La Cámara Redujo una Multa y el Importe del Daño Directo Impuestos por la DNCI al Supermercado Vendedor y al Fabricante de Un Televisor Dañado por Falta de Servicio Técnico de Reparación. Confirma la Multa Aplicada por Existencia de Cláusulas Abusivas en Certificado de Garantía.

by Dra. Adela Prat on octubre 29, 2013

DEFENSA   del   CONSUMIDOR.  Un   consumidor   adquirió   un   televisor  de   32   pulgadas   marca  X   en   un  Supermercado,   que   ya   se   encontraba   dañado   al   momento   de   su   desembalaje.  La   Cámara   reduce   la  MULTA   impuesta   a   la   Empresa   vendedora  por    la   Dirección   Nacional   de   Comercio   Interior   fundada   en   infracción   por   falta   de   reparación   del   producto   y   en   la   existencia   de   cláusulas   abusivas   en   el   Certificado   de   Garantía.

 

Tras  la   apelación,   la   Cámara   advierte  –  en   el   caso   de   la   infracción   imputada   a   los   arts   12   y   19   LDC – (falta   de   reparación)  una   gran   desproporcionalidad  entre   el   objeto   y   la   finalidad   del   acto   administrativo   (Resolución   de   la   DNCI   que   impuso   la   Multa ).

 

La   DNCI   también   impuso   al   Vendedor   un   resarcimiento   por   DAÑO   DIRECTO  ocasionado   al   consumidor  (Art.  40   bis   Ley   24.240  de   Defensa   del   Consumidor ),   cuyo   monto   la   Cámara   reduce.

 

En   cambio   la   Excma.   Cámara   confirmó   la   Multa   impuesta   por   la   DNCI   fundada   en   la   existencia   de   cláusulas   abusivas   en   el   Certificado   de   garantía.   Infracción   al   inc.  a)   del   art.   37   Ley  24.240   y   al   Anexo  I   de   la   Res.  Reglamentaria   S.D.C.y D.C. 53/2003,  incs   a),  g)  y  e)   modificada   por   la   Resolución   S.C.T.  26/2003.

 

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   el   Expte   Nro   32138/2012 –   ”   NN   S.A.   y   otro   c/  DNCI – DISP   162/12 ( Expte. S01 : 152280/10)   s/  ”  –  CNA  CAF   –   SALA   IV   –   21/10/2013.  Fallo   publicado   por   elDial.com   para   suscriptores,   el   día   29/10/2013 .-

 

 

I.   El   caso   en   breve   síntesis.

 

La   Srta.   M.V. V.   adquirió   en   un   famoso   Supermercado   de   la   Ciudad   de  Buenos   Aires,   un   televisor   de   primera   marca   de   32   pulgadas,   que   al   momento   de   su   desembalaje   ya   estaba   dañado.

 

Reclamó   se   le   provea   servicio   técnico   adecuado,  al   fabricante   del   televisor   con   fundamento   en   el   Certificado   de   Garantía  .  Concurrió   a   su   domicilio   un   técnico   perteneciente   al   “Servicio   Técnico   Oficial”   del   fabricante   para   comprobar   el   funcionamiento   del   televisor   y   constatar   si   presentaba   golpes.   No   obstante   no   prestó   el   servicio   de   reparación.

 

En   consecuencia,  la   adquirente   del   televisor   dañado,  presentó   la   denuncia   contra   el   Supermercado   y   el   Fabricante   del   televisor   ante   la   Dirección   Nacional   de   Comercio   Interior,   Organismo   Administrativo   que   emitió   la   Disposición   162/12   por   la   cual,   el   18 /06/2012   impuso   a   la   Empresa   Fabricante    una   MULTA   de   $   25.000   por   no   cumplir   con   su   deber   de   prestar   un   adecuado   servicio   técnico   de   reparación   en   los   términos   de   la   GARANTÍA   otorgada (infracción   a   los   arts.   12   y   19   de   la   Ley   24.240   y   OTRA   MULTA   de   $   25.000   por   la   existencia   de   cláusulas   abusivas   en   el   “Certificado   de   Garantía ”  (infracción   al   inciso   a)   del   art.   37   de   la   Ley   24.240   y   al   Anexo   I   de   la   Resolución   Reglamentaria  S.D.C. y D.C.  53/2003,  incs.  a),  g)  y   e),  modificada   por   la   Resolución   S.C. T.   26/2003.

 

Además   le   dispuso   que   al   Empresa   fabricante   del   televisor   le   abone   a   la   denunciante,   Srta.  M.V. V.   el   equivalente   en   pesos   a   cinco  (5)   Canastas   Básicas   Total   para   el   Hogar   3,   que   publica   el   INDEC   para   el   período   en   que   se   efectúe   el   pago,   por   el   daño   directo   causado,   conforme   el   artículo   40   bis   de   la   Ley   24.240   modificada   por   la   Ley   26. 361.

 

Recurso   de   Apelación  Directo (Art   45   Ley   24.240).  La   Empresa   fabricante   interpuso,   contra   esa   Disposición   DNCI   162/12   un   Recurso   Directo   de   Apelación   ante   la   Cámara   nacional   de   Apelaciones en   lo   Contencioso   Administrativo   Federal,   recayendo   la   causa   en   la   Sala   IV.

 

II.   Sentencia   dictada   por   la   Excma.   Cámara.

 

La   Sala   IV   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Contencioso   Administrativo   Federal   –   integrada   por   los   Sres.   Jueces   Dres.   Jorge   Eduardo   Morán   y   Rogelio   W.  Vincenti,   dejándose   constancia   que   el   Sr.   Juez   Dr.   Marcelo   Daniel   Duffy   no   suscribe   la   presente   por   encontrarse   en   uso   de   licencia  ( art.  109 R.J.N.)  –  RESUELVE :

 

MODIFICAR   la   Disposición   DNCI   162/2012   en   los   términos  establecidos   en   los   considerandos   IX   y X   de   la   presente,   y   CONFIRMARLA   en   todo   lo   demás   en   cuanto   fue   motivo   de   agravios.   A   saber:

 

(i).  Daño   Directo   (Art.   40   bis   Ley   24.240   modif   por   la   Ley   26.361).

 

Considerando   IX.   Se   quejó   la   Empresa   Vendedora   al   interponer   Recurso   Directo   de   Apelación   ante   la   Cámara,   respecto   del   resarcimiento   por   DAÑO   DIRECTO   otorgado   por   el   Organismo   Administrativo   en   favor   de  la   denunciante  (compradora)  Srta.  M.V.  V.,  consistente   en   el   equivalente   en   pesos   a   CINCO   (5)   Canastas   Básicas   Total   para   el   Hogar   3″   que   publica   el   INDEC,   para   el   período   en   que   se   efectúe   el   pago,   por   el   `daño   directo ´ causado,   conforme   el   artículo   40   bis   de   la   Ley   24.240   de   Defensa   del   Consumidor.

 

La   Ley   26.361   incorporó   a   la   Ley   24.240,   el   artículo   40   bis   que   otorga   la   facultad   a   la   Autoridad   de   Aplicación  –  DNCI  – de   disponer   la   reparación   del   daño   al   consumidor   que   se   haya   producido   como   consecuencia   inmediata   de   la   infracción.

 

Más   precisamente,   dicha   norma   establece   respecto   al   daño   directo   que  ” Es   todo   perjuicio   o   menoscabo   al   derecho   del   usuario   o   consumidor,  susceptible   de   apreciación   pecuniaria,   ocasionado   de   manera   inmediata   sobre   sus   bienes   o   sobre   su   persona,   como   consecuencia   de   la   acción   u   omisión   del   proveedor   de   bienes   o   del   prestador   de   servicios.

La   Autoridad   de   Aplicación   podrá   determinar   la   existencia   de   daño   directo   al   usuario   o   consumidor   resultante   de   la   infracción   del   proveedor   o   del   prestador   de   servicios   y   obligar   a   éste   a   resarcirlo,   HASTA   un   valor   máximo   de   CINCO   (5)   Canastas   Básicas   Total   para   el   Hogar   3,   que   publica   el   INDEC.

El   acto   administrativo   de   la   Autoridad   de   Aplicación   será   apelable   por   el   proveedor   en   los   términos   del   art.   45   de   la   presnte   Ley,   y,   una   vez   firme,   respecto    del   daño   directo   que   determine   constituirá   título   ejecutivo   a   favor   del   consumidor.

Las   sumas   que   el   proveedor   pague   al   consumidor   en   concepto   de   daño   directo   determinado   en   sede   administrativa   serán   deducibles   de   otras   indemnizaciones   que   por   el   mismo   concepto   pudieren   corresponderle   a   éste   por   acciones   eventualmente   incoadas   en   sede   judicial. “

 

“En   tal   inteligencia,   teniendo   en   cuenta   que   la   recurrente  (proveedor )   se   limitó   a   sostener   sus   agravios   en   que   el   menoscabo   producido   en   los   bienes   de   la   denunciante   no   le   es   atribuible,   argumento   que   como   se   expuso   antes   no   es   atendible,   cabe   concluir   que   el   Organismo   Administrativo   actuó   conforme   a   derecho   y   dentro   de   sus   facultades.” (del   texto   de   la   Sentencia   de   Cámara )

 

Acto   seguido,   los   Sres.   Jueces   de   Cámara   señalaron : ”  Sin   embargo,   dada   la   demora   de   siete   días   del   vendedor   para   corroborar   los   daños   en   el   televisor,   y   que   no   se   advierten   circunstancias   que   justifiquen  la   aplicación   de   un   resarcimiento   equivalente   al   MÁXIMO   imponible   según   la   mencionada   disposición   legal,   corresponde   REDUCIR   su   valor   a   DOS   (2)   Canastas   Básicas   Total   para   el   Hogar  3.

 

(ii).   MULTA   por   infracción   artículos   12   y   19   de   la   Ley   24.240.

 

Considerando   X.   En   cuanto   a   la   infracción   que   se   le   imputó   a   la   Empresa   referida   a   la   “falta   de   reparación   del   producto” ( artículos   12   y   19   de   la   Ley   24.240),  “teniendo   en   cuenta   la   posición   en   el   mercado   de   la   Empresa   sancionada,   las   características   del   servicio,   y   demás   circunstancias   del   caso,   como   la   falta   de   certeza   acerca   del   momento   preciso   en   el   que   dichos   daños   se   produjeron   o   sus   causas,   se   evidencia   una   exceso   de   punición   que   se   traduce   en   la   desproporcionalidad   entre   el   objeto   y   la   finalidad   del   acto   administrativo,   lo   que   importa   una  violación   al   principio   receptado   por   el   artículo   7   inciso   f)   de   la   Ley   de   procedimientos   Administrativos   Nro   19.549 ”

 

En   función   de   lo   expuesto,   la   Sala   IV   resolvió   modificar   parcialmente   la   Disposición   recurrida   en   cuanto   al   importe   de   la   MULTA   a   la   suma   de   $  10.000 (la  multa   impuesta  por   la   DNCI  ascendió  a la   suma   de  $   25.000 )

 

Con   relación   a   la   otra  MULTA   de   $   25.000  impuesta   por   la   existencia   de  cláusulas   abusivas   en   el   Certificado   de   Garantía,   en   tanto   el   monto   no   aparece   desproporcionado   en   relación   con   la   falta   cometida,   La   Sala   no   advirtió   que   ella   resulte   arbitraria,   por   lo   que   resolvió   CONFIRMARLA. Infracción   inc.   a)   del   art.   37   Ley   24.240   y   al   Anexo   I   de   la   Resolución   Reglamentaria   S.D.C. y D.C.  53/ 2003, incs   a),  g)   y  e),   modificada   por   la   Resolución   S.C.T.   26/2003  La   sanción   impuesta   por la   DNCI   y   confirmada   por   la   Excma.   Cámara   además   consistió   en   la   remoción   del   Certificado   de   Garantía   y   la   NOTIFICACIÓN   a   los  consumidores.

 

 

III.   Otros   Fundamentos   de   la   Sentencia   de   Cámara.

 

Los   fundamentos   que   obran   en   la   Sentencia   dictada   por   la   Sala   IV   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   en   lo   Contencioso   Administrativo   Federal,   son   los   siguientes:

 

  • “El   derecho   del   consumidor   es   un   sistema   global   de   normas,   principios,   instituciones   e   instrumentos   de   implementación   que   tiene   por   finalidad,   por   un   lado,   garantizar   al   consumidor   una   posición   de   equilibrio   en   sus   relaciones   con   los   empresarios   y,   por   el   otro,   preservar   la   lealtad   en   las   relaciones   comerciales,  de   manera   de   evitar   que   se   produzcan   desvíos   o   captación   potencial   de   clientela  por   medio   de   métodos   contrarios   a    dicha   lealtad.”

 

  • “El   artículo   12   de   la   Ley   24.240   establece :  “Los   fabricantes,   importadores   y   vendedores   de   las   cosas   mencionadas   en   el   art.   11   de   esta   Ley,   deben   asegurar   un   servicio   técnico   adecuado   y   el   suministro   de   partes   y   repuestos.”

 

  • “El   artículo   19   prescribe :  “Quienes   presten   servicios   de   cualquier   naturaleza   están   obligados   a   respetar   los   términos,   plazos,  condiciones,  modalidades,   reservas   y   demás   circunstancias   conforme   a   las   cuales   hayan   sido   ofrecidos,   publicitados   o   convenidos.”

 

  • “De   lo   expuesto   surge   la   responsabilidad   no   sólo   del   que   efectivamente   vende   el   producto   dañado,   sino   también   de   los   fabricantes   e   importadores,   por   lo   que   al   ser   la   actora   la   Fabricante   Oficial   del   producto   que   requiere   reparación,   no   puede   desligarse   del   cumplimiento   de   su   obligación,  siendo   entonces   también   responsable   al   igual   que   la   empresa   vendedora.”

 

  • “Además   de   los   hechos   expuestos,   se   advierte   que   el   televisor   adquirido   por   el   consumidor   NUNCA   fue   reparado,   sino   que   la   Empresa   sancionada (fabricante)   se   limitó   a   enviar   un   técnico   para   constatar   los   daños   denunciados.”

 

  • “Por   ello   no   puede   sostenerse   que   se   haya   asegurado   en   el   caso   el   servicio   técnico   adecuado ni   el   suministro   correcto   de   partes   y   repuestos   que   prescribe   la   norma   citada.”

 

  • “Con   respecto   a   las   infracciones   advertidas   en   el   Certificado   de   Garantía,   hay   que   destacar   que   los   consumidores   o   usuarios   sujetos   a   celebrar   contratos   con  condiciones   generales   predispuestas,   se   hallan   protegidos   por   el   régimen   legal   vigente,   el   que   no   sólo   establece   garantías   en   su   favor   sino   que   también   impone   obligaciones   al   predisponente,  entre   las   cuales   se   encuentra   el   deber   de   información,   correlato   del   derecho   a   la   información   del   artículo   42   de   la   Constitución   Nacional.”

 

  • “El   artículo   37   establece   reglas   generales   de   interpretación   de  cláusulas   pre-contractuales   o   contractuales   ineficaces   o   abusivas   que   deben   tenerse   por   no   convenidas,   sin   perjuicio   de   la   validez   del   contrato,   a   la   vez   que   prescribe   que   la   interpretación   del   contrato   se   hará   en   el   sentido   más   favorable   al   consumidor.”

 

  • “Por   su   parte   el   artículo   38   de   la   Ley   24.240   dispone   que  “la   Autoridad   de   Aplicación   vigilará   que   los   contratos   de   adhesión   o   similares,   no   contengan   cláusulas   de   las   previstas   en   el   artículo   anterior”,   otorgándole   la   misma   atribución   respecto   “de   las   cláusulas   uniformes, generales   o   estandarizadas   de   los   contratos   hechos   en   Formularios,   reproducidos   en   serie   y   en  general,  cuando   dichas   cláusulas   hayan   sido   redactadas   unilateralmente   por   el   proveedor   de la   cosa   o   servicio,   sin   que   la   contraparte   tuviere   posibilidades   de   discutir   su   contenido.”

 

  • “No   se   advierte   que   la   Dirección   Nacional   de   Comercio   Interior   se   haya   excedido   en   el   ejercicio   de   sus   facultades   de  control   respecto   de   los   contratos   de  adhesión.   Asimismo,   con   relación   al  invocado  principio   de   la   autonomía   de   la  voluntad,   si   bien   establece   que   las   convenciones   hechas   entre   en   los   contratos   representan   para   las   partes   una   regla   a   la   que   deben   someterse   como   a   la   ley   misma   (art.   1197   del   Código   Civil ),   lo  cierto   es   que   existen  excepciones   a   dicho   principio,   una   de   las   cuales   son   precisamente   los   contratos   predeterminados,   de   adhesión   o   similares   originados   en   relaciones   de   consumo   en   las   que   la   C.N.   ordena   a   las   Autoridades   proveer   a   la   protección   de   los  intereses   económicos   y   condiciones   de   trato   equitativo   y   digno   de   los   usuarios   y   consumidores.   Por   lo   tanto,   el   fabricante   recurrente   no   puede   alegar   en   su   favor   la   disposición   del   mencionado   artículo   del   Código   Civil   para   justificar   su   apartamiento   del   texto   constitucional   y   de   la   Ley   24.240,   así   como   de   sus   disposiciones   reglamentarias.”

 

  • Cabe   concluir   que   el   Organismo   Administrativo (DNCI)   actuó   conforme   a   derecho   y   dentro   de   sus   facultades   al  fijar   el   resarcimiento   por   daño   directo   a   favor   de   la  denunciante   sobre   la   base   de   los   parámetros   fijados   por   la   normativa.”

 

  • “Sin   embargo,   dada   la   demora   de   7   días   de   la   Fabricante   para   ir   a  corroborar   los   daños   en   el   televisor,   y   que   no   se   advierten   circunstancias   que   justifiquen   la   aplicación   equivalente   al   máximo   imponible   según   el   art.   40   bis   Ley   24.240   mod.  por   Ley   26.361,   corresponde  REDUCIR   su   valor   a   2   Canastas   Básicas   Total   para   el   Hogar  3.”

 

  • “En   cuanto   a   la   infracción   que   se   le   imputó   a   la   actora   referida   a   la   falta   de   reparación   del   producto   (arts   12   y   19   Ley   24.240),   teniendo   en  cuenta   la   posición   en   el   mercado   de   la   Empresa   sancionada,   las   características     del  servicio.   y   demás   circunstancias   del   caso,   como   la   falta   de   certeza   acerca   del   momento   preciso   en   el   que   dichos   daños   se   produjeron   o   sus   causas,   se   evidencia   un   exceso   de   punición   que   se   traduce   en   la   desproporcionalidad   entre   el objeto   y   la   finalidad   del   acto   administrativo,   lo   que   importa   una  violación   al   principio   receptado  por   el   art.  7    inc.  f)   de  la   Ley   19.549.”   En   consecuencia   la   multa   fijada  en $  25.000   se   reduce     a   la   suma   de   $  10.000,  confirmándose   la   otra   multa   de   $   25.000   por   la  existencia   de  cláusulas   abusivas   en   el   Certificado   de   Garantía.”

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: