Honorarios Profesionales. Inconstitucionalidad del art. 8 de la Ley 24.432 en cuanto impone una Limitación de Responsabilidad por las Costas en el último párrafo del Art. 277 LCT. Nuevamente la Sala VI Cámara Nacional Trabajo declara dicha Inconstitucionalidad.

by Dra. Adela Prat on septiembre 11, 2013

El  ex   letrado   del   órgano   fiduciario   de   la   quiebra   de   Racing   Club  Asociación  Civil  PODRÁ   HACER   VALER   su   DERECHO   al   COBRO   de   sus   HONORARIOS  (regulación   y   ejecución)  por  ante   la  JUSTICIA   NACIONAL   del   TRABAJO   atento   que   la   Cámara   Laboral   revocó   la   decisión   adoptada   por   la   Magistrada   de   Grado,   que   le   ORDENABA   hacer   valer   su   derecho   por   ante   el JUZGADO   de   la   QUIEBRA   con   causa   en   las   tareas   realizadas   en   el  Fuero   Laboral.

 

 

SALA   VI   de   la   CÁMARA   Nacional   del   Trabajo   declara   la   INCONSTITUCIONALIDAD   del   ART.   8   de   la   LEY   24.432   –   que   modifica   el   Art.   277   de   la   LCT  – Ya   había   declarado  la  inconstitucionalidad   de   tal   artículo   en   el   caso   “Chamorro  vs  Rigolleau  S.A.  y  otro  s/  Accidente – Acción   civil   el  30/ 06/ 2010.

 

 

Principìo   PROTECTORIO   y   DERECHO   de   PROPIEDAD  –   Arts.  14   bis   y   17   de   la   Constitución   Nacional   . Derecho   del   trabajador   a   obtener   una   indemnización   justa   e   integral.  Art.   63.1.   de   la   “Convención   Americana   de   Derechos   Humanos“.   Derecho   del   profesional   a  cobrar   sus   honorarios.    Costas   y   gastos   incurridos   en   el   la   actividad   desplegada   con   el   fin   de   obtener   justicia,   que   estén   comprendidos   dentro   del   concepto  “reparación”   y   deben   ser   compensados.

 

 

Esta   cuestión   fue   abordada   en   el   Expte.   2.612/2008   – “Domínguez   Eduardo   Rodrigo   c/  Rácing   Club   Asoc.   Civil   y   otros   s/   accidente   –   acción   civil ” –  SI   35.827  –   CNTRAB   –   SALA   VI   –   04/ 07/ 2013  – Fallo   publicado   por   elDial.com   para   suscriptores   en   el   día   de   la   fecha   11/ 09/ 2013.

 

 

La   Sala   VI   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo  –  integrada   por  los   Sres.   Jueces   Luis   A.   Rafaghelli   y   Juan   Carlos   Fernández   Madrid     RESUELVE :  1)  REVOCAR   lo   dispuesto   en   la   instancia   de   grado,   declarando   la   aptitud   jurisdiccional   de   esta   Justicia   Nacional   del  Trabajo   en   lo   atinente   a   la   regulación   y   ejecución   de   los   emolumentos   correspondientes   a   los   letrados   del   órgano   fiduciario  de   la   quiebra   de   Racing  Club   con   causa   en   las   tareas   realizadas   en   este   Fuero.  2)  Confirmar   lo   demás   que   fuera   objeto de   agravio   y   recurso.   3)  Costas   de   ambos   incidentes   en   el  orden   causado.

 

 

I.   El   pronunciamiento   revocado   por   la   Cámara   Nacional   del   Trabajo.

 

La   Señora   Juez   a  quo   había   dispuesto   que   el   letrado   del   órgano   fiduciario   de   la   quiebra   de   Racing   Club   Asociación   Civil  –   Dr.   V  L.  –  debía   hacer   sus   derechos  en   concepto   de   honorarios,   ante   el   Juez   de   la   quiebra,   por   tratarse   de   una   deuda   originada   por   la   actuación   de   los   órganos   del   proceso   falencial   y   porque   es   quien   tiene   facultades    para   decidir   sobre  los   derechos   que   a   tales   órganos   pudieran   corresponder.

 

 

II.  Es   competente   la   Justicia   Nacional   del   Trabajo.  Honorarios   por   tareas   realizadas  en  Fuero  Laboral.

 

Los   Sres   Jueces   de   Cámara   señalaron   que   corresponde   dirimir   la   cuestión   afirmando   la   aptitud   jurisdiccional   de   esta   Justicia   Nacional   del   Trabajo   en   lo   atinente   a   la   `regulación´   de   los   emolumentos   correspondientes   a   los   letrados   del   órgano   fiduciario  de   la   quiebra   de   Racing   Club   Asoc.  Civil   con   causa   en   las   tareas   realizadas   en   este   Fuero,   conforme   la   aplicación   de   lo   normado   en   el   art.   6   inciso   1)   del   CPCCN,   alcanzando   también  la   referida   norma   al   trámite   de  ` ejecución´ .”

 

 

III.  Es   inconstitucional   el   art.   8   de   la   Ley   24. 432   que   modifica   el   art.   277   del   CPCCN. Precedente   jurisprudencial.

 

Luce   en   la   Sentencia   de   Cámara   que   las   demandadas   QBE   ART   S.A.”   y   Rácing   Club   Asociación   Civil,   se   agraviaron   de   la   declaración   de   inconstitucionalidad   del   art.   8   de   la   Ley   24. 432   que   modifica   el   art. 277   de   la   L.C.T.      Los   agravios   no   pueden  prosperar      enfatizaron   los   Dres.   Raffaghelli   y   Fernández   Madrid  

 

 

En   efecto,   como   ya   se   pronunciara   esta   Sala   VI   en   los   autos   “Chamorro   Gabriel   Esteban   c/  Rigolleau   S.A.   y   otro   s/   Accidente     Acción   Civil (Expte   Nro   19.085/2007,   S.D.   62.092,   30/ 06/ 2010)   a   cuyos   argumentos   remitimos,   corresponde   en   el   caso   declarar   la   inconstitucionalidad   de   la  limitación   de   responsabilidad   impuesta   por   la   norma   cuestionada.” leer  el  art. infra  en (1) –

 

 

III.1.   La   Corte   Interamericana   de   D.H.   interpreta    el    art.   63.1    de   la   Convención   Americana.

 

Los   Sres.   camaristas   recordaron   que   como   se   sostuvo   en   el   precedente   invocado,   es   la   Corte   Interamericana   de   Derechos   Humanos   la   que   ha   sostenido   en   forma   reiterada   que    Las   costas   y   gastos   están   comprendidos   dentro   del   concepto   de   reparación   consagrado   en   el   art.   63.1   de   la   Convención   Americana,   puesto   que   la   actividad   desplegada   por   las   víctimas   con   el   fin   de   obtener   justicia,  tanto   a   nivel   nacional   como   internacional,   implica   erogaciones   que   deben   ser   compensadas   cuando   la   responsabilidad   internacional   del   Estado   es   declarada   mediante   sentencia   condenatoria.”     (Conf..   Caso   Garrido   y   Baigaorria   Vs.   Argentina.   Reparaciones   y   Costas.  Sentencia   de   27   de   agosto   de   1.998.   Serie   C   Nro   39,   párr.   79;   Caso   Comunidad   Indígena   Yakye   Axa   vs.   Paraguay.  Reparaciones   y   Costas.  Sentencia   del   17   de   junio   de   2.005;   Caso   Dacosta   Cadogan   vs.   Barbados.  Reparaciones   y   Costas.  Sentencia   del   24   de   Septiembre   de   2.009;   entre   otros )

 

 

Insisten   los   Magistrados   que   integran   la   Sala  VI :   De   acuerdo   con   el   art.   63.1   de   la   `Convención   Americana   de   Derechos   Humanos´,   y   la   interpretación   que   del   mismo   viene   haciendo   en   forma   reiterada   la   Corte   Interamericana   de   Derechos   Humanos,   ante   una   sentencia   condenatoria,   las   costas   y   gastos   ocurridos   tanto   a  nivel   nacional,   como   internacional ,  debido   a   la   actividad   desplegada   con   el   fin   de   obtener   justicia,   están   comprendidas   dentro   del   concepto   `reparación´   y   deben   ser   `compensados´ “

 

 

III.2.  Art   63.1   de   la   Convención   Americana :  ”  justa   indemnización   a   la  parte  lesionada”

 

La   Corte   Interamericana   de   Derechos   Humanos   arribó   a   aquella   conclusión (párrafo  precedente)   a   partir   de   la  norma   del   art.   63.1   de   la   Convención   Americana   de   Derechos   Humanos   que   establece,  entre   otras   cosas,   que   si   fuera   procedente,   se   dispondrá   el   pago   de   “una  justa   indemnización   a   la   parte   lesionada”  ampliado  infra  en  (2)  

 

 

III.3.  El   principio   protectorio   del  Art   14   bis  CN   y   el  derecho   de   propiedad   del  Art.  17  C.N.

 

Por   todo   lo   expuesto, y   de   acuerdo   con   el   `principio   protectorio´   consagrado   en   el   art.   14   bis   de   la   Constitución   Nacional,   así   como   al   `derecho   de   propiedad´   del   trabajador  (art.   17   C.N.)   que   ha  ganado   el   pleito,   los   Sres   camaristas   pusieron   de   relieve   que   la   reparación   del   perjuicio   sufrido   por   el   accionante   no   puede   considerarse   justa   e   integral   si   como   consecuencia   de   lo   dispuesto   en   el   art.   277   de   la   L.C.T.     Ley   de   Contrato   de   Trabajo  –   se  viera   obligado   a  destinar   parte   de   la   indemnización   objeto   de   condena,   al   pago   de   honorarios   de   su   letrado   y   de   los   peritos   que   intervinieron   como   parte   necesaria   del   proceso,  precisamente,   cuando   el   presente   caso   tuvo   su   origen  en   un   accidente   de   trabajo   que   para   lograr   acreditar   tanto   la   existencia   del   daño,   como   los   factores   de   imputación,   se  tuvo   que   contar   de   forma   imprescindible   con   la   asistencia   de   peritos   en   diversas   artes.”

 

 

Así   es,   que   de   no  verse   satisfechos   los   honorarios   regulados   en   su   totalidad   por   la   condenada   en   costas,   los   mismos   podrían   ser   ejecutados   en   contra   del   trabajador  (cfr.   art.   49,  Ley   21. 839 )   sin   posibilidad   de   repetición   contra   la   demandada,   quien,  según   la   sentencia   de   autos,   estaba   obligada   a   cargar   con   las   costas.”     concluyeron   los   Dres   Fernández   Madrid   y   Raffaghelli  

 

 

III.4.  El   Art   177   LCT   modificado,  también   lesiona  el   derecho   de   propiedad   de   los   profesionales.

 “La   aplicación   del   art   8   de   la   Ley   24.432   que   modifica   el   art.   177   de   la   LCT,   produciría   –   además     una   lesión   al   derecho   de   propiedad   de   los   profesionales,   quienes   pese   a   tener   un   crédito   establecido   en   una   sentencia   judicial,   se  verían   impedidos   de   hacerlo   efectivo.” (del  texto   de  la  Sentencia   de  Cámara ).

 

 

Conclusión

 

En   consecuencia,   los   Sres   Jueces   de   Cámara   estimaron   que   corresponde   desestimar   los   agravios   de   las   demandadas   QBE   ART   SA   y   Racing   Club   Asociación   Civil   y   “confirmar”   lo   resuelto   en   cuanto   a   la   inconstitucionalidad   del   art.   8   Ley   24. 432   en  cuanto   modifica   la   responsabilidad   por   costas   del   art. 277   de   la   L.C.T..  Costas   de   ambos   incidentes   en   el  orden   causado.

 

 

 

Referencia  normativa

 

(1) Párrafo   final   del   Art.   177   de   la   Ley   20.744 (LCT)   incorporado   por   el   Art.   8   de   la   Ley   Nro   24. 432  (B.O.  10/ 01/ 1995 ). PAGO   EN   JUICIO.

La   responsabilidad   por   el   pago   de   las   costas   procesales,   incluidos   los  honorarios   profesionales   de   todo   tipo   allí   devengados   y   correspondientes   a   la   Primera   o   única   instancia,   no   excederán   del   25%   del   monto   de   la   Sentencia,  laudos,  transacción   o   instrumento   que   ponga   fin   al   diferendo.   Si   las   regulaciones   de   honorarios   practicadas   conforme   con   las   leyes   arancelarias   o   usos   locales,  correspondientes   a   todas   las   profesiones   y   especialidades,   superaran   dicho   porcentaje,   el   Juez   procederá   a   prorratear   los   montos   entre   los   beneficiarios.   Para   el   cómputo   del   porcentaje   indicado   se   tendrá   en   cuenta   el   monto   de   los   honorarios   profesionales   que   quienes  hubieren   representado,   patrocinado   o   asistido   a   la   parte   condenada   en   costas”  (párrafo  incorporado   por   el   Art.   8   de   la   Ley   24.432  (B.O.  10/ 01/ 1995 )

 

 

RECOMIENDO.  Con   referencia   al   artículo   8vo   de   la   Ley   24.432,   agregado   como   párrafo   final   al   artículo  277   de   la   Ley   de   Contrato   de   Trabajo,   hemos   publicado   en   este   Blog   un   comentario   del   Dr.   Jorge   A.   Kohn,   Abogado   y   Contador   Público.  El   post   se   titula : “ Incidencia   del  Proyecto   de   Código   Civil   y   Comercial   de   la   Nación   en   los   Honorarios   de   Peritos,  Abogados   y   Procuradores.  Deben   suprimirse   dos   artículos“. https://www.adelaprat.com/2013/01/incidencia-del-proyecto-de-codigo-civil-y-comercial-de.

 

Más   allá   de   que   el   Proyecto   de   Código   Civil   y   Comercial   de   la   Nación   repite   la   mayoría  de   los  errores   cometidos   en   la   Ley   24.432,  vale   la  pena   la   lectura  del   criterio   de   este   autor,  atento  que   el   Dr.   Kohn   es   un   especialista   en   el   tema   de   honorarios   y   especialmente   en   la   Ley   24.432.  En   dicho    post   se   podrán   leer   las   críticas   al   artículo   8vo   de   esa   Ley   y   a   otros   artículos   de   la   misma   Ley.

 

 

El   Artículo   277   LCT  comienza   disponiendo   que   Todo   pago   en   juicio   que   deba   realizarse   en   los   juicios   laborales   se   efectivizará   mediante   depósito   bancario   en   autos   a   la   orden   del   Tribunal   interviniente   y   giro   judicial   personal   al   titular   del   crédito   o   sus   derecho habientes.”

Queda   prohibido   el   pacto   de   cuota   litis   que  exceda   el   20%   el   que,   en   cada   caso,   requerirá   ratificación   personal   y   homologación   judicial.”

……………………….

Todo   pago   realizado   sin   observar   lo   prescripto   y   el  pacto   de   cuota   litis   o   desistimiento   no   homologado,  serán   nulos   de   pleno   derecho

 

Y   aquí   viene   el  famoso   párrafo   final   transcripto  supra“,  criticado   hasta  el   cansancio   por   profesionales   y  peritos   judiciales  y   que   debemos   a  un   tal   Sr.   Cavallo,  que   alguna   vez   fue   Ministro   de   Economía  en  nuestro   país.

 

 

 (2) Respecto   del   concepto   de   “indemnización   justa”   los   Sres   Jueces   de   Cámara   puntualizaron   que   “dicho  concepto   remite   a   la   minuciosa   doctrina   que   nuestra   Corte   Suprema   ha   elaborado   entre   otros   en   el   precedente  “Aquino,  Isacio  c.  Cargo   Servicios   Industriales   S.A.”,   cuando   frente   a   un   reclamo   por   accidente   de   trabajo   decretó   la  inconstitucionalidad   del   art.   39.1   de   la   Ley   de   Riesgos   de   Trabajo   Nro    24.557,   evocando  en   esa   oportunidad   el   fallo   recaído   en   Provincia   de   Santa   Fe   c.   Nicchi,   en   el  que   la   propia   Corte   sostuvo   que  resultaba   inconstitucional   una   indemnización   que   no   fuera  justa“,   puesto   que  “indemnizar   es  (…)   eximir   de   todo   daño   y   perjuicio   mediante   un   cabal   resarcimiento”,   lo   cual   no   se   logra   si   el   daño   o   el   perjuicio   subsisten   en   cualquier   medida  (Fallos:  268:112,  114,  considerandos   4   y  5 ) “

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: