Resuelven que las Prestaciones Dinerarias Adeudadas por Incapacidad Permanente Ocasionada por Accidente de Trabajo Acaecido Bajo la Vigencia del Régimen Anterior Se Ajusta Por Indice RIPTE por Aplicación Inmediata Art.17 inc. 6º Ley 26.773. Para el Cómputo de los Intereses No se Aplica la Nueva Ley

by Dra. Adela Prat on enero 28, 2014

RIESGOS  DEL  TRABAJO.  Prestaciones  dinerarias  por  Incapacidad  Permanente   sucedida   durante   la   vigencia   de  la  Ley  24.557,  el  Decreto  1278/00  y  el  Decreto  1649/09.  AJUSTE.  Índice  RIPTE.  Los  intereses  se  computarán  a  partir  de  los  30  días  corridos  de  la  fecha  del  alta  médica  y  no  desde  la  fecha  del  accidente.

 

Aplicación  del  Art. 17  inc.  6  de  la  Ley  26773.  Finalidad  de  esta  norma. No  se  aplica  el  art. 2º   Ley  26.773 :  es   para  infortunios  laborales  sucedidos  después   de  la   publicación   en   el   B.O.   de   la   Ley  26.773.

 

 

En  el  Expte.  11.712/11  -  “Sánchez  Osvaldo  Enrique  c/  Mapfre  Argentina  ART  S.A.  s/  accidente  -  ley  especial”  -  CNTRAB  -  SALA  IX  -  15/11/2013,  se  resolvió  1)  Modificar  parcialmente  la  sentencia  apelada  de  grado  en  lo  que  decide  sobre  el  cómputo  y  la  fecha  a  partir  de  la  cual  han  de  correr  los  intereses,  en  tanto  no  corresponde  la  aplicación  inmediata  del  art.  2º  de  la  Ley  26.773.  Los  intereses  se  computarán  desde   los   30  días  desde   la   fecha   del   alta   médica   y  no  desde  la  fecha  del  accidente.  2)  Confirmarla  en  lo  demás  que  decide  y  fue  materia  de  agravios,  en  cuanto  resolvió  aplicar  el  índice  RIPTE  (Art.  17  inc.  6º  de  la  Ley  26.773).

 

La   solución   a  la   cuestión   en   crisis,   es    de   conformidad   con   el   criterio  sostenido  por  este  Tribunal  en  precedentes  similares.

 

Ámbito  Temporal  de  Aplicación  de  la  Ley  26.773.

En  el  ap.  5º)  de  su  Art.  17  establece  que:  Las  disposiciones  atinentes  a  las  prestaciones  de  dinero  y  en  especie  de  esta  ley  entrarán  en  vigencia  a  partir  de  su  publicación  en  el  Boletín  Oficial  y  se  aplicarán  a  las  contingencias  previstas  en  la  Ley  24.557  y  sus  modificatorias,  cuya  primera  manifestación  invalidante  se  produzca  a  partir  de  esa  fecha

 

Por  su  lado,  el  ap.  6º)  del  Art.  17   expresa  :  “Las  prestaciones  en  dinero  por  Incapacidad  Permanente,  previstas  en  la  Ley  24.557  y  sus  modificatorias,  y   su   actualización   mediante   el   Decreto  1694/09,  se  ajustarán  a  la  fecha  de  entrada  en  vigencia  de  la  presente  Ley  conforme  al  índice  RIPTE  (`Remuneraciones  Imponibles  Promedio  de  los  Trabajadores  Estables´),  publicado  por  la  Secretaría  de  Seguridad  Social,  desde  el  1º  de  enero  del  año  2010″  ( conf.  Sala  IX,  in  re  Rodríguez  Piriz  Miguel  c/  Maphre  Argentina  A.R.T.  S.A.  s/  accidente  -  ley  especial“,  Expte  Nº  11.422/2011,  scia.  del  30/04/2013;   ídem  “Cruceño,  Santos  Martín  c/  Mapfre  Argentina  A.R.T.  S.A.  s/  accidente -  acción  civil”  scia.  del  14/05/13  entre  otros).

 

A  raíz  de  los  incisos    y  6º  del  Art.  17 ( Ley  26.773),  y  conforme  lo  establecido  en  dichos  precedentes,  “la  existencia  de  dos  preceptos  diferentes  está   demostrando   que   en   materia   de   ajuste  (índice  RIPTE)   la  Ley  no  ha  seguido  el  criterio  general  de  aplicación  ceñida  a  las  contingencias  cuya  primera  manifestación  invalidante  se  produjera  luego  de  su  publicación,    SINO  QUE  dispone  su  directa  operatividad  sobre  las  prestaciones  adeudadas ( es  decir  que  juega  sobre  contingencias  ocurridas  con  anterioridad )   (cfme.  Formaro,  Juan  J.  Riesgos  del  Trabajo,  Leyes  24.557  y  26.773.  Acción  especial  y  acción  común. 1ª edición.  Buenos  Aires,  Hammurabi,  2013,  pág.  174/5)

 

 

El  citado  autor,  al  referirse  a  que  el   inc.  6   del  Art.  17  juega  sobre  contingencias  ocurridas  con  anterioridad,  continúa  con  la  argumentación  alegando  que  de  otro  modo  la  diferenciación  no  tendría  sentido  práctico  ni  jurídico;   máxime  cuando  el  ap.  5º  se  refiere  a  las  prestaciones  de  esta  Ley  (que  son  las  que  se  aplican  hacia  el  futuro,  sin  perjuicio  de  la  posibilidad  de  plantear  su  vigencia  inmediata  o  su  consideración  en  equidad)  y  el  ap.  6º  remite  a  las  prestaciones  de  la  originaria  Ley  24.557   y  las  mejoras  del  Decr.  1694/09  (lo  que  demuestra  su  aplicación  a  las  contingencias  anteriores,  que  se  calculan  sobre  la  base  de  dichas  normas).

 

Mensaje  del  Poder  Ejecutivo.

Los  Jueces  de  Cámara  que  integran  la  Sala  IX  tomaron  en  consideración  los  Fundamentos  del  mensaje  del  Poder  Ejecutivo  que  acompañaron  al  Proyecto  de  la  Ley  26.773,  en  cuanto  refiere  que : `la  clave  de  bóveda  de  la  iniciativa  se resume  en  facilitar  el   acceso  del  trabajador  a  la  reparación,  para  que  la  cobertura  sea   justa,   rápida   y   plena,  brindando  un  ámbito  de  seguridad  jurídica,  que  garantice   al   damnificado   y  a  su  familia  un  mecanismo   eficaz   de   tutela   en   el   desarrollo   de  su  vida  laboral.”

 

Acto  seguido,  los  camaristas  pusieron  de  manifiesto  que  en  el  marco  descripto,  es  dable  tener  en  cuenta  la  primacía  de  la  equidad  para  meritar  lo  justo  en  el  caso  concreto,  principio  operativo  en  materia  de  resarcimiento  de  daños;  el   reconocimiento   de   la   máxima   indemnización  posible  -  y  reconocida  por  el  Estado  -  en  atención  al  principio ` alterum  non  laedere ´, a  fin  de  resguardar  la  indemnidad;  y  la  vigencia  del  principio  de  progresividad  - receptado  en  la órbita  constitucional  y  por  vía  de  Tratados  -  como  norma  primaria  que  inspira  y  sistematiza  a  esta  rama  del  derecho,  y  del  cual  se  desprende  como  regla  secundaria,  la  de  la  norma  más  favorable,  que  es  aplicable  en  función  del  ámbito  temporal  de  las  leyes,  entre  otros  principios.”

 

 Primer  caso  fallado  con  posterioridad  a  la  entrada  en  vigencia  de  la  Ley  26.773.

La  Sentencia  dictada  por  la  Sala  IX  no  se  olvida  de  citar  los  autos  Godoy  Diego  Maximiliano  c/  Mapfre  Argentina  ART  SA  s/  accidente“,  de  la  Sala  7,  de  la  Cámara  de  Trabajo  de  la  Provincia  de  Mendoza,  sentencia  de  fecha  12/11/2012 .

 

Ese  fallo  nos  recuerda  que  en  el  marco  expuesto,  las  prestaciones  dinerarias  por  Incapacidad  Permanente  por  contingencias  laborales  cuya  primera `manifestación  invalidante ´ fue  posterior  a  la  publicación  en  el  Boletín  Oficial  del  Decreto  1694/09;  no  tenían  ajuste  desde  el  año  2.009.”

 

En  dicho  contexto,  la  sanción  del  art.  17  inc  6)   trasunta  la  imperiosa  e  impostergable  necesidad  de  ajustar  los  montos  de  las  prestaciones  dinerarias  por  Incapacidad  Permanente  de  las  contingencias  laborales  ocurridas  con  anterioridad  a  la  entrada  en  vigencia  de  la  Ley  26.773,  especialmente  a  aquellas  producidas  durante  la  vigencia  de  la  Ley  24.557  que  se  han  mantenido  incólumes  desde  la  entrada  en  vigencia  de  la  L.RT.  en  el  año  1996;   y   aquéllas   producidas   durante  la   vigencia   del   Decreto 1278/00  QUE  NO  HAN  TENIDO  VARIACIÓN  ALGUNA  DESDE  EL  AÑO  2001,  en  ambos  casos  con  topes  indemnizatorios   totalmente  desactualizados  y  desfasados..”

 

No  hay  retroactividad  en  la  inmediata  aplicación  de  una  norma…. El  caso  de autos.

 

Los  Jueces  de  Cámara,  mencionaron  el  antecedente  de  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  in  re  “Camusso  Vda.  de  Marino,  Amalia  c/  Perkins  S.A.”   del   cual   extrajeron   la   siguiente  conclusión :   con   arreglo   a   lo  dispuesto   en   el   art.  3º   del   Código  Civil,   no   implica   retroactividad   la  inmediata   aplicación   de   una   norma   a   una   relación   jurídica   existente,  si  al  entrar  en  vigor  aquélla,  no  se  había  satisfecho  el  crédito..”

 

En  tal  sentido,  los  camaristas  remarcaron  que  la  solución  propuesta  por  el  Juez  de  Primera  Instancia  al  aplicar  el  índice  RIPTE,  no  sólo  no  contradice  lo resuelto  por  el  Máximo  Tribunal  cuando  en  la  causa  Lucca  de  Hoz”  del  17/08/10 (L. 515. XLIII)  adoptó  e  hizo  suyo  el  Dictamen  de  la  Sra  Procuradora  Fiscal  ante  la  CSJN  en  la  misma  causa,  cuando  se  dictaminó  que  la  compensación  económica  debe  determinarse  conforme a  la  ley  vigente  cuando  ese  derecho  se  concrete,  lo  que  ocurre  en  el  momento  en  que  integra  el  presupuesto  fáctico  previsto  en  la  norma  para  obtener  el  resarcimiento,  por  cuanto  - como  ya  se  señaló  -,   las  prestaciones  derivadas  del  hecho  dañoso  aún  se encuentran  pendientes  de  satisfacción.”

 

Asimismo   la   Sala  tuvo  en  cuenta  que   “si   bien   es   cierto   que   el   hecho  dañoso  se   produjo   con  anterioridad   a   la   entrada   en  vigencia   de  la  Ley  26.773,  también   lo   es   que  las  prestaciones  derivadas  del  mismo  aún  se  encuentran  pendientes  de  cumplimiento.”

 

En  pocas  palabras,  “el  infortunio  acaeció  y   provocó   de   manera   inmediata  consecuencias   dañosas   bajo   el   anterior  sistema;  pero  ellas   no   fueron   canceladas   oportunamente,   y   en   tal  sentido   la   pretensión  de   la  demandada  de  abonar  actualmente  dichas  prestaciones  sin  el  ajuste  correspondiente,  implicaría   un   doble  perjuicio   al   trabajador,  toda  vez   que,  por  un  lado,  se  vio  privado  de  contar   oportunamente   con   la  indemnización   que   le   correspondía   y,   por  otro  lado,  el  valor  de  la  suma   que   percibiría   actualmente   se   encontraría   absolutamente  desajustado”  (en  el  mismo  sentido,  esta  Sala,  in  re  “Gutiérrez,  Pablo  Fernando  c/  Mapfre  Argentina  ART  SA  s/ Accidente  -  Ley  especial , scia.  del  30/10/13)

 

 Para  la  fecha  de  cómputo  de  los  intereses  no  se  aplica  el   art 2º.  Ley  26.773.

 

En  consecuencia,  conforme  los  antecedentes  expuestos,  la  Sala   interpretó  que  el  art.  17  inc.  6)  de  la  Ley  26.773   hace   referencia   a   las   prestaciones  dinerarias   por   Incapacidad   Permanente  sucedidas  durante  la  vigencia  de  la  ley  24.557,  el  Decreto  1278/00  y  el  Decreto  1694/09,  al   disponer  que   éstas   se   ajustarán   a  la  fecha  de  entrada  en  vigencia  de  la  ley  conforme  al  índice  RIPTE  desde  el  01/01/10.”

 

Respecto  a  la  fecha  de  inicio  del  cómputo  de  los  intereses,  la  Sala  interpretó  que  “el  art.  2º  de  la  Ley  26.773 ,  al  igual  que  las  restantes  disposiciones,  rige  para  los  accidentes  ocurridos  con  posterioridad  a  la  fecha  de  su  publicación,  de  conformidad  con  lo  previsto  por  el  Art. 17  inc.  5º,   del   mismo   ordenamiento.”

 

Conforme  Jurisprudencia  de  esta  Sala  IX,  los  Jueces  de  Cámara  afirmaron  que  “el  Art.  7º, ap. 2  de  la  Ley  24.557,   prescribe   que  la   incapacidad  laboral   temporaria   cesa   por : a)  alta  médica;   b)  por   declaración   de  incapacidad  laboral   permanente;   c)  por  el  transcurso  de  un  (1)  año  desde   la  primera  manifestación  invalidante  y  d)  por  muerte  del  damnificado

 

Teniendo  en  cuenta    la   fecha   del   alta  médica,  del  04/03/2011 (denunciada  en  la  demanda   que  no  fue  desconocida  por  la  demandada)   la  Sala   modificó   parcialmente   la   Sentencia   de   Primera   Instancia  en   lo   que   decide   sobre   el   cómputo   y   la   fecha   a   partir   de   la   cual   han   de  correr   los  intereses.

 

En   el   caso   concreto,  teniendo   particularmente   en   cuenta   que   el   importe  que  se   difiere  a  condena   se  determina  de  acuerdo  al  índice  de  actualización  previsto  de  acuerdo  al  RIPTE,  cuya  aplicación  de  dispone  en  el  caso,  corresponde  morigerar  la  tasa  de  interés  que  debe  aplicarse  al  importe  de  condena   la   que  se   fija  en  el  12%  anual.   Los   intereses   comenzarán  a  computarse  a   partir  de  los  30  días  corridos  desde  la  fecha  del  alta  médica   y   hasta   el   momento   en   que   venza   el   plazo   de   intimación   de  pago   previsto   en   el   art.  132  de  la  Ley  18.345   de  Procedimiento  Laboral,  disponiéndose   que   a   partir   de   ese   momento,   y   frente   al   eventual  incumplimiento  del   deudor,  se   aplicará   la   tasa  activa   que   fija   el   Banco  de  la   Nación   Argentina   para  el  otorgamiento  de  préstamos,  según  la  plantilla  que  será  difundida  por  la  Prosecretaría  General  de  la  Cámara  (conf.  C.N.A.T.  Res.  8/02).

 

Lo   anteriormente   expuesto,   significa   que  el  art.  2º   de  la   Ley  26.773  -  en   virtud   del   cual   el  `a  quo´  dispuso  la   fecha   del   accidente   como   inicio   del   cómputo   de   los  mismos  -  no   resulta   aplicable   al   presente  caso,  dado  que   el   Art.  2º  y  las  restantes  disposiciones  de  la  Ley  26.773  -  a  excepción  del  Art.  17  inc.  6º  de  la  Ley  26.773  -  rigen   para   los   accidentes  ocurridos   con   posterioridad   a   la   fecha   de  su   publicación,  de  conformidad   con   lo   prescripto   por   el   Art.  17  inc  5   de   dicha   Ley.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: