Abogados Logran Cobrar los Honorarios por Tareas Extrajudiciales con Sustento en Comunicaciones Telefóncias y Correos Electrónicos Cuya Existencia y Autenticidad Fue Corroborada por el Perito Ingeniero en Informática.

by Dra. Adela Prat on marzo 20, 2014

HONORARIOS  PROFESIONALES  por   LABOR  EXTRAJUDICIAL:  ASISTIR  Y  ASESORAR   legalmente  la  operación  de  venta  de  Emisoras  Radiales. La  Sala  L  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  Civil   confirmó  la  Sentencia  de  la  anterior  instancia  en  cuanto  admitió  la  demanda  y  condenó  a  la   Sra.  Presidente  de  la  S.A  codemandada  y  a  la  Empresa  Z.Z.  S.A.”  a  abonar  a  la  Dra.  Z.  la  suma  de  $  8.825  y  a  la  Sociedad  Civil  Conte  Grand  Donce  Jones  &  Asociados  la  suma  de  $  14. 187,50   más  IVA  e  intereses.

 

La   PRUEBA   producida   en   la   causa,    consistió   en   la   TESTIMONIAL   y   en  Comunicaciones   Telefónicas    y    Correos   Electrónicos    cuya   `existencia´   y  `autenticidad´    fue    corroborada    por   el   PERITO   INGENIERO   en   INFORMÁTICA.

 

La  Sentencia  definitiva  y  firme,   tuvo  en  cuenta  la  `falta  de  colaboración´  de  las  demandadas  con  el  Perito  Ingeniero  en  Informática  y   la  infundada  negativa  a  verificar  la  efectiva  recepción  de  los  mails.

 

Así  se  resolvió  en  los  autos  caratulados :  “Conte  Grand  Donce  Jones  & Asociados  Sociedad  Civil  y  otro  c/  X.  X,  G.  y  Otro  s/  cobro  de  sumas  de  dinero”  –  CNCIV  –  SALA  L  –  09/12/2013.  Fallo  publicado  para  suscriptores  de  elDial.com  el  19/03/2014.

 

Fundamentos  de  la  Sentencia  de  Cámara  para  confirmar  la  Sentencia  que  admitió  la  demanda.

La  Sala  L  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones   Civil  –  integrada  por  los  Jueces  Dres.  Marcela  López  Pardo,  Lily  R.  Flah  y  Víctor  Fernando  Liberman  –   afirmó   que  “los  accionantes  reclamaron  los  honorarios  adeudados  por  la  labor  extrajudicial  desarrollada  al  asistir  y  asesorar  legalmente  la  operación  de  venta  de  emisoras  radiales  de  la  demandada,  que  implicaba   la   compraventa   de   las   firmas   “S.  S.A.”  y  de   la   codemandada   “Z.Z.  S.A.”,    la   transferencia   del   fondo   de   comercio,  constituído  por  el  permiso  de  explotación,  las  marcas  relacionadas  con  las  radios  y  el  permiso  de  uso  del  predio  donde  estaba  instalada  la  Planta  Transmisora;  o  bien  su  desempeño  en  el  marco  de  una  negociación  que  tenía  por  finalidad   la  transferencia  del  fondo  de  comercio  de  las  Sociedades  e  involucraba  además  la  venta  de  su  paquete  accionario.

 

Agravios  de  los  demandados.

 

El  anterior  sentenciante  admitió  la  demanda  y  condenó  a  la  Sra.  XX, G.  y  a  la  Empresa  “Z.Z.  S.A.”  a  abonar  a  la  Dra.  Z.  la  suma  de  $  8.825  y  a  Conte  Grand,  Dondel  Jones  &  Asociados  Sociedad  Civil  la  suma  de  $  14.187,50   más   IVA   e  intereses.

Se  agraviaron  los  demandados  por  la  valoración  de  las  pruebas  producidas,  por  las  conclusiones  a  las  cuales  se  arribó,  por  la  entidad  que  se  dio  a  las  presunciones  en  las  que  fundó  la  sentencia,  y  por  la  condena  a  la  Presidente  de  la  Empresa  “Z.Z.  S.A.”,  Sra. XX, G.

 

Fundamentos  de  la  Sentencia  Definitiva  y  Firme.

Los  Jueces  de  Cámara  inicialmente   destacaron  su  coincidencia  con  el  anterior  sentenciante  en  cuanto  a  que  la  testigo  C.  resulta  insuficiente  a  fin  de  avalar  la  postura  que  intentan  defender  en  autos,  atento  su  relación  con  las  accionadas  y  a  la  llamativa  exactitud  con  la  cual  recordó  las  etapas  y  cambios  de  la  contratación.  Ello,  independientemente  de  haber  sido  ofrecida  por  ambas  partes,  por cuanto  lo  relevante  es  que  `no  obra  en  autos  prueba  alguna´  que  avale  la  versión  expuesta  por  esta  testigo,  circunstancia  que  le  resta  credibilidad.”

 

Respecto  al  testimonio  del  Sr.  L.,   los  camaristas  puntualizaron  que  “distinta  es  la  valoración  que  corresponde   otorgar  a  este  testimonio,  pues  como  bien  sostiene  el  anterior  Juez,  éste  asistía  en  las  negociaciones  a  la  compradora  que  es  ajena  en  esta  litis  y  consecuentemente,  con  presunción  de  imparcialidad.”

 

Remarcaron  que  además  no  fue  considerado  como  único  testimonio  de  prueba,  sino  que  el  mismo  tiene  sustento  en  las  comunicaciones  telefónicas  conforme  CD  adjuntado  (y  reservado);  los  mails  acompañados  –  cuya  existencia  y  autenticidad  fue  corrroborada  por  el  Perito  Ingeniero  en  Informática  y  la  infundada  negativa  de  la  demandada  a  verificar  la  efectiva  recepción  de  los  mails,  circunstancia  que  perjudica  a  los  accionados.”

 

Además,   este   testimonio   –  Sr.  L.  –  es   claro   y   corrobora   la   existencia   y  extensión   de   los   trabajos   realizados   cuando   es  analizado  en  relación  a  la  restante  prueba   aportada   mencionada    y   la   reticencia   de   los   demandados   ante   los  requerimientos   del   perito   de   oficio (del  texto  de  la  Sentencia  de  Cámara)

 

Las   quejas   de   los   accionados   referidas   a   las   presunciones   en   que   se   sustenta   la  sentencia,  tampoco  fueron  atendidas  por  la  la  Sala.  Al  respecto,  los  Jueces  de  Cámara   pusieron   de   manifiesto   que   cuando,  como  en  el  caso,   las   presunciones   no  están   tasadas   por   la   ley,   constituyen   prueba   en   tanto   se   funden   en   hechos  o  elementos   reales   y   probados   que   por   su   número,   precisión,  gravedad  y  concordancia   lleven   al   ánimo   del   Juez   la   razonable   convicción   de   la  verdad   del   hecho  o  hechos   controvertidos   conforme   con   las   reglas   de   la   sana  crítica,  aunque  no  se  logre  una  prueba  absoluta.”  (Conf.  CNCiv.  Sala  G,  del  26/02/2008,  L.  R.  C.  y  otro  c.  R.,  A.  E.”,    publicado   en   La   Ley   Online:  AR/JUR/487/2008).

 

En  base  a  lo  antedicho,  los  Jueces  de  Cámara  añadieron  que  “el  fallo  cuestionado  no  sólo  `no  se  basó´   en   presunciones,   sino   que   además   fue   el   resultado   del  análisis   de   los   elementos   probatorios   arrimados,   a   los   cuales   se   añade   la   actitud  asumida   por   las  demandadas,  por  la  falta  de  colaboración  con  la  tarea  desarrollada  por  el  perito  designado  en  autos.”

 

Por  último,  también  se  cuestionó  la  condena  en  forma  personal  de  la  Sra.  XX,  G. – Presidente   de   la   Sociedad   codemandada  –

 

No  obstante,  la  Sala  afirmó    “como  lo  sostuvo  el  anterior  Juez,  en  la  negociación  para  la  cual  se  solicitaron  los  servicios  de  la  actora,  se  encontraban  involucrados  intereses  personales  de  esta  codemandada,  como  ser  la  venta  del  paquete  accionario   de  la  Sociedad.    Su   intervención   directa   y   personal   en   las  negociaciones,   surgió   del   intercambio   de   los  correos   electrónicos   mencionados,  donde,  la  mencionada   se   condujo   como   dueña   directa,   sin   rendir   cuentas,  antes  que  como  mera  representante  legal  de  la  Sociedad  codemandada.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: