su  accionar  el  fraude  laboral  y  preevisional  por  parte  de  dicha  persona  jurídica;  pero  esta  conclusión  no  se  impone  en  el  caso  del  Sr.  G.J. B.,  quien  no  revistió  el  carácter  de  socio,  ni  ejerció  cargo  alguno  en  la  persona  jurídica;  y  cuya  participación  en  el  caso,  estuvo  circunscripta  al  ejercicio  del  mandato  otorgado  por  el  socio  gerente.”

Finalmente,   propicia  condenar  a  la  S.R.L.  y  extender  la  responsabilidad  al  Sr.  socio  gerente,  en  forma  solidaria.

 

Examen  de  la  postura  del  voto  de  la  mayoría.

Además  de  que  lo  que  se  ha  anticipado supra“,  los  Sres  Jueces  de  Cámara  Dres.  Arias  Gibert  y  Raffaghelli  interpretaron  que  “ni  el  régimen  de  la  Ley  de  Sociedades  Comerciales  ni  el  del  Código  Civil,  admiten  la  responsabilidad  de  los  titulares  de  los  órganos  de  las  personas  de  existencia  ideal  por  el  solo  hecho  de  ser  tales,  pues  en  todos  los  casos  es  menester  la  concurrencia  de  un  factor  de  atribución  autónomo  para  que  opere  la  responsabilidad  del  sujeto.”

 

En  tal  sentido  añadieron  que  “en  estos  supuestos,  se  trata  de  la  `responsabilidad  por  el  hecho  propio´  de  quien,  en  tanto  persona  física,  ha  actuado  como  autor,  partícipe,  consejero  o  cómplice  de  actos  ilícitos  efectuados  por  medio  de  una  persona  jurídica.”

 

Este  el  principio  general  del  artículo  36  del  Código  Civil: Se  reputan  actos  de  las  personas  jurídicas  los  de  sus  representantes  legales,  siempre  que  no  excedan  los  límites  de  su  ministerio.  En  lo  que  excedieren,  sólo  producirían  efecto  respecto  de  los  mandatarios.”

 

De  modo  correlativo,  el  art.  58  de  la  Ley  19.550  de  Sociedades  Comerciales  establece  en  su  primer  párrafo :  El  administrador  o  el  representante  que  de  acuerdo  con  el  contrato  o  por  disposición  de  la  Ley  tenga  la  representación  de  la  Sociedad,  obliga  a  ésta  por  todos  los  actos  que  no  sean  notoriamente  extraños  al  objeto  social.(…)”

 

Asimismo,  el  art.  43  del  Código  Civil  en  la  redacción  Ley  17.711,  según  el  voto  de  la  mayoría,  no  afecta  la  responsabilidad  por  el  hecho  propio  que  procede  del  obrar  del  autor,  persona  física.  Dicho  art.  dispone  las  personas  jurídicas  responden  por  los  daños  que  causen  quienes  las  dirijan  o  administren,  en  ejercicio  o  con  ocasión  de  sus  funciones. Responden  también  por  los  daños  que  causen  sus  dependientes o  las  cosas,  en  las  condiciones  establecidas  en  el  Título : “De  las  obligaciones  que  nacen  de  los  hechos  ilícitos.”

 

La  determinación  de  quienes  deben  responder  por  el  delito  está  definida  en  el  art.  1081  del  Código  Civil:  La  obligación  de  reparar  el  daño  causado  por  un  delito  pesa  solidariamente  sobre  todos  los  que  han  participado  en  él  como  autores,  consejeros  o  cómplices,  aunque  se  trate  de  un  hecho  que  no  está  penado  por  el  derecho  criminal.”

 

“Para  que  pueda  atribuirse  la  responsabilidad  por  el  ilícito  a  la  persona  de  existencia  visible  que  ejecer  la  administración  o  dirección  de  una  persona  jurídica  o  que  es  dependiente  de  ésta,  es menester  que  el  acto  haya  salido  de  la  órbita  de  reparación  contractual  conforme  las  pautas  del  art.  1107  del  Código  Civil.” (del  voto  de  la  mayoría)

 

“En  la  mayor  parte  de  los  mal  llamados  “supuestos  de  extensión  de  responsabilidad”,  nada  hay  que  buscar  más  allá  del  velo  de  la  personalidad  jurídica  por  la  vía  del  art. 54  Ley  19.550;  pues  la  causa  de  responsabilidad  está  en  en  un  más  acá,  en  la  responsabilidad  por  el  hecho  propio  en  el  que  la  persona  jurídica,  director,  administrador  o  dependiente  de  la  persona  de  existencia  ideal,  actúa  como  autor,  partícipe,  consejero  o  cómplice  de  la  violación  del  orden  jurídico.” (del  voto  de  la  mayoría)

 

Liquidación

1) No  se  probó  la  hora  extra  reclamada  por  el  actor.  La   jornada   laboral  es  de  48  horas  semanales,  de  lunes  a  viernes  de  9  a  18  hs  y  los  sábados  de  9  hs  a  13  hs.

2) El  `despido  indirecto´  frente  al  desconocimiento  del  empleador  de  registrar   debidamente   la   real   fecha  de  ingreso   y   el   salario   real   del   actor,  “configura  injuria  suficiente  en  los  términos  del  art.  242  LCT.  El  despido  decidido  por  el  trabajador  es  declarado  justificado  por  la  Sala (recordar  que  la  Sentencia  de  Primera  Instancia  rechazó  la  demanda)

3)  Salario (integrado  con  la  suma  abonada  por  recibo  y  la  parte “en  negro”)  :  pesos  $2.800.-

4) Fecha  de  ingreso  acreditada:  julio/agosto  del  año  2.002.

5)  Fecha  del  distracto:  30/03/2010 .

 

Así,  el  capital  de  condena  se  integra  con  los  siguientes rubros:  (i)  Indemnización  por  antigüedad (8  años):  $  22.400;  (ii)  Indemnización  sustitutiva  del  preaviso  con  SAC $  6.066,66;  (iii)  integración  mes  de  despido  con  SAC :  $  97,84;  (iv)  SAC  1er  semestre  2010:  $  670;  (v)  vacaciones  proporcionales con  SAC :  $  485,33;  (vi)  multa  art.  80  LCT  (tres  sueldos) :  $  8.400;  (vii)  art.  9  Ley  24.013  Ley  Nacional  Empleo :  $  2.100;

(viii)  por  art.  10  Ley  24.013  Ley  Nacional  de  Empleo:  $  22.354,53;  (ix)  art. 15  LNE  $  28.564,50;  (x)  art.  2  Ley  25.323 :  $  14.282, 25.  Total  $ 105.421, 11. A  esta  suma  debe  descontarse  la  suma  de  $  2.716, 18  que  la  demandada  le  abonó  al  actor  en  el  SECLO,  por  lo  que  el  capital  de  condena  se  establece  en  $  102.704, 93,  suma  que  devengará  intereses  a  la  tasa  activa  promedio  que  utiliza  el  Banco  Nación  para  operaciones  de  préstamos  conforme  Acta  Nº  2.357  C.N.A.T.  y  Resolución 8/02, desde  la  fecha  del  distracto,  ocurrido  el  30/3/2010  y  hasta  su  efectivo  pago.

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: