Declaran Nula la Cláusula sobre Intereses en un Mutuo Hipotecario Firmado con Banco Santander Río por No Haber Informado al Cliente la Inclusión del Componente “spread” en el Cálculo de la Cuota del Préstamo.

by Dra. Adela Prat on febrero 7, 2014

MUTUO  HIPOTECARIO  y  DEFENSA  del  CONSUMIDOR. La  Cámara  Nacional  Civil  confirmó  la  Sentencia  que  hizo  lugar  a  la  pretensión  del  cliente  bancario  contra  el  `Banco  Santander  Río  S.A.´,  declarando  la  nulidad  de  la  cláusula  sobre  “intereses”  incluida  en  la  Escritura  Hipotecaria  e  imputó  a  capital  las  sumas  pagadas  en  exceso.

 

NULIDAD  de  la  CLÁUSULA  CONTRACTUAL.  El  Banco  incluyó  el  componente  “spread”  en  el  cálculo  de  la  cuota   del  préstamo,  circunstancia  que  NO   figura  en  la  documentación  precontractual.

Art.  36  de  la  Ley  24.240.  DEBER  DE  INFORMACIÓN.  Procede  la  demanda.

 

Esta  cuestión  fue  abordada  en  los  autos  caratulados :  “Páez,  Mariano  Román  c/  Banco  Santander  Río  S.A.  s/  nulidad  de  cláusulas  contractuales” –  CNCIV  –  SALA  M  –  04/11/2013.  Fallo  publicado  para  suscriptores  de  elDial.com  el   07/02/2014.

 

La  Sala  M  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Civil  –  integrada  por  los  Jueces  Dres.  Fernando  Posse  Saguier,  Mabel  de  Los  Santos  y  Elisa  M.  Díaz  De  Vivar  –  inicialmente  señaló  que   “si  bien  el `contrato  de  mutuo´  y  su  garantía  real  (la  hipoteca)  reconocen  especial  regulación  en  el  Código  Civil,  lo  cierto  es  que  `dicha  regulación  se  integra´  con  las  normas  pertinentes  de  la  Ley  24.240.”    ver  art.  3º  en  (1)  

 

Facultad  de  los  Jueces  para  revisar  las  Tasas  de  Interés  establecidas.

 

Al  efecto,  los  camaristas  recordaron   que  “la  Cámara  Comercial,  Sala  A,  ha  dicho  que  los  Bancos  no  tienen  libertad  para  fijar  su  `spread´  discrecionalmente,  porque  la  tasa  de  interés  atañe  a  las  dos  partes  y  a  la  comunidad  en  su  conjunto.” (  Ciroffi  de  Zanini  c/  Cía.  Financiera  Exprinter  318/83  del  31/03/83;   íd.  Díaz  de  González  c/  Cosmos  Cía.  de  Ahorro  y  Préstamo S.A.”  del  10/09/92,  publicado  en  ED  150385,  citado  por  Mario  A.  Cadenas  Madariaga,  Las  Tasas  de  Interés : Análisis  Jurídico  y  Económico“,  p.  91;  voto  de  la  Dra  Kemelmajer  de  Carlucci  en  autos  Banco..  S.A.  c/ Vázquez  s/  Ejecución“,  SCMendoza,  Sala  I,  del  23/02/96,  La  Ley,  1996C,174).

Planteada  la  nulidad  –  como  en  el  caso  de  autos –  los  Jueces  tienen  atribución  para  `limitar ´ las  tasas  de  interés  o  `revisar ´ las  establecidas.

 

Normativa  del  BCRA  sobre  Tasas  de  Interés  en  Operaciones  de  Crédito.

 

El  Banco  Central  de  la  República  Argentina  –  en  ejercicio  de  una  facultad  reglamentaria  ha  establecido,  en  cuanto  aquí  interesa,  en  el  art.  1.2.2.  de  la  Comunicación  “A”  4621  (Normas  sobre  Tasas  de  Interés  en  Operaciones  de  Crédito)  que  “…Los  contratos  de  préstamo  a  `tasa  de  interés  variable´ deberán  especificar  claramente  los  parámetros  que  se  emplearán  para  su  determinación  y  periodicidad  de  cambio…”;  y,  más  adelante,  en  su  art.  3.2.  dispone  que  en  todas  las  operaciones,  corresponde  que  en  los  contratos  con  los  clientes,  donde  se  expliciten  tasas  o  importes  de  intereses,  se  deje  expresa constancia  del  “…carácter  fijo  o  variable  de  la  tasa  de  interés,  con  indicación  en  este  último  caso  de  los  parámetros  que  se  emplearán  para  su  determinación  y  periodicidad  del  cambio…”   (art.3.2.3.)

Lo  expresado  en  el  párrafo  precedente  fue  citado  en  los  autos  “Ruiz  Irigoin  Manuel  I.  c.  Scotiabank  Quilmes  S.A.  (en  liquidación)  s/  Ordinario, CNCom,  Sala  D,  del  21/06/2011.

 

En  el  presente  caso  se  pactó  una  Tasa  de  Interés  variable  y  además…

 

Los  Jueces  de  Cámara  destacaron  que  “si  bien  no  está  en  discusión  que  se  pactó  una  Tasa  de  Interés  variable  remitiéndose  a  una  “muestra”  representativa  elaborada  por  el  Banco  Central  de  la  República  Argentina,  lo  cierto  es  que  el  agregado  que  se  realiza  adicionándole  a  dicho  interés  un  spread  de  3.90,  `no  figura´  en  los  antecedentes  informativos  y  precontractuales (Formulario  de  Simulación  y  Solicitud  de  Crédito) que  habrían  llevado  a  la  toma  del  crédito.” – ver  el  presente  caso  detallado  “infra”  en  (2)  –

 

Derecho  del  Prestatario  de  ser  suficientemente  informado.   Nulidad.

 

Luce  en  la  Sentencia  de  Cámara   que   el  prestatario  debe  ser  suficientemente  informado  (…)  y,  para  cumplir  con  tal  `propósito  informativo´  se  exigen  los  requisitos  incluidos  en  el  art.  36  de  la  Ley  24.240.”

 

Entonces,  si  el  valor  protegido  es  el  derecho  del  consumidor  a  una  debida  información  acerca  del  costo  del  crédito,  parece  claro  que  la  mera  ausencia  de  uno  o  más  requisitos  establecidos  en  el  citado  art.  36  de  la  Ley  24.240,  determina  la  `nulidad  por  omisión´  que  prescribe  esa  misma  norma,  si  el  consumidor  no  ha  podido  acceder,  previamente,  al  conocimiento   de  cuál  era  el  alcance  de  la  obligación  contractual  que  asumía.”  –  afirmó  la  Sala  –

 

Conclusión.

Finalmente  los  Jueces  de  Cámara  concluyeron  que  es  indudable,  entonces,  que  el  conocimiento  de  la  inclusión  del  “spread”  dentro  de  los  componentes  de  la  tasa  variable,  era  únicamente  conocido  por  la  Entidad  Bancaria  y  que  ésta  retaceó  información  en  la  documentación  precontractual  brindada  al  actor,  al  no  incluir  dicho `componente  fijo´  en  el  cálculo  de  la  cuota.”

 

“Dicha  omisión  –  como  se  señaló  –  acarrea  como  sanción  la  nulidad  de  la  fórmula  inserta  en  el  inc.  b)  de  la  cláusula  III.3  “Intereses”  del  Contrato  de  Mutuo  celebrado  por  las  partes.”    enfatizaron  los  Magistrados  de  la  Sala  M  –

 

___________________________________________________

(1) NORMATIVA.  Artículo  3º  Ley  24.240  conf.  redacción  Ley  Nº  26.361/2008.  Integración  normativa. Esta  norma  dispone  que  será  de  aplicación  la  Ley  de  Defensa  del  Consumidor,  en  todo  aquello  en  lo  que  el  Código  de  fondo (Código Civil  en este  caso )  no  establezca  soluciones  jurídicas  específicas.

 

Operaciones  de  venta  de  crédito.  Artículo  36  ley  24.240. Requisitos.  En  las  operaciones  financieras  para  consumo  y  en  las  de  crédito  para  el  consumo,  deberá  consignarse  de  modo  claro  al  consumidor  o  usuario  bajo  pena  de  nulidad:

inc. d) La  tasa  de  interés  efectiva  anual;    inc. e)  El  total  de  los  intereses  a  pagar  o  el  costo  financiero  total;   inc.  f)  El  sistema  de  amortización  del  capital  y  cancelación  de  los  intereses.

Cuando  el  proveedor  omitiere  incluir  alguno  de  estos  datos  en  el  documento  que  corresponda,  el  consumidor  tendrá  derecho  a  demandar  la  nulidad  del  contrato  o  de  una  o  más  cláusulas.  Cuando  el  Juez  declare  la  nulidad  parcial,  simultáneamente  integrará  el  contrato  si  ello  fuere  necesario.

 

(2)   En  el  presente  caso,  las  condiciones  del  mutuo  eran  las  siguientes:  $  180.000  a  devolver  en  240  cuotas  consecutivas  de  periodicidad  mensual,  calculadas  en  base  al  sistema  de  amortización  francés.  Sobre  el  capital  mensual  se  abonará  una  tasa  variable,  que  en  el  primer  período  ascenderá  al  8,50%  nominal  anual,  siendo  éstos  los  únicos  datos  que  surgen  de  la  Solicitud. Dentro  de  esas  condiciones  no  figura  la  aplicación  del  componente  fijo  (spread  3.90)  incluido  luego  en  el  apartado  b)  de  la  cláusula  cuestionada.

 

Lo  mismo  ocurre  respecto  del  Formulario  de  Simulación  Financiera,  en  el  cual  se  observa  el  cálculo  de  la  evolución  de  las  cuotas  conforme  el  sistema  de  amortización  francés,  en  donde  el  capital  es  creciente  y  el  interés  decreciente,  sin  incluirse  el  referido  spread.  En  ese  sentido,  resulta  llamativo    tal  como  lo destaca  la  sentencia  que  el  simulador  únicamente  incluyera  las  4  primeras  cuotas  y  las  4  últimas,  y  que  la  demostración  se  realizara  sobre  las  tres  primeras  cuotas  que  justamente  no  incluían  la  variable  spread“,  y  que  en  la  cuarta  cuota  y  en  las  últimas  cuatro  de  la  demostración  utilizada,  no  figurara  el  componente  fijo  de  3.90,  para  informar  al  cliente,  en  definitiva,  el  monto  estimado  de  la  cuota  que  debía  afrontar.

DOCTRINA.  1. Laguinge, E.,  El  Abuso  en  la  Contratación  Bancaria  y  la  Protección  de  la  Ley  de  Defensa  del  Consumidor“,  en  obra  colectiva  coordinada  por  Tinti, G.,  El  abuso  en  los  Contratos“,  Editorial  Ábaco,  Bs.  As,  2002, p.  157, espec.  ps. 185/186.

2. Almoguerra  Gómez,  A.,  Reflexiones  sobre  la  Protección  del  Prestatario  Hipotecario“,  en  la  obra  colectiva  Crédito  al  consumo  y  transparencia  Bancaria,  Consejo  General  del  Poder  Judicial  –  Consejo  General  de  los  Colegios  de  Oficiales  de  Corredores  de  Comercio,  Civitas,  Madrid,  1998,  ps.  730/731.

Ambos  fueron  citados  en  la  Sentencia  de  Cámara.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: