Cámara de Santa Rosa (La Pampa) declara Competente el Fuero Laboral para entender en la Cuestión Civil por Daños y Perjuicios en caso de Enfermedad Laboral de Trabajador Rural y su Familia contraída bajo el régimen de la Ley 24.557 .

by Dra. Adela Prat on julio 31, 2013

CÁMARA   DE   APELACIONES   EN   LO   CIVIL,   COMERCIAL,   LABORAL   Y   DE   MINERIA   (LA  PAMPA).

PROCEDIMIENTO   LABORAL.   COMPETENCIA.   Tareas   rurales.   Enfermedad   Laboral.   Litisconsorcio   facultativo   activo   –   trabajador   y   grupo   familiar  -.   ACTORES   vinculados   a   un   único   hecho   generador   –  el   invocado   consumo   de   agua   no   potable   durante   la   prestación   laboral -.

 

DAÑOS   Y   PERJUICIOS.   Reclamos  fundados   en   normas   del   Derecho   Civil.   PERJUICIOS   sufridos   por   el grupo   familiar   en   el   espacio   donde   residía.  SE   DECLARA  COMPETENCIA   DE   LA   JUSTICIA   LABORAL.

 

Unicidad   fáctica   que   aconseja   no   desdoblar  la   competencia   frente   al   riesgo   del   dictado   de   sentencias   contradictorias.  /Recomiendo   leer   infra   el    Comentario.

 

 

Expte.   17634/13   –  “M.,  H.  F.  y  otros  c/  L.  Federico   y   otros  s/  Laboral ”  –  CÁMARA   DE   APELACIONES   EN   LO   CIVIL,   COMERCIAL,   LABORAL   Y   DE   MINERÍA  (LA  PAMPA)-  SALA  II  –  14/05/2013.  Fallo   provisto   para   suscriptores.  elDial.com.   publicado   el   31/07/2.013 .

 

 

La   Sala   II   de   la   Cámara   de   Apelaciones   en   lo   Civil,   Comercial,   Laboral   y   de   Minería   de   La   Pampa  –   integrada   por   los   Jueces   Dres.   Jorge   O.   Cañón   y   Laura   B.   Torres  –   RESUELVE:  declarar   competente   al   JUZGADO   LABORAL  Nro   1   de   esta   ciudad   de   santa   Rosa   para   intervenir   en   la   tramitación   de   la   causa   principal   Nro  96. 327.

Regístrese,   remítase   copia   de   lo   resuelto   al   Sr.   Juez   a   cargo   del   Juzgado   Nro   6,   y   oportunamente   devuélvanse   las   presentaciones   actuaciones   al   Juzgado   Laboral   Nro.   1   para   su   radicación .

 

 

I.  Antecedentes   del   caso.

 

Luce   en   la   Sentencia   de   Cámara    que  ”   la   Srta.   Juez   a   cargo   del   Juzgado   Nro   6  de   la   Ciudad   de   santa   Rosa   (Provincia   de   La   Pampa ),   se   inhibe   para   intervenir   en   las   presentes   actuaciones   con   fundamento   en   `la   naturaleza   laboral   del  presente   proceso   en   virtud   de   invocarse   enfermedad   laboral contraída   en   el  marco   de   la   relación   laboral…,   encontrándose   involucrados   prima   facie   normas   y   principios   del   Derecho   Laboral  –  cuya   inconstitucionalidad   de   alguna   de   ellas   se   peticiona -,   lo   dispuesto   por   el   art.   1ro   inc.   a)   N.J.F.   Nro   986,   el   art.   78   último   párrafo   de   la   Ley   2574   y   la   entrada   en   vigencia   del   Acuerdo   Nro   3.207″  y  dispone   su   remisión   al   Juzgado   Laboral   Nro   1 ”

 

 

Acto    seguido   se   lee   en   el   pronunciamiento  dictado   por   la   Cámara   de   Apelaciones   de  Santa   Rosa   que   ”  Recepcionados   los   autos   por   el   Juzgado   Laboral   al   que   son   remitidos,   a   cargo   transitoriamente   de   la   Dra.   Fernández,   ésta   resiste   la   declaración   de   incompetencia   con   sustento   en   la   existencia   de   un   litisconsorcio   voluntario   entre   los   actores,   de   los   cuales   no   todos   los   litisconsortes   están   unidos   por   una   relación   de   trabajo,   razón   por   la   cual   entiende   que,    la   presente   acción,   no   ()   encuadra   en   lo   dispuesto   por   el   art.   1ro   de   la   N.J.F.  986. ”

 

 

Reza   la   sentencia   de   Cámara   que   ”   para   arribar   a   tal   conclusión,   sostiene   que   el   proceso   laboral   es   un   procedimiento   que   parte   de   desigualdades   preexistentes   compensatorias   que   se  dan   en  el  marco del   vínculo   trabajador-empleador   y   que   tales   circunstancias    no   se   verifican   respecto   de   los   coactores. En   consecuencia,   considerando   que    la   competencia   es   la   correspondiente   a   la   Justicia   ordinaria,   eleva   las   presentes   actuaciones   a   esta   Cámara   dando   origen   así   a   la   intervención    de   este   Cuerpo. ”

 

 

II.   La   Cámara   de   Apelaciones   en   lo   Civil,   Comercial,   Laboral   y   de   Minería  resuelve   la   cuestión   de   competencia   planteada.

 

Liminarmente,   los   Jueces   de   Cámara   que   integran   la   Sala    II   sentenciaron   ”  la   descripta   contienda   de   competencia   se   dirimirá   disponiéndose   la   intervención   del   Juzgado   de   Primera   Instancia   Laboral   Nro   1  ”   tras   lo   cual   añadieron   ”  dicha   solución   se   impone   por   razones   de   conveniencia   práctica,   de   celeridad,   concentración   y   economía   procesal. ”

 

Sentado   lo  anterior   los  camaristas   señalaron  que  ”   examinadas   las   presentes   actuaciones   surge   que   el   Sr..   H.   F.   M.    y    la   Sra.   M.  A.  S,   por   sí,   y   en   representación   de   sus   hijos   menores   promueven   demanda   a   fin   de   ser    resarcidos   de   los   daños   y   perjuicios    que    sufrieron   como   consecuencia   de   la ingesta   de   agua   con   alto   contenido   de   arsénico,   en   virtud   del   cual,   el   Sr.   M.   invoca   haber    contraído   la   enfermedad   de   Hacre  (  Hidroarsenismo  crónico  regional  endémico ),   hecho   ocurrido   mientras   se   desempeñaba   laborando   en   tareas   rurales   en   el   Establecimiento   “La   Paz”,   propiedad   del   Sr.   L.,   lugar   en   el   que   residía   con   su   grupo   familiar.

 

Los   actores   plantean   la   inconstitucionalidad   de   los   arts.   1,  6,   21,   22,   39   y   46   de   la   Ley   Nro   24.457  de   Riesgos   del   Trabajo.

 

 

Al   respecto,  los   Jueces   de   Cámara   pusieron   de   relieve   que   ”   la   sola   circunstancia   de   que   el   reclamo   lo   sea   conforme   a   un   litisconsorcio   activo  (trabajador   y   su   grupo   familiar )   en  virtud   de   estar   vinculados   todos   los   accionantes   a   un   único    hecho   generador  –  el  invocado  consumo   de   agua   no   potable   producido   durante   la   prestación   de   servicios   laborales   por   parte   de   H. F. M.  –  no   puede   importar   para   quien   alega   condición   de   trabajador,   la   exclusión   del   trámite   especial   previsto   por   la   Ley   para   contiendas   de  naturaleza   laboral. ”

 

 

“En   efecto,  no   resulta   razonable   que   el   trabajador   no   pueda   acceder   a   las   especiales  protecciones   del   proceso   específico   por   una   circunstancia   formal   como   lo  es   la   conformación   de   un   litisconsorcio    facultativo   activo,   cuando   el   art.   1ro   de   la   N.J.F.   establece   expresamente   la   competencia   del   Juzgado   Laboral   en   reclamos   fundados   en   normas   del   Derecho   Civil,   pero   que   por   distintas   razones   de   conxidad   vinculadas   al   trabajador   deben   ser   conocidas   y   juzgadas   por   el   Juez   del   Trabajo,   “aunque   se   funden  en   dipsosiciones   del   derecho   común   aplicables   a   aquél. ”  –  afirmó   la  Sala –

 

 

Finalmente,   los   Dres.   Jorge  O.   Cañón   y   Laura   B.   Torres,   manifestaron   ” es   que,   el   nexo  causal   invocado   en   este   reclamo   deviene   de   circunstancias   que   habrían   ocurrido   en   ocasión   de   la   relación   de   trabajo   del   Sr.   M.   y   por   la   afectación   de   la   salud   tanto   del   nombrado   como   de   su   grupo   familiar,   cuestiones   fácticas   que,   por   su   directa   y   estrecha   conexidad   con   el   trabajo   dependiente   invocado,   deben   entonces   quedar   sometidas   al   conocimiento   exclusivo    del   Juez   del   Trabajo,   pues   la   prealudida   unicidad    fáctica   aconseja   no   desdoblar   la   competencia   frente   al   riesgo   del    dictado   de   sentencias   contradictorias   con   respecto   a   los   hechos   en   que   se   sustentan   las   respectivas   pretensiones   de   los   actores. ”

 

 

Comentario

 

La    importancia   del   presente   fallo   radica   en   mantener  al   trabajador   en   su   Fuero   específico,  aunque  haya  demandada  en  litisconsorcio  con  su  grupo   familiar   por  enfermedad  laboral  por  él  contraída   con   motivo  y  en  ocasión  de   su   trabajo,   originada  en  el  consumo   de   agua  no  potable  –  enfermedad   de   Hacre    o   `Hidroarsenismo   crónico   regional   endémico  ´-  y   requiriendo   la   reparación  de  los   daños   y   perjuicios  ocasionados   al   grupo   familiar   y  aún   más   a   él   mismo –  por  haber  contraído  la  enfermedad  mencionada –  debido  a   la   ingesta     de   agua   no   potable.

 

 

Corresponde   remarcar  que  –  aunque  no  surge  de  la  publicación –   atento  que  la  demanda  fue   acompañada  del   pedido   de   declaración   de   inconstitucionalidad    de   varios   artículos   de   la  Ley  de  Riesgos  de  Trabajo  Nro.  24. 557,   la  enfermedad   fue   contraída   por   el   trabajador   y   los   daños    y    perjuicios  acaecieron   bajo  el   régimen  de  la   Ley   24. 557,  modificada  el  26   de  octubre   de  2.012   por   la   Ley  N   26.773.

 

 

Tratándose  de  una  cuestión   de  competencia  ,   el  pronunciamiento  no  menciona  ni  hace  falta  que  lo  hubiera  hecho,   la  Ley  N   26.773   modificatoria   de  la  Ley  de  Riesgos   de  Trabajo   24.557.  Justamente  lo   criticable   de  la  nueva  Ley  promulgada  el  26/10/2.012,   es  disponer   que  la   acción   civil   creada   pro   la  misma  debe  tramitarse  en  el  Fuero  Civil, fuero  que  no  es  el   natural  y  protector  del  trabajador.

 

Mucho  se  viene  escribiendo  sobre  tal  cuestión,  dado  que  antes  de  su  vigencia  –  aunque  la  ley  24.557  en  su  artículo  39  no  permitía  ejercer  la  acción  civil,  se  hacía  caer  la  norma  con  una  declaración   de  inconstitucionalidad  (recordar caso “Aquino”  de  la  CSJN y  los  que  le  siguieron)  y   se  tramitaba  el  reclamo  resarcitorio  de  daños  y  perjuicios  en  el  fuero  laboral.

 

En  cambio,  todo  accidente   o  enfermedad  que  haya  acontecido  o  se  hubiere  contraído  respectivamente,  después  de  la  puesta  en  vigencia  de  la  Ley  26.773   es   pasible  de  una  “opción   excluyente “:  o  bien  se  reclama   a   al  ART  o  bien  se  opta  por  la  acción  civil  a  tramitarse  en  el  Fuero  Civil,  no  conveniente  al  trabajador.

 

El   fallo   de  la  Cámara  de  Santa  Rosa   resuelve  esta  cuestión   de  competencia,  remitiendo  los  reclamos   fundados   en  normas   del  Derecho   Civil,  al  fuero  laboral.  Habrá   que   esperar   para   conocer   que  suerte  corre  esta  demanda  al  oponer   las  defensas  el  empleador.  Estaremos   atentos  a  ello.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: