Es Injustificado el Despido del Empleado Bancario cuando el Empleador No Probó la Causa del Mismo.

by Dra. Adela Prat on octubre 7, 2013

La   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo   CONFIRMÓ   la   Sentencia    dictada   en   Primera   Instancia,   en  cuanto   consideró  INJUSTIFICADO   el   DESPIDO  DIRECTO   decidido   por   la   EMPLEADORA   Banco  Santander   Río   S.A.”     y   la   CONDENÓ   a   pagar   las   indemnizadas   legales.    El   Banco   imputó   al   dependiente   el   USO   INDEBIDO   del    CORREO   ELECTRÓNICO   en   el   trabajo,   utilizando   las   herramientas   informáticas   que   el   Banco   le   provee   para   desempeñar   sus   tareas  REMITIENDO   MAILS   a   TERCERAS   PERSONAS,   algunas   clientes   de   ese   Banco  SOLICITÁNDOLES   SUMAS   de   DINERO   para   BENEFICIO   PROPIO,   indicando   para   ello   las   formas   y   números   de   cuentas   para   hacer   efectivo   su   proceder.

 

 

La   Sala   X   entendió   que   el   Banco  Empleador,   “no   acreditó”   que   el   empleado   había   utilizado   indebidamente   el   e-mail,  “NO   PROBÓ   la   CAUSAL   INVOCADA”   para   extinguir   el   vínculo   laboral,   cuando   es   a   la   demandada   a   quien   incumbe   probar   los   hechos   invocados   en   sustento   del   despido,   por   aplicación   del   Art.   377   del   Código   Procesal.

 

Por  otra   parte,   la  Pericia   Informática   no   pudo   ser  concretada   por   exclusiva   responsabilidad   de   la   patronal:   no  contaba   con   copia   original   del   correo  pues   al   extinguirse   la   relación   laboral dio  de  baja   al  usuario   y   cerró   la   casilla.  Tampoco   exhibió   los   Libros.

 

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   el   Expte.   17.503/2010   –  SD   21 368  –  “K. C. A.  c/  Banco  Santander   Río   S.A.   s/   despido “.  CNTRAB  –   SALA   X-   30/08/2013  –  Fallo   publicado   por   elDial.com   para   suscriptores,   el   pasado   04/10/2013.-

 

 

La   Sala   X   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo     integrada   por   los   Sres  Jueces   Dres.   Daniel   E Stortini   y   Enrique   Brandolino  dejándose   constancia   que   el   Sr.   Juez   de   Cámara   Dr.   Gregorio   Corach   no   vota   ( art  125   L.O.)  –   RESUELVE:  I.  CONFIRMAR  la   SENTENCIA   recurrida   en   cuanto   consideró   `injutificado´   el   despido   directo   decidido   por   el   empleador,   y   lo   condenó   a   pagar   las   indemnizaciones   legales   derivadas.  II.   Imponer   las   costas   de   Alzada   a   la   demandada   vencida.

 

 

I.   Carta   Documento  que   comunica   el   despido.

 

Con   fecha   16/12/2008   el   Banco   Santander   Río   S.A.”    instrumentó   la    `extinción   de   la   relación   laboral´   comunicada   por    Carta   Documento   en   los   siguientes   términos: Habiendo   incurrido   en   grave   injuria   laboral,   moral   y   material   al   empleador   por   haber   utilizado   herramientas   informáticas   que   el   Banco   le   provee   para   desempeñar   sus   tareas   remitiendo   mails   a   terceras   personas,   algunas   clientes   de   este   Institución   solicitándoles   sumas   de   dinero   para   beneficio   propio   indicando   para   ello   las   formas   y   números   de   cuentas   para   hacer   efectivo   su   proceder   todo   lo   cual   implica   una   clara   violación   de   las   normas   procedimentales,   circulares   internas   y   además   el   Código   de   Ética   vigente,   violándose   los   principios   de   buena   fe,   fidelidad,   cumplimiento   de   órdenes   e   instrucciones   arts.   62,   63,  84,  85,  86   y  ccts   de   la   L.C.T.,   provocando   su   conducta   la   total   pérdida   de  confianza   en   Ud   depositada   en   la   fecha   le   notificamos   queda   despedido   con   justa   causa   y   su   exclusiva   culpa…”

 

 

El   Sr Juez   de   Cámara   preopinante  Dr.   Daniel   E Stortini,   al   respecto   dijo :   en   consonancia   con   lo   dispuesto   en   grado,   a   la   demandada   le   incumbía   la   CARGA   de   PROBAR   los   hechos   invocados   en   sustento   del   despido,   sin   que   los   fundamentos   de   los   agravios   logren   desvirtuar   el   panorama   adverso   que   surge   de   la   Sentencia   sobre   este   punto.” (art.   377   del   CPCCN). – puede   leer   los   agravios   infra   en   (1) 

 

 

II.   La   cuestión   de   la   prueba   en  sede   laboral.   El  actor   había   reconocido   la   remisión   del   correo   electrónico…

 

La   primera   parte   de   la   exposición   recursiva   sostiene   que   el   actor   `ha   reconocido ´  la   remisión   del   correo   electrónico   que   desembocó   en   el   despido.   No   obstante,   el   Sr.   Juez   de   Cámara   votante   en   primer   término,   replicó   lo   cierto   es   que,   frente   a   la   disolución   del   vínculo   laboral  el   actor   `desconoció´   e  `impugnó´ la   causal;   por   ende  el   “onus   probandi”   recaía   sobre   la   demandada,   quien   debía   corroborar   que   el   actor   habría   hecho   uso   indebido   del   correo   electrónico   de   la   empresa,   circunstancia   que   no   ha   podido   acreditar   a   lo   largo   del   proceso,   toda   vez   que   ninguna   prueba   ha   aportado   al   respecto.”

 

 

 II.1. Pero  el  Banco  es   responsable  de  la  frustración  de  la  prueba  pericial   informática.

 

Acto   seguido  el   Dr.   Stortini   puntualizó   que   ” del   informe   del   `Licenciado   en   Sistemas´   surge   que   `no   pudo   cumplir   su   cometido´   al   no   contar   con   el   correo   original   en   cuestión,   y   que   la   demandada   le  comunicó   que   `no   guardaba   una   copia   del   correo´   en   tanto   cuando   se   desvinculó   de   la   empresa   K,   se   da   de   baja   el   usuario   y   el   correo   no   figura  cerrándose   su   casilla   de   correo   y   el   contenido   de   la   misma.”

 

 

En   ese   orden   de   ideas,   la   diligencia   no   pudo   ser   concretada   por   exclusiva   responsabilidad   de   la   quejosa”  –  sentenció   el   Sr.   Juez   de   Cámara   preopinante 

 

 

III.   La   presunción   del   art.   55   LCT.   La  empleadora  no   puede  traer   esta  argumentación  recién   en   la  Alzada.

 

Luce   en   la   Sentencia   de   Cámara   ”  tampoco   puede   ser   atendida   la   crítica   sobre   la   aplicación   al   caso   de  ` la   presunción   emergente   del   art.   55   de   la   LCT.´,  –  leerlo   infra   en   (2)    pues   llega   firme   a   esta   Alzada  ya   que   la   argumentación   de   la   apelante   en   orden   a   que   no   se   le   diera   una   fecha   concreta   para   que   el   perito   se   presentare   a   compulsar   los   Libros,   `no   fue   puesta   a   consideración   del   Juez   de   la   instancia   anterior´,   lo   cual   veda   su   tratamiento   en   esta   Alzada.”  (art  277   del   CPCCN )

 

 

En   ese   marco,  “ y   toda   vez   que   los   fundamentos   del   agravio   no   sirven   `para   probar´   la   causal   del   despido”   (art.  242   de   la   LCT   el   Sr.   Juez   de   Cámara   preopinante   propició   confirmar   el   fallo   en   lo   que   ha   sido   materia   del   agravio   tratado  otorgando   idéntica   solución   al   planteo   en   orden   a   la   admisión   de   las   indemnizaciones   de   los   arts   232 233    245   de   la   L.C.T. –  sustitutiva   de   preaviso,  integración   mes  de  despido   e  indemnización   por   antigüedad  –   por   cuanto  “como  quedó   reseñado   en   los   párrafos   precedentes,   se   encuentra  `no  demostrada´   la   motivación   del   despido  dispuesto   por   el   empleador. “

 

 

IV.   Valoración   de   la   prueba   testifical.  La   Sala  entiende  que  refuerza  la   presunción  Art.  55   LCT.

 

La   Sala   dejó   claro   que  no   encuentra   merecidas,   las   objeciones   formuladas   por   el   Banco   demandado  en   su   expresión   de   agravios,   respecto   del   valor   que   el   Magistrado  `a  quo´  le   acordó   a   la   prueba   testifical   colectada   para   tener   por   probadas   las   tareas   desempeñadas   y   la  jornada   de   trabajo   del   actor.”

 

 

Al   respecto,  el   Dr.   Stortini   puso   de   manifiesto  ” coincido   en  el   sentido   que   las   declaraciones   brindadas   por   R –  cliente   del   Banco –  y   R    empleado   del   Banco   revisten   entidad   suficiente   y   demuestran   que   el   actor   se   desempeñaba   como  `oficial   de   empresa ´  y   en   el   horario   de   09   a   18,  atento  que   sus  dichos  fueron   precisos   y  concordantes   brindando   la   suficiente   razón   de   ellos.  En   cuanto   al   restante   testigo,   explicó  –  entre  otros   hechos –  que   sabe   que   el  actor   hacía   horas   extras,   ya   que   intercambiaban   mails   fuera   del   horario   de   trabajo... y   haber   terminado   después   de   las   18,   corroborando   de   esta   forma   aún   más   la  tesitura   esbozada   en   el   escrito   de   inicio  (arts.  386  CPCCN   y   90   Ley  Nro   18.345   de   Procedimiento  Laboral ) y   reforzando   la   presención   legal   instaurada.”

 

 

V.   Prueba  documental   sobre   rubro  diferencias   por   días   de   licencia.

 

En   lo   que   concierne   al  agravio   del   demandado  sobre   la   procedencia   de   los   rubros   que   integraron   la   condena,  el   Sr   Juez  de   Cámara   remarcó “no   le   asiste   razón   a   la   apelante,   y   en   particular   cuando   cuestiona   la   decisión   del   sentenciante   anterior   de   declarar   viable   las   diferencias   por   días   de   licencia. “

 

 

Nótese,   que   al   reclamar   los   días   de  licencia,  el   actor   indicó   las   fechas   y   acompañó   documental   al   respecto   (fs…/…)   y   las   mismas   revisten   la   presunción   de   certeza   necesaria,   en   tanto   resulta   de   aplicación   la   presunción   emanada   del   art.   55   de   la   L.C.T….” –  afirmó   el   Magistrado   que   integra   la   Sala   X 

 

 

Finalmente  insistió   el   Sr.   camarista   que   “el   apelante   se   limita   (también   en   este   punto )  a   manifestar   en   forma   meramente   dogmática  y   sin   apoyatura   en   elementos   concretos   de   la   causa que   el   decisorio   de   grado  no   ha   fundamentado   correctamente   los   créditos   y   conceptos,   aunque   no   indica   concretamente   con   cifras   y   rubros   precisos   cuál   sería   el   importe   pretendido,   `incumpliendo´  de   tal   modo con   la   crítica   concreta   y   razonada   que   exige   el   art.  116   de   la   Ley   18.345   de   Procedimiento   Laboral.”

 

El   Sr.   Juez   de   Cámara   Dr.   Enrique  Brandolino   adhirió   por  análogos   fundamentos   al   voto  que  antecede.

 

 

Conclusión.

 

La  Sala  X   resolvió   confirmar   la   Sentencia   de   la   anterior   instancia   que   consideró   injustificado   el   despido   directo   dispuesto   por   el   Banco   demandado   y   lo   condenó   al   pago   de   las   indemnizaciones   legales   derivadas,  por   no   haber   acreditado   que   el  actor   había   utilizado   indebidamente   el   email.

 

 

(1) Agravios   del   empleador   demandado.   Son   los   siguientes: (i) el  hecho   en   sí   que  causó  el  despido,  fue  reconocido   por   el   actor (trabajador)   y   por   lo   tanto   no   era   un   presupuesto   controvertido;  (ii) fue   corroborado   por   la  pericial   informática;  (iii)  valoración  de  la  prueba testimonial  por   el   Sr.  Juez  `a  quo ´;  (iv)   la  aplicación  de   la   presunción   del   art 55   LCT;  (v) la   procedencia  de  los  rubros  de  condena.

 

 

(2) Artículo  55   Ley  20.744   y  modificatorias. Omisión   de   su   exhibición.  “ La  falta   de   exhibición   a   requerimiento   judicial   o   administrativo   del   Libro  Registro,  Planilla   u   otros   elementos   de   contralor   previstos   por   los   arts   52  (Libro   Especial)   y   54,   será   tenida   como   presunción   a   favor   de   las   afirmaciones   del   trabajador…  sobre   las   afirmaciones   que   debían   constar   en  tales   asientos.”

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: