Resuelven que es Competencia del Magistrado a Cargo del Proceso de Quiebra Decidir sobre el Pago de Honorarios Profesionales Regulados en un Proceso Ordinario en el cual la Fallida fue Parte Actora con un Beneficio de Litigar Sin Gastos. Si Ingresaron Fondos se Impone la Distribución Prevista por la LCQ.

by Dra. Adela Prat on diciembre 12, 2013

QUIEBRAS. La   Sala  B  de  la  Cámara  Nacional  Comercial  confirmó  el  decisorio  que  resolvió:  toda  cuestión  que  involucra  derechos  patrimoniales  de  la  fallida,  debe  ser  ventilada  ante  el  Juez  a  cargo  del  proceso  falencial.”

 

No  prosperó  el  planteo  de  “incompetencia”  efectuado  por  la  Sindicatura,  respecto  de  las  facultades  del  Juez  de  Grado  para  juzgar  la  “cesación  de  un  beneficio  de  litigar  sin  gastos”  concedido  en  un  proceso  ordinario  en  el  que  la  fallida  fue  parte,  y  decidir  sobre  la  posibilidad  de  cobro  de  los  honorarios  de  los  letrados  actuantes.

 

El Beneficio  de  Litigar  sin Gastos  debe  cesar  ante  la  existencia  de  mejoramiento  de  fortuna“.  Ingreso  de  fondos  en  la  quiebra  que  impone  la  distribución  prevista  por  la  Ley.  La  Magistrada  a  quo  decidió  que  ciertos  honorarios  regulados  en  el  marco  de  un  proceso  ordinario  donde  fue  actora  la  fallida,  deben  ser  abonados  y  llevan  la  preferencia  del  art.  240  LCQ.  La  Cámara  confirmó  tal  decisión.

 

Así  se  resolvió  en  los  autos  caratulados : “Bodegas  y  Viñedos  Gargantini  SA  s/  quiebra”  –  CNCOM  –  SALA  B  –  06/08/2013.  Fallo  publicado  para  suscriptores  de  elDial.com  el  12/12/2013.-

 

La  Sala  B  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  en  lo  Comercial    integrada  por  las  Sras.  Jueces  Dras.  María  L.  Gómez  Alonso  de  Díaz  Cordero  y  Ana  I.  Piaggi,  dejando  constancia  que  la   Sra.  Juez  Dra.  Matilde  E.  Ballerini  no  interviene  por  hallarse  excusada  (Art.  109  RJN)    desestimó  la  apelación  interpuesta  por  la  Sindicatura  y  confirmó  la  decisión  recurrida,  en  cuanto  la  Magistrada  de  Grado  decidió  que  ciertos  honorarios  regulados  en  el  marco  de  las  actuaciones  Bodegas  y  Viñedos  Gargantini  S.A.  c/  Gargantini,  Juan  Bautista  y  otros  s/  ordinario”  deben  ser  pagados  y   llevan  la  preferencia  del  art.  240  LCQ.

 

Las  quejas  del  Órgano  Sindical    no  acogidas  por  la  Sala  B  –  corren  por  los  siguientes  carriles:  i)  la  Magistrada  de  la  quiebra  es  “incompetente”  para  juzgar  la  cesación  del  beneficio  de  Litigar  sin  Gastos,  concedido  oportunamente  en  el  aludido  proceso  ordinario;  ii)  el  beneficio  tramitó  por  incidente  con  contradictorio  y  la  vía  idónea  para  modificar  la  decisión  adoptada  en  otro  proceso  de  igual  tenor;  iii)  los  honorarios  cuestionados  no  son  exigibles  pues  no  se  ha  probado  el  “mejoramiento  de  fortuna”.

 

La  Sala  comparte  la  decisión  de  la  Magistrada  a  quo.

Reza  el  pronunciamiento  de  Cámara:  la  cuestión  se  circunscribe  al  planteo  de  incompetencia,  efectuado  por  la  Sindicatura  respecto  de  las  facultades  de  la  Magistrada  de  la  anterior  instancia,  para  decidir  respecto  de  la  posibilidad  de  cobro  de  los  honorarios  de  letrados  actuantes  en  cierto  proceso  ordinario,  donde  la  fallida  resultó  vencedora  por  haberse  decretado  la  caducidad  de  instancia.” 

 

Al  respecto,  las  Sras.  Jueces  de  Cámara  señalaron  que  nos  encontramos  ante  una  cuestión  de  involucra  derechos  patrimoniales  de  la  fallida;  como  tal  debe  ser  ventilada  ante  el  Juez  a  cargo  del  proceso  falencial.” ( cfr.  arts.  21  y  132  LCQ)  tras  lo  cual  añadieron  “no  incide  en  tal  criterio,  que  el  proceso  ordinario    y  el  beneficio  de  litigar  sin  gastos  en  que  la  fallida  fue  actora,  hayan  tramitado  en  otro  Juzgado,  pues  la  cuestión  específica  que  ahora  se  analiza,  involucra  acreedores  y  fondos  de  la  quiebra;  y  la  Juez  como  directora  del  proceso  de  quiebra (arg.  art.  274  LCQ)  es  a  quien  debe  decidir  al  respecto.”

 

En  tanto  la  Juez  de  la  quiebra  conoce  el  estado  patrimonial  de  la  falencia  y  su  potencial  de  pago  a  los  acreedores,  resulta  antieconómico  y  dispendioso  ordenar  la  sustanciación  de  un  proceso  ante  otro  Magistrado   para  determinar  el  eventual  `mejoramiento  de  fortuna´,  pues  claramente  éste  debería  recurrir  a  los  informes  respecto del  estado  patrimonial  de  la  fallida,  que  sólo  puede  ser  expedido  por  la  Juez  a  cargo  del  ya  aludido  proceso  falencial.”   (del  texto  del  pronunciamiento  de  Cámara )

 

Más  Fundamentos  del  pronunciamiento  de  la  Sala  B.

Tras  reiterar  que  resulta  adecuada  la  decisión  recurrida,  las  Sras.  camaristas  destacaron  que  “el  derecho  de  los  profesionales    L. L.;  D. L;   M. G.  y   F. M. –  que  se  presume  oneroso (art.  3*  de  la  Ley  21.839  y  Código  Civil : 1627)    al  cobro  de  su  remuneración  que  involucra  `derechos  alimentarios´  (CCom.  esta  Sala  in  re  Stagnaro  Lucía  Marta  c/  Panullo  Juan  Alberto  s/  ordinario  s/  incidente  de  embargo  del  19.05.09), y  que  en  el  caso,  han  sido  beneficiados  por  la  preferencia  del  art.  240  LCQ,  corresponde  decidir  del  modo  adelantado.”

 

Acto  seguido,  las  Sras  jueces  de  Cámara  remarcaron  ello  pues,  el  ingreso  de  fondos  en  la  quiebra  impone  además,  la  distribución  prevista  por  la  Ley,  previo  análisis  del  potencial  de  pago  de  la  fallida.”

 

En  tal  sentido  concluyeron  que  “no  obsta  a  ello  que  la  fallida  se  encuentre  en  `cesación  de  pagos ´ como  invoca  la  Sindicatura,  pues  justamente  la  distribución  de  los  fondos  en el  proceso  es  el  sistema  legal  previsto,  para  sanear  las  deudas  de  la  quebrada  y  su  cesación  de  pagos,  y  se  insiste,  es  el  Magistrado  que  decide  en  el  aludido  proceso  falencial  quien  debe  determinar  las  cuestión  atinente  a  dichos  fondos.”

 

Conclusión

Con  los  alcances  antedichos,  la  Sala  resolvió  desestimar  la  apelación  deducida  por  la  Sindicatura  y  confirmar  la  resolución  dictada  por  la  Magistrada  de  grado  en  cuanto  decidió  que  los  honorarios  regulados  a  los  profesionales  en  el  marco  de  las  actuaciones  Bodegas  y  Viñedos  Gargantini  S.A.  c/  Gargantini  Juan  Bautista  y  otros  s/  ordinario”  deben  ser  abonados  pues  ante  el  ingreso  de  fondos,  se  impone  la  distribución  prevista en  la  Ley   en  el  el  proceso  falencial  y  todas  las  cuestiones  atinentes  a  dichos  fondos,  es  una  decisión  que  compete  al  Magistrado  que  atiende  el  proceso  de  la  quiebra.

 

Los  honorarios  profesionales  llevan  la  preferencia  del  art.  240  LCQ,  preferencia  que  no  fue  cuestionada  por  la  Sindicatura  apelante.   Sólo  discutió  –  sin  éxito –  la  decisión  adoptada  por  la  Juez  de  proceso  falencial,  de  abonar  tales  honorarios  a  los  letrados.

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: