Un Dictamen del Fiscal General ante la Cámara del Trabajo considerando inaplicable la Ley 26.773 a un accidente de trabajo ocurrido con anterioridad a la entrada en vigencia de la nueva Ley . La acción civil intentada es competencia del Fuero Laboral y no es la acción del art. 4 Ley 26.773.

by Dra. Adela Prat on marzo 16, 2013

EL  DICTAMEN DEL  FISCAL GENERAL ANTE  LA CÁMARA NACIONAL  DE  APELACIONES DEL TRABAJO,  Sr. Dr.  Eduardo O. Álvarez ,  Dictamen  Nº  56.350  de   fecha  8/02/2.013 ,  en los  Autos Caratulados   ” Virgilli  Darío  Ernesto  c/  Federación  Patronal  Seguros  S.A.  y  Otros  s/  Accidente –  Acción  Civil ”  Expte. Nro.  53.199/2012 –  Sala V -  hace  un  análisis  sobre  la  reforma  introducida  por  la  Ley  26.773   en materia  de  Riesgos  del  Trabajo . Muy  interesante . Accidente  de  trabajo  ocurrido  antes  de  la  entrada  en vigencia de  la  Ley  26.773 ,  no  puede  iniciar  la  acción  civil   ante  el   fuero  civil ,  acción  contemplada  en  el art. 4º  y  17  inc 2º de  la  nueva  Ley  26.773 .  Es  competente  la Justicia  del  Trabajo  y  para iniciar la  acción  civil  tiene  que  pedir  se   declare  la  inconstitucionalidad  del  artículo  39   de  la  Ley  24.557   fundamentado  en  el  fallo  ”  Aquino “  y otros  de  la  CSJN .

 

 

 

Hasta  ahora  sólo  hemos  publicado  dos  fallos  que  aplican  la  Ley 26.773 ,  modificatoria  de  la  Ley  24.557  de  Riesgos  del  Trabajo  ;  uno  de  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del  Trabajo  y   por  otro  lado , el   primer  fallo  del  país  que  fue   dictado   por  los  Tribunales  de   Mendoza Este  último ,  en  una  acción  dirigida  contra  la  ART  -  desistida  contra  el  empleador  -  aplica  retroactivamente  la  Ley  26.773   tras  considerar  que  es  la  ley  más  favorable    para  el  trabajador .      Por  lo  contrario ,  el  Dictamen  que  vamos  a   conocer ,   fundamenta  por  qué  no  se  puede  aplicar  retroactivamente  la  Ley  26773   a  un  accidente  ocurrido  con  anterioridad  a  la  entrada  en vigencia  de  esta  última ,  en  una  acción  dirigida  contra  la  empleadora  e  intentando  la  acción   civil .-

 

 

Esta  tarde  vamos  a  conocer  el  Dictamen  del  Fiscal  General  ante   la Cámara Nacional   de  Apelaciones  del  Trabajo  en  los  autos  mencionados  al  comienzo .  Aconseja  que  se  revoque  la   resolución  adoptada  por el  Juez  Nacional  de  Primera  Instancia  del  Trabajo ,  que  declaró   la   incompetencia   material  del  Fuero  del   Trabajo  tras  considerar  operativo  el   art  17  inc  2º  y  el  art  4º  de  la  nueva  Ley  26.773   y  deriva  el  caso  a  la  competencia  del   Fuero  Civil .  El  Sr.  Fiscal  General  fundamenta  su  criterio  en que  un  accidente  de  trabajo  ocurrido  antes de  la  entrada en  vigencia  de la Ley  26.773  sigue  siendo  competencia  del  Fuero  Laboral   cuando  esgrime   la  acción civil  de  reparación  integral   que  deberá  hacerlo   vía   pedido  de  declaración  de   inconstitucionalidad   del   artículo  39   de  la  Ley  24557,  ( ley  vigente  al  momento  de  acaecer  el  accidente )  evocando  el  precedente  ”  Aquino ”  y  otros  de  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación .

 

 

El caso

 

Relata  el  Sr.  Fiscal  General  que  el  actor  es  un  trabajador  que  alega  haber  sufrido  un  accidente  de  trabajo el  25  de  febrero  de  2.011 ,  y  que  el  6  de  noviembre  de  2.012  interpuso  una  acción  fundada  en  los  arts.  1.113  y  concs.  del  Código  Civil  y  en  la  responsabilidad  emergente  de  la  violación  de  las  normas  de  higiene  y  seguridad  ,  destinada  a  obtener  el  resarcimiento  pleno  de  la  incapacidad  que  aduce  padecer .

 

 

Nos  dice  que  la  Señora  Juez  ” a  quo ” ,  de  conformidad  con  el  Dictamen  Fiscal ,  DECLARÓ  LA  INCOMPETENCIA  MATERIAL  de  esta  Justicia  Nacional  del  Trabajo  para  entender  en  las  presentes  actuaciones  ,  porque  consideró  que  regía  el  art.  17  inc.  2º  de  la  Ley  26.773  y  que ,  ante  la  aplicación  inmediata  de  las  disposiciones  adjetivas ,  cobraba  operatividad  la  atribución  de  COMPETENCIA  CIVIL  prevista  en  el  artículo  4º  de  la  referida  norma .

 

 

Tal  decisión  ha  sido  apelada  por  el  demandante   y   V.E.  solicita  la  opinión  del  Fiscal  General  ante  la  Cámara  acerca  de  la  viabilidad  de  la  queja .

 

 

La  opinión  del  Fiscal  General  ante  la  Cámara.

 

 

Se  refiere  en  primer  término  a  los  artículos  3º  del  Código  Civil  Argentino  y  que  se  reitera  en  el  artículo  7º  del  Proyecto  de  Código  Civil  y  Comercial   elaborado  por  los  Dres.  Ricardo  Luis  Lorenzetti ,  Elena  Higton  de  Nolasco  y  Aída  Kemelmajer  de  Carlucci .  Al  respecto  recuerda  que    conforme   al   artículo  3º  del  Código  Civil  ,  con  carácter  general ,   las   leyes  rigen  para   el  futuro ,  sin  retroactividades  implícitas ,  salvo  disposiciones  expresas ,  cuyo  límite  es  la  garantía  constitucional  de  la  propiedad   (  ver  ,  en  particular ,  Salvat  ,  Raymundo  ,    Tratado  de  Derecho  Civil  Tomo  I ,  Nro.  299   y   las  precisas  reseñas  de  Jorge  E.  Lavalle  Cobo  en    Código  Civil  y  Leyes   complementarias  .  Comentado  ,  anotado  y  concordado  “, obra   de  Belluscio ,  Augusto  César  y  Zannoni ,  Eduardo ,  Tomo  I , págs.  16  y  sgtes ).”

 

 

Manifiesta  que  resulta  útil  la  lectura  de  la  obra  clásica  de  Paul  Roubier ,    Le  Droit  Transitoire ”  ,  París 1960 ,  y  la  impecable  síntesis  de  Jorge  Lavalle  Cobo  entre  ”  hechos  cumplidos “   en  el  Derecho  Romano  y  las  ”  situaciones  en  curso “.  Con  respecto  a  los    hechos  cumplidos ,  las  situaciones  creadas  o  extinguidas  bajo  el  imperio  de  una  Ley  precedente  no  pueden  ser  ”  retomadas ”  por  una  ley  posterior ,  que  exija  condiciones  diferentes  para  su  creación  o  extinción .  En  cambio ,  en  lo  que  concierne  a  las    situaciones en  curso  ,  las  nuevas  leyes  asumen  su  regulación  general .  Vale  decir ,  que  es  posible  ” retomar  la  situación  que  se proyecta  en  el  tiempo  y  regularla  en  todo  aquello  que  no  pueda  reputarse  como  ”  hecho  cumplido ” .

 

 

En  tal  sentido   el  Sr.  Fiscal  General    en  su  Dictamen   efectúa una  proyección  de  tales  afirmaciones ,  en  lo  que  hace  a  hechos  dañosos  que  generan  responsabilidad ,  por  ejemplo  un  accidente  de  trabajo  ,  lo  cual  impone  concluir  que  éstos  se  rigen ,  en  lo  que  hace  a  sus  consecuencias  resarcibles,  por  el  marco  normativo  vigente  al  momento  en  que  se  produjeron .  Es  decir  ,  que  no  corresponde  aplicar  la  nueva  norma  de  la  Ley  Nº  26.773 ,  cuando  el  accidente  fue  anterior  a  la  puesta  en  vigencia  de  dicha  ley    ( conforme  Fallo  Plenario  Nro.  225 ,  autos    Prestiácomo  Luis  c/  Pirelli  S.A.  donde  la  Cámara  Nacional  de  Apelaciones  del Trabajo  sustentó  el  principio  de  que  la  ley  vigente  al  momento  del  siniestro,  fijaba  los  alcances  de  la  responsabilidad  del  empleador  respecto  de  la  obligación  de  indemnizar ,  doctrina  pacífica ,  luego  reiterada ,  muchos  años  después,  cuando  se  analizó  el  Fallo  Plenario  Nº  277  en  el  Expediente  ”  Villamayor  José  Domingo  c/  La  Franco  Argentina  S.A.  al  que  hace  expresa  referencia  el  trabajador  recurrente  ).”

 

 

El  Dr  Eduardo  O. Álvavez  deja  bien  claro  que    la  conclusión  reseñada  está  referida  al  Derecho  de  Fondo  porque,  como  es  sabido ,  lo  atinente  al  ordenamiento  procesal  es  siempre  de  aplicación  inmediata ; y  no  admite  retroactividades  que  podrán  alterar  la  estructura  del  proceso  y  violar  el  derecho  de  defensa  “.

 

 

A  prepararse  para  leer  lo  que  sigue  en  el  Dictamen :    es  insoslayable  efectuar  una  advertencia  clara  de  algo  que  no  ha  sido  tenido  en  cuenta  en  la  anterior  instancia :  este  principio  rige ,  en  tanto  y  en  cuanto  el  derecho  al  que  se  le  aplica  la  nueva  norma  procesal  hubiese  existido  con  anterioridad  a  la  creación  de  ésta ,  y  no  en  aquellos  casos ,  como  el  que  nos  reúne ,  en  los  cuales  la  misma  ley  prevé  una  acción  que  no  existía  y  le  prescribe  un  tratamiento  específico . “

 

 

”  El  lamentable  texto  originario  de  la  Ley  24.557 ,  en  su  patético  artículo  39 ,  vedaba  a  los  trabajadores  el derecho  de  todos  los  ciudadanos  de  remediar  todo  transgresión  al   alterum  non  laedere  mediante  la  interposición  de  una   acción  fundada  en  el  Derecho  Civil ,  y  dirigida  a  obtener  una  reparación  integral .  Esta  disposición  aberrante  fue  descalificada  por  la  Corte  Suprema  de  Justicia  de  la  Nación  en  la  Sentencia  dictada  el  21  de  septiembre  de  2.004  en  los  autos  ”  Aquino  Isacio  c/  Cargo  Servicios  Industriales  S.A.  (  Fallos  327 : 3753 ),  que  significó ,  el  retorno  a  la  seriedad  científica  en  la  Argentina        ( ver  ,  al  respecto  ,    Apuntes  y  reflexiones  sobre  la  validez  constitucional  del  artículo  39  de  la  Ley  24.557  en  la  Revista  de  Derecho  Laboral,  Ley  de  Riesgos  del  Trabajo  -  I , 2001-2 , ed.  Rubinzal  Culzoni , págs.  155  y  sgtes.  y    El  fallo   Aquino ” :  el  esperado  retorno  de  la  seriedad  científica  a  la  Argentina    en  Revista  de  Derecho  Laboral  ,  Volumen  2.004 ,  Rubinzal  Culzoni  , págs.  155  y  sgtes  ; ambos  trabajos  de  autoría    del  Dr.  Eduardo  O. Álvarez ) .

 

 

No  obstante ,  el  Señor  Dr.  Fiscal  General  ante  la  C.N.A.T.  puntualizó   que    pese  a  la  posición  del  Alto  Tribunal  y  al  clamor ,  tanto  jurisdiccional  como  académico  ,  que  suscitó  una  disposición  ostensiblemente  inconstitucional ,  la  verdad  es  que  la  norma  rigió  17  años  y  todos  esperábamos  con  callada  resignación ,  su  derogatoria ,  que  recién  tuvo  lugar  con  la  promulgación  de  la  Ley  26.773 ,  en  su  art.  17  ”

 

 

“Esta  última  disposición  legal  y  el  consecuente  restablecimiento  de  la  acción  civil ,  sólo  puede  regir ,  nos  guste  o  no ,  para  los  infortunios  acaecidos  con  posterioridad  a  los  ocho (8)  días  de  su  publicación,  de  acuerdo  con  los  principios  ya  reseñados ,  que  se  aplican  por  seriedad  científica,  y  soslayando  nuestras  preferencias  de  contenido.  Por  lo  tanto ,  si  un  trabajador  se  accidentó  con  anterioridad  a  la  vigencia  de  la  Ley  26.773 ,  debe  obtener  un  pronunciamiento  judicial  que  invalide  el  art.  39  de  la  Ley  24.557 , a  la  luz  de  la  doctrina  sentada  en  el  caso    “Aquino”  ” ,  aunque  su  acción  la  interponga  luego .  La  reforma  no  prevé  una  retroactividad  expresa  en  este  punto ,  y  no  sería  admisible  la  aplicación  del  nuevo  diseño  para  hechos  generadores  de  responsabilidad  que  constituyen  ”  hechos  cumplidos  ”.  Tendremos  ,  pues ,  una  supervivencia  del  precedente    Aquino  y  no  está  mal  si  pensamos  que  también   implica  la  celebrable  agonía  del  art.  39  de  la  Ley  24.557 ”  -  afirmó  el  Fiscal  General  -

 

 

Continúa  el  Dictamen  expresando  :    Hago  estas  aclaraciones ,  para  enfatizar  algo  que  ya  he  dejado  traslucir  .    El  art.  17  inc.  2º  de  la  Ley  26.773  que ” asombra ” al  establecer  la  competencia  de  la  Justicia  Nacional  en  lo  Civil  para  los  reclamos  previstos  en  el  último  párrafo  del  art.  4º ,  o  sea  los  iniciados    por  la  vía  del  derecho  civil ” ,  sólo  puede  ser  aplicable  a  las  acciones  que  emergen  de  la  derogatoria  del artículo  17  inc. 1 ,  o  sea ,  las  que  nacen  del  final  esperado  del  art.  39  de  la  Ley  24.557.   REITERO ,  un trabajador  accidentado  antes  de  la  vigencia  de  la  Ley  26.773  no  puede  interponer  una  acción  fundada  en  el  Derecho  Civil   partiendo  de  la  premisa  de  que  se  derogó  el  art.  39  de  la  Ley  24.557 ,  ya  mencionado  

 

 

 Nos  encontramos  ,  pues ,  ante  un  supuesto  de  norma  procesal   llamada  a  regir   una  acción  que  la  ley  crea  para  el  futuro ,  ya  que  no  existe  la  ” abolición  judicial ”  del  art.  39  de  la  Ley  24.557  y ,  pese  a su  auspiciosa  muerte ,  sigue  siendo  aplicable  para  aquellas  personas  que  tienen  la  doble  desdicha  de  ser  víctimas  y  haberse  accidentado  antes  de  que  el  Poder  Legislativo  hubiera  remediado  la  inconstitucionalidad  de  dicha  norma  .  ”  -  afirmó  el  Sr  Dr.  Fiscal  General.

 

 

Continuando  con  la  argumentación,  el  Dr  Alvarez  dijo :    No  se  trata  ,  pues  ,  de  transgredir  el  principio  de  aplicación  inmediata  de  las  disposiciones  procesales ,  sino  de  efectuar  un  análisis  que  no  sea  lineal  y  de  advertir  que  esta  pauta  no  se  vulnera  cuando  la  norma  de  fondo  y  la  de  forma   nacen  en  el  mismo  acto  normativo . “

 

 

 Para  expresarlo  de  la  manera  más  cartesiana  posible .  La  ley  establece  para  el  futuro  una  acción  que  no  existía ,  y  le  crea  un  proceso  adjetivo  que ,  accesorio  de  lo  sustantivo ,  sólo  puede  regir  con  aquella  pretensión  de  fondo  .  Una  interpretación  contraria  significaría  la  retroactividad  de  la  porción  de  la  norma  que  sólo  fue  concebida  como  aditamento  porque ,  repito ,  una  acción  fundada  en  el  Derecho  Civil ,  con  sustento  en  un  accidente  anterior  a  la  vigencia  de  la  Ley  26.773  debe  presuponer  una  desactivación  constitucional  del  art.  39  de  la  Ley  24.557 ,  y   no  es  una    acción  del  art.  4  último  párrafo “,  para  utilizar  la  expresión  del  art.  17  inc.  2º .     ( Del  Dictamen  del  Fiscal  General   Eduardo  O. Álvarez ).

 

 

Añadió  que en  síntesis ,  y  a  riesgo  de  ser  reiterativo ,  afirmo ,  sin  duda  alguna,  que  la  acción  fundada  en el  Derecho  Civil  que  interpone  un  trabajador  accidentado  con  anterioridad  a  la  vigencia  de  la  Ley  26.773 ,  no  es  la  acción  del  art.  4  de  esta  norma , sino  otra,  disímil  ,  incluso ,  en  la  fundamentación  que  requiere” .

 

 

Finalizando se  lee  en  el  Dictamen    Aún  dejando  de  lado  esta  argumentación ,  decisiva  por  cierto ,  resalto  que ,  en  este  caso  concreto ,  el  demandante  ha  invocado  expresamente  lo   dispuesto  por  el  art.  75  de  la  L.C.T.  y  este  sustento  normativo  de  la  acción ,  más  allá  de  lo  que  se  resuelva  en  el  momento  procesal  oportuno  en  torno  a  su  admisibilidad  final ,  torna  aplicable  lo  dispuesto  por  el  art.  20  de  la  Ley  18.345 ,  como  he  sostenido  desde  antiguo (  ver  ,  entre  otros  ,  Dictamen  Nro.  14.582  del  15/06/1993  en  autos  ”  Cevallos  Conrado  Emilio  c/ Y.P.F.  Yacimientos  Petrolíferos  Fiscal  S.A.  s/  Accidente  -  Acción  Civil  ”  y,  asimismo ,  mi  monografía    El  artículo  75  de  la  Ley  de  Contrato  de  Trabajo  y  el  destino  paradójico  del  deber  de  seguridad “,  ERREPAR – DEL - ,  tomo  VII ,  págs.  437  y  sgtes.  ) “.

 

 

 Todo  lo  expresado  me  lleva  a  propiciar  la  revocatoria  de  la  resolución  recurrida  en  cuanto  declara  la  incompetencia  de  esta  Justicia  Nacional  del  Trabajo  para  conocer  en  las  presentes  actuaciones

 

Tenga  V.E. por  evacuada  la  vista

 

 

Buenos  Aires , 8  de  febrero  de  2.013

Eduardo  O. Álvarez

Fiscal  General

 

Publicado  por el Dial.com  express , del  jueves  14  de  marzo  de  2.013 –  Año  XVI  -  Nº  3.715 -

 

 

 

Artículos relacionados...

Leave a Comment

Previous post:

Next post: