Honorarios de Abogados. Deniegan al Estado Nacional – Ministerio de Economía – Levantamiento de Embargo Trabado sobre Rentas del Tesoro Nacional y Ordenan Dar Trámite a la Ejecución por Honorarios Regulados a Abogados de Parte Actora en Demanda contra la Nación.Interpretación art. 7 Ley 3952.

by Dra. Adela Prat on noviembre 6, 2013

HONORARIOS    PROFESIONALES   regulados   y   adeudados   a   abogados,   que   representaron   a   la   parte   actora,   en   DEMANDAS   contra   la   NACIÓN.  La   Cámara   NO   hizo   lugar   al   pedido   efectuado   por   el   Estado   Nacional     Ministerio   de   Economía,  de   levantamiento   de   embargo   ejecutorio   sobre   rentas   del   Tesoro   Nacional.

 

El   Juez   había   intimado   al   Estado   a   acreditar   los   BONOS   correspondientes,   bajo   apercibimiento   de   excluir   la   deuda   consolidada   y   mandar   llevar   adelante   la   ejecución.

 

Ante   el   incumplimiento   del   Estado   de   acreditar   los   bonos   correspondientes,  se   llevó   a   cabo   el   apercibimiento.   Por   su   parte,   el   Estado   no   solicitó   la   sustitución   del   embargo   trabado,   ni   ofreció   el   pago   de   los   honorarios   adeudados.  Alcance   del   Art.   7   de   la   Ley   3.952.

 

El   Estado   Nacional   alegó   pero   no   probó,   que   las   sumas   embargadas   se   hallarían   afectadas   a   la   ejecución   presupuestaria   del   Sector   Público   Nacional.

 

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   la   Causa   Nro   9.401/ 1992   –   “Astarsa  S.A.   (acumulada   al   Nro   11469/92)   c/   ministerio   de   Economía   y   Otro   s/   Juicio  de   conocimiento ”  –   CNA CAF  – SALA  III   –   10/10/2013 .  Fallo   publicado   para   suscriptores   de   elDial.com   el   06/ 11/ 2013.

 

 

La   Sala   III   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Contencioso   Administrativo   Federal     integrada   por   los   Sres.   Jueces   Dres.   Jorge   Esteban   Argento,   Carlos   Manuel   Grecco   y   Sergio   Gustavo   Fernández     RESUELVE :   rechazar   el   Recurso   de   Apelación   interpuesto   por   el   Estado   Nacional     Ministerio   de   Economía     y,   en   consecuencia,    confirmar   la    resolución   de   Primera   Instancia,   en   cuanto   desestimó   el   pedido   de   levantamiento   de   embargo,   que   fuera   formulado   por   el   Estado   Nacional   –   Ministerio   de   Economía .

 

 

Fundamentos.

 

(i)   Es   preciso   poner   de   resalto   que   –   en   la   especie     se   trata   de   sumas   adeudadas   en   concepto   de   honorarios   profesionales   de   los   letrados   que   actuaron   en   la   dirección   letrada   y   representación   procesal   de   la   parte   actora,   que   han   sido   regulados   en   autos,   y   que   quedaron   establecidos   en   las   sumas   fijadas   por   esta   Sala,   en   la   resolución   de   fecha   30/05/2008.”

 

(ii)  “A   pesar   del   tiempo   transcurrido,   de   las   actuaciones   cumplidas   a   los   fines   del   pago   de   los   emolumentos   en   cuestión,   de   las   incidencias   provocadas,   y   de   las   intimaciones   cursadas   en   esta   causa   judicial,   los   letrados   no   han   percibido   sus   acreencias.”

 

(iii)   Corresponde   destacar   que   el   01/10/2012,   el   Juez   a   quo   intimó   a   la   demandada   a   acreditar    los   bonos   correspondientes   a   los   letrados,   “...bajo   apercibimiento   de   excluir   la   deuda   consolidada   y   mandar   llevar   adelante   la   ejecución.”

 

(iv)  Por   decisión   del   05/11/2012,   que   no   fue   recurrida   por   el   Estado   Nacional,   se   hizo   efectivo   el   apercibimiento,   como   consecuencia   del   incumplimiento   de   la   parte   demandada   y,   en   consecuencia,   se   excluyó   la   deuda   consolidada   por   los   honorarios   de   los   letrados   y,   asimismo,   fue   decretado   el   embargo   que   motiva   el   recurso   sub   examine,   de   cuya   traba  se   ha   dado   cuenta   en   la   Nota   Nro   3910   del   Ministerio   de   Economía   y   Finanzas   Públicas   de   la   Nación.”

 

(v)   “En   anteriores   oportunidades,   este   Tribunal   se   pronunció   admitiendo   la   procedencia   del   embargo   ejecutorio   (conf.   art.   502   del   C.P.C.C.N.),   como   paso   necesario   para   obtener   el   cumplimiento   de   la   sentencia   que   reguló   honorarios   profesionales   de   los   letrados   por   actuaciones    judiciales,   a   los   fines   de   hacer   efectivo   el   derecho   reconocido   judicialmente,   pues     en   ese   sentido   y   en   las   condiciones   allí   analizadas     cedía   la   inembargabilidad   consagrada   respecto   de   los   fondos   destinados   a   la   ejecución   del   `presupuesto   general   de   gastos   y   recursos´.”   (esta   Sala,  Iglys   S.A.   c/  Dirección   Nacional   de   Vialidad   s/   contrato   de   obra   pública   del   02/08/11;   Manso   Javier   Mariano   c/   EN     DNV   Resol   353/10   (Expte.   2717/10   s/   medida   cautelar   autónoma)”,  del   06/08/2013).

 

(vi)   “ No   resulta   posible   atender    los   cuestionamientos   de   la   parte   demandada,   quien   ha   incumplido   con   los   mecanismos   de   pago   previstos   en   las   normas   vigentes,   motivando   que   el   Juez   de   la   causa   dispusiera   el   apartamiento   de   la   deuda   consolidada   y   diese   trámite   a   la   ejecución,  por   decisión   que   no   fue   apelada   por   el   Estado   Nacional.”

 

(v)   Ello   es   así   pues,   en   lo   demás,   el   propósito   del   `efecto   declarativo´   del   art.  7mo   de   la   Ley   3952   según   ha   dicho   la   Corte   Suprema   de   Justicia   de   la   Nación  –   es   razonable   en   tanto   no   sea   otro   que   evitar   que   la   Administración   pueda   verse,   por   efecto   de   un   mandato   judicial   perentorio,  en   situación   de   no   poder   satisfacer   el   requerimiento   judicial   por   no   tener   fondos   previstos,   o   se   perturbe   su   marcha   normal.”     los   agravios   del   recurrente   lucen   infra   en   (1)  

 

(vi)   “Empero,   en   modo   alguno   significa   una   suerte   de   autorización   del   Estado   para   no   cumplir   las   sentencias   judiciales,   pues   ello   importaría   colocarlo   fuera   del   orden   jurídico,   cuando   es   precisamente   quien   debe   velar   por   su   observancia   (Fallos:   297:467;     302:349;     322:1201,    entre   otros).”

 

(vii)   “En   tales   condiciones   y   toda   vez   que   el   recurrente   no   ha   solicitado   la   `sustitución   del   embargo   trabado´,   ni   ofrecido   el   pago   de   la   suma   adeudada     como   bien   se   ha   destacado   en   la   instancia   anterior  -,   a   los   fines   de   dar   cumplimiento   con   los   honorarios   regulados   en   autos   con   fecha   30/05/2008,   corresponde   confirmar   la   decisión   apelada,   en   cuanto   desestimó   el   pedido   de   levantamiento   del   embargo   dispuesto   sobre   rentas   del   Tesoro   Nacional,   pedido  formulado   por   el   Estado   Nacional     Ministerio   de   Economía

 

 

Referencia.

(1)   Los   agravios   del   Estado   Nacional   –   Ministerio   de   Economía   contra   la   Sentencia   de   Primera   Instancia   que   denegó   el   levantamiento   del   embargo   trabado   sobre   rentas   del   Tesoro   de   la   Nación.   Son   los   siguientes:  a)   la   inejecutoriedad   de   las   sentencias   contra   la   Nación   (art.   7   de   la   Ley   3952);   y   b)   la   necesidad   de   asegurar   el   cumplimiento   de   las   funciones   públicas   y   la   prestación   de   los   servicios   públicos.

 

Refiere   que   si   las   sentencias   contra   la   Nación   no   pueden   ejecutarse,   porque   así   lo   dispone   una   Ley   que   tiene   más   de   100   años   de   vida,   no   se   concibe   que   la   Justicia   disponga   medidas   ejecutorias,   como   el   embargo   decretado   en   estos   autos.

 

Afirma   que   los   recursos   presupuestarios   destinados   a   financiar   las   erogaciones   necesarias   para   el   cumplimiento   de   los   cometidos   esenciales   del   Estado,   conforman   universalidades   públicas.   Indica   que   la   intangibilidad   de   las   rentas   públicas   constituye   un   principio   apoyado   en   la   razón,   en   la   ley   y   reconocido   por   la   jurisprudencia   y   la   doctrina   desde   antiguo.

 

También   destaca   que   el   art.  7   de   la   Ley   3952,   que   establece   el   carácter   meramente   declaratorio   de   las   sentencias,   se   halla   vigente,   sin   que   haya   sido   modificado,   derogado   por   otra   Ley,   ni   declarada su   inconstitucionalidad.   Considera   que   son   normas   de   orden   público,   que   son   obligatorias   para   todos   los   sujetos...

 

Señala   que   las   normas   de   orden   público   dictadas   por   el   Congreso   de   la   Nación   en   ejercicio   de   sus   poderes   de   emergencia   tienen   carácter   inexorable,   actúan   como   verdaderos   mandatos   imperativos,   que   los   Jueces   deben   aplicar   de   oficio   y   por   consiguiente   no   se   operan   caducidades,   consentimientos   ni   preclusiones,   en  razón   del   interés   jurídico   protegido.

 

 

Comentario.

Como   pueden   apreciar   los   LECTORES   los   argumentos   del   Estado  Nacional   parecieran   ser   inconmovibles.    Sin   embargo,   y   por   los   fundamentos   escritos   supra   los   rentas   del  Tesoro   Nacional   están   embargadas   y   se   ordenó   seguir   adelante   la  ejecución   hasta   el   efectivo   pago   de   los  honorarios   regulados   a   los   abogados   apoderados   de   la   parte   actora   en   una   demanda   contra   la   Nación.

 

Ello   así,   porque   el   verdadero   alcance   del   mentado   art.   7mo   de   la   Ley   3952   (efecto   declarativo  de   las  Sentencias  contra   el   Estado) ,  y   conforme   lo   interpretó   la   CSJN,   es   razonable   en   tanto   el   propósito   no   sea   otro   que   evitar   que   la   Administración   pueda   verse,   por   efecto   de   un   mandato   judicial   perentorio,   en   situación   de   no   poder   satisfacer   un   requerimiento   judicial.   Pero,   no   significa   una   autorización   al   Estado   para   no   cumplir   las   Sentencias   Judiciales.

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: