Ley de Mercado de Capitales. Resuelven que un Recurso Directo Concedido Con Anterioridad a la Entrada en Vigencia de la LMC y Asumida la Competencia por el Fuero Comercial Cuando ya Se Encontraba en Vigencia esa Ley, Es Incompetente el Fuero Contencioso Administrativo Federal Asignado por la LMC.

by Dra. Adela Prat on febrero 25, 2014

MERCADO  de  CAPITALES.  COMPETENCIA. La  Cámara  Nacional  Contencioso  Administrativo  Federal  rechazó  la  DECLINATORIA  del  Tribunal  de  Justicia  Comercial y  la  consiguiente  atribución  de  conocimiento  dispuesto.  Declaró  la  INCOMPETENCIA  de  la  Sala  II  del  Fuero  CAF  para  entender  en  las  presentes  actuaciones,  debiendo  remitirse  las  mismas  a  la   SALA  D  de  la  Cámara  Nacional  COMERCIAL,  invitándola  a  que  “reasuma”  el  conocimiento  que  declinó,  o  en  su  defecto  tenga  por  planteado  el  presente  conflicto  negativo  y  ELEVE  los  autos  a  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación,  en  los  términos  del  art.  24  inc.  7º  del  Decreto Ley  Nº  1285/58.

 

El  Thema  decidendi

La  Comisión  Nacional  de  Valores  CNV  –  aplicó  una  MULTA  de  $  350.000,  en  forma  solidaria,  a  los  Directores,  Síndicos  y  miembros  del  Comité  de  Auditoría  de  la  Empresa  “C. D P.  S.A.C.I”  por  no  haber  fiscalizado  la  falta  de  convocatoria  a  Asamblea  Ordinaria,  la  demora  en  la  presentación  de  estados  contables  y  la  ausencia  al  deber  de  información  por  omisión  de  publicar  datos  relevantes  en  la  `Autopista de  Información  Financiera´.

La  Empresa  sancionada,  apeló  por  Recurso  Directo  la  sanción  de  multa  impuesta,  en  la  Justicia  Nacional  en  lo  Comercial,  cuando  todavía  no  estaba  vigente  la  Ley  de  Mercado  de  Capitales  Nº  26.831.

El  Tribunal  Judicial  Comercial  asumió  su  competencia  en  forma  expresa  cuando  se  encontraba  en  vigencia  las  Ley  Nº  26.831.

La  Sala  D  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial,  conforme  al  principio  de  perpetuatio  jurisdictionis,  entendió  que  debía intervenir  en  autos  la  Sala  B  de  ese  Fuero.

Remitidas  las  actuaciones,  la  Sala  B  rechazó  intervenir  y  devolvió  los  presentes  obrados  a  la  Sala  previniente,  invitándola  a  que  “reasumiera”  el  conocimiento  de  la  causa  o,  en  su  caso,  a  elevarla  al  Plenario  del  Cuerpo  para  que  dirimiera  el  conflicto  de  competencia  que  quedó  planteado.

La  Sala  D  resolvió  que  la  causa  debía  quedar  allí  radicada,  lo  que  así  fue  notificado  a  las  partes.

Sin  perjuicio  de  ello,  conforme  lo  dictaminado  por  la  Sra.  Fiscal  General,  y  de  acuerdo  con  lo  previsto  por  el  art.  143  inc.  a)  de  la  Ley  26.831  declaró  la  incompetencia  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial  para  entender  en  la  pretensión  recursiva.

Finalmente,  el  Dictamen  del  Sr.  Fiscal  General  entendió  que  no  cabía  objetar  la  competencia  del  Fuero  Nacional  en  lo  Contencioso  Administrativo  Federal  para  conocer  en  las  presetes  actuaciones.

 

 La  Cámara  Nacional  Contencioso  Administrativo  Federal  rechazó  la  declinatoria.

Fundamentos.

Conforme  se  ha  anticipado  al  comienzo  de  esta  presentación,  la  `Cámara  Nacional  del  Fuero  CAF´  (i) rechazó  la  declinatoria  y  la  consiguiente  atribución  de  conocimiento  dispuesta  por  la  Sra.  Fiscal  General; (ii)  declaró  la  incompetencia  de  esta  Sala  II  de  la  CNA CAF  para  entender  en  las  presentes  actuaciones  y  (iii)  ordenó  remitir  las  mismas  a  la  Sala  D  de  la  `Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial´,  invitándola  a  que  “reasuma”  la  competencia  que  declinó.

Dicha  resolución  quedó  firme.  Los  fundamentos  de  la  Sala  II  para  resolver  en  ese  sentido  pueden  sintetizarse  brevemente  en  los  siguientes:

 

I. Oportunidades  en  las  Cuestiones  de  Incompetencia.

Los  Jueces  de  Cámara,  integrantes  de  la  Sala  II    Dres  Luis  M.  Márquez,  María  Claudia  Caputi  y  José  Luis   Castiñeira  inicialmente  señalaron  que  “los  Jueces  `sólo´  están  autorizados  a  declarar  su  incompetencia  ab  initio  o  al  resolver  la  `excepción  de  incompetencia´ que  hubiera  opuesto  el  demandado  en  las  oportunidades  previstas  en  los  arts.  4,  10  y  347  inc.  1º  del  C.P.C.C.N.  Después  de  esas  oportunidades,  las  partes  no  pueden  argüírlas,  ni  los  Jueces  declararlas de  oficio.”

 

II. Diferencia  cuando  interviene  la  Corte  Suprema de  Justicia  de  la  Nación -C.O. –

Los  Magistrados  que  integran  la  Sala  II  pusieron  de  relieve  que  “SÓLO  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación,  cuando  interviene  en  instancia  originaria,  y  los  Jueces  Federales  con  asiento  en  las  Provincias,  pueden  declararse  incompetentes  en  cualquier  estado  del  proceso,  debiendo  los  restantes  Magistrados  ajustarse  a  las  oportunidades  procesales  previstas  en  los  arts.  4  y  352  del  C.P.C.C.N.” (Fallos:  307:569;  311:621,  2127,  2654;  313:825;  324:2492;   327:4338;   329:4184;   330:1629

 

III.  Las  partes  no  plantearon  la  incompetencia,  tampoco  los Magistrados pueden  plantearlo  ahora.

En  tales  condiciones,  la  Sala  II  afirmó  que  en  el  marco  de  una  interpretación  armónica  de  las  pautas  previstas  en  los  arts.  4,  10  y  352  del  Código  de  rito,  no  corresponde  admitir  la  declaración  oficiosa  de  incompetencia  efectuada,  desde  que  se  desprende  de  las  constancias  de  autos,  que  las  partes  interesadas  en  el  proceso  no  han  planteado  cuestión  de  competencia  alguna,  con  lo  cual  habrían  perdido  la  posibilidad  de  hacerlo  en  lo  sucesivo,  y  porque,  además,  la  oportunidad  de  los  Magistrados  de origen  para  desprenderse  de  las  actuaciones,  también  se  había  agotado,  ya  que  ello  sólo  podía  verificarse  al  inicio  de  la  acción,  o  al  tiempo  de  resolver  un  oportuno  planteo  de  tal  natualeza,  supuesto  que  no  se  ha  configurado  en  autos.”

Por  ello,  la  Sala  D  carecía  de  aptitud  procesal  para  declinar  su  jurisdicción,  en la  oportunidad  en  que  lo  hizo,  conlcuyeron.

 

IV. Las  fechas  en  juego

Se  lee  en  la  Sentencia  de  Cámara  que  “el  Recurso  fue  concedido  `con  anterioridad´  a  la  sanción  de  la  Ley  Nº  26.831 (confr.  auto  de  concesión  de  fecha  16/08/2012),  y  la  Sala  D  asumió  su  competencia  en  forma  expresa,  cuando  ya  se  encontraba  en  vigencia  la  Ley  26.831  con  base  en  cuyo  precepto  pretende  ahora  declinarla (v. auto  de  fecha  25/05/2013).

La  `Ley  de  Mercado  de  Capitales´  entró  en  vigencia  a  partir  del  28/01/2013,  esto  es,  treinta  (30)  días  después  de  su  publicación.  (B.Odel  28/12/2012,  art.  155  de  la  Ley  citada).

 

V. La  Ley  26.831  modificó  la  competencia  pero…

Al  respecto,  los  Jueces  de  Cámara  puntualizaron  que  “si  una  Ley  que modifica  la  competencia  de  un  Tribunal,  no  indica  expresamente  la  oportunidad  de  su  aplicación,  el  principio  general  indica  que  ella  comienza  a  regir  desde  la  fecha  de  su  vigencia  (art. 2º  del  Código  Civil),  con  lo  cual  resulta  incuestionable  que  el  auto  dictado  por la  Sala  D  del  Tribunal  Nacional  Comercial  ha  fijado  el  Tribunal  interviniente  de  manera  definitiva.

 

VI.  Causas  iniciadas  bajo  el  régimen  anterior

Por  ello,  las  causas  iniciadas  bajo  el  régimen  anterior  y  cuyo  conocimiento  fue  asumido  ya  durante  la  vigencia  de  la  normativa  actual,  deben  permanecer  ante  el  Juez  originariamente  asignado,  en  tanto  se  avino  al  conocimiento  del  pleito  aún  bajo  el  imperio  de  la  nueva  Ley,  por  lo  que no  corresponde  admitir  la  declaración  oficiosa  bajo  análisis concluyó  la  Sala  II  de  la  CNA CAF

______________________________________________

NORMATIVA.

Ley  Nº 26.831. Ley  de  Mercado  de  Capitales.  Proceso  Judicial.  Competencia.

Artículo  143.  Recursos  Directos . “Corresponde  a  las  Cámaras  Federales de  Apelaciones:

inciso  a)  Entender  en  la  revisión  de  las  sanciones  que  imponga  la  Comisión  Nacional  de  Valores  –  CNV  – ,  incluso  las  declaraciones  de  irregularidad  e  ineficacia  a  los  efectos  administrativos  y  las  suspensiones  o  revocación  de  inscripciones  o  autorizaciones.”

 

Artículo  10  del  C.P.C.C.N.  Trámite  de  Inhibitoria  ante  el  Juez  requerido.  “Recibido  el  oficio  o  exhorto,  el  Juez  requerido  se  pronunciará  aceptando  o  no  la  inhibición.

Sólo  en  el  primer  caso  su  resolución  será  apelable.  Una  vez  consentida  o  ejecutoriada,  remitirá  la  causa  al  Tribunal  requirente,  emplazando a  las  partes  para  que  comparezcan  ante  él  a  usar  de  su  derecho.

Si  mantuviera  su  competencia,  enviará  sin  otra  substanciación  las  actuaciones  al  Tribunal  competente  para  dirimir  la  contienda  y  lo  comunicará  sin  demora  al  Tribunal  requirente  para  que  remita  las  suyas.”

 

Art.  352  del  C.P.C.C.N.  Efectos  de  la  resolución  que  desestima  la  Excepción  de  Incompetencia.  “Una  vez  firme  la  resolución  que  desestima  la  Excepción  de  Incompetencia,  las  partes  no  podrán  argüir  la  incompetencia  en  lo  sucesivo.  Tampoco  podrá ser  declarada  de  oficio.

Exceptúanse,  la  incompetencia  de  la  Justicia  Federal,  que  podrá  ser  declarada  por  la  Corte  Suprema  cuando  interviene  en  instancia  originaria  y  por  los  Jueces  Federales  con  competencia  en  las  Provincias,  `en  cualquier  estado  del  proceso´.”

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: