La Sala III Revoca Sentencia y Declara Competente la Justicia Nacional del Trabajo para entender en Acción por Daños y Perjuicios y Daño Moral originada en Accidente de Trabajo Acaecido Con Anterioridad a la Vigencia de la Ley 26.776. Encendida Declaración de Inconstitucionalidad de los arts 4to in fine y 17 inc 2 Ley mencionada.

by Dra. Adela Prat on agosto 14, 2013

RIESGOS   DEL   TRABAJO.  La   Cámara   Laboral   nuevamente   resuelve   a  favor   de  la   aptitud   jurisdiccional   de    la   Justicia  Nacional   del   Trabajo   para   entender   en  una   acción  civil   por   accidente   de   trabajo   acaecido  CON   ANTERIORIDAD   A   LA   ENTRADA   EN   VIGENCIA   de   la   Ley   26. 773   modificatoria   de   la   Ley   de   Riesgos   del   Trabajo  Nro   24. 557.

 

 

La   Sentencia   dictada   por   la   Sala  III   se   refiere   a   la   cuestión   que   surge   del   Art.  4   de    la  nueva  Ley  Nro   26.773,   norma   que   provoca   un   DESPLAZAMIENTO   DEL   TRABAJADOR   DE   SU   JUEZ   NATURAL , dejando   claro    los   Perjuicios   sufridos   por   quienes   se   accidenten   BAJO   LA   VIGENCIA   DE   LA   NUEVA   LEY.

 

La   Sentencia   de   Cámara   hace   hincapié  sobre   la   pérdida,   para   el   trabajador   que   se   accidenta   bajo   la   vigencia   de   la   Ley   Nro   26. 773,   del   beneficio   de   la   GRATUIDAD     y   garantía   de   acceso   a   la   Justicia,   aspectos   centrales   del   PROCEDIMIENTO   LABORAL.   Todo   lo   dicho,   en   el   caso   de   optar   por   el   ejercicio   de   la   acción   civil   de   reparación   integral   de   los   daños   sufridos,   pues  en   ese   caso   está   OBLIGADO   a   recurrir   al   FUERO   CIVIL,   siendo   desplazado   de   su   JUEZ   NATURAL.

 

 

 

SI   62. 970   –   Causa   8595/2013   –   “Astudillo,   Walter   Gustavo   c/   prevención   ART   S.A.   s/   accidente  –  acción   civil”   –   CNTRAB   –   SALA   III   –   28/06/2013.   Fallo   provisto   por   elDial.com,   en   el   día   de   la   fecha   14  de   agosto   de   2.013  –

 

 

La   Sala   III   de   la   Cámara   Nacional   de   Apelaciones   del   Trabajo     integrada   por   los   Jueces   Dres.   Néstor   M.   Rodríguez   Brunengo   y    Diana   Regina   Cañal     RESUELVE:   I.-   REVOCAR   la   resolución   dictada   en   la   anterior   instancia   que   DECLARÓ,     apartándose   del   Dictamen   Fiscal,    la   INCOMPETENCIA   de   la   JUSTICIA   NACIONAL   DEL   TRABAJO    para   entender   en   la   presente   acción   que   reclama   indemnización   por   daños   y   perjuicios   y   daño   moral   con   fundamento   en   la   normativa   civil,   en   función   de   lo   dispuesto   en   la   Ley   24. 557   y  la  Ley  Nro 26.773,   ordenando   el   ARCHIVO   de   la   causa.

 

 

I.   El   accidente   de   trabajo.  Cuándo   ocurrió.

 

El   actor   ingresó   a   trabajar   para   Marcelo   Horacio   Calderón,   dedicado   al   rubro   alimentación,   el   26   de   agosto   de   2.008.   Allí   cumplía   tareas   múltiples   de   4   a   13   horas,   percibiendo   una   remuneración   de   $   3.800   (pesos   tres   mil   ochocientos).

 

 

Siendo   las   6:20   horas   (AM)   del   día   2   de   Septiembre   de   2.011,    sufrió   un   accidente   durante   la   prestación   de   tareas,   en   su   lugar   de   trabajo,   mientras   circulaba   por   una   rampa    que   tiene   hielo   y agua  -,  cargando   dos   baldes   pesados   con   pollos,   allí   resbaló   y   cayó,   provocándose   un   traumatismo   en   su   hombro   izquierdo.

 

 

 

II.   La   Sala   se   refiere   al   Dictamen   del   Fiscal   General   en   el   caso   “Virgilli”.

 

Los   Jueces   de   Cámara   tras   recordar   que   la   Ley   Nro   26. 773   rige   plenamente   desde   el   octavo   día   de   su   publicación,  es   decir   que   está   vigente   desde   el   4   de   diciembre   de   2.012,   señalaron   que   dicha   ley   no   contiene   norma   alguna   de   aplicación   inmediata,   lo   que   de   todos   modos   no   obstaculiza   que   algunas   normas   de   tipo   adjetivo   contenidas   en   la   Ley,   sí   resultan   inmeditamente   aplicables,   aún   por   accidentes   ocurridos   con   anterioridad   a   su   entrada   en   vigencia. ” (1)

 

 

Acto   seguido,  los   camaristas   destacaron   que   se   suma,   entre    otros,    como   argumento   justificativo   de   la   `aplicabilidad   inmediata´  por   el   carácter   adjetivo,   que   se   trata   de   `mejoras   en   la   situación   del   trabajador´,   por   imperio   del   artículo   9   de   la   LCT    Ley  de  Contrato   de   Trabajo  –   y   del   principio   de   progresividad. “

 

 

En   tal   sentido   los   Magistrados    que   integran    la   Sala   III,    puntualizaron   que   en   ese   punto,   se  presenta   un   interrogante   en   relación   con   la  `competencia´,   reconociendo,   no   obstante,   que   “el   Fiscal   General   brindó   una   respuesta   que   permite   sortear   el   escollo,   en   el   Dictamen   Nro   6.350   del    06/02 /13,   in   re  Virgilli,  Darío  Ernesto   c/   Federación   Patronal   Seguros   S.A.   y   otros   s/   accidente    acción  civil.”,   CNAT.”

 

 

Se   refieren   al   argumento   manifestado   en   el   aludido   Dictamen   respecto  de   que   la   acción   civil   reconocida  en   la  Ley   26. 773,   se   trata   de   una   acción   nueva,   con   lo   cual  ` no   podría   regir   la   aplicación   inmediata´   en   casos   donde   los   accidentes   sean   previos   a   la   vigencia   de   la   Ley   26. 773,   puesto   que   el   principio   de   aplicación   inmediata   rige  `en  tanto   y   en   cuanto ´   el   derecho   al   que   se   aplica   la   nueva    norma   procesal,   hubiese   existido   con   anterioridad   a   la   creación   de   ésta,   y   no   en   aquellos   casos,   como   el   que   nos    reúne  el   Fiscal   General   se   refiere   a  Virgilli” –  en   los   cuales   la  Ley   26. 773   prevé  una   acción   que   no   existía   y   le   prescribe   un   trámite   específico.” (fuero  civil)

 

 

Reza   la   Sentencia   de   Cámara   que   “ese   criterio   fue   compartido   no   por   unanimidad   en   el   decisorio   de   la   Sala  V,  S.I.   Nro   29. 740,   del   18/ 05/ 13;   el   que   también   fue   sostenido   por   la  Sala   IX,   S.I.   13.790,   del   25/ 03/ 13,   in   re    “Mendoza,   Jorge   Luis   c/   Bruno,   Gerardo   Reinaldo   y   otro   s/   accidente  –  acción   civil   y   por   la   Sala   II,   S. I.   63. 509,   del   21/ 03/ 13,   in   re   “Sanabria,   Gustavo   Adolfo   c/ Los   Constituyentes   SAT   y   otro  s/   despido.”

 

 

RESUMEN.  Si   el   accidente   acaeció   bajo   la   vigencia   de   la   La   Ley   24. 557,   aunque   la   demanda   fuese   interpuesta   con   posterioridad   a   la   entrada   en   vigencia   de   la   nueva   Ley   Nro   26.773,  la   acción  reclamando   daños   y   perjuicios,   es   competencia   del   Fuero   del   Trabajo.

 

Mientras   que,   si   el   accidente  laboral   ocurre   bajo   la   vigencia   de   la   Ley   26. 773  –  desde   el   4   diciembre   de   2.012  –  el   trabajador   deberá   ejercer   una   “opción   excluyente”.  A  saber : (i)  reclamar   a   la   ART;   o   b) ejercer   la   acción   civil   reconocida   por   los   arts   4   y   17  inc  2   de   dicha    Ley,    que   debe   plantearse   ante   el   FUERO   Nacional   en   lo   CIVIL .

 

 

 

III.  Caso   de   un   reclamo   por   “accidente   acaecido   bajo   la   vigencia   de   la   Ley  Nro  26.773”.  Declaran   inconstitucionales  dos  normas.

 

 

Los   Jueces   de   Cámara   pusieron   de   relieve   que   ” es  evidente   la   inconstitucionalidad   del    articulo   4to   y   su   complemento,   el   17   inc   2do,   que   al   crear   la   acción   civil,   prevé   que  sea   el   Juez   con   competencia   en   esa   materia   quien   atienda   la   cuestión;   y   más   aún   aplicando   las   normas   de   fondo,   de   forma   y   los   principios   del   Derecho   Civil. “

 

 

Sentado   lo   anterior,   los   camaristas   remarcaron   que   en   ese   supuesto,   el   desplazamiento   del   trabajador   de   su   Juez   Natural,   atrae   una   serie   de   perjuicios   para   el   mismo,   evidentemente,   se   trata   de   una   DISCRIMINACIÓN    en   tres   sentidos,   aunque   SIEMPRE    en   perjuicio   del   mismo   sujeto.…..  queda   en   peor   posición   quien   se   accidenta   dentro   del   período   de   vigencia   de   la   Ley    26.773 ,   que   el   que   lo   sufriera   antes   de   ella. “

 

 

Ello   así,   porque   el   trabajador     no    sólo   contará    con   el    beneficio   de   una    pacífica    jurisprudencia   que   nace   con   el   caso   “Aquino”   de   la   CSJN  21/09/04 –  la   que   le   permitirá   reclamar   por   la   vía   del   derecho   común  sino   que   en   caso   de   reclamar   en   el  marco   de   la   Ley   26. 773,   por   su   carácter   adjetivo….. quien   se   accidenta   dentro   de   su   vigencia,   no   tendría   los   beneficios    normativos     e   interpretativos   de   la   disciplina   específica (laboral),   con   los   que   sí   cuentan   los   trabajadores   cuando   reclaman   por   otras   cuestiones...  se   pretende   una   igualdad   dentro   del   proceso   civil,   cuando   ni   siquiera   la   misma   existía   en   el   fuero   laboral,   porque   sencillamente   en   la   realidad,   el   trabajador   siempre   está   en   peor   situación. “  –   afirmó   la   Sala  

 

 

De  manera   que   este   desplazamiento   del   Juez,   normas   y   principios,   no   hace   más   que   profundizar   la   brecha   en   perjuicio   del   trabajador.”  ( texto   de   la   Sentencia   de   la   Sala  III   refiriéndose   a   la   Ley   Nro   26. 773 )

 

 

Continuando   con   la   argumentación,   los   Jueces   de   Cámara   pusieron   de   manifiesto   que   ” ese   desfasaje   entre   empleador   y   trabajador,   o   entre   ART   y   trabajador,   lo    vemos   en   particular   destacado   en   un   aspecto   procesal,   cual   es   la   gratuidad,   que   constituye   ni   más   ni   menos   uno   de   los   aspectos   centrales   del   procedimiento   laboral,   con   la   garantía   de   acceso   a   la   justicia   que   implica   la   gratuidad.”   ( art.   8.1.  de  la  Convención  Americana   de   los   Derechos   Humanos – CADH )

 

 

Es   evidente   que   el   artículo   4to   de   la   Ley   Nro   26. 773,   al   desplazar   la   competencia   sin   justificativo   alguno,   colocando   en   peor   situación   al   trabajador,    que   ni   siquiera   será   sometido   a   un   proceso   bajo   los   principios   y   reglas   específicos   del   Derecho   Laboral,   viola   el   principio   “pro   homine”   y   resulta   regresivo. ” texto   de   la   Sentencia   de   la   Sala  III   al   referirse   a   la   obligatoriedad   establecida   por  la   nueva  Ley,   de   ejercer   ante   la   Justicia   Nacional   en  lo  Civil,   la  nueva   acción  creada   que  antes  no  existía:  la  acción  civil   por   daños   y   perjuicios   de  reparación  íntegral ).

 

 

 

IV.  Ahora   sí,   el   caso   de   autos:   es   competente   la   Justicia   Nacional   del   Trabajo.

 

Volviendo   al   caso   de   autos,   los   Jueces   de   Cámara   explicaron   que   ” el   Juez   de   Primera   Instancia   ha   realizado   una   ponderación   sobre   la   constitucionalidad   de   una   norma   que   se   debate   en   el   sub–  lite.”  A  saber  :   desestimó   el   planteo   de   inconstitucionalidad   del   artículo   46   de   la   Ley   de   Riesgos   del   Trabajo,   porque   entiende   que   el  reclamo   de   las   prestaciones   médicas   y   dinerarias   que   surgen   de   la   aplicación   de   la   Ley   24. 557,  debe   realizarse   en   el   Fuero   Federal   de   la   Seguridad   Social   como   lo   prevé   dicha   Ley.”

 

 

Sin   embargo,   “se    declaró   incompetente  –  apartándose   del  Dictamen   Fiscal    para   entender   en   la   presente   acción   que   reclama   la   indemnización   por   los   daños   y   perjuicios   y   daño   moral   con  fundamento   en   la   normativa   civil,   en   función   de   lo   dispuesto   en   la   Ley   24.557   y   la   Ley   26.773   ordenando  el   archivo   de   la   causa.”

 

 

En   tal   sentido,   la   Sala   III   afirmó   ” ya   se   ha   expedido   el   Tribunal   al   decidir   en   los  autos   caratulados:  “Pera,  Pedro   c/  QBE   Argentina   ART   S.A.   s/   accidente    ley   especial  ( sentencia   Nro   62. 631) :     Este   Tribunal   considera   que   el   Sr.   Juez   de   anterior   grado,   el   emitir   opinión   con   la   declaración   de   inconstitucionalidad   del   artículo   46   de   la   Ley   de   Riesgos   del   Trabajo,  `asumió   la   competencia´,   lo  que  torna   abstracto   el   planteo .”

 

 

En  consecuencia,   la   Sala   resolvió   que   corresponde   revocar   lo   decidido   y   disponer   la   aptitud   jurisdiccional   de   la   Justicia   Nacional   del   Trabajo,  para   entender   en   las   presentes   actuaciones.”

 

 

Referencia.

 

(1) Resultan  de  aplicación   inmediata  algunas  normas   de  tipo  adjetivo  contenidas en  la   nueva  ley  26.773,   aún   por   accidentes   acaecidos  durante  la  vigencia  de  la   vieja  ley  24. 557.  Así   lo  han   sostenido :  Cámara   de   Trabajo   de   Córdoba,   Sala  X,   el   21/ 12/ 12,  in  re   “Martínez   Pablo  Darío  c/  Mapfre  ART   S.A.  s/accidente “,   en   la   hipótesis   del   RIPTE  (art.  17  inciso  6   Ley  26.773)   y   de   la   indemnización   adicional  de   PAGO  ÚNICO  ( art.  3   in   fine),  la  que   se   remite   al   decisorio   de   su   par   mendocina,   Sala  VII,   in   re   “Gogoy,  Diego  Maximiliano   c/   Mapfre   Argentina   del   12/ 11/ 12.

 

 

Otro   tanto,   hizo   la   Sala  VI   de   la   Cámara   Cordobesa   in   re   “Ludueña,  Prudencia   Beatriz   c/  Asociarte   ART   S.A.”,   el   15/ 03/ 13 ;   y   la   misma   Sala   el   15/04/13,   in  re  “Granbero,  Francisco  José  c/  Consolidar   ART   S.A.”;   así   como   la   Sala   III   de   igual   jurisdicción,   in   re   “Torres,  Manuel   Rodolfo   c/  La   Segunda   ART   S.A.”   del   04/ 03/  13.

 

 

En   el   mismo   sentido,   el   Juzgado   Nacional   del   Trabajo   Nro   58,   Sentencia   5.393   del  24/02/13,   in re   “Camargo,  Roberto   Adrián   c/  Mapfre   Argentina   ART   S.A.   y   otro   s/ accidente – acción  civil“;  otro:   S.D.  Nro   93. 565   del   31/ 05/ 13    in   re   “Pisera,  Juan  Manuel   c/  Euterma   S.A.  y  otro   s/  despido.”   del   registro   de  esta  Sala  III.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: