La Empleadora dio por Extinguido el Contrato de Trabajo por Jubilación del Trabajador sin que esté cumplido el recaudo de integración total de los aportes necesarios.La Cámara lo condenó a pagar las indemnización por despido incausado.

by Dra. Adela Prat on junio 9, 2013

SUMARIO.  EXTINCIÓN  DEL  CONTRATO  LABORAL  POR  JUBILACIÓN  DEL  TRABAJADOR.  Art.  252  de la  Ley  20.744.  Incumplimiento  de  recaudo    integración  de  aportes  necesarios  para  proceder  a  la  extinción  del  vínculo .  Empleadora  que  debió  cerciorarse,  extremando  los  medios  disponibles,  para  verificar  el  cumplimiento  de  los  requisitos  previstos  en  la  norma.  Mayor  posibilidad  que  tenía  la  Entidad  demandada  para  recabar  la  información  fehaciente.  DESPIDO  INJUSTIFICADO.  Cálculo  de  la  indemnización  por  despido.  Indemnización  por  preaviso  omitido  e  integración  del  mes  de  despido :  improcedencia.  Recomiendo  ver  infra  las  conclusiones.

 

 

SD  45247  –  Causa  15.678/2008 –  “Maguna  Manuel  Bernardo  c/  Banco  de  la  Nación  Argentina  s/  despido ”  –  CNTRAB  –  SALA  VII  –  24/04/2.013.

 

 

La  Sala  VII  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo    integrada  por  los  jueces  Dres.  Néstor  Miguel  Rodríguez  Brunengo  y  Beatriz  Inés  Fontana    RESUELVE :  1)  REVOCAR  EL  DECISORIO  DE  GRADO  y  CONDENAR  a   “Banco  de  la  Nación  Argentina”  a  abonar  al  actor,  dentro  del  quinto  día  de  quedar  firme  la  liquidación  prevista  en  el  art.  132  de  la  L.O.,  la  suma  de  $  184.404,82  con  más  los  intereses  desde  que  cada  suma  es  debida  y  hasta  su  efectivo  pago,  aplicando  para  ello  la  tasa  activa  que  fija  el  Banco  de  la  Nación  Argentina  en  sus  operaciones  de  descuento ( conf.  art.  622  C.C.  y  Acta  CNAT  Nº  2357 ).  2)  Dejar  sin  efecto  lo  dispuesto  lo  decidido  en  origen  respecto  de  costas  y  honorarios.  3)  Imponer  las  costas  de  ambas  instancias  a  cargo  de  la  demandada  vencida  en  lo  principal  (art.  68  CPCCN) .

 

 

La  Sentencia  dictada  en  Primera  Instancia     revocada  en  el  Tribunal  de  Alzada    que  desestimó  la  demanda   interpuesta ,  motivó  la  apelación  de  la  parte  actora.  Se  agravia  la  parte  actora  en  tanto  considera  que  (i)  el  despido  dispuesto  por  la  empleadora  no  cumple   con  los  requisitos  que  impone  el  artículo  252  LCT ;  (ii)  estima  errónea  la  apreciación  efectuada  por  la  Juez   a  quo  que  entendió  que  el  actor  no  había  mostrado diligencia  en  su  actuar;  (iii)  también  considera  que  la  obtención  del  beneficio  jubilatorio  no  obsta  al  progreso  de  la  acción;  (iv)  por  último  se  queja  por  la  imposición  de  costas  determinadas  en  origen.

 

 

La  Sala VII  interpreta  que  el  recurso  deducido  por  el  actor  será  favorablemente  receptado.

 

El  Sr.  Juez  preopinante,  Dr.  Néstor  M.  Rodríguez  Brunengo  inicialmente  señaló  que  “la  Empresa  optó  por  la  modalidad  extintiva  prevista  en  el  art.  252  LCT  a  fin  de  proceder  al  despido  del  trabajador. Destacó,  en  tal  sentido  que   el  acto  extintivo  importa  en  todos  los  casos  la  excepción  al  principio  de  continuidad  (art. 10  LCT)  que  rige  la  relación  laboral  máxime  cuando, como  en  el  presente  caso,  la  inobservancia  de  los  requisitos  a  los  que  alude  la  norma   bajo  análisis (art. 252  LCT),  implican  consecuencias  tan  disvaliosas  para  el  trabajador,  dado  que  la  decisión  de  despedir  invocando  la  normativa  aludida  conlleva,  nada  menos,  que  el  traspaso  del  régimen  laboral  al  previsional  en  lo  que  a  remuneración  se  refiere.”

 

 

Acto  seguido  remarcó  que   lo  dicho,  tipifica  la  situación  que  debió  soportar  el  trabajador  cuando  al  haberse  vencido  el  plazo  de  transición,  previsto  en  el  art.  252  LCT    incluso  el  dispuesto  por  la  empresa  el  actor    que  se  había  desempeñado  para  el  Banco  durante  más  de  17  años -,  tuvo  que  afrontar  nada  menos  que  el  cese  de  cobro  de  sus  salarios  desde  el  04.03.07,   sin  posibilidad  alguna  de  lograr  su  inserción  en  el  sistema  previsional  lo  que  ocurrió  recién  el  29. 09. 08 -,  por  causas  que  en  modo  alguno  le  resultan  imputables. “

 

 

 Por  el  contrario,  la  falta  de  diligencia  de  la  empresa ( art.  79  LCT )  determina  en  última  instancia  el  perjuicio  sufrido  por  el  actor “    afirmó  el  camarista -.

 

 

En  tal  sentido  puntualizó  que  ” la  empresa  debió  cerciorarse,  extremando  todos  los  medios  que  disponía,  para  verificar  que  se  encontraban  cumplidos  los  requisitos  que  impone  la  norma  para  eximirse  de  responsabilidad  alguna  en  lo  futuro    tras  lo  cual  añadió   me  interesa  destacar,  la  mayor  posibilidad  que  tenía  la  entidad  demandada  en  autos  (Banco  de  la  Nación  Argentina)  en recabar  información  fehaciente   y  concreta  para  el  caso,  cuando  es  nada  menos  que  una  empresa  del  misma  grupo,  la  que  informa  al  actor  el  incumplimiento  de  aportes –  Nota  de  26.10.07  a  fs

 

 

El   Sr.  Juez  de  Cámara  votante  en  primer  término    a  cuyo  voto  adhiere  oportunamente   la  Dra  Beatriz  I.  Fontana    puso  de  relieve  que  ” el  despido  del  trabajador  no  se  encuentra  justificado,  por  no  hallarse  cumplido  el  requisito  que  exige  el  art.  252  LCT,  esto  es,  la  integración  de  los  aportes  necesarios  para  proceder  a  la  extinción  del  vínculo .”

 

 

En  conclusión,  el  Magistrado   integrante  de  la  Sala  VII   manifestó:  ” procederá  la  indemnización  por  antigüedad  prevista  en  el  Art.  245  LCT  calculada  a  partir  del  tope  indemnizatorio  establecido  en  el  Anexo  II  de  la  Resolución  1155/2007  que  a  partir  del  04. 05. 05  ascendió  a  la  suma  de  $  7. 231, 55 (conforme  lo  informado  por  la  perito  contadora  en  el  punto J)  del  cuestionario  de  la  actora  que  no  se  encuentra  impugnado;  de  este  modo  la  indemnización  que  establece  el  art.  245  ascenderá  a  la  suma  de  $  122.936,55 .”  (1)

 

 

Por  qué  no  corresponde  indemnización  por  falta de  preaviso  ni  integración  mes  de  despido.

 

Por  el  contrario  el  Sr.  Juez  preopinante  dejó  claro  que    no  prosperará  la  indemnización  por  preaviso  omitido,  toda  vez  que  la  observancia  del  plazo  previsto  en  el  art.  252  LCT  ( un  año )  y  su  respectiva  prórroga  ( dos  meses ),  debidamente  notificados,  subsume  el  cumplimiento  que  indica  el   art.   232  LCT,  y  como  lógica  consecuencia,  tampoco  prosperará  la  integración  del  mes  de  despido  prescripta  en  el  art.  233  LCT,  que  requiere  para  su  procedencia  la  omisión  del  preaviso  aludido.

 

 

El  artículo  252  LCT  dispone   expresamente  que  habiéndose  otorgado  al  trabajador  el  plazo  de  un  año  para  realizar   los  trámites   jubilatorios  en  la  oportunidad   de  ser  intimado  por  el  empleador,  no  corresponde  pagar  la  indemnización  por  falta de  preaviso.

 

 

 

Incrementos  indemnizatorios :  uno  procede.  Otro, no.

 

1.  Toda  vez  que  el  despido  directo  se  produjo  el  día  04.03.07,  vigente  prosperará  asimismo  el  incremento  establecido  por  el  art.  16  de  la  Ley  25.561,  que  conforme  lo  establecido  por  el  Decreto  1433/05  y  la  Ley  26.204   asciende  al   50%  de  la  indemnización  establecida  por  el  art.  245  de  la  L.C.T.,  cuyo  monto  en  la  presente  es  de  $  61. 486,27.

 

 

2.  Con  relación  al  art.  2º  de  la  ley  25. 323,  si  bien  es  verdad  que  el  actor  cumplió  con  la  formalidad  legal  al  solicitar  el  pago  de  las  indemnizaciones  por  despido,  frente  a  las  particulares  circunstancias  que  rodearon  al  distracto,  el  Magistrado  de  Cámara  interpretó  que  en  virtud  de  lo  preceptuado  por   el   art.  2º  Ley  25.323   in   fine,   corresponde  eximir  a  la  demandada  del   incremento  previsto.

 

 

Como  corolario  de  lo  expuesto,  el  reclamo  del  actor  prosperó  por  la  suma  total  de  $  184. 404,  82  que  deberá  ser  abonada  por  la  demandada  dentro  del  quinto  día  de  quedar  firme  la  liquidación  prevista  en  el  art.  132  de  la  L.O ( Ley  18.345  de  Procedimiento  Laboral). Los  intereses  se  liquidarán  sobre  dicho  monto  desde  que  cada  suma  es  debida  y  hasta  su  efectivo  pago,  aplicando  para  ello  la  tasa  activa  que  fija  el  Banco  de  la  Nación  Argentina  en  sus  operaciones  de  descuento  ( conf.  art.  622  C.C.  y   Acta  CNAT  Nº  2357).  Costas  de  ambas  instancias  a  cargo  de  la  parte  demandada.

 

 

Referencia

 

(1)  IMPORTANTE.   En  numerosos  precedentes,  el  Tribunal  del  Trabajo  ha  declarado  la  inconstitucionalidad  del  tope  previsto  para  el  cálculo  de  la  indemnización  por  antigüedad  y  dispuesto,  en  cambio,  la  aplicación  de  la  doctrina  del  fallo ” Vizzoti…”  de  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  –  tal  como  lo  solicita  la  actora  en  su  demanda  -.  En  el  presente  caso  teniendo  en  cuenta  que  la  mejor  remuneración  del  actor  ascendió  a  $  9.209,82  ( según surge  de  la  pericial  citada ),  al  calcularse  el   67%  de  la  misma  ( $  6. 170,57 )  conforme  dicha  doctrina,  se  arribaría  a  una  remuneración  inferior  al  tope  determinado  por  el  convenio  ($  7. 231, 55),  por  lo  que  corresponde  la  aplicación  de  este  último.

 

 

Conclusiones

 

El actor  trabajó  a  las  órdenes  de  Banco  de  la  Nación  Argentina  durante  17  años.  El  día 04.03.06   lo   intimaron  para  que  comience  los  trámites  necesarios  para  obtener  su  jubilación,  y  le  concedieron  el  plazo  de  un  año  más  de   trabajo   remunerado.  Siguiendo  la  letra  del  artículo  252  de  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo,  el  día  04.03.07 ,  Banco  Nación   consideró  extinguido  el  Contrato  de  Trabajo  sin  obligación  de  pagar  indemnización  alguna, tal  como  lo  dispone  la  norma  citada.

 

No  obstante el  empleador  no  había  cumplido  todos  los  requisitos  necesarios  (comienzos  del  art. 252  LCT )  dado  que  –  pudiendo  hacerlo  a  través  de  una  empresas  del  grupo  no  verificó   previamente  si  se  encontraban  totalmente  integrados  los  aportes  necesarios  para  proceder  a  la  extinción  del  contrato  de  trabajo.

 

En  consecuencia,  el  trabajador   quedó   sin  remuneración  desde  el   04.03.2.007   y   además,  sin   la  posibilidad  de  acceder  al  beneficio  previsional,  el  que  recién  obtuvo  el  día  29.09.08.

 

La  Sala VII  del  Fuero  Laboral  interpretó  que  Banco  Nación  incumplió  un  recaudo  el  recién  mencionado y  que  debió  cerciorarse,  extremando  los  medios  disponibles,  para  verificar  el  cumplimiento  de  los  requisitos  previstos  en  la  norma  ( Art.  252  LCT ),  y de  ese  modo   eximirse  de  responsabilidad  alguna  en  lo  futuro;   máxime  que  Banco  Nación  contaba  con  una  mayor  posibilidad  para  recabar  la  información  fehaciente  ( una  empresa  del  mismo  grupo  es  la  que  informa  el  incumplimiento  de  aportes ).

 

En  base  a  lo  expuesto,  la  Excma. Cámara  revocó  la  sentencia  dictada  en  la  anterior  instancia  y  consideró  que  el  despido  del  trabajador  no  se  encuentra  justificado. Le  reconoció  la  indemnización  por  los  17  años  de  antigüedad  tomando  como remuneración  la  que  fija  el  Convenio ( Anexo  II  de  la  Resolución  1155/2007)  por  ser  más  favorable  que la  resultante  de aplicar  el  tope  originado en la aplicación  del  fallo  “Vizzoti..” de  la  CSJN.

 

Finalmente  es  condenada  la  demandada  a  abonar  al  actor  dentro  de  los  5  días  de  quedar  firme  la  liquidación  art  132  L.O. (Ley 18.345  de Procedimiento Laboral )  la  suma  de  $  184.404,82  con  intereses  tasa  activa  que  fija  Banco  Nación  para operaciones  de  descuento,  desde  que  cada  suma  es  debida  hasta  el  efectivo  pago. Con  las  costas  de  ambas  instancias  a  cargo  de  la  empleadora  demandada.

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: